Editado por

Manuel PimentelManuel Pimentel

Hemeroteca
Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Buscar
Temas
Archivos
Sindicación
Blogs
El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

NOTA PARA LOS RESIDENTES EN MADRID

Antonio Piñero

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Retorno a Segovia

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Balance de 70 años de la Declaración Universal de los DDHH

Alejandro Córdoba

Faustino Vilabrille

Faustino Vilabrille

Gritar y gritar otra vez: la tragedia del Yemen. La Iglesia y los Derechos Humanos

Faustino Vilabrille Linares

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Comunidad intercongregacional de Islandia, cuando la misión está por encima del carisma

Luis Miguel Modino

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

¡Alégrate!

Jose Gallardo Alberni

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Cordero de Dios. Puntos de meditación 11- 2-18

Josemari Lorenzo Amelibia

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Don Pedro? ¡Todo un poliedro!

Ángel Sáez García

Opinión

Opinión

El seudohumano Torra quiere muertos como en Eslovenia y Sánchez no reacciona.

Opinión

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

Venezuela, La Abstención no fue la culpable Caiga Quién Caiga por @Angelmonagas

Angel Monagas

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Obispo de Apatzingán, México, asaltado a punta de pistola

Guillermo Gazanini Espinoza

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

11.12.18. La Cruz de los Derechos Humanos

Xabier Pikaza Ibarrondo

Columna de humo

Columna de humo

Y huyendo de Franco inventaron Vox

Pedro de Hoyos

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

Domingo de «Gaudete»

Pedro Langa

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Carta de un judío a sus hermanos cristianos por Eduard Yitzhak. GEES

Doctor Shelanu

El blog de José Arregi

El blog de José Arregi

De la culpa a la responsabilidad

José Arregi

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Cristianismo y Secularidad

Francisco Margallo

Buenas noticias

Buenas noticias

¿Qué podemos hacer?

José Antonio Pagola

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

II Martes de Adviento

Angel Moreno

Punto de vista

Punto de vista

Torra, a prisión

Vicente Torres



La edad de jubilación

Permalink 08.10.05 @ 08:44:35. Archivado en Empleo, Economía

¿A qué edad nos jubilamos? Casi todo el mundo afirmaría que a los 65 años. Sin embargo eso no es así. Nuestra edad media de jubilación ronda los 63 años, merced a la influencia de las prejubilaciones de diversa naturaleza. ¿Es esto razonable? Pues no, no lo es. En un país donde la incorporación de personas jóvenes al mercado de trabajo irá reduciéndose con rapidez, no tiene ningún sentido que estimulemos la anticipación de la retirada de la vida laboral.

Recapitulemos. Los jóvenes, como consecuencia de la brusca caída de natalidad que experimentamos desde mediados de los setenta, serán cada vez más escasos, en un mercado laboral que seguirá incrementando sus necesidades. Por otra parte, cada vez llegamos en mejores condiciones físicas y psíquicas a los 65 años. Sin embargo, tenemos muy asentada la cultura de prejubilación en nuestro país, tanto por la empresa como por los trabajadores. ¿Existe algún interés social en ella? Categóricamente no.

Sólo en aquellos casos de empresas en grave crisis económica podemos encontrar suficiente justificación para las tan traídas y llevadas prejubilaciones. El apoyo público que prestamos en el pasado -y que se sigue prestando en la actualidad- a las jubilaciones anticipadas carece del menor sentido, si de interés colectivo hablamos. Digámoslo abiertamente: la prejubilaciones, además del derroche de talento y experiencia que suponen, reducen un mercado laboral que cada día será más angosto. Con el respeto debido a las circunstancias individuales de cada persona, la prejubilaciones son objetivamente perjudiciales al interés general.

La pasada semana, el secretario de Estado de Seguridad Social anunció la intención del Gobierno de comenzar las negociaciones para conseguir a medio plazo que la edad media de jubilación de los españoles coincida con la edad legal, esto es a los 65 antes señalados. El dato, aunque conocido, debe ser repetido. Dos de cada tres españoles se jubilan antes de esa edad, lo que supone todo un sinsentido según los razonamientos antes reseñados. Las recomendaciones del Pacto de Toledo ya apuntaban hacia esa dirección, aunque todavía hemos avanzado poco en ella. Es más, en uno de los últimos acuerdos sociales en la materia se volvía a estimular, de alguna forma, la jubilación anticipada. Pasos hacia delante y saltos hacia atrás. ¿Para cuándo una política general y razonable en la materia?

El secretario de Estado fiaba para muy largo la efectividad de sus planteamientos. Sin duda alguna, intentando no vulnerar lo que considera derechos adquiridos de los cotizantes actuales. Le animaría a ser más expeditivo en la materia, llevando a la mesa de negociación plazos mucho más estrechos. Tanto empresarios como sindicatos deberán reflexionar sobre la nueva situación de la sociedad española, muy diferente a la tradicional que todos conocimos. El interés general nos dice que la edad media de jubilación real debe ser, al menos, idéntica a la edad legal.

De vez en cuando salta a escena la idea de incrementar también esa edad legal de jubilación. Además de los argumentos ya conocidos, se añade una curiosidad poblacional. Cuando allá por los años cuarenta se fijó la edad de jubilación a los 65, la esperanza de vida europea rondaba los 55. Hoy la esperanza se ha elevado hasta los 80, y sin embargo mantenemos el mismo límite para la edad laboral. ¿Tiene sentido subir los famosos 65 años? Yo diría que no. No es necesario, hoy por hoy, una revisión legal de esa edad. El primer paso sería conseguir que efectivamente nos jubilásemos a los 65 y no antes. El segundo, en estimular a aquellos que de forma voluntaria desean alargar su vida laboral. Pero no deberíamos pasar, por el momento, de ahí.

Hemos argumentado basándonos, exclusivamente, en razonamientos de mercado de trabajo. Normalmente, para estos asuntos se han venido esgrimiendo cuestiones de sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones. Hasta ahora sólo la solvencia de nuestros pagos en pensiones nos preocupaban; las necesidades del sistema público de reparto desaconsejaban la jubilación anticipada. Pero ese argumento ya no cabalgará en solitario: debemos ser conscientes de que la reducción de nuestro mercado de trabajo será una de nuestras mayores limitaciones futuras, aunque todavía muchos no lo crean. Por todo ello, no a las prejubilaciones.


Bookmark and Share

Comentarios:
Pues,,,las cosas cambian y en estos momentos la propuesta está en los 67.
Todo se queda opsoleto.
Saludos
Enlace permanente Comentario por jm 01.02.10 @ 18:30

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital