Columna de humo

Ser hombre significa ser machista

17.12.18 | 21:53. Archivado en Es España, oiga

En el momento en que escribo todavía no se sabe quién es el asesino de Laura Luelmo, aunque ya hay un hombre sospechoso al que se busca, y en tuiter, ese patio de vecinos mal avenidos, ya han estallado dos persecuciones; una “al hombre”, así en general, y otra al facha.

Una de las causas menos advertidas de la derrota de la izquierda en Andalucía ha sido ese feminazismo irredento en el que se ha sumergido la izquierda que, como la vicepresidenta del gobierno, prevé que a la mujer hay que creerla siempre siempre, cuando y como sea, aunque eso signifique sitúar al acusado como automático culpable. Y en tuiter, como en la barra del bar, mola mucho ser progre y ser más feminista que nadie… entendiendo la palabra “feminista” de esa manera retorcida y sectaria en que la momentáneamente derrotada izquierda la entiende.

Y así llegamos a que ser hombre significa automáticamente ser sospechoso. A la mujer hay que creerla siempre pero al hombre nunca, en ambos casos por el mero hecho de serlo. Este buenismo, “hermana, yo te creo”, ha calado entre las clases más populares e ineducadas, esas que se drogan habitualmente con “First dates”, “Gran Hermano” y otros programas culturales del mismo nivel, de modo y manera que llevarles la contraria significa llevar todas las papeletas para ser acusado de nazi, franquista, rata de sacristía y votante de Vox, mientras le pasean a uno desnudo sobre un caballo y con una cruz amarilla pegada, con grapas si es posible, a la frente.

La izquierda tuitera, la izquierda de garrafón, la izquierda democrática que manda a sus lacayos quemar contenedores cuando no le gustan los resultados de unas elecciones, ha decidido que el hombre es culpable. Tacatá. Y la mujer, pura, inocente y virginal. En esto último hemos retrocedido al catecismo de los años sesenta. Ser hombre significa ser culpable del asesinato de Laura Luelmo, Sandra Palo y Diana Quer. Presunción de culpabilidad, vaya.

Pero, ay, como se te ocurra decir a uno de estos feministas de salón que determinados asesinos, reincidentes, especialmente repugnantes o violadores sin escrúpulos de niños tal vez merecieran la prisión permanente revisable, ay, entonces pasas a ser merecedor del fuego eterno, de doble condena eterna, por hombre y por machista recalcitrante. Aunque tal vez un buen abogado defensor acabara convenciendo al jurado de que solo merecía una pena, ya que para tantos, ser hombre es ser machista y todavía no se ha inventado la acusación de sinonimia perfecta.

Las contradicciones de la izquierda, el buenismo de la izquierda.


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 25 de abril

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Abril 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930