Periodismo

El ex jefe de opinión de El Mundo duda del "maltrato" a etarras

09.01.08 | 18:03. Archivado en Periodistas

(PD).- Se fue por la puerta de atrás de El Mundo asegurando que Pedrojota le había desplazado pero desde que está en Público, Javier Ortiz nada sin rumbo. El veterano periodista duda de que los etarras se lesionasen durante su captura y se pregunta por qué la Policía avanzó tan rápido tras el interrogatorio. Cuánto han cambiado las tornas desde que fuera jefe de opinión del diario de Pedrojota.

Suena a broma que un reputado periodista considere "poco verosímil" la versión sobre las lesiones del etarra. En otro país no se daría importancia a que un terrorista resulte herido al oponer resistencia durante su detención.

Pero Ortiz se pregunta en su blog por qué el etarra no acusó estas lesiones hasta después del interrogatorio, cuando la Policía averiguó que existían dos zulos en Lesaka, localidad de origen del detenido.

Se me hace difícil creer que un grupo de policías bien entrenados tenga que dar tantos y tan contundentes golpes a un detenido desarmado para conseguir que no escape. Se le inmoviliza, se le esposa y ya está. Pero me cuesta todavía más creer que el detenido en cuestión siga durante horas sin quejarse de algo tan lacerante como que una costilla rota le ha perforado un pulmón, por citar sólo uno de los desastres que le fueron diagnosticados en el centro médico donostiarra.

¿Por qué hemos de creer que los golpes los recibió en el momento de la detención, y no más tarde, cuando empezó a ser interrogado? ¿Porque lo dicen quienes le pegaron? La Policía asegura que ya ha sacado provecho del interrogatorio y que ha encontrado un escondrijo en el que Portu y su compañero guardaban explosivos. ¿Será que han confesado por arrepentimiento espontáneo?

Afirmó el lunes Pérez Rubalcaba que todo se hizo “de acuerdo con la legislación antiterrorista”. Curioso lapsus, porque donde se establece cómo hay que tratar a los detenidos no es en la legislación antiterrorista, sino en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El fin nunca justifica los medios, de eso no cabe duda, pero dudar de la acción que la Policía lleva desarrollando desde el fin de la 'tregua' resulta miserable. Con esta detención posiblemente se hayan salvado vidas, pero Ortiz prefiere aludir a Amnistía Internaional.

No oculto la razón de mis reservas: me mostraría mucho menos suspicaz si no estuviéramos hablando de los servicios especiales de la Guardia Civil que convirtieron en célebres los tétricos calabozos del cuartel de Intxaurrondo y si no recibiéramos las explicaciones de boca de un político que en su día hizo lo imposible para maquillar las complicidades de su partido con los GAL.

Pero el asunto central no es ése. Lo decisivo es que en España a un detenido relacionado con ETA se le puede hacer cualquier cosa porque a la casi totalidad de los políticos, de los medios informativos y de la opinión pública les importa un bledo. Y si se le tortura, pues peor para él. Es la ley del “todo vale”.

Como le dijo un famoso juez de la Audiencia Nacional a una detenida: “Vete a quejarte a tus amigos de Amnistía Internacional”. A ellos me dirijo yo también.

Ahora resulta que los detenidos son los autores del atentado de la T-4, aquel en el que murieron dos personas. Podría Ortiz entonces preguntarse qué opinan los familiares de Palate y Estacio sobre la 'amnistía' que deben recibir los asesinos de ETA, pero así no se venden periódicos.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 24 de octubre

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031