Editado por

Manuel PimentelManuel Pimentel

Hemeroteca
Febrero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    
Buscar
Temas
Archivos
Sindicación
Blogs
Poner letra a mi canto

Poner letra a mi canto

Pedreña (Cantabria): Cómo mantener la esperanza activa en un mundo en crisis: tiempo de muros y redes.

Emma Martínez

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Black Panther: el rey pantera

Juan Carrasco de las Heras

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

II Domingo de Cuaresma

Angel Moreno

Terra Boa

Terra Boa

2º DTQ: TRANSFIGURAÇÃO... (cf. Pe. A. Palaoro SJ)

José Ramón F. de la Cigoña

Diario nihilista de un antropólogo

Diario nihilista de un antropólogo

El más grande, el mejor

Manuel Mandianes

La Iglesia se hace diálogo

La Iglesia se hace diálogo

El encuentro con la Palabra (25.2.17)

Jesús Espeja

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Monseñor Severino Clasen: “es necesaria la proximidad con el laicado, que nosotros pastores no tengamos miedo de los laicos”.

Luis Miguel Modino

Punto de vista

Punto de vista

El PSOE y la revalorización de las pensiones

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Diez cosas que disfrutar en la Ruta del Vino Cigales/1

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Mensajeros del odio

Manuel Molares do Val

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿El progreso es retroceso?

Ángel Sáez García

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Silencio. Silencio vergonzoso

Alejandro Córdoba

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Un mandamiento apodíctico.

Asoc. Humanismo sin Credos

Speculum

Speculum

Religión y Acuerdos: zona erógena «progre»

Alfredo Sepúlveda

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

San Mamés: Leningrado con bengalas.

Chris Gonzalez -Mora

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

VOLVER DEL COMA A LA VIDA

Josemari Lorenzo Amelibia

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

Hospital de campaña

César Luis Caro

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Ya hay pleno convocado.

Vicente A. C. M.

No más mentiras

No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 182

Antonio García Fuentes

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Virtudes públicas en J. Ortega y Gasset

Francisco Margallo



El empleo marcha bien: debemos mejorar

Permalink 02.11.05 @ 10:39:58. Archivado en Empleo, Economía

Si hace años nos lo hubieran dicho, no nos lo hubiéramos creído. Pues bien, lo que durante mucho tiempo fue algo así como un sueño inalcanzable, se ha hecho realidad. La tasa de paro española ya es inferior a la media europea. En efecto, tras los datos del tercer trimestre del ejercicio proporcionados por la EPA, no hemos encontrado con un desempleo del 8,4%, cuando la media de los 25 es del 8,7%, y de la zona euro 8,6%. Desde 1962 no se producía esta inversión de datos.

Debemos felicitarnos todos por esta excelente noticia, que debe animarnos a continuar esforzándonos en mantener el elevado ritmo de creación de empleo que ha permitido que durante los cinco últimos años, la mitad de todo el empleo creado en Europa se haya producido dentro de nuestras fronteras.

Todo parece apuntar a que en 2006 se volverá a crear empleo, aunque a un ritmo mucho menor que el espectacular de 2005. ¿Por qué esta desaceleración? Pues porque aparecen algunas amenazas para nuestro crecimiento económico, como los altos precios del petróleo, el diferencial de inflación, o la pérdida de productividad, que influye, entre otras cosas, en un abultado déficit comercial.

Pero no sólo por estas cuestiones macroeconómicas el crecimiento del empleo será menor. También se habrá normalizado las modificaciones efectuadas en la metodología del EPA, y que han permitido aflorar un buen número de nuevos ocupados, y la incorporación de inmigrantes no será tan acusada como la del presente ejercicio. Por todo ello la tasa de paro bajará con menor intensidad, aunque mantendremos una importante creación neta de empleo, lo que nos permitirá ascender posiciones en la tabla europea.

Otro tema muy distinto es la calidad del empleo creado. Todos coinciden en el repunte de la temporalidad, superando el 33% del total de ocupados. Este incremento de la temporalidad no se puede achacar tan sólo a la norma laboral vigente, pues hace años que existe y en algo se redujo el porcentaje de eventuales.

Es cierto que existen malas prácticas, pero también hay que tener en cuenta que los dos sectores más dinámicos en la creación de empleo, servicios y construcción, precisan estructuralmente de mano de obra temporal.

Mientras que el turismo, la construcción y el consumo sean nuestros motores económicos, nos resultará muy difícil obtener una sensible bajada de la temporalidad. Y esta reflexión hay que tenerla en cuanta en vísperas de la nueva reforma laboral, no vaya a ser que por algún invento normativo pudiera ralentizarse la creación de empleo.

En estas dulces circunstancias, más que nunca, hay que plantear las necesarias adecuaciones de nuestro sistema laboral a los nuevos planteamientos. Desgraciadamente, las partes sociales no parecen estar por la tarea, limitándose a criticarse recíprocamente las propuestas de unos y otros.

El propio Gobierno creó esta mala dinámica al asegurar, en boca de su presidente, que nunca aprobaría una reforma laboral que no proviniera de un acuerdo previo de sindicatos y empresarios. Esa afirmación los relajó, y dado que nada temen, nada cederán. Esperemos que entre unos y otros logren encauzar un proceso que navega a la deriva de la indecisión.

Se oye mucho hablar de reducción de la temporalidad o de abaratamiento del despido en los prolegómenos de la deseada negociación, como si no existieran cuestiones de mucho más calado. El objetivo básico de la reforma debe ser conseguir el incremento de la productividad de nuestra mano de obra.

Con empresas más competitivas en los sectores de mayor valor añadido, no sólo crearíamos más empleo, sino que éste sería de mucha mayor calidad. Por tanto, no se trata de hacer más rígida la contratación, sino de conseguir mejor organización de trabajo, más formación y motivación y más productividad para mejorar las condiciones salariales y sociales tal y como todos deseamos.

Por eso, no hay que centrarse inicialmente en aspectos tan sólo parciales como los del despido, sino que debe abordarse la reforma desde un punto de vista más integral, incluyendo también los aspectos de vida laboral y el asunto de las cotizaciones por desempleo y pensiones, que generan en la actualidad un abultadísimo superávit.

Como nuestro empleo está marchando muy bien, tenemos que superar la clásica tentación de irnos a dormir la siesta mientras pensamos, 'si todo funciona, ¿para que cambiar nada?'.

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN EL DIARIO CINCO DÍAS EL 2 DE NOVIEMBRE DE 2005


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital