Editado por

Manuel PimentelManuel Pimentel

Hemeroteca
Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Buscar
Temas
Archivos
Sindicación
Blogs
Fratría

Fratría

El dichoso cáncer (y Claves de la vida 69)

Andrés Ortíz-Osés

Atrévete a orar

Atrévete a orar

Célibes y casados pueden estar “enamorados de Cristo y de su Iglesia”

Rufo González Pérez

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

POSICIÓN QUE TENEMOS ANTE NUESTROS BIENES Y POSESIONES

Francisco Baena Calvo

Punto de vista

Punto de vista

Cataluña y Franco

Vicente Torres

Amistad Europea Universitaria

Amistad Europea Universitaria

María-José Peña: Los costes de la democracia

Salvador García Bardón

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

El artículo de The Guardian de Mahmoud Abbas ilustra la deshonestidad de la “narrativa palestina”. por Adam Levick

Doctor Shelanu

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Carrefour lanza la mayor bodega online de España con más de 1.200 artículos

Juan Luis Recio

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Argumentos contra quienes niegan la existencia de un cambio climático

Alejandro Córdoba

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Fina y José? ¡Impar pareja!

Ángel Sáez García

Opinión

Opinión

Forcadell volverá a la cárcel si reincide en la matraca de la independencia.

Opinión

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

El amor, separatista, es ciego

Antonio Pérez Henares

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

La coherencia de muchos sacerdotes secularizados.

Josemari Lorenzo Amelibia

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

Mal generalizado, pecado ecológico

Javier Velasco y Quique Fernández

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

Héroes y dioses. Historia breve de la política religiosa del dios-hombre (y IV) (937)

Antonio Piñero

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Camino hacia el fanatismo / 1

Asoc. Humanismo sin Credos

No más mentiras

No más mentiras

La "mejor" profesión hoy es ser político: Hay que no tener escrúpulos

Antonio García Fuentes

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Constitución Gaudium et Spes

Francisco Margallo

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El difícil retorno a la legalidad (21)

Vicente A. C. M.

Mi vocación

Mi vocación

Alabar al Señor

Sor Gemma Morató

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Estado de Jalisco reconoce oficialmente estudios eclesiásticos; sacerdote de la Arquidiócesis de México es pionero en título teológico

Guillermo Gazanini Espinoza



La edad de jubilación

Permalink 08.10.05 @ 08:44:35. Archivado en Empleo, Economía

¿A qué edad nos jubilamos? Casi todo el mundo afirmaría que a los 65 años. Sin embargo eso no es así. Nuestra edad media de jubilación ronda los 63 años, merced a la influencia de las prejubilaciones de diversa naturaleza. ¿Es esto razonable? Pues no, no lo es. En un país donde la incorporación de personas jóvenes al mercado de trabajo irá reduciéndose con rapidez, no tiene ningún sentido que estimulemos la anticipación de la retirada de la vida laboral.

Recapitulemos. Los jóvenes, como consecuencia de la brusca caída de natalidad que experimentamos desde mediados de los setenta, serán cada vez más escasos, en un mercado laboral que seguirá incrementando sus necesidades. Por otra parte, cada vez llegamos en mejores condiciones físicas y psíquicas a los 65 años. Sin embargo, tenemos muy asentada la cultura de prejubilación en nuestro país, tanto por la empresa como por los trabajadores. ¿Existe algún interés social en ella? Categóricamente no.

Sólo en aquellos casos de empresas en grave crisis económica podemos encontrar suficiente justificación para las tan traídas y llevadas prejubilaciones. El apoyo público que prestamos en el pasado -y que se sigue prestando en la actualidad- a las jubilaciones anticipadas carece del menor sentido, si de interés colectivo hablamos. Digámoslo abiertamente: la prejubilaciones, además del derroche de talento y experiencia que suponen, reducen un mercado laboral que cada día será más angosto. Con el respeto debido a las circunstancias individuales de cada persona, la prejubilaciones son objetivamente perjudiciales al interés general.

La pasada semana, el secretario de Estado de Seguridad Social anunció la intención del Gobierno de comenzar las negociaciones para conseguir a medio plazo que la edad media de jubilación de los españoles coincida con la edad legal, esto es a los 65 antes señalados. El dato, aunque conocido, debe ser repetido. Dos de cada tres españoles se jubilan antes de esa edad, lo que supone todo un sinsentido según los razonamientos antes reseñados. Las recomendaciones del Pacto de Toledo ya apuntaban hacia esa dirección, aunque todavía hemos avanzado poco en ella. Es más, en uno de los últimos acuerdos sociales en la materia se volvía a estimular, de alguna forma, la jubilación anticipada. Pasos hacia delante y saltos hacia atrás. ¿Para cuándo una política general y razonable en la materia?

El secretario de Estado fiaba para muy largo la efectividad de sus planteamientos. Sin duda alguna, intentando no vulnerar lo que considera derechos adquiridos de los cotizantes actuales. Le animaría a ser más expeditivo en la materia, llevando a la mesa de negociación plazos mucho más estrechos. Tanto empresarios como sindicatos deberán reflexionar sobre la nueva situación de la sociedad española, muy diferente a la tradicional que todos conocimos. El interés general nos dice que la edad media de jubilación real debe ser, al menos, idéntica a la edad legal.

De vez en cuando salta a escena la idea de incrementar también esa edad legal de jubilación. Además de los argumentos ya conocidos, se añade una curiosidad poblacional. Cuando allá por los años cuarenta se fijó la edad de jubilación a los 65, la esperanza de vida europea rondaba los 55. Hoy la esperanza se ha elevado hasta los 80, y sin embargo mantenemos el mismo límite para la edad laboral. ¿Tiene sentido subir los famosos 65 años? Yo diría que no. No es necesario, hoy por hoy, una revisión legal de esa edad. El primer paso sería conseguir que efectivamente nos jubilásemos a los 65 y no antes. El segundo, en estimular a aquellos que de forma voluntaria desean alargar su vida laboral. Pero no deberíamos pasar, por el momento, de ahí.

Hemos argumentado basándonos, exclusivamente, en razonamientos de mercado de trabajo. Normalmente, para estos asuntos se han venido esgrimiendo cuestiones de sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones. Hasta ahora sólo la solvencia de nuestros pagos en pensiones nos preocupaban; las necesidades del sistema público de reparto desaconsejaban la jubilación anticipada. Pero ese argumento ya no cabalgará en solitario: debemos ser conscientes de que la reducción de nuestro mercado de trabajo será una de nuestras mayores limitaciones futuras, aunque todavía muchos no lo crean. Por todo ello, no a las prejubilaciones.


Bookmark and Share

Comentarios:
Pues,,,las cosas cambian y en estos momentos la propuesta está en los 67.
Todo se queda opsoleto.
Saludos
Enlace permanente Comentario por jm 01.02.10 @ 18:30

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital