Editado por

Manuel PimentelManuel Pimentel

Hemeroteca
Febrero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    
Buscar
Temas
Archivos
Sindicación
Blogs
Parresía

Parresía

¿No nos dejes caer en la tentación?

Juan Manuel González

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

¡COMO LA GRAN AMANTE DE LA EUCARISTIA!

Josemari Lorenzo Amelibia

Punto de vista

Punto de vista

Puigdemont renuncia

Vicente Torres

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Cardenal Carlos Aguiar "por una sana distancia" con el ambiente político

Guillermo Gazanini Espinoza

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Poké, cuencos de sushi de inspiración hawaiana: un libro de cocina diferente

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

El cielo de los niños

Manuel Molares do Val

Punto de encuentro

Punto de encuentro

La Misa

Gabriel María Otalora

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¡Qué bandada de estorninos!

Ángel Sáez García

Arte y espiritualidad

Arte y espiritualidad

Monograma IHS

Bernardo Ramonfaur Garza

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

Está cerca el Reino de Dios

Pedro Langa

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

"¿Has pensado alguna vez en ser sacerdote?"

César Luis Caro

El blog de Hilari Raguer

El blog de Hilari Raguer

Todos penitentes, todos catecúmenos

Hilari Raguer

No más mentiras

No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 181

Antonio García Fuentes

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

La cigüeña sobre el campanario

Francisco Margallo

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

I Domingo de Cuaresma

Angel Moreno

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

De mi amigo Eufemio

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Contemplaciones del Evangelio

Contemplaciones del Evangelio

San José nos enseña a complacernos en Jesús como se complace un padre adoptivo. Jesús es uno de nosotros, el Hijo del hombre, parte de la humanidad. Pero no es nuestro, de ninguna carne ni cultura: lo tenemos que adoptar (1 B cuaresma 2018)

Diego Fares sj

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Eres toda hermosura, María

Jose Gallardo Alberni

Hermosillo

Hermosillo

Sacerdote abusa sexualmente de niña en CDMX

Efrén Mayorga

El BLOG de Juan Antonio ESPINOSA

El BLOG de Juan Antonio ESPINOSA

Domingo 1º de Cuaresma-B: Salmo 24 - "Enséñanos a caminar"

Juan Antonio Espinosa



¿Explotará la burbuja inmobiliaria?

Permalink 06.09.06 @ 10:26:31. Archivado en Economía

La burbuja inmobiliaria ha conseguido desplazar a las tradicionales fórmulas corteses. Si antes hablábamos del tiempo para romper el hielo en cualquier reunión, ahora basta exclamar: ¡cómo están los pisos!, para que la conversación se anime. Todos quieren contar la extraordinaria revalorización que ha experimentado la vivienda que adquirió o la plusvalía que obtuvo al vender el inmueble de aquella promoción que compró en planos.

Todos nos quejamos de lo cara que está la vivienda, pero todos nos creemos beneficiados de ello. Porque, en verdad, somos cómplices, en menor o mayor grado, de las burbujas especulativas.

Y, según todos los indicios, la española es una burbuja de precios, que no de sobreoferta, lo que sería mucho más grave. Según diversos organismos e instituciones nacionales e internacionales, la vivienda en España está sobrevalorada en un 30%. Es posible. Pero, al mismo tiempo, también sigue una fuerte demanda no satisfecha de vivienda, sobre todo de jóvenes y personas de renta baja.

Parece que seguirá existiendo demanda. La población española ha experimentado un crecimiento sin precedentes. En teoría, dada la caída de natalidad, nunca llegaríamos a los 40 millones de habitantes.

Hoy ya somos más de 44, y todo apunta que alcanzaremos los 50 millones. La inmigración continúa, estamos experimentando un leve repunte de natalidad, el sueño de segunda vivienda sigue fuertemente instalado en nuestra clase media y la querencia de sol seguirá siendo oscuro objeto del deseo para la población europea. ¿Qué puede detener esa demanda? Pues el sobreprecio.

Sólo la imposibilidad económica frenará a la gente que quiera seguir comprando pisos. El desorbitado encarecimiento de la vivienda ya está actuando como eficaz disuasión para la inversión extranjera en inmuebles, así como impide a los jóvenes acceder a ella o a la clase media alcanzar su chalé en el campo o la playa. Si los precios bajaran o se contuvieran, la demanda absorbería la construcción que cada vez cuesta más colocar.

¿Se deben los altísimos precios exclusivamente a la especulación? Son muchas las voces que denuncian que los altos precios que los inmuebles han alcanzado en España se deben a la tan manida especulación. Se repite que el 30% de las viviendas están vacías y que las nuevas promociones las adquieren los especuladores para después revenderlas.

Puede ser que esta causa justifique un porcentaje de la subida, pero desde luego no es ni la única, ni siquiera la principal, de las causas de los precios, originados mucho más por los desajustes entre oferta y demanda que por manos oscuras.

Otra de las manidas razones es la de la escasez de suelo. Sin duda, también influye, pero la experiencia nos dice que en todos los términos municipales -independientemente del suelo que tengan disponible- la vivienda está a unos niveles equiparables. No. Los altos precios se deben a causas múltiples y complejas, y la más importante es que hay mucha gente deseando adquirir una vivienda.

¿Cómo se comportarán los especuladores, que haberlos haylos? Si hay expectativa de subida de precios, la gente compra para después vender. Si se piensa que se han alcanzado precios máximos, vende pero no compra, y si está en caída, vende quien puede y compra quien necesita, porque el especulador siempre esperará a los precios mínimos para comprar antes de que se inicien las nuevas subidas. Estos juegos especulativos aceleran las subidas y bajadas de precios con una intensidad superior al propio juego de oferta y demanda.

Si la actual burbuja estuviese flotando sobre una sobreoferta, al explotar, el capital dejaría de afluir y se tardarían muchos años en colocar esos pisos ociosos. Si, por el contrario, la burbuja es tan sólo de precios y no existiera esa sobreoferta, el aterrizaje se realizaría con una caída del valor, que haría más accesible la vivienda a las personas que hoy no pueden llegar a ella, por lo que el parque de viviendas se reabsorbería con relativa rapidez. Pienso que estamos ante el segundo supuesto, por lo que mi pronóstico sería el de ajuste vía precios.

No estaríamos ante una prolongada crisis inmobiliaria porque todavía hay demanda por satisfacer. Los precios se contendrán durante un tiempo, en el que se ajustará la oferta y demanda. Y seguirán construyéndose 500.000 viviendas al año.


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital