Periodismo

La COPE se podría quedar fuera del EGM

10.03.06 | 09:53. Archivado en Radio

Sandra Remón y Juan C. Osta (Periodista Digital).- El presidente de la AIMC, Carlos Lozano, ha contado en exclusiva a PERIODISTA DIGITAL la situación a la que se ha llegado después de que los organismos de control y supervisión detectaran prácticas ilegales en el transcurso de las encuestas. La AIMC ha propuesto la expulsión de uno de sus asociados, la COPE, por faltas graves. Si la asamblea lo ratifica en 15 días, la COPE quedará fuera de la AIMC.

"Nuestra asociación engloba a 160 medios, empresas, anunciantes... y nuestra labor es totalmente transparente. La Cadena COPE es uno de nuestros medios asociados por lo que su acción, considerada como muy grave dentro del marco de nuestro estatuto, no la considero periodismo de investigación, sino acción de mala fe, ya que la COPE, como socia, tiene acceso a toda la información con la que cuenta la AIMC".

La AIMC (Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación)es una entidad sin ánimo de lucro que en la actualidad cuenta con 163 empresas asociadas, entre las que destacan los medios de comunicación (canales de televisión, cadenas y emisoras de radio, sitios de Internet, periódicos, revistas, distribuidoras de publicidad en cine, exclusivistas de exterior, etc.) y empresas del sector publicitario (anunciantes, agencias de publicidad, agencias de medios, consultores, etc.). Sus fines son la investigación, medición y control de la audiencia de los diferentes medios para distribuir sus informes entre sus asociados, y en su junta directiva cuenta con la representación de numerosos medios y agencias de publicidad, entre ellos, la cadena de radio que se ha propuesto desacreditar al EGM.

"Como es lógico y dada la mala fe con la que ha actuado la COPE, su representante en la junta de la AIMC ha presentado su dimisión".

Una vez reunida la junta, Carlos Lozano ha contado a PERIODISTA DIGITAL que las acciones que llevarán a cabo constan de dos vías

"nuestros abogados determinarán las vías legales que estimen oportunas, y por vía de nuestro proceso interno, se ha planteado la expulsión de uno de nuestros asociados, la COPE. Una vez terminada la reunión extraordinaria de este viernes, la decisión de haber incoado un expediente de expulsión por la falta grave, debe ratificarla la asamblea".

Carlos Lozano ratifica la fiabilidad y transparencia de sus datos. Los órganos de control y supervisión detectaron la trama porque su sistema es tan fiable, que se percatan de cualquier anomalía dada la seguridad de su sistema de encuestas.

"Las encuestas del EGM no se realizan en papel, sino en unos pocket PC a los que se accede mediante unas claves de usuario que no se pueden modificar, y desde los procesos internos de control y supervisión detectaron unas prácticas irregulares entre algunos de sus encuestadores. Así detectamos la trama"

Dos interpretaciones opuestas de un mismo hecho

Sin embargo, y polémica aparte, resulta cuanto menos llamativo cómo según el grupo mediático del que se trate el escándalo está en unas mediciones incorrectas (y el dinero que eso supone para unos y otros) o en una "trama" malvada de un medio para desenmascarar lo que venía denunciando hacía tiempo.

En fin, como muestra un botón, y lo más gráfico es ver simplemente los titulares y las piezas dedicadas a este asunto de El País (del Grupo Prisa, principal beneficiado en el último estudio del EGM) y El Mundo (alineado por motivos obvios con la COPE).

Mientras El Mundo titula “El EGM estudia suspender la primera oleada del 2006 tras una investigación de la Cadena COPE”. El País lo hace de la siguiente forma: “El EGM denuncia “una trama” de la Cope para “manipular” la audiencia de la radio.

Y aquí va una pequeña muestra de cómo lo enfocan:

El País , beneficiado por los resultados del EGM habla de:

A través de "supervisiones habituales", la AIMC y los institutos de opinión que realizan las encuestas para medir la audiencia de los medios detectaron irregularidades en algunos de los cuestionarios que debían servir de base para confeccionar la primera oleada del EGM de 2006.

El trabajo de campo había comenzado el 11 de enero y estaba previsto que concluyera el 21 de marzo. En estos chequeos rutinarios, la AIMC observó que en algunas localidades determinados programa de la Cope experimentaban sorprendentes subidas de audiencia.

La AIMC descubrió "falsificaciones" dirigidas a "alterar fraudulentamente" los datos de audiencia. El presidente de la asociación, Carlos Lozano, aseguró ayer que "ha habido un ovillo sobre reiterados temas que nos han llevado a poner el ojo sobre ciertas personas que ayer [por el miércoles] fueron excluidas" del trabajo de campo.

En su editorial de este viernes, El País, titulando "Incitación al fraude", critica el comportamiento de este "grupo de defraudadores", cuyo comportamiento "merece una acción ante la justicia" y sigue:

"Pero quienes utilizan medios ilícitos, como cámaras ocultas, suplantaciones de personalidad, y engaños sistemáticos para obtener unos resultados fijados previamente, deberían cosechar también la justa corrección de quienes ejercen el máximo magisterio moral sobre los católicos".

El Mundo, en apoyo a la COPE, comenta:

La cadena denuncia que "los formularios se rellenan parcialmente y casi sin control, puesto que contienen más de cien preguntas" y añade que "sólo se supervisa el 4% y no se comprueba el contenido".

Además, critica que las encuestas "sólo pueden hacerse en el domicilio del encuestado y en numerosas ocasiones el acceso a la vivienda es prácticamente imposible" y añade que es "un ordenador el que elige, de forma aleatoria, al miembro de la familia que debe responder".

Según la red de emisoras, "el EGM es un fraude, sus datos no se corresponden con la realidad puesto que es fácilmente manipulable". Y añade que "el 95% de las encuestas sobre audiencia de medios de comunicación presenta irregularidades".

Carlos Lozano, presidente de AIMC, ha denunciado que esta "actuación" de la COPE tiene "afán de manipular" y es "un acto claro de mala fe" por parte de la cadena. Según ha declarado, su organización analiza minuciosamente lo sucedido. "Éste es un instrumento de confianza con 40 años de historia, tenemos que seguir estas indagaciones profundas y, si no lo tenemos claro, no habrá primera oleada del EGM", ha añadido.

Lozano ha explicado, además, que la encuesta está sometida a "supervisión continua de procesos y procedimientos" y ha subrayado la "gran eficiencia del sistema detecta cosas extrañas, saltan las alarmas".

Los Estudios del EGM afectan a todos los medios. La AIMC se plantea no publicar los datos de la primera oleada, pero los editores de prensa exigen que se publique en plazo y sea fiable, según ABC.

Según este rotativo, la AIMC piensa que:

«Lo ocurrido no sólo interfiere gravemente el desarrollo del EGM, sino que constituye un ataque frontal al sistema diseñado por el mercado para proveerse de información de audiencia de los medios»

y se reserva el derecho a emprender las medidas legales necesarias.

Libertad Digital, puesto en contacto con el responsable de la investigación paralela, da voz a Abellán, que habla de fraude:

"En declaraciones a Libertad Digital, José Antonio Abellán, director de El Tirachinas de la COPE y responsable de la investigación llevada a cabo sobre las prácticas del EGM, ha explicado el porqué de este trabajo periodístico. “Queríamos demostrar qué había de cierto en las acusaciones que se hacían desde hace años contra el EGM”, ha dicho Abellán, que añadió que uno de los objetivos de su investigación era saber cómo se hacían las encuestas de audiencia.

"No hemos descubierto manipulación. Hemos comprobado que el EGM es una chapuza", apuntó el presentador de la COPE que recordó cómo AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) presume de la "fiabilidad" y el "blindaje" de sus encuestas.

Lo cierto es que la propia AIMC dice en su página web que sus "cuestionarios son ocasionalmente sometidos a una nueva comprobación, posterior a la tabulación de resultados, por parte del (los) asociado (s) que así lo requieran. Este proceso supone un permanente control de calidad sobre cualquiera de las fases de elaboración del EGM".

José Antonio Abellán ha dicho que el "Estudio General de Medios podrá ser perfecto, pero es imposible de llevar a cabo como ha quedado demostrado". Por ello, cree que la Cadena COPE "debería tirar diez años atrás y exigir responsabilidades al EGM".

El Semanal Digital se alinéa con la COPE y habla de "medición chapucera" por parte del EGM, y habla de una selección de personal que deja mucho que desear.

“La investigación de la cadena de la Conferencia Episcopal, conducida por su director de Deportes, José Antonio Abellán, ha sacado a la luz una forma de medición chapucera y fácilmente manipulable en un dossier de 27 páginas complementado con documentación gráfica, grabaciones y actas ante notario. Una infiltración que ha puesto sobre la mesa un modus operandi por parte de la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) que se contradice con su declaración sobre la forma de llevar a cabo las encuestas, basada en entrevistas personales que "son supervisadas por el Instituto encargado de la realización del trabajo de campo, pero además, un 10% es supervisado directamente por AIMC, con un equipo de inspección propio con objeto de comprobar la correcta aplicación de los mecanismos de aleatoriedad en el seguimiento de rutas y en la selección de las unidades últimas de muestreo, así como la verificación de la información recogida", tal y como asegura en su página web”.

A primera hora de la mañana, Carlos Herrera, ha salido también a la defensa de la COPE, en los micrófonos de Onda Cero y apoya la consideración de fraude por parte de la EGM, a la vez que critica a quienes piden la reparación inmediata, ya que de alinarse con alguien, lo hará con sus compañeros de la radio antes de hacerlo con los responsables de la medición de audiencias. Posteriormente ha pedido a los medios de comunicación que no le malinterpreten.

Por su parte, la Asociación Española de Radio Comercial (AERC), que
engloba a las grandes cadenas de radio, en las que se integran más de 1.150 emisoras,
ha mostrado su rechazo absoluto a la investigación llevada a cabo por la COPE, ya que supone un ataque a las normas de transparencia del mercado, y exige a la AIMC que pida una reparación inmediata a la COPE.

PERIODISTA DIGITAL se ha puesto en contacto con la AERC. El secretario general de la Asociación Española de Radios, de momento no se va a pronunciar sobre el tema, ya que su opinión ya está recogida en su comunicado:

Comunicado sobre la trama para alterar los resultados del EGM, denunciada por la AIMC

Ante la trama para alterar los resultados del EGM, denunciada por la AIMC, y protagonizada por José Antonio Abellán, director de dos programas importantes de la COPE y Cadena Cien, ambas propiedad de la Conferencia Episcopal, la Asociación Española de Radio Comercial (AERC) con el desacuerdo total de COPE, manifiesta:

1. El Estudio General de Medios es la principal herramienta de planificación publicitaria existente en España, seguida por periódicos, revistas, radio, televisión, Internet, cine, agencias de anunciantes y centrales de medios.

2. Independientemente de los juicios sobre la ética profesional y empresarial de las personas e instituciones que resulten implicadas en esta trama, lo ayer denunciado por la AIMC y ratificado por la COPE en diversos programas del día de ayer y hoy, supone un ataque a las normas de transparencia que rigen el mercado publicitario, un sector de la economía española que en el pasado año alcanzó una facturación de 13.709 millones de euros, el 1,76% del PIB español, de los cuales 6.644 millones, un 0,86% del PIB, usaron como soporte a los medios de comunicación que forman parte del EGM.

3. La AERC insta a la AIMC a que emprenda de forma inmediata acciones judiciales en vía civil o penal que restituyan el buen nombre y reparen el gravísimo daño causado al EGM en su credibilidad, así como el perjuicio económico que resulte de un acto de esta naturaleza para la AIMC y sus asociados.

4. Al mismo tiempo, y al margen de las acciones civiles y penales que procedan, la AIMC debe exigir a la COPE y a sus responsables empresariales una reparación inmediata y suficiente, o de lo contrario que se adopten las medidas disciplinarias oportunas.

5. La AERC respalda la investigación interna abierta por la AIMC, a fin de depurar las encuestas fraudulentas y las irregularidades que se detecten y, a la vista de lo que resulte, difundir o no los resultados de la 1ª Ola del EGM. Lógicamente la AIMC debe repercutir a sus causantes la totalidad de los gastos en que se incurra, incluido el coste total del estudio si de lo investigado procediera su anulación.

¿Y si el CIS midiera las audiencias?

La medición de audiencias en España se lleva a cabo a través de instituciones privadas, que según muchos periodistas, pueden no resultar fiables debido a los intereses políticos y económicos.

Las audiencias de la radio se miden a través del Estudio General de Audiencias (EGA), y a través del Estudio General de Medios (EGM), y este último resulta determinante para el futuro de los programas. La publicidad depende de los datos de las audiencias, y ser uno de los primeros en la lista de los más escuchados es determinante para la bonanza económica de un programa.

Quizá si el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), de titularidad pública, se encargase de recabar la información para la medición de audiencias la existencia de estos problemas acabaría.

PERIODISTA DIGITAL se ha puesto en contacto con uno de los profesionales de la radio perjudicado por el sistema de medición de audiencias. El editor de 24HORAS en RNE, Fermín Bocos.

Fermín Bocos piensa que el EGM nunca hace justicia. 17 años atrás, el profesional lideraba los programas de la noche con Hora 25 en la Cadena SER, superando con un millón largo al resto de los programas nocturnos.

Hoy, Bocos, se extraña de las bajas audiencias otorgadas por el Estudio General de Medios, cuando presenta con un programa similar al que tanta audiencia congregó en su día.

Fermín Bocos piensa que

“Si el CIS llevase a cabo los estudios de audiencia, se acabarían los problemas hoy mismo, puesto que el CIS es una institución pública sometida a control sin intereses políticos”.

Su opinión con respecto al EGM es que

“El EGM está necesitado de transparencia, y conviene que aclare sus métodos. Debe explicar a quién encarga las encuestas. El trabajo de campo debe ser conocido por todo el mundo puesto que va dedicado a las empresas publicitarias”.

Periodista Digital se pone en contacto con varios periodistas de diferentes medios y les plantea la misma cuestión: ¿Por qué no cuenta el CIS y nos dejamos de cuentos?. Estas son las respuestas.

Albert Montagut, director de ADN

Cuando el CIS da datos sobre cualquier tema la gente no se los cree. Lo que deberíamos hacer es revisar nuestra cultura a la hora de aceptar los resultados de este tipo de institutos, me da lo mismo que se trate del EGM o del CIS. Lo que sí tenemos que exigir es que sean rigurosos y solventes.

Bieto Rubido, director de la Voz de Galicia

Sería mejor que lo hiciera el CIS. El EGM está desde hace mucho tiempo bajo sospecha. El CIS tiene más recursos y la muestra sería más grande, por lo tanto más fiable. Yo creo que desde el Estado se debería garantizar la existencia de mediciones con garantía de calidad.

Pedro Ortiz, Director de Las Provincias

No hace falta que sea un organismo público. Es suficiente con uno como el que hace el EGM, con las correcciones que haga falta, pero creo que es más que suficiente.

Carlos de Salas, director de El Economista

El CIS sería más independiente, claro. En el EGM hay muchos intereses privados. Es como si una auditora estuviera auditando una empresas en la que tiene intereses. De todas formas, la polémica con la COPE va a desembocar en que el EGM sea cada vez mejor.

Arsenio Escolar, director de 20 minutos

A mí eso me parece irrelevante. Lo que sí es inaceptable es lo que ha hecho la COPE. El EGM tiene que tomar medidas contra esa emisora de radio y los falsos encuentadores. Y lo dicho, no tiene ninguna importancia si lo hace el EGM o el CIS. El EGM, además, en contra de la opinión creada, no es un mero organismo privado, es un organismo donde entra todo el mundo.

José Antonio Sentís, subdirector de La Razón

Lo que importa es que lo que se haga se haga con eficiencia. Que sea público o privado me es indiferente. De todas formas, si es un organismo como el CIS, dependiente del Gobierno, parcial, ... Lo que de verdad es importante es que haya competencia dentro de los estudios medidores de audiencias, y así se corregirían unos a otros.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 26 de junio

    BUSCAR

    Hemeroteca

    Junio 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930