Plano picado y contrapicado

La memoria histórica, Aldo Moro y Segundo Llorente. ©

06.12.18 | 20:56. Archivado en Historia, Política

¿Qué es eso de La Memoria Histórica? Si es memoria de algo, ese algo es historia; y si no ha ocurrido nunca, no es memoria sino mentira, engaño, un quiero que fuese y un no puedo más que mentir. O la "alta filosofía" de cambiar los nombres de las calles. Si locura es el proponer tal "memoria" para esquizofrenia de la verdad, más vergonzoso resulta como bálsamo de los que huyen de la verdadera Historia .

La Memoria Esa no es sólo cosa de vendidos paniaguados que le hacen sitio en sus corros, en sus redacciones y en sus medios. También se suman los clérigos "cristiano-demócratas". Que ya es contradicción. ¡Hala! Igual que rematar a Cristo democráticamente, puño en alto y a gritos: "¡Crucifícale! ¡Crucifícale...!" (Jn 19, 40-ss)

La muerte de Aldo Moro

Hombre, me viene ahora una memoria bien histórica, terrible; y más aún por las razones que la enterraron en el olvido. Justo este año se cumplieron cincuenta del asesinato de Aldo Moro, lider del partido Cristiano-Demócrata italiano que le inyectara en vena el santo súbito -no de mi devoción- Juan Bautista Montini. El Papa Paulo VI. Moro, hombre de Estado, fue muerto con el mensaje ritual de once balazos en el corazón. Once; ni diez ni doce; y en el corazón. La "ejecución" de Aldo Moro fue algo más que un acto de terrorismo. Curioso dato de total desmemoria es que el Papa Montini le dedicó un grande y solemne funeral... Al que la familia Moro desairó enviando en representacion solamente a un criado de su casa.

Pero me estoy desviando de lo que hoy me invita a escribir: los malos historiadores. De ellos, los biógrafos, y de entre estos hablaré de los libros reeditados -por su permanente éxito de ventas- del misionero español Segundo Llorente, SJ., evangelizador de los esquimales y primer representante del Estado de Alaska en el Congreso de los EE.UU. La desmemoria de estas reediciones es de campeonato pues que de sus copiosos textos, cuando se cumplen 70 años de su primera edición, los nuevos jesuitas excluyen las observaciones que el misionero de Alaska ofrecía sobre los trágicos años que entonces se vivian en España. Y es que sus palabras desentonan con la actual política de la Compañía de Jesús 'B', la de Arrupe, que así la llamaron para distinguirla de la de San Ignacio. (Rf. Bartolomé Sorge, SJ)

Son páginas muy atractivas de su correspondencia, en general con su hermano Amando. Me refiero a las de su libro: "ALASKA, a través de las cartas del P. Segundo LLorente". Primera edición de 1948. Entiendo de su eliminación que a su autor, grande entre los grandes, no se le hará santo ni aunque baje un angel del cielo. Juzguen ustedes por los pocos cortes que de sus textos presento a continuación:

De la Introducción escrita por el P. Ángel Santos, SJ.

Y no quiero sofás, ni uvas doradas, ni ciruelas maduras, ni camas blancas, ni atenciones inmerecidas. Yo quiero pescado ahumado y un trineo y dormir en el suelo con los esquimales y cantar con ellos tonadas al son del acordeón.

El Padre Santos hace mención también a las conferencias que el misionero Llorente dedicaba a la guerra en España, desmontando las mentiras que se divulgaban.

Es de sumo interés la propaganda que en favor de la causa nacional iba dejando caer en multitud de discursos a los más diversos auditorios yankis. Admiraba, como todos los imparciales de juicio y razón, la justicia que entrañaban las banderas de Franco y contemplaba con orgullo y razón los gestos de heroismo que se repetían cotidianamente en todos los frentes; él era un español más, y no debía, no podía estar mano sobre mano mientras que en los campos de España corria la sangre... Más de una vez expresó sus sentimientos de coger un fusil y acompañar a sus tres hermanos que estaban exponiendo cada día su vida en los campos de batalla. (O.c.: p. 39)

Cuenta el relator que el P. Llorente se enfadaba al leer las noticias mentirosas de la prensa americana respecto al curso de la Guerra de España:

Según ella Franco habia perdido 35.000 aeroplanos, 125.000 cañones pesados, 8.000 tanques, 300.000 kilómetros cuadrados y 3.000.000 de hombres. No había dia en que el Gobierno de Madrid no anunciase el aplastamiento de compañías enteras y la rendición de ejércitos fascistas con todo el equipo. En cambio, los trimotores de Franco destruían iglesias, hospitales, escuelas y casas de obreros, y mataban a millares de niños inocentes y mujeres indefensas. (O. c.: p. 40)

Del propio P. Llorente, aunque hay muchísimo para escoger en el libro, sólo reproduciré parte de una carta a su amigo Sindo, año 1933:

De España no quiero hablar, porque no acabaria en toda la noche. Las derechas triunfarán pese a quien pese. Hay que ser optimistas. La lucha entre el bien y el mal es tan antigua como el mundo. Extrañarse de que nos persigan me parece pueril. Lo que hay que hacer es afrontar con brío lo que venga y hacer guerra al mal hasta derrocarlo. Luego vendrán los triunfos de las derechas. Al cabo de varios años de ser dueñas del campo las derechas se dormirán en los laureles, y los que vivan en 1980 presenciarán otra ofensiva del mal que parecerá, como ahora, que el infierno y todos los diablos andan sueltos por España. Las derechas volverán a la carga, triunfarán de nuevo, se volverán a dormir, y así sucesivamente. (O.c.: p. 97)

Y bien que acertó pues que 44 años después, en 1982, volvió al poder el PSOE de "Isidoro" Felipe González.

Es lástima que este librito no se haya reeditado, porque es una joya de amenidad, de nuevos datos biográficos y de interés histórico. Haría buen contrapeso a la imagen revolucionaria que tanto parece gustar al actual Prepósito General de los nuevos jesuitas.

---- ** ----


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 10 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31