Pedro Miguel Lamet

Las grandes preguntas de Scorsesse en "Silencio"

19.01.17 | 19:00. Archivado en Poesía, Jesucristo, Cine

La película Silencio, de Martin Socrsesse, ha suscitado mucha polémica y discusión desde su estreno. Os dejo el vídeo de la Conferencia que, organizada por Entreparéntesis, convocó en el Salón Borja de Madrid a gran número de personas.

Enlace con la Conferencia


"Las inocentes": la irrupción de la vida en unas monjas violadas

25.12.16 | 14:00. Archivado en Cine


De pronto entre cientos de películas convencionales uno se encuentra con una perla escondida, de ese cine que ya casi no se hace y que, por otra parte, resulta incomprendido no solo para el espectador del montón, sino para no pocos críticos actuales insensibles al cine poético y contemplativo. Tal es el caso de Las inocentes, cuyo primer título era “Agnus Dei”, y que se basa en hechos reales, el brutal asesinato y violación masiva perpetrados por el Ejército Rojo contra unas monjas polacas en 1945, cuando los alemanes ya habían abandonado el país. La doctora Madelaine Pauliac, que conoció en primera persona la masacre da cuenta exacta de lo que ocurrió en aquel monasterio: “Había 25. 15 fueron violadas y asesinadas por los rusos. El resto fueron violadas desde 35 veces hasta 50”.

Esta es la historia que movió a la realizadora franco-luxemburguesa Anne Fontaine (Nouvelle chance, La Fille de Monaco, Coco avant Chanel, Adore) a realizar un filme que da a conocer al mundo el terrible episodio con un estilo intimista, sobrio y revestido de una extraordinaria delicadeza.

>> Sigue...


Tres profetas del Adviento

27.11.16 | 10:40. Archivado en Jesucristo


Comenzamos hoy el año litúrgico con el Adviento (apócope de Ad-venimiento), una época que siempre me ha fascinado. El hombre, herido por la estrechez a la que él mismo somete su ego, descubre la limitación, el miedo, el dolor, el sinsentido, por lo que vuelve a gritar a su creador buscando, suplicando que de nuevo le envíe u rayo luz. . Desolado por la experiencia del sufrimiento, el hambre, la violencia, la guerra, la soledad y el miedo, vuelve sus ojos ansiosos hacia el cielo. A mi entender el Adviento es el tiempo que más se adecúa a nuestra existencia actual. Queremos intuir, si no comprender cabalmente, por qué estamos aquí a dónde se dirige esta flecha en apariencia absurda, “pasión inútil” para los existencialistas, que parecemos ser. Los judíos que ya tenían el privilegio de atribuir la creación a un Dios único, esperan un Mesías, piden a los cielos que “rocíen” al justo, intuyen con los profetas la venida de un salvador, nacido de una muchacha en debilidad y pobreza, que nos rescate del desastre. Y va a venir, nos dirá la Buena Nueva, directamente del seno de Dios mismo, del amor que se profesa la comunidad divina que, prexistente en familia trinitaria, va a pronunciar el Verbo que se hará carne, hombre.

En mi libro de poemas LA LUZ RECIÉN NACIDA, que acaba de aparecer (ed.Mensajero), dedico un soneto a cada uno de los tres profetas del Adviento, que van apareciendo en las lecturas de los domingos de este tiempo litúrgico:

>> Sigue...


Pan y Peces innaugura su nueva sede en Madrid

08.11.16 | 23:16. Archivado en Sociedad


La fundación "Pan y Peces", creada para proporcionar alimentos a las familias en crisis, ha ampliado sus instalaciones con la inauguración de un nuevo local en Madrid. Esta organización cristiana sin ánimo de lucro fundada para dar a las personas más necesitadas alimentos básicos y productos de limpieza e higiene personal, tiene como objetivo proporcionar un carrito mensual a cada familia con todo lo necesario para el día a día. Cada uno de estos carritos está diseñado para atender las necesidades de los hogares según el número de componentes, sus edades y su estado de salud. Apoyan también la educación de los niños, y su lema es la discreción para que los hijos no conozcan la procedencia de los alimentos.

>> Sigue...


Seguidor de Arrupe, amigo del Papa y defensor de los pobres

14.10.16 | 18:14. Archivado en Iglesia

Decididamente en Roma soplan vientos latinoamericanos. La Compañía de Jesús acaba de elegir a Arturo Marcelino Sosa Abascal, un venezolano de 68 años, abierto y comprometido, forjado al mismo tiempo en la lucha fronteriza a favor de los pobres, en importantes cargos de gobierno jesuíticos y con una profunda formación intelectual sobre todo en temas políticos y sociológicos. ¿A qué responde esta elección? Ayer mismo, durante una amigable comida, a la pregunta de Jesús Bastante, redactor-jefe de RD, sobre quién podría ser el futuro superior general, respondí sin dudarlo: Arturo Sosa. ¿Por qué? Muy sencillo: la Compañía, aparte de buscar un hombre de Dios con preparación y experiencia, no podía dejar de tener en cuenta de que a dos pasos de su Curia General gobierna un Papa latinoamericano y jesuita.
Pero es que además esta elección representa un nuevo respaldo a la línea Arrupe y la misión por él inaugurada de unir fe y justicia,

>> Sigue...


Reflejos de otra luz

05.10.16 | 19:11. Archivado en Acerca del autor


Las aguas tranquilas de los ríos y los lagos copian los paisajes de valles, montañas y ciudades. El reflejo suele ser un trasunto modificado de la realidad, donde rielan los colores de los árboles y las fachadas, como si fueran abocetados cuadros impresionistas. Entonces uno se pregunta: ¿Qué es más real, el reflejo o la realidad? ¿Existe una visión objetiva de las cosas, o cada uno interpreta a su modo cuanto vemos? La visión además no es la misma en el siguiente instante, pues todo cambia continuamente de color, matiz, iluminación, o con el deterioro de las fachadas, las nuevas construcciones, el paso del tiempo.

>> Sigue...


El Tú oculto en la ausencia

16.06.16 | 17:30. Archivado en Acerca del autor, Poesía


****
****
****
****
****
****
****
****
****
****
****
****
****
****
****
UN TÚ OCULTO EN LA AUSENCIA

La tierra era un caos informe; sobre la faz del abismo, la tiniebla.
Y el aliento de Dios se cernía sobre la faz de las aguas.
(Gn 1,2)

Era el mundo un bostezo desahuciado
y el miedo permanente de la ausencia,
el envés asustado de la esencia,
que busca ser y anhela lo creado.

Era el hueco que nunca fuera amado
en la noche sin luna ni presencia,
el vacío del beso, y la querencia
de ese abrazo que nunca habíase dado.

Era mi ser perdido en la penumbra,
la tarde sin amor ni despedida,
la mesa sin brasero, la ternura

que pide el yo de pan y risa hambriento.
Era el Tú que se oculta en la espesura
y brotará si estalla el sentimiento.

Pedro Miguel Lamet


La moto y el mar

18.05.16 | 23:23. Archivado en Acerca del autor

La moto y el mar: dos imágenes contrastadas, dos modos de entender la vida. La moto evoca ruido, velocidad, competición, lucha con el espacio y el tiempo. El mar es símbolo de quietud, detenerse, contemplar, sabor del inabarcable infinito. ¿A cual pertenecemos?

Si a la moto, somos gente que corre, que brama, que goza con el riesgo y quiere apurar la vida hasta el extremo. Si al mar, tenderemos a detenernos, a escuchar el yo profundo, a meditar sobre nuestra identidad más misteriosa, hecha de horizontes y plenitud. El mar siempre estuvo allí desde los comienzos de la creación como trasunto de lo íntimo más íntimo de nuestro ser. La moto ha llegado hace nada, cambia de modelo, envejece rápido, se convierte en chatarra, es distintivo de nuestra fugacidad.

Ambas realidades, tecnología y naturaleza, forman parte de la vida del hombre, que inventa para comunicarse, gracias a su cerebro, y que transforma la realidad. Todo es bueno en sí mismo. Pero en la medida en que sepamos usar de ello.

¿Nuestra generación con qué se queda? La impresión primera es que hoy preferimos correr para drogarnos de nuestra verdad más profunda. Nos cuesta parar el motor, el móvil, las pantallas, la avalancha de mensajes instantáneos. Solo deteniéndonos al menos a ratos en silencio a contemplar recuperaremos el Ser, abrazaremos la chispa de Dios que en realidad somos: hechos de Mar y destinados al Mar.


Y la luz existió

10.05.16 | 18:50. Archivado en Poesía

Cada mañana, al levantarnos, ¿somos conscientes del regalo de un nuevo amanecer? ¿Valoramos el pulso en nuestras venas, el milagro de los colores en la ventana, la sorpresa de ser parte de esa luz en la que existimos, de ser algo más que nada, de poder prolongar el gesto de Dios creador? Y sobre todo, ¿somos conscientes de que en cada momento disfutamos del “yo” en función de un “tú”, de que cada instante somos aurora de Dios?
* * * *
* * * * *


LA PRIMERA AURORA

Dijo Dios: -Que exista la luz. Y la luz existió, Vio Dios
que la luz era buena; y separó Dios la luz de la tiniebla:
llamó Dios a luz día, y a la tiniebla noche.
(Gn 1,3-5)

Sin figura ni manos no aparece

el sueño de mirarse en el espejo,

ni en el caos emerge ese reflejo

donde la sombra ríe si amanece.

Fuimos tiniebla a solas que perece

por no hallar en lo oscuro aquel cotejo

con que apreciar que somos el festejo

de un festín de color que vive y crece.

Y de pronto, ¡oh emoción!, nació la aurora

para alumbrar la turbia masa oscura

y al instante la luz se hizo presente

centelleó en un día, noche y hora

y estalló en el tiempo la ternura

de un futuro de amor resplandeciente.

Pedro Miguel Lamet


Ven, Señor Jesús

24.04.16 | 01:02. Archivado en Poesía


Estos días ante la gran pantomima de los políticos españoles, el “pacto de la vergüenza” de la Unión Europea, los papeles de Panamá y mil noticias más que nos ponen los pelos de punta, me salió del alma este soneto-oración:
***
***
***
***
***
***

MARANATHA

Ven, Señor, Jesús.
(Ap. 22, 20)

Porque atardece y llevo en el camino
este peso de barro, esta andadura
de tiempo y finitud con que nos dura
lo que intuyo y no sé, lo que adivino

en medio de la niebla o el cansino
sentirme solo en esta noche oscura
con nostalgia de estrellas y la pura
ausencia de tu Ser, amor divino,

te busco en la mirada de mi hermano
te digo ven, te llamo desde el río,
el viento, el mar, la lluvia y el abrazo

o en el dolor, el miedo, el desvarío,
donde sé que me llevas de la mano.
¡Ven ya, Jesús, y tenme en tu regazo!

Pedro Miguel Lamet


La catedral del alma

21.04.16 | 10:32. Archivado en Jesucristo


El ser humano se debate entre sus pequeños deseos, sus ídolos de barro –comer, gozar, poseer, dominar, almacenar- y su anhelo de saltar más allá, de ir más arriba, de abrazar el infinito. Intuye que está hecho para otra inmensidad, que a veces vislumbra en el mar, los umbrosos valles, las cimas de las montañas, el cielo estrellado. O mejor aún, descubre en una mirada de amor, la palabra de un niño, el verso de un poeta o la armonía del universo: desde la belleza de un cuerpo hasta la música, desde la perfección de un insecto al canto de una catarata.
Para hacer visible esa dimensión del alma, el hombre, entre otras muchas creaciones, ha construido templos humildes y altivas catedrales. Las hay románicas, que bucean en el interior, el silencio contemplativo. Y las góticas, que, como esta de Sevilla, emulan la trascendencia, ascender más allá de lo cotidiano, subir en arrebato de piedra y arte hacia Dios. Sus naves, estilizadas columnas, y bóvedas de encaje juegan con la luz para cantar nuestro destino: ser más, vibración del Universo, cielo en la tierra.
No llores pues por lo que te pierdes y disfruta a pleno pulmón de lo que ya eres.


Saludo a a primavera

07.04.16 | 10:57. Archivado en Acerca del autor, Poesía


Aunque este año sigue luchando con el frío, la primavera nos va llegando. Es hora de darle la bienvenida con un soneto. Nunca olvidemos que la primavera empieza dentro.

****
****
****
****
****

A UNA SOLA FLOR

Si del color la frágil primavera
sobre el azul pintara una sonrisa
para igualar el beso de la brisa
y al instante enseguida se muriera;

si hiciera de la luz su prisionera
y cantara su esencia tan deprisa
como el jilguero hiere la imprecisa
pureza de la tarde en la ribera;

si el mismo Dios bajara para verme
y dejarme una huella de sí mismo
tan fugaz y tan bella como un verso,

no vendría en el trueno o en el abismo
ni en la doliente luna que en mi duerme,
sino en la flor que abraza al universo.

Pedro Miguel Lamet


Martes, 28 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031