Editado por

Manuel PimentelManuel Pimentel

Hemeroteca
Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Buscar
Temas
Archivos
Sindicación
Blogs
Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Monjas de clausura, a veces con serios problemas por culpa de...

Josemari Lorenzo Amelibia

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

La ruta croquetera continúa por cuatro locales madrileños

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

En esos dos asuntos coincidimos

Ángel Sáez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Censura: Rivera como candidato

Manuel Molares do Val

Punto de encuentro

Punto de encuentro

La alegría del amor

Gabriel María Otalora

El último grito

El último grito

La desmotivación de los docentes

Toni García Arias

No más mentiras

No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 192

Antonio García Fuentes

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Conmoción de censura: "Sánchez el ansioso"

Vicente A. C. M.

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

El Mito de la Globalización Neoliberal

Francisco Margallo

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Todos contra Rajoy

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

La grandeza del Señor

Jose Gallardo Alberni

Terra Boa

Terra Boa

Domingo da SANTÍSSIMA TRINDADE... (cf. Pe. A. Palaoro SJ)

José Ramón F. de la Cigoña

Poemas

Poemas

A favor de las escobas alineadas entre hojas

José Pómez

Esperanza radical

Esperanza radical

Audaz relectura del cristianismo (2). La cárcel como encrucijada

Ramón Hernández Martín

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

David Romero, SJ: “No vale la pena trabajar en la Amazonia sin la conciencia de estar unidos con otras personas y congregaciones”

Luis Miguel Modino

Religión Digital

Religión Digital

60 años de compromiso humano

Religión Digital

Sor Consuelo te ayuda

Sor Consuelo te ayuda

El osezno

Manuel del Pino

Fratría

Fratría

Unamunámonos: en torno a Unamuno ( y Claves de la vida 94)

Andrés Ortíz-Osés

Teselas

Teselas

Día Pro Orantibus. Una agraciada realidad.

Alejandro Fernández Barrajón

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Real Madrid de las canastas, una forma de sentir

Miguel Ángel Malavia



Reforma laboral estancada

Permalink 05.12.05 @ 11:16:31. Archivado en Empleo

En los países en los que parece que la cosa marcha bien, nada cambia. Por el contrario, donde la crisis económica golpea sin piedad, se ven forzados a acometer reformas en profundidad. Si no, miremos a Europa. Algo se mueve en Alemania. La gran coalición de socialdemócratas y democristianos, con la nueva cancillera al frente, parece haber aprobado un paquete de reformas sociales y económicas tendentes a reactivar la somnolienta economía alemana.

La negociación de los tradicionales rivales no habrá sido fácil, pero parece haber prevalecido la mutua responsabilidad ante los graves problemas por los que atraviesa el gigante europeo. Negociaron duro y llegaron a un acuerdo. Ya veremos cómo funciona, pero, al menos, han tenido la capacidad de presentar un paquete de medidas tras un diagnóstico compartido.

Mientras, en España, ocurre lo contrario. Aunque el empleo marcha bien, todas las partes son conscientes de que perdemos productividad y de que no nos adaptamos con la suficiente rapidez a las demandas de la nueva sociedad del conocimiento global. Comparten diagnóstico, saben que deberían acordar ahora un programa de reformas a medio y largo plazo... pero no son capaces ni de empezar a dialogar. ¿Qué pasa con el proceso de reforma laboral? ¿Por qué no se avanza si todas las partes convienen que sería importante para consolidar y estabilizar el crecimiento del empleo?

Las dinámicas políticas no suelen ir en consonancia con los tiempos de la razón. Todos sabemos que, en teoría, es en época de vacas gordas cuando se deben realizar las reformas que garanticen estabilidad para el futuro. Pero, en realidad, nunca es así. Ante las dificultades de cualquier negociación, siempre salen voces aconsejando pasividad. Si las cosas marchan bien ahora, repiten, ¿para qué menearlas? Las partes no se sienten presionadas por la sociedad. Cuando todo parece marchar sobre ruedas, nadie se quiere acordar de que las cosas pueden cambiar. Nadie quiere ni oír hablar de mayor esfuerzo o de que alguien les insinúe que la fiesta puede acabar.

Por eso, para que prospere una reforma laboral en estos tiempos de bonanza sería necesaria una firme voluntad del Ejecutivo en llevarla a cabo. Pero, desgraciadamente, aquí se cometió el primer error. El presidente del Gobierno anunció a bombo y platillo que no acordaría nada que no viniese con el acuerdo previo de sindicatos y empresarios. A partir de ese momento se eliminó la tensión propia de cada proceso de negociación, y las partes, relajadas, regresaron tranquilas a sus moradas. Si quieren algo de nosotros, pensarían, que vengan a casa a contárnoslo. Y claro, ninguna está dispuesta a ceder ni un ápice de sus postulados iniciales. Saben que sin su consentimiento nada se podrá aprobar. La cosa sería radicalmente distinta si tanto CEOE como CCOO y UGT temieran que la propuesta del Gobierno pudiera vulnerar algunos de sus postulados.

El Ejecutivo tendrá que matizar veladamente las palabras de Zapatero si quiere forzar realmente la negociación. Por eso, está intentando dar los primeros pasos titubeantes para intentar reorientar la situación. El Ministerio de Trabajo presentó finalmente un primer documento que no satisfizo ni a unos ni a otros. Hasta ahí, normal. Lo que no resultaba tan normal era que seguíamos sin apreciar ni siquiera un mínimo de voluntad negociadora por las partes. Y al Gobierno tampoco se le apreciaba con la suficiente voluntad ni energía como para acometer la reforma.

Y en eso estábamos cuando explotó la bomba. Hace unos días, el secretario general de Comisiones Obreras nos sorprendió con una rueda de prensa de una dureza desconocida en la que se denunciaba el proceso de devolución del patrimonio histórico de la UGT incautada por el régimen franquista, acusando directamente al secretario general de Empleo de comportamiento amoral, al hacer coincidir, sospechosamente, el importe devuelto con las deudas de la tristemente famosa PSV al ICO, además de su doble condición de gestor de ambos procesos. La tensión entre las centrales sindicales debe de ser grave cuando una persona tan moderada como Fidalgo arremete con tal dureza, condicionando, además, la marcha del diálogo social y de las próximas elecciones sindicales con la resolución del conflicto patrimonial.

Será difícil que a corto plazo se alcance acuerdo alguno. Al Gobierno le costará presionar para la reforma, sabedor de que se va a encontrar entre los recelos propios de la CEOE y el rechazo abierto de CCOO. Antes de meterse en más conflictos de los necesarios, el Gobierno tendrá que serenar las aguas que bajan revueltas. Entre unos y otros, la casa sin barrer.

Mientras este culebrón transcurre, nuestra economía seguirá creando empleo, y perdiendo productividad, al tiempo que las tensiones en las cúpulas se irán transmitiendo paulatinamente a las bases. Y eso resultará perjudicial para la vida de nuestras empresas. Ya tenemos experiencias de situaciones anteriores: se dificultará cualquier negociación en convenios colectivos o situaciones de crisis, porque cuando un sindicato apoya algo, el otro lo rechaza. Y, por si fuera poco, los reajustes territoriales impuestos por el proceso de reformas de los estatutos de autonomía también terminarán introduciendo tensiones en el seno de las organizaciones sociales.

Por todo lo expuesto, creemos que será difícil que a corto plazo se pueda conseguir un gran acuerdo en torno a la reforma laboral. Y eso será malo para todos. Pero el manto de la bonanza económica ocultará, por ahora, el fracaso de la negociación. Cuando se destape, puede que sea tarde. Nos podemos encontrar con un triste legado de años perdidos.

Esta noticia fue publicada por primera vez en El Periódico de Cataluña el 5/12/2005.


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital