Editado por

Manuel PimentelManuel Pimentel

Hemeroteca
Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Buscar
Temas
Archivos
Sindicación
Blogs
El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Ruta/degustación de ensaladillas en triBall: las mejores ensaladillas rusas (y de otros países)

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Por qué has apostatado de mi credo?

Ángel Sáez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

De Franco a la Mezquita-Catedral

Manuel Molares do Val

Teselas

Teselas

Ante la muerte de mi padre.

Alejandro Fernández Barrajón

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

¿Importa la verdad?

Asoc. Humanismo sin Credos

Hermosillo

Hermosillo

Slim salva a México.

Efrén Mayorga

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

A la repesca de vocaciones

Josemari Lorenzo Amelibia

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

¿Quién es el más importante?

Javier Velasco y Quique Fernández

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Dios hoy

Francisco Margallo

Blog de Jairo del Agua

Blog de Jairo del Agua

Los pecados de "la oración a los santos" I - (¿Quién como Dios?)

Jairo del Agua

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Cromosomas X e ideología de género

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Hay quien se opone a lo que dice el Papa, y lo entiendo

Alejandro Córdoba

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

La Mancha vista desde América

Jose Gallardo Alberni

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Alfredo Ferro: “el Papa nos anima a ir construyendo esa nueva Iglesia con rostro amazónico”.

Luis Miguel Modino

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela Los Caraqueños También Lloran por @Angelmonagas

Angel Monagas

Poemas

Poemas

Maldito acierto incruento en el boceto.

José Pómez

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Un testimonio sacerdotal, la unidad del pueblo y sus fiestas patrias

Guillermo Gazanini Espinoza

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Depois do fogo

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

« El último de todos y el servidor de todos »

Pedro Langa

Cartas y relatos

Cartas y relatos

A propósito del documento 'Ordo Virginum'

José Alegre



Industria cultural en la sociedad del conocimiento

Permalink 29.12.05 @ 15:50:27. Archivado en Libros

Que entramos en la sociedad del conocimiento es una obviedad por todos conocida. Los agentes económicos y políticos, sin excepción, repiten sin cesar una cantinela acertada: es preciso invertir en formación, tecnología e innovación para conseguir ser competitivos y aportar valor añadido. Hasta ahí todos de acuerdo. Pero la sociedad del conocimiento es mucho más amplia que el simple mundo del desarrollo tecnológico. Uno de sus pilares fundamentales es la industria cultural, que proporciona a la sociedad productos culturales, de entretenimiento y ocio.

Aunque para algunos el matrimonio de las expresiones industria y cultura no es más que un engendro contra natura, la realidad nos muestra que en sociedades de masas como las actuales, las empresas del sector son absolutamente imprescindibles para divulgarla. ¿Qué consideramos como industria cultural?

Pues sería un sector bien amplio. Desde las más tradicionales editoriales, productoras de cine y discográficas, hasta los gestores de espectáculos, organizadores de exposiciones, gestión museística, teatro… pasando por sectores más novedosos de realidad virtual o creadores de videojuegos. Nos limitaremos a reflexionar en este artículo sobre una de ellas, la editorial.

El sector editorial español ha experimentado un creciente proceso de concentración a lo largo de los últimos años, como respuesta a un mercado global y como estrategia ante una distribución cada día más concentrada y con mayores exigencias de descuentos y plazos. Nuestros principales grupos editoriales son líderes también en América Latina, donde gozan de una espectacular penetración.

Las crisis de los noventa dejó exhausto al sector editorial americano, quedando el camino expedito a la expansión española. Ahora bien, esta expansión no ha estado exenta de sobresaltos, debido a bruscas devaluaciones -caso de Argentina- o a severos retrocesos del mercado, aún no recuperado. En algunos de estos países, caso de Perú y México, el pirateo constituye un serio problema.

Pero a pesar de todos los pesares, las editoriales españolas han encontrado en América Latina un campo natural de desarrollo donde además de mercado encuentran cantera de autores y temas. Basta con visitar la FIL -Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México)- para comprender que los libros que se leen en los países hispanohablantes son muy similares.

Para las editoriales españolas el mercado no se rige por criterios nacionales, sino por la extensión de la lengua española. Allá donde se usa, los autores que se leen suelen ser los mismos. Por eso las empresas de libros deberán tender a alcanzar una dimensión iberoamericana.

EE UU es el gran mercado a conquistar, dado el espectacular incremento de hispanohablantes que está experimentando su población. Las editoriales norteamericanas ya se han percatado de este mercado y están lanzando sus novedades. Es de prever que una vez que se afiancen en el mismo den el salto hacia el resto del mercado iberoamericano.

Pero si nuestras editoriales son fuertes en nuestra área lingüística, apenas cuentan con implantación en otras zonas culturales. Y en esto se diferencian de los grandes grupos europeos y americanos, que tienen cabezas de puente -como Grupo Anaya y Plaza y Janés- en el mercado en español.

Las editoriales llevan al libro la previa creación intelectual de los escritores y creadores. Esa propiedad intelectual también es objeto de compraventa en el mercado de los derechos de autor. Y aquí debemos observar una evidente desproporción. Compramos muchos más derechos de autores extranjeros -sobre todo del área anglosajona- de los que somos capaces de vender.

Y esos derechos son una importante fuente de recursos en una sociedad del conocimiento. Nuestra sociedad fue, desde siempre, muy creativa artística y culturalmente. Debemos aprender a exportar esa creatividad a lomos de nuestra industria cultural.

Es cierto que la preponderancia de la cultura norteamericana se expresa en cualquiera de las manifestaciones que llegan al público -libros, cine, televisión, música- pero también es cierto que sus empresas culturales -sobre todo las grandes productoras musicales y cinematográficas- hace ya mucho tiempo que aprendieron que no es cierto eso de que el buen paño en arca se vende, sino que hacen falta políticas de distribución, de marketing y de promoción. Si queremos que nuestros creadores sean conocidos más allá de nuestras fronteras lingüísticas tendremos que batallar en los mismo frentes.

En resumen, que la industria cultural española tiene un amplio horizonte por delante. Que nos vaya bien.

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN EL DIARIO CINCO DÍAS, EL 28 DE DICIEMBRE DE 2005


Bookmark and Share

Comentarios:
que hay de tu libro sobre la dama de cadiz?.
necesitamos informacion para un trabajo por favor respuestas :)
Enlace permanente Comentario por toti y titi 10.11.10 @ 12:22

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital