Periodismo

`La Codorniz´ revive a través de una exposición que recoge su historia

22.09.06 | 14:19. Archivado en Libertad de expresión
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Sandra Remón (Periodista Digital).- En un frío mes de diciembre de hace 28 años salió el último número de la revista de humor "La Codorniz". 37 años de historia y 1898 números avalan a esta mítica publicación que supo mejor que ninguna cómo engañar a los censores del régimen franquista a través de un humor muy inteligente. La censura le dio la vida y el fin de la misma se la quitó. Ahora, casi tres décadas después, "La Codorniz" revive a través de una exposición organizada por el ayuntamiento jienense de Beas de Segura.

La censura impidió que algunos de los números de "La Codorniz" llegasen a sus fieles lectores (una crítica al Gobierno le costó cuatro meses consecutivos de cierre) pero se convirtió en "amiga" de la revista. Cuando ésta acabó, la revista se hizo menos interesante para muchos y esto, unido con el fallecimiento de Perdiguero y el cese de Iglesias entre otras causas llevaron al fin de la revista.

Aunque habría que hablar que fin de la publicación y no de la revista porque los ejemplares de "La Codorniz" aún a día de hoy se encuentran en muchos baúles de fieles seguidores del humor de aquellos años, y hay cinco o seis personas en España que conservan los 1898 números de la colección.

Uno de los fanáticos es el doctor e historiador de arte, Fernando García Garreta, comisario y promotor de la exposición, que ha contado a Periodista Digital la buena acogida que ha tenido la misma entre el público:

"La exposición comenzó el pasado 15 de septiembre y estará en el Ayuntamiento de Beas de Segura hasta el día 15 de octubre, aunque la acogida ha sido tan buena que pasará de aquí a la Diputación de Jaén y quizá a otras provincias".

Historia

La revista de humor La Codorniz fue una creación de don Miguel Mihura Santos, autor teatral vinculado también al humor gráfico, tras su paso por La Ametralladora, una revista dirigida a los soldados y que se solía leer en las tertulias de café sobre todo en San Sebastián, ciudad donde se editaron muchos números. El lugar de edición fue cambiando según el desarrollo de la guerra civil española.

En esta revista La Ametralladora figuraban los autores que más tarde crearían La Codorniz.

El 8 de junio de 1941 nace La Codorniz, siendo su director Miguel Mihura y su primera portada es de “Tono”, Antonio De Lara Gavilán, nuestro jienense universal.

En la segunda portada aparece la famosa radiografía de Enrique Herreros y más tarde la características señoritas de Picó.

La Primera etapa de La Codorniz, conocida como la etapa de Miguel Mihura, se acaba a los cuatro años, con el número 147 de la revista. Durante el curso de estos años todo el trabajo de la redacción de La Codorniz recaía por lo general en Mihura, Tono y Herreros, a pesar de que se incorporan firmas como Edgar Neville o Wenceslao Fernández Flórez que le daban a la revista una gran autoridad.

Por estas fechas Mihura retoma de nuevo su verdadera vocación, la teatral y se dispone a escribir Tres Sombreros de Copa. Al mismo tiempo, Tono y Herreros son reclamados por la industria cinematográfica, Tono por Hollywood y crea la revista `Foco´ y Herreros también trabaja para la industria del cine. En estas circunstancias se pone en peligro la continuidad de la revista y el Conde de Godó y Pombo Angulo le proponen a Miguel Mihura comprarle los derechos de la revista, con la condición de que no cree una nueva y que siga trabajando con la nueva dirección.

A partir del número 148 aparece un nuevo editor, era aquel joven mozalbete que merodeaba por los estudios de La Ametralladora, un personaje genial que le da un impulso muy moderno a la revista. Sería su editor durante prácticamente toda la vida de La Codorniz, nos referimos a Álvaro de Laiglesia.

¿En que se diferenciaba la edición de Mihura a la de Álvaro de Laiglesia? Podemos saberlo por la carta que Miguel Mihura, "un poco disgustado" escribe a su amigo Álvaro diciéndole que la revista ya no habla de cosas tiernas como de vacas que ríen y en cambio se preocupa del precio de las patatas y de la carne, en unos tiempos de carestía inimaginable en la actualidad.

Por este motivo Álvaro de Laiglesia contesta en el número siguiente a su amigo y "suegro" Mihura:

"Mi querido suegro, no están los tiempos para preocuparse de la Luna, que por cierto ya está muy vista, mi pluma ágil se preocupa del precio de la carne y sobre todo de la incomodidad de los tranvías que circulan por Madrid".

Claro está que los políticos de su tiempo preferían más bien la época de Mihura que la de etapa de Laiglesia, que constantemente se metía con las carestías de la vida y denunciaba a cada paso las prebendas de personajes del régimen en su famoso "NO A LOS PRIVILEGIOS". A los viajeros del tranvía les suponía una gran alegría ver cómo alguien se acordaba de sus sufrimientos cuando tomaban el vehículo.

En el Número 1329 Antonio Mingote acierta plenamente al describir la portada de un extraordinario dedicado a La Prensa en Libertad. Una codorniz quiere volar libremente.

Mientras que distintos miembros de la sociedad escogen su periódico, en una familia el padre parece leer el periódico de economía, la esposa acomodada un diario y una joven sentada en el suelo y con poca ropa se deleita riéndose a carajadas con la Codorniz.

Este es el perfil de los lectores de la gran ciudad, mientras que en las ciudades pequeñas generalmente La Codorniz era la revista que leían asiduamente personas intelectuales, unas veces en los casinos y otras veces en su domicilio por haberse suscrito a la misma.

En 1977 Álvaro de Laiglesia, que durante toda su etapa de director tuvo que sortear numerosas dificultades con la censura, fue cesado por los mismos que le habían nombrado en 1944. Su etapa es inolvidable y es recordado como el editor que hizo famosa la frase "La Revista más audaz para el lector más inteligente".

Cesado Álvaro de Laiglesia recae la dirección de la revista en Miguel Ángel Flores y como ella misma dice siendo su director espiritual Manuel
Summers. En esta etapa colabora D. Emilio De la Cruz Aguilar, nacido en esta comarca y gran amante de la Sierra de Segura, además de muchos colaboradores del desaparecido Hermano Lobo que crea Chumy Chúmez.

El número 1823 de 29 de mayo de 1977 se inaugura esta etapa de Summers que se acaba muy pronto. En el número 1859 cambia el formato, La Codorniz se convierte en un periódico y se incluyen nuevos colaboradores, entre ellos Martinmorales, El Cubri Harguinde y tantos otros muy conocidos.

Con el número 1898 La Codorniz se despide de todos nosotros con un Hasta Pronto con el deseo de invernar en el Coto de Doñana.

La codorniz dejó de publicarse, pero esta exposición recuerda ahora su historia y permite recordar las geniales obras de autores como Mingote, Mena y tantos otros que Fernando García Garreta denomina "profesores de esta juventud".


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Fernando Garcia Garreta 05.09.10 | 19:10

    Sandra. Gracias por tu noticia. Ahora hacemos una nueva exposición en Bilbao. Mira en Internet. www.larisadebilbao.com y si puedes en Google. Premio de humor gráfico Lorenzo Goñi. Me gustaría que me dieras tu opinión sobre todo esto. Muchos saludos y muy agradecido.

Jueves, 30 de octubre

BUSCAR

Los mejores videos

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sindicación