Pedro Miguel Lamet

La oración de la nieve

10.12.17 | 09:43. Archivado en Acerca del autor


La naturaleza habla también en el invierno a través de la hermana nieve. Nos recuerda la capacidad de transfigurar el tronco, la piedra, el jardín, la casa, nuestra vida. Es como si se revistiera del alba para oficiar la liturgia que reviste de pureza original a la creación, la blancura perdida. Como si nos recordara que el mundo lleva dentro la posibilidad del cambio, de retornar a la alegría, la plenitud, la luz de donde venimos y hacia donde vamos.

Mejor lo dice el poeta. Revuelvo en mis viejos libros y encuentro un poema de Amado Nervo dedicado a la nieve. Copio unas estrofas. Mejor le dejo a él, pues dice mejor cómo la nieve ora y nos enseña a orar.

La blancura es el himno más hermoso y más santo;

ser blanca es orar; siendo yo, pues, blanca, oro y canto.

Ser luminosa es otro de los cantos mejores:

¿No ves que las estrellas salmodian con fulgores?

Por eso el rey poeta dijo en himno de amor:

“El firmamento narra la gloria del Señor”.

Se tú como la Nieve que inmaculada llueve

Y yo clamé: —¡Alabemos a Dios, hermana Nieve!


El beso fugaz de Dios

23.11.17 | 10:39. Archivado en Acerca del autor

¡Qué milagro cotidiano! De pronto en una calle cualquiera alguien cierra los ojos y se pierde, se sumerge, se sale del tiempo gracias a la música. Y el viandante atareado se detiene y por un instante olvida sus preocupaciones y asciende con él a la nube del artista por la escalera del pentagrama a un lugar extático, a un mar de notas que le embriagan.

Porque, como canta fray Luis en su Oda a Francisco Salinas, “el aire se serena y viste de hermosura y luz no usada”. Desde el embrujo de la música el que la escucha se hace tan niño que reconoce su origen: “A cuyo son divino / el alma, que en olvido está sumida, / torna a cobrar el tino / y memoria perdida / de su origen primero esclarecida”.

Pierde por un instante el interés por lo material: “Y como se conoce, / en suerte y pensamientos se mejora; / el oro desconoce, / que el vulgo vil adora, / la belleza caduca, engañadora”.

Y da así el gran salto a lo trascendente: “Traspasa el aire todo / hasta llegar a la más alta esfera, / y oye allí otro modo / de no perecedera / música, que es la fuente y la primera”.

De esta manera en cualquier calle y en cualquier momento, gracias a la música, si cierras los ojos, puedes llegar a sentir el beso fugaz de Dios.


Si estás perdido

20.11.17 | 17:28. Archivado en Poesía

Hay mucha gente hoy día con desazón y angustia. A las noticias negativas se suman problemas personales de soledad, fracasos amorosos, precariedad económica, depresión, o simplemente una vaga sensación de sin sentido.

¿Dónde está la solución de fondo? ¿En los partidos, las elecciones, el dinero, el consumo, el progreso? Al final nos encontramos con nosotros mismos. La respuesta está dentro. Es lo que intento evocar en este soneto:

SI ESTÁS PERDIDO

Si estás perdido en ese desconcierto

de no saber a dónde va el camino

y esta vida te lleva al desatino

de andar sin rumbo solo en un desierto;

si a veces añoras retornar al huerto

y sentarte a la sombra de aquel pino

para mirar al sol dormirse en el divino

regazo de la mar igual que un muerto,

cierra los ojos, respira en este instante

lo que detrás de tu ser te configura,

piérdete del todo en ese encuentro

que habita tras la forma y la figura,

y descansa tu alma como amante

en el beso de amor que eres por dentro.

Pedro Miguel Lamet


Hoy hace 500 años murió Cisneros

08.11.17 | 11:35. Archivado en Acerca del autor

El diario ABC publica hoy, fecha en que se conmemora el quinto centenario de la muerte de Francisco Ximénez de Cisneros, una esquela que recoge sus títulos y méritos al servicio de la Iglesia y de España, así como la petición de que “su ejemplo de austeridad, abnegación, sacrificio, valor, entrega y servicio a su Nación y a sus reyes sirva de faro y guía a los gobernantes presentes y futuros para la defensa de la Unidad, Libertad y Dignidad de España”.

Curiosamente la esquela señala erróneamente a Cisneros como primer Arzobispo de Granada, cuando en realidad lo fue –como es bien sabido– Fray Hernando de Talavera, religioso jerónimo y anterior confesor de la Reina Isabel.

Mi primer encuentro con el cardenal Cisneros fue hace 26 años, cuando publiqué un libro titulado “Yo te absuelvo, majestad”, sobre confesores de reyes y reinas de España. Me impactó mucho su figura por contraste con la de fray Hernando de Talavera, el bondadoso confesor de Isabel la Católica que, nombrado arzobispo de Granada, se hizo amigo de los musulmanes hasta ser nombrado por ellos el “alfaquí cristiano”, pues llegó a aprender árabe, implantó la liturgia en lengua vernácula, era contrario a la Inquisición y evangelizaba persona a persona. Los reyes no estaban contentos con el progreso de las conversiones y mandaron a Cisneros para acelerarlas. (Curisamente la diócesis de Granada acaba de iniciar el proceso de canonización de Talavera, 5 siglos después) Los métodos coercitivos del arzobispo de Toledo, su quema de libros coránicos y la dureza de su ascetismo no dieron resultado, sino que provocaron de nuevo la insurrección en el Albaicín. Mientras Talavera, que logró apaciguarlos, murió pobre y perseguido por la Inquisición, Cisneros subía en cargos e influjo en la Corte.

Reconozco que entonces el personaje no me cayó muy simpático. El año pasado, Ymelda Navajo y Carmen Fernández de Blas, directoras de La Esfera de los Libros, me sugirieron que escribiera, a raíz del V Centenario de su muerte, una novela histórica sobre él. Al profundizar con este motivo en Cisneros me acordé de aquella frase de Baltasar Gracián: “El primer paso de la ignorancia es presumir de saber, y muchos sabrían si no pensasen que saben”. Reconozco humildemente que entonces yo no sabía suficientemente sobre este hombre complejo y polifacético. Y es que en el caso del cardenal Cisneros hemos vivido muchos años de tópicos. Además su figura ha sido utilizada por unos y por otros. Presentado como uno de los fautores de la unidad de España, fue promocionado por el franquismo y la España nacionalcatólica, mientras que en la época posconciliar era contrapuesto como antihéroe a un precursor ecuménico, fray Hernando de Talavera.

>> Sigue...


Síndrome de Telediario

06.11.17 | 14:54. Archivado en Acerca del autor

Como todo el mundo sabe, soy periodista. Por tanto conozco el universo de la noticia, sus leyes drásticas de proximidad.,de “hombre que muerde a perro”, de la necesidad de provocar lectura o escucha, etc. Siempre he defendido el trabajo periodístico como un fieri, un quehacer que se realiza en poco tiempo y que no se acaba en una sola noticia.

Pero reconozco que me encuentro en un momento de empacho, saturación y subsconsciente sobrecargado. El tema catalán, sin duda, es de capital importancia, para el presente y futuro de nuestro país. Pero a la angustia que conlleva casi todo, como ver que un pedazo de España quiere desgajarse, que parientes y amigos se alejan, que familias se rompen, que las empresas huyen de Cataluña, que los jueces actúan con dureza, que los de la otra bandera se montan también en el odio y un largo etcétera, se une la orientación partidista de muchos medios, y sobre todo la reiteración. Por ejemplo, la noche en que el vicepresidente y los consellers fueron encarcelados, la Primera de TVE repitió la misma información tres veces seguidas, con los reporteros de las cárceles reiterando tres veces la misma historia.

Quieras o no te vas a la cama con el subconsciente cargado. A esto se une una morbosa afición de los sucesos de sangre, que en otros tiempos se quedaban en un suelto perdido en una esquina del periódico o alimentaban las fauces de El Caso. Ahora son el pan nuestro de cada día, destacados en primera como manjar suculento de los informativos. Dicen que para denostar la violencia de género. Empiezo a dudar si no la fomenta.

Todo ello y la carencia de mensajes amables y reconciliatorios está creando un peligroso síndrome de telediario que no socava la conciencia y crea un poso interior de angustia y culpabilidad. Si no amas tiernamente a Puuigdemont no eres buen catalán y si te parece excesiva la medida de los jueces, no eres un buen español. Los medios y sobre todo los políticos que amplifican los medios, lejos de ayudar a la reconciliación, echan leña al fuego, más según su ideología o tendencia política.

Es verdad que el español medio encuentra un exudativo en las chorradas que se envían por Whastupp. Pero eso no cura la carencia de una búsqueda de serenidad en los valores éticos y universales, que en la comunicación brillan por su ausencia. Necesitamos que hable la gente de bien y que los medios transmitan los hechos y las sonrisas de gente normal, please!


Desprogramarse y nacer de nuevo

03.10.17 | 17:34. Archivado en Acerca del autor


El ordenador es un aparato útil. Pero completamente tonto. Tú metes los datos y el los baraja y luego da a luz un sorprendente listado, un cálculo arquitectónico, el plano de un nuevo automóvil. Sin embargo el ordenador nunca da el salto trascendete. Ni se enamora, ni sabe reír ni llorar, ni se va como voluntario al Tercer Mundo, ni crea una Novena sinfonía o un soneto de Shakespeare.

En la era de la informática y la información, de la televisión e Internet, el peligro está en convertirnos en unas ingentes y estúpidas bases de datos ambulantes, pero sin ensueño, sin vida, sin poesía. El gran salto cualitativo no lo da el ordenador, lo damos nosotros.

Hoy como ayer la felicidad está en ver, alcanzar nuestra verdad profunda.

>> Sigue...


"Converso". ¿Puede filmarse al Espíritu Santo?

28.09.17 | 11:21. Archivado en Cine

“¿Puede filmarse el Espíritu Santo?”. Que esta osada pregunta se la formule un joven realizador en medio de un mundo secularizado y en una España de fuerte herencia anticlerical no deja de ser una audacia. Mucho más si el objetivo es plasmarlo a través de los miembros de una familia que, de la indiferencia, el agnosticismo y el ateísmo se convierte de pronto al catolicismo por distintos caminos. Pero todavía es más sorprendente que el documental cautive, interese también a la crítica, incluso de izquierda, y obtenga diversos premios en festivales con asentimiento del público hasta lograr estrenarse en salas convencionales. No deja de ser extraordinario que en un país tradicionalmente católico de pronto serlo se haya convertido en noticia y unos conversos sinceros en curiosas especies insólitas que provocan la curiosidad de las gentes. Hasta ese extremo ha cambiado la sociedad española.

David Arratibel es el director navarro que, con un solo documental hasta ahora en su haber, –Oírse, sobre los acúfenos, que él mismo padece-, nos sorprende ahora con Converso, título que hace referencia tanto a la “conversión” como a la “conversación”,los dos pilares que sostienen el film. Todo comenzó cuando David se decidió a grabar a su cuñado Raúl con la excusa del montaje e inauguración del órgano pamplonés en la capilla de El Salvador. Lo que podía ser un film sobre música se fue convirtiendo en un documental sobre la fe. Quizás el hecho de David era el más externo al proceso de la extraña conversión de la familia, por su perplejidad ante el fenómeno y su agnosticismo, le sitúa en un fuera/dentro muy conveniente para intentar explicarse qué había pasado entre los suyos.

>> Sigue...


Meditación del Doncel

21.09.17 | 19:59. Archivado en Acerca del autor, Sociedad

¡Qué dulce dejadez, qué tranquila armonía, qué manera relajada de ir pasando la eternidad! El Doncel de Sigüenza parece imperturbable con su libro entre las manos desde el siglo XV, cuando apenas acababa de inventarse la imprenta. Se diría que hace un instante se ha bajado del caballo en la Acequia Gorda de la Vega de Granada, donde ha estado batallando, para descansar para siempre con su verdadera afición: leer, una forma de volar y alimentar el espíritu.

Su padre, secretario de los Duques del Infantado, que junto a su madre, descansa también en la misma capilla, mandó construir esta estatua yacente en alabastro que rompe con todos los tópicos de la rigidez de la muerte. Martín Vázquez de Arce cierra los ojos, pues ya ve desde el ahora definitivo y esboza una fina sonrisa de paz, enfundado aún en sus ropas de batalla y caballero de Santiago. Es la meditación de “nuestra vida son los ríos que van a dar a la mar” de Jorge Manrique, pero con un matiz gozoso sobre la muerte: tras ella hay paz, belleza, juventud, alegría, vida.


Acción de Gracias

17.09.17 | 20:38. Archivado en Acerca del autor

Ante la avalancha de noticias negativas y después de un verano luctuoso, se me ha ocurrido dar gracias por todo el bien recibido como en una eucaristía cósmica llena de regalos que solo traslucen Amor.

ACCIÓN DE GRACIAS

Porque nos das el aire en que vivimos

y la luz que ilumina nuestros ojos,

el azul al abrir nuestra ventana

o el canto de los ríos, y el hermoso

horizonte del mar y la montaña.

Porque visitas al hombre cada día

y alientas nuestro ser, llenas el alma;

porque besas al mundo con la brisa

y cantas la alegría de ser niño

y entre flores del campo ríes y saltas.

Porque habitas también en nuestra pena

y bendices y arropas cada lágrima,

das sentido al dolor a manos llenas;

como padre y amigo, esposo y madre

nos habitas, consuelas y acompañas.

Porque te haces pan que compartimos

y en el vino te entregas, te derramas;

y por esta comida nos reúnes

en un corro de fiesta y algazara…

Por ser un Dios que parte y se reparte

y en el Mundo y la Vida te regalas…

Por el Amor, la Fe, la risa y la Esperanza,

GRACIAS, SEÑOR; SEÑOR GRACIAS.

Pedro Miguel Lamet


Un Ignacio en plan "cómic" juvenil y superprodución efectista

14.06.17 | 18:16. Archivado en Acerca del autor, Iglesia, Cine

A medio camino entre el medioevo y el renacimiento, la figura de Ignacio de Loyola (Azpeitia 1491-Roma 1556), el gentilhombre que, de caballero al servicio del duque de Nájera llegó a convertirse en fundador de la Compañía de Jesús, excede los límites del interés exclusivamente religioso. Desde Lenin a los actuales brókeres, pasando por el semiólogo Roland Barthes, ha sido objeto de sesudos estudios, interesados sobre todo en su revolucionario método de los Ejercicios Espirituales y su sentido práctico y psicológico del liderazgo.
Sin embargo y pese a que la primera etapa de su vida, la de “soldado desgarrado y vano”, como él mismo se autocalificaba, tiene aspectos muy cinematográficos, sólo hay en la Historia del Cine un precedente a la película que hoy nos ocupa: El capitán Loyola, film en blanco y negro de 1948, dirigido por José Díaz Morales con guion de José María Pemán, Francisco Bonmatí de Codecido, y Carlos M. De Heredia, que pasó sin pena ni gloria por nuestras pantallas.
La biografía de este santo vasco -que luchó a favor del rey de Castilla-, líder de la Contrarreforma, tiene tres etapas muy caracterizadas:

>> Sigue...


Puerta a la libertad

30.05.17 | 00:59. Archivado en Acerca del autor

Al cabo de los años uno descubre que libertad es responder a lo más hondo de uno mismo, al horizonte que llevamos inscrito en nuestro interior. Allí hay una puerta que se abre al anchuroso campo, la luz, el espacio sin medida. La percepción mística (no hay que asustarse del término) es directa, no es un pensamiento, está más allá del pensamiento. A veces aparece entre dos respiraciones, al escuchar una música, al leer un poema, al contemplar un árbol, una flor. Es como si captaras el ser en e Ser. No por mucho razonar se encuentra la verdad y la luz de dentro. Así sucede, por ejemplo, en los momentos claves de la vida: cuando te enamoras, te nace un hijo, en un momento de gran alegría o punzante dolor. No depende de que seas joven o viejo, guapo o feo, sano o enfermo: siempre eres.

>> Sigue...


Las grandes preguntas de Scorsesse en "Silencio"

19.01.17 | 19:00. Archivado en Poesía, Jesucristo, Cine

La película Silencio, de Martin Socrsesse, ha suscitado mucha polémica y discusión desde su estreno. Os dejo el vídeo de la Conferencia que, organizada por Entreparéntesis, convocó en el Salón Borja de Madrid a gran número de personas.

Enlace con la Conferencia


Domingo, 17 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031