Periodista Latino

Jaime Razuri: La fotografía como terapia

02.01.07 | 20:02. Archivado en Actualidad
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

A continuación la última entrevista que Jaime Rázuri le concedió a El Comercio. En ella, el destacado fotógrafo habla sobre su experiencia de retratar la violencia en Haití e Iraq y además brinda detalles sobre su proyecto de fotografiar a personas con el virus del VIH/sida en condiciones de extrema pobreza.

La muerte lo recibió vívida. La primera vez que Jaime Rázuri retrató a un enfermo de VIH/sida, este lo esperaba muerto. El impacto inconmensurable con que hizo su primera fotografía habría de durarle trece años, años en que viene luchando por generar una conmoción solidaria que borre los estigmas hacia las llamadas PVVS (personas viviendo con el VIH/sida).

¿Cómo surgió este proyecto: de un interés personal o como una típica comisión fotográfica?

En 1993, la agencia para la que trabajo, France Presse, me propuso hacer un reportaje sobre gente con VIH. Yo sabía que existía un lugar en Villa María del Triunfo, con gente que estaba enferma. Y me conecté con el encargado, me hizo pasar al patio de su casa y me preguntó si tenía plata para un ataúd. Yo le dije que no, pero no entendí... y cuando pasé, encontré a una persona muerta. Yo estaba buscando en qué engancharme como proyecto personal, y eso fue lo que generó que siguiera con el tema.

¿Hasta ese momento habías tenido otras experiencias con enfermos de sida, con amigos, familiares?
- No, era un tema nuevo para mí, era lo primero que veía y lo primero que fotografiaba... Era como encontrarte con demasiado desde el primer momento. Pero a la vez no quieres dejar pasar una circunstancia así y siendo lo primero, toda la intensidad se volcó en esa foto. Fue fuerte.
¿Cómo reaccionó la gente del albergue?
- Solo había dos personas, era un albergue poco conocido y manejado de manera informal. Había cinco camas y un lugar donde les daba de comer, era una casa pobre en Villa María del Triunfo, en un pueblo joven, subiendo un par de lomas. Después seguí yendo, me hice amigo de Víctor, el dueño,una persona que tenía amigos que estaban enfermos y los ayudaba. Pero a esta persona que acababa de morir, por ejemplo, según lo que él me dijo, lo había hallado en un basural, abandonado y lo había llevado a su casa.
¿En ese momento estabas enterado de lo que era el sida, de las formas de contagio o tuviste prejuicios, miedos que vencer?
- No tuve muchos miedos, pero sabía que tenía que informarme y me interesaba saber cuáles eran la vías de contagio y cuáles no. Y me informé mientras seguía con el trabajo.
¿Lo tuyo fue convivir con ellos?
- Intentar eso dependía de las horas en que pudiera encontrar a la persona dueña del albergue y a veces iba, no lo encontraba y no podía entrar.
¿Los enfermos no sentían que vulnerabas su intimidad?
- Hasta cierto punto entendían lo que estaba tratando de hacer y yo trataba de explicarles. Ellos me aceptaban.

Pág. 1 2 3


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 30 de julio

    BUSCAR

    Los mejores videos

    Síguenos

    Hemeroteca

    Julio 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031   

    Sindicación