Editado por

Manuel PimentelManuel Pimentel

Hemeroteca
Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Buscar
Temas
Archivos
Sindicación
Blogs
Poner letra a mi canto

Poner letra a mi canto

Málaga. Vivir el presente: un camino de felicidad

Emma Martínez

Humor gráfico religioso

Humor gráfico religioso

Revolucionario

Agustín De La Torre

Pacos

Pacos

La Guerra Justa…

Paco Sande

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Al acecho del Reino. Pedro Casaldáliga

Francisco Margallo

Humanismo de Jesús

Humanismo de Jesús

HONDURAS Y LA PRIMAVERA RECLAMADA POR SU CARDENAL

Oscar Fortín

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Ya no alcanza para comer

Guillermo Gazanini Espinoza

Columna de humo

Columna de humo

Echemos unas risas con el Papa

Pedro de Hoyos

Sor Consuelo te ayuda

Sor Consuelo te ayuda

El burrito

Manuel del Pino

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

La buena emigración (y 2)

Manuel Molares do Val

Cine espiritual para todos

Cine espiritual para todos

Transformar la ira: Tres anuncios en las afueras

Peio Sánchez Rodríguez

Punto de vista

Punto de vista

Los psiquiatras de Copenhague

Vicente Torres

Sesión Golfa

Sesión Golfa

El extranjero: un mono borracho

Juan Carrasco de las Heras

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Sopas para la Salud: el gran libro de la sopas, con más de 100 recetas sabrosas y reconfortantes

Juan Luis Recio

Católicos por el avivamiento

Católicos por el avivamiento

"¿Un sindicato para curas?"

Andrés A. Fernández

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Qué era perentorio, urgente?

Ángel Sáez García

Corrupción global

Corrupción global

2072 Controla los alimentos y controlaras a la gente, decía H. Kissinger hace 20 años. Anexo.

Luis Llopis Herbas

Jesús Arameo

Jesús Arameo

Juegos de palabras que sólo se entienden en arameo

Vicente Haya

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

La guerra de Francia contra los bomberos y la policía. por Yves Mamou. Gatestone Institute

Doctor Shelanu

La Iglesia se hace diálogo

La Iglesia se hace diálogo

El Evangelio utopía y fermento ( 21.1..18)

Jesús Espeja

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Obispos con metralleta

Josemari Lorenzo Amelibia



Crisis agrícola

Permalink 24.10.05 @ 12:25:13. Archivado en Economía, Europa

La agricultura española está atravesando por uno de sus momentos de mayor crisis. El pesimismo generalizado se extiende por casi todos sus sectores y regiones. Y no se trata del tradicional lamento del agricultor. Esta vez, desgraciadamente, el lobo se ha presentado de verdad.

Por una serie de causas coyunturales, como sequía y heladas, las cosechas de un importante número de cultivos se han reducido sensiblemente. Encima, los precios de los productos agrarios siguen en mínimos históricos, mientras que el coste de los insumos -sobre todo los derivados del petróleo- suben sin cesar. Se nos podrá decir que todas son causas circunstanciales y que pueden cambiar en el futuro. No lo sabemos.

Pero el caso es que el incremento de los costes frente a la disminución de los precios es una tendencia sostenida durante años, sin que parezca -salvo en determinados cultivos- que pueda cambiar a corto plazo. A medio es probable que sí, ya que no es razonable pensar que los productos agrarios sigan bajando ininterrumpidamente.

Además de los factores antes citados, la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) que entrará en vigor la próxima campaña supondrá una progresiva disminución de las subvenciones agrarias. Así que, además de la lógica incertidumbre, los agricultores se encontrarán con una segura disminución de sus rentas procedentes de fondos comunitarios.

Y, por si fuera poco, el actual presidente de la UE, Tony Blair, lleva tiempo predicando un discurso que puede tener como consecuencia una mayor reducción de las ayudas agrarias de la acordada inicialmente. Su argumento es bien conocido: no tiene sentido gastar tanto dinero en agricultura cuando lo rentable sería invertir en tecnología, investigación y formación.

Sin duda alguna este nuevo enfoque prosperará, entre otras cosas porque tiene parte de razón. Pero también encierra peligrosas e injustas consecuencias para un sector agrícola que ha estado narcotizado por las subvenciones y por la total ausencia de políticas agrarias, ya que desde hace muchos años nos hemos limitado a seguir las orientaciones de Bruselas, sin prepararnos para un futuro de mayor competencia y menos ayudas.

El sector agrario ha perdido el discurso frente a un mundo urbano que supone una abrumadora mayoría de la población. Y, por vez primera, se oyen voces urbanas que se levantan contra la agricultura, acusándola de consumir ingentes presupuestos y la mayor parte de la cada día más escasa reserva de agua. La voz de los agricultores se irá apagando a medida que supongan un menor porcentaje de la población y del empleo.

La superficie media de las explotaciones españolas es pequeña, lo que dificulta su competitividad. Y además, dado el boom inmobiliario y el carácter de valor refugio y de estatus social de las fincas, la tierra tiene un altísimo precio en España, muy superior al de otros países europeos de nuestro entorno. La bajísima rentabilidad del campo no permite a los agricultores comprar nuevas tierras, por lo que no pueden incrementar su eficacia productiva. Sólo son ricos cuando venden, como los poseedores de cuadros y obras de arte.

Debemos reseñar que cada día menos personas quieren trabajar en el campo, lo que supone un rápido envejecimiento de sus empresarios y trabajadores, por una parte, y una compleja gestión de inmigrantes por otra.

Visto lo anterior podríamos preguntarnos: ¿tiene futuro el campo? Pues creemos que sí, aunque tendrán que producirse varias reformas estructurales. De todo ello se ha hablado en las sesiones del Congreso del Mundo Rural celebrado en Bañolas (Gerona) y en el Congreso de Cooperativismo Agrario de Murcia, celebrado en Lorca. Expongo a título telegráfico sus conclusiones.

Hay que aprovechar los nuevos fondos de desarrollo rural, que todavía no están bien definidos, para conseguir que otorguen mayor competitividad al campo. Es imprescindible construir un discurso que haga comprender al mundo urbano la importancia que sigue teniendo el mundo rural y sus inversiones.

Los fondos de investigación deben aplicarse también a las tecnologías agrícolas, agroindustrial y de comercialización. Se tiene que tender a una mayor superficie de explotación, a su total mecanización y a la integración en el proceso productivo y de comercialización. La gestión compartida y los servicios agrarios permitirán ahorro de costes y flexibilidad productiva. El turismo rural y la naturaleza serán actividades con creciente demanda.

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN EL PERIÓDICO CINCO DÍAS (19 de octubre de 2005)


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital