Periodismo

Un editor danés amenazado tras publicar las caricaturas de Mahoma planea exiliarse

24.05.06 | 10:02. Archivado en Libertad de expresión

(PD).- Cuatro meses después de la publicación de las caricaturas de Mahoma en su diario, el periodista danés Flemming Rose vive escapando y con el miedo de ser ejecutado. Ahora está pensando en exiliarse en Estados Unidos, en busca de la paz y la seguridad perdidas.

Su decisión de publicar como editor cultural en el diario danés Jyllands Posten las doce caricaturas del Profeta Mahoma, se ha convertido en una verdadera tortura para él y su familia. Bajo ésta infinita presión ha optado por la idea del exilio, como informa María Laura Avignolo en el diario Clarín.

Durante el verano europeo del 2005, Rose invitó a doce diseñadores a hacer retratos del Profeta Mahoma, algo que la religión musulmana prohíbe, en nombre de la libertad de expresión. Y estalló la violencia esperada en los países con comunidades musulmanas más fervorosas.

Desde que las polémicas caricaturas causaron la furia de los musulmanes en el mundo, además de varios muertos en las protestas que le sucedieron y, al mismo tiempo, una cadena de solidaridades en favor de la libertad de prensa, Rose vive las 24 horas custodiado por la Policía y —en el juego del gato y el ratón- con pánico a ser ejecutado.

Violentas manifestaciones de protesta por la publicación de caricaturas se sucedieron en febrero en Paquistán, Libia, Indonesia e India.


Si bien el escándalo se ha calmado, las amenaza de muerte sobre Rose continúan. Además el periodista no ha regresado a la redacción desde las largas vacaciones que el diario le impuso tras la publicación de las caricaturas en febrero.

El periodista partió a Estados Unidos para participar en debates sobre este "affaire" y para escribir una serie de artículos sobre la sociedad norteamericana. Son sus amigos los que le han recomendado el exilio de otro lado del Atlántico, al menos por unos años.

Pero el periodista aun duda ante la decisión:

"No se trata solo de mi sino además de mi familia, de mi trabajo, y de otras cosas a arreglar".

Después de los meses de silencio que el editor de su diario le impusiera, Rose volvió a hablar el pasado miércoles. Lamentó una sola cosa: la situación difícil en la que se encuentran los doce caricaturistas, obligados a esconderse y que conocen dificultades para trabajar.

"Eso es lo que más me entristece"

confió Flemming Rose, en un programa emitido por la cadena nacional DR2, sobre la crisis de la caricaturas. La emisión estaba dirigida por una musulmana con velo y por una atea.

Desde su publicación, los caricaturistas viven con el temor a ser asesinados por fanáticos. Uno de ellos relató que cuando creen que el temor se calma, reaparecen amenazas, la última de la red terrorista Al Qaeda, y el sentimiento de angustia regresa:

"Es muy duro psicológicamente. Debe cesar para tener una vida normal con la familia, los amigos, el trabajo, lejos de las cámaras".

Pero Rose considera que su decisión no violó la legislación de su país sobre la blasfemia o el racismo.

"Los musulmanes deben ser tratados sobre el mismo pie de igualdad que los otros grupos en Dinamarca".

---
ENLACES RELACIONADOS

- Ben Laden quiere la cabeza de los caricaturistas daneses que dibujaron a Mahoma

- El Jyllands-Posten publica un manifiesto contra el totalitarismo islámico


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 17 de enero

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031