Entre unidad, caridad y verdad

Sobre la Semana de la Unidad 2018

18.01.18 | 13:00. Archivado en Ecumenismo

El concilio Vaticano II dejó en el Decreto Unitatis redintegratio pinceladas admirables y audaces para entender la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos (= SOUC). Basta echar un vistazo a los números 5-12 del capítulo 2º titulado La práctica del ecumenismo (BAC 252, pp. 737-744: nos. 5-12), y en concreto al 8, para caer en la cuenta de lo que digo. Un número, éste, donde podemos hallar, escondida como una joya, la clave con que interpretar la Semana mediante los siguientes tres puntos:

1) «Conversión del corazón y santidad de vida, junto con las oraciones públicas y privadas por la unidad de los cristianos han de considerarse como alma de todo el movimiento ecuménico y con toda verdad pueden llamarse ecumenismo espiritual».

2) «Es cosa habitual entre los católicos reunirse con frecuencia para aquella oración por la unidad de la Iglesia que el mismo Salvador, la víspera de su muerte, dirigió enardecido al Padre: Que todos sean uno (Jn 17,21)».

3) «Es lícito, e incluso deseable, que los católicos se unan con los hermanos separados para orar en ciertas circunstancias especiales, como son las oraciones “por la unidad” y en las asambleas ecuménicas. Estas oraciones en común son medio extraordinariamente eficaz, sin duda, para impetrar la gracia de la unidad y expresión genuina de los lazos que siguen uniendo a los católicos con los hermanos separados».

Se cumple este 2018 el 50º aniversario de la SOUC tal y como ahora la entendemos, o sea conjuntamente organizada y celebrada por el Consejo Mundial de Iglesias (= CMI =CEI) y por la Iglesia católica. Medio siglo parece suficiente para comentar algunas cuestiones a ella relativas, habida cuenta sobre todo de que estamos abriendo esta del 2018, fecha ya de los años posconciliares. Porque la SOUC venía teniendo otro formato antes del Concilio. Recordemos, pues, un poco de su historia.

1. Cuestiones de cronología y de geografía. El hemisferio sur, también llamado austral o meridional, es una de las divisiones geodésicas de nuestro planeta. En él se da especial relevancia al Septenario de Pentecostés, cuya dimensión ecuménica viene a ser el equivalente a la SOUC que celebramos en el hemisferio norte del 18 al 25 de enero. El hemisferio norte, siendo así, pone su acento en un ecumenismo de conversión: más que Semana, es un Octavario que se clausura con la conversión de san Pablo (25 de enero).

El hemisferio sur, en cambio, acentúa más el ecumenismo de comunión: su remate no es otro que la eclosión ecuménica de Pentecostés. Ambos hemisferios, en el fondo, y sobremanera ambas celebraciones derivan del océano de unidad que es el amor de Dios, cuyo singular protagonismo pertenece al Espíritu Santo. De entrada, pues, tenemos tres títulos: Septenario de Pentecostés, SOUC, y Octavario. El Septenario de Pentecostés alude a los famosos siete dones del Espíritu Santo, el cual, por la misma fuerza semántica del término, es denominado Espíritu Septiforme (o siete formas de manifestarse el Espíritu). Ya he dicho que en el hemisferio sur el mencionado Septenario sería como el equivalente a lo que en el norte es la SOUC.

La SOUC, en este mismo orden de cosas, es el modo tradicional de oficiar durante una semana las oraciones en pro de la unidad entre las Iglesias. Es decir, un modo concreto de practicar el ecumenismo. Cada año, se invita por estas fechas a los cristianos a que evoquen la oración de Jesús por sus discípulos: «para que todos sean uno; [...]; para que el mundo crea [...]» (Jn 17,21). ¡Lástima que algunos nostálgicos de un catolicismo trasnochado entiendan lo que no es sino limpia mirada intereclesial como una desviación del catolicismo «de siempre»!

Los corazones se conmueven y los cristianos se dan cita para impetrar juntos el don de la unidad. Congregaciones y parroquias del mundo intercambian predicadores o celebraciones y cultos ecuménicos especiales. Y el evento en el que tiene su origen esta experiencia única es la predicha Semana.

Octavario, en cambio, es la misma SOUC, sólo que añadiendo un día más, dado que en el hemisferio norte ésta va –y permítaseme insistir- del 18 de enero al 25, fiesta de la conversión de san Pablo. Basta saber un poco de aritmética para deducir que la suma da un resultado de 8 días (= Octavario).

2. Hitos importantes y figuras clave en la historia de la SOUC. Acerca de los primeros, cabe señalar por orden cronológico: 1840) El Rvdo. Ignatius Spencer, convertido al catolicismo, sugiere una «Unión de oración por la unidad»; 1908) Primera celebración del «Octavario por la Unidad de la Iglesia», a iniciativa del Rvdo. Paul Wattson; 1926) El Movimiento «Fe y Constitución» (= FC) emprende la publicación de «Sugerencias para un Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos»;

1935) En Francia, el abad Paul Couturier impulsa la SOUC sobre la base incluyente de una oración concebida «por la unidad que Cristo quiere, por los medios que él quiere»; 1958) El centro «Unidad Cristiana» de Lyon (Francia) y la Comisión FC del CMI comienzan a estudiar y redactar conjuntamente el tema de la Semana; 1966) La Comisión FC y el Secretariado para la Unidad de los Cristianos (hoy Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos [PCPUC] de la Iglesia católica) deciden preparar un texto para la Semana de cada año;

1968) Por primera vez la SOUC se celebra sobre la base de unos textos elaborados en colaboración por FC y el Secretariado para la Unidad de los Cristianos (hoy PCPUC); 2004) Acuerdo para que los materiales de la SOUC sean editados conjuntamente y publicados en el mismo formato por FC (CMI) y el PCPUC; y 2008) Celebración del centenario de la SOUC (su predecesor, el Octavario por la Unidad de la Iglesia, fue celebrado por primera vez en 1908). Veamos seguidamente las figuras clave a las que antes aludí.

2:1) 1840 El Rvdo. Ignatius Spencer. Nació el 21.12.1799 (Londres, Reino Unido) y falleció el 1.10.1864 en Carstairs (Reino Unido). Hijo del segundo conde Spencer, se convirtió del anglicanismo a la Iglesia católica romana, y en el 1847 abrazó la Orden Pasionista. Pasó su vida trabajando para la conversión de Inglaterra a la fe católica.

Durante una visita a Francia en 1838, propuso al Arzobispo de París una Cruzada de Oración para la Conversión de Inglaterra. Influyentes amigos suyos secundaron esta campaña y las noticias se propagaron por Gran Bretaña y el Imperio. Nombrado director espiritual de los seminaristas en Oscott College corriendo mayo de 1839, predicó en ese mismo mes en St. Chad's, Manchester, La gran importancia de una reunión entre los católicos y los protestantes de Inglaterra y el método para llevarla a cabo. Ya en enero de 1840, visitó a J.H. Newman en Oriel College, Oxford, para pedirle que se uniera a él en oración por la «unidad en la verdad». Newman no le hizo ni caso y se negó incluso a verlo: luego se disculparía por esto en su Apología pro vita sua.

2:2) 1908 Primera celebración del «Octavario», iniciada por el Rvdo. Paul Wattson. Nacido en Millington, Maryland, EE.UU. (16.01.1863) y fallecido en Philipstown, Nueva York, EE.UU.(8.02.1940), siendo sacerdote episcopaliano americano terminó por convertirse al catolicismo en 1909. Figura importante del ecumenismo, fue el fundador de los Franciscanos del Atonement (15.12.1898) en el barrio de Graymoor (Garrison), en colaboración con la madre Lurana White. Misión entonces de dicha congregación era promover la unidad de los cristianos.

En 1908, el padre Paul crea el Octavario por la unidad de la Iglesia a fin de promover el ecumenismo por la oración. Defensores del acercamiento entre las Iglesias católica y anglicana, él toma la decisión, con la Madre Lurana White, de convertirse al catolicismo el 30 de octubre de 1909. El mismo año, los Franciscanos del Atonement devienen la primera comunidad ecuménica en ser recibida en el seno de la Iglesia católica romana después de la Reforma. Paul Wattson es ordenado enseguida sacerdote católico por Mons. John Farley (16.07.1910).

2:3) 1935 El Abbé Paul Couturier impulsa en Francia la SOUC sobre la base incluyente de una oración concebida «Por la unidad que Cristo quiere para su Iglesia con los medios que él quiere [...] donada cómo, cuándo y donde Él quiera». Nacido en Lyon, el 29.07.1881, allí mismo muere el 24.03.1953. Presbítero francés, considerado como el padre del ecumenismo espiritual. Su visión ecuménica está en la base de la actual SOUC. Su ecumenismo espiritual fue recibido por el concilio Vaticano II en el decreto UR (1964). Muchos de los ecumenistas actuales han hecho propia su herencia. Entre los más notables, el grupo de Les Dombes que de él nació, y Roger Schutz y la comunidad de Taizé.

En su «testamento espiritual» (1944) habló proféticamente de un monasterio invisible, «constituido por todas aquellas almas que, por sus esfuerzos sinceros a abrirse a su fuego y a su luz, el Espíritu Santo ha hecho capaces de tener una profunda comprensión de la dolorosa división entre los cristianos; esta convicción provoca en estas almas un sufrimiento continuo y, como resultado, el recurso regular a la oración y la penitencia».

3. Las citas bíblicas que han servido de lema entre 1968 y 2018.- En abril de 1974 se dirigió una carta a las Iglesias miembros, así como a otras instituciones que pudieran estar interesadas en crear grupos locales para preparar el folleto de la Semana de Oración. El primero en comprometerse fue un grupo australiano, que preparó en 1975 el borrador inicial del folleto de la SOUC. Dado su 50º, éstas tendrían que ser evidentemente 50. Para ser preciso, digamos que son 52, porque hay dos años con doble cita cada uno, a saber: 1984 (1 Co 2, 2 y Col 1, 20); y 1991 (Sal 117; Rm 15, 5-13). Tirando de balance, cumple añadir que predominan con mucho las del NT. Las del AT, en cambio, son muy pocas. Alguien pudiera atribuirlo a efecto lógico, puesto que el Ut unum sint (Jn 17,21) de Jesús al Padre figura en el NT… Pero la lógica no siempre se impone, y menos en teología.

Es el caso que las de los Evangelios suman 12: la mitad son de san Juan. San Pablo se lleva la palma con 24, prácticamente la mitad del 50º. Las cartas no paulinas se quedan en 5. Los Hechos de los Apóstoles en 3. Y el Apocalipsis en 2. Del AT cabe ofrecer este balance: Salmos, 3; Profetas, 2; Éxodo, 1: que es precisamente la de este año 2018 (= Ex 15, 1-21).

Extraña que de 50 años, sólo 6 lleven cita del AT. Ello es todavía más llamativo si tenemos en cuenta que no hay ni una de libros tan importantes como Sabiduría, Eclesiástico, Cantar de los Cantares y, dentro de los profetas, Isaías, Jeremías y Oseas, donde el acopio de eslóganes podría ser altísimo.

Por lugares donde se han elaborado los materiales y han sido debatidos los temas, sobresalen Italia, 10 años; Suiza, 9; Alemania, 4, Francia, 3; y España, otros 3, a saber: año 1973, en Monserrat; año 1990, en Madrid; y año 2003, en Málaga: Los Rubios.

5. Cita bíblica del 2018 (Éxodo 15, 1-21:6).- Se trata del primero y más célebre de los «cánticos» que la liturgia cristiana toma del AT. El llamado Canto Triunfal. En realidad, tenemos a la vista un salmo de acción de gracias que en la liturgia católica figura como responsorial de la tercera lectura de la Vigilia Pascual: Cantemos al Señor, sublime es su victoria; caballos y carros ha arrojado en el mar, etc. El lema de la Semana sale del v. 6: Fue tu diestra quien lo hizo, Señor, resplandeciente de poder (Ex 15,6). Los organizadores y redactores del material han sido este año de la región del Caribe. De ahí que hayan tratado de acoplar el mensaje del citado salmo del Éxodo a la situación caribeña actual.

5:1) Cierto es que la región del Caribe, cuyo nombre deriva de uno de sus pueblos indígenas, los « kalinago », inicialmente llamados «caribes», es hoy una realidad compleja. Su amplia extensión geográfica, que incluye tanto islas como territorios continentales, presenta un rico entramado de tradiciones étnicas, lingüísticas y religiosas. El Caribe actual está profundamente marcado por el proyecto deshumanizante de la explotación colonial.

En la búsqueda agresiva de ganancias mercantiles, los colonizadores crearon sistemas inhumanos para comerciar con los nativos y su trabajo forzado. Inicialmente, estas prácticas esclavizaron y diezmaron y, en algunos casos, incluso exterminaron las poblaciones indígenas de la región. A esto le siguió la esclavitud desde África y los « trabajadores no abonados » de la India y de China.

Muy de lamentar, sin duda, está el hecho de que a lo largo de 500 años de colonialismo y de esclavitud, la actividad misionera cristiana en la región, exceptuados algunos casos notables, también es verdad, estuvo muy ligada a este sistema deshumanizante y en muchas ocasiones lo justificó y reforzó. Mientras que los que trajeron la Biblia a la región usaban las Escrituras para justificar la subyugación de un pueblo esclavo, en la mano de los esclavizados, por el contrario, se volvía una inspiración, una garantía de que Dios estaba de su parte y de que les llevaría a la libertad, como a los israelitas. Buen ejemplo para seguir sosteniendo que una cosa es tener la Biblia y otra interpretarla.

5:2) Los actuales caribeños, de distintas tradiciones, ven el actuar de la diestra de Dios en el fin de la esclavitud. Es ésta una experiencia unificadora de la acción salvífica de Dios que dona libertad. Por este motivo se consideró muy apropiada la elección del canto de Moisés y la profetisa María [en realidad Míriam, la hermana de Aarón] (Ex 15, 1-21) como tema para la SOUC 2018. Es un canto de victoria sobre la opresión. El tema ha sido recogido en un canto --La diestra de Dios--, escrito en un taller de una reunión de la Conferencia de las Iglesias del Caribe celebrada en agosto de 1981, que se ha tornado en un himno del movimiento ecuménico de la región y que ha terminado por traducirse a distintas lenguas.

Tienen así los caribeños, como los israelitas, un canto de victoria y de libertad que pueden cantar y que los une. Lo malo es que se ciernen amenazadores nuevos desafíos esclavizadores: en nuestro mundo de pecado, nuestras relaciones sociales carecen a menudo de la justicia y de la compasión que honran a la dignidad humana. La pobreza, la violencia, la injusticia, la adicción a las drogas, la pornografía -con la pena, el dolor y la angustia que causan-, son experiencias que distorsionan la dignidad del ser humano.

Muchos de estos desafíos son herencia del pasado colonial, claro, pero también resultan realidades provocadas por el contexto de nuestros días, calificados por muchos como un verdadero neocolonialismo. En muchos lugares, por lo demás, sigue existiendo un marco legislativo residual que es a todas luces discriminatorio.

La diestra de Dios que sacó al pueblo de la esclavitud dio esperanza y ánimo a los israelitas, como ahora la sigue dando a los caribeños: animadas de esperanza común, las Iglesias trabajan juntas para servir a toda la región, especialmente a los más vulnerables y desatendidos. En las palabras del himno, «la diestra de Dios está plantando en nuestra región semillas de libertad, esperanza y amor», late un legítimo deseo liberador.

El ecumenismo, como es lógico, pretende que dicha aspiración llegue impetrada del cielo con la unidad en la verdad, trabajadas una y otra con optimismo y esperanza por los obreros de la unidad cristiana. Es lo que se llama, sencillamente, tender puentes. A nadie se le oculta la insistencia del papa Francisco en la necesidad de tender puentes y derribar muros, las dos cosas.

Pero no nos hagamos ilusiones ni pensemos que todo acabará siendo la alegría de la huerta, porque mientras el ecumenismo aspira a tender puentes, gente hay por ahí -¡y qué gente!- que se dedica a levantar muros. Por ejemplo, y sólo es una prueba, antes de abrirse hoy esta SOUC 2018 el inquilino de La Casa Blanca, soltaba el jueves 11 de enero –y ahora lo niega para más inri- esta «perla coloquial», por sí misma definitivamente definitoria de su autor, el de la ensaimada capilar:

«Donald Trump no quiere gente de “países de mierda” en Estados Unidos. Así lo expresó el presidente este jueves durante una reunión para renegociar el programa que concede residencia legal a inmigrantes de Haití, El Salvador y países africanos, según fuentes citadas por The Washington Post. El lunes, el republicano retiró dichas protecciones a 200.000 salvadoreños; en noviembre lo hizo con 59.000 haitianos» (Nicolás Alonso - Washington 12 Ene 2018 - 10:03 CET: https://elpais. com/internacional /2018/01/11/ universo_trump/ 1515710855_459301. html). ¿Hay quien dé más? Los periodistas, cuando comentan estas lindezas o extravagancias, dicen que «cada vez que este sujeto habla, sube el pan». El pan no sé si subirá, pero anda que la adrenalina de los caribeños, ya me contarás…

Por de pronto, la noticia de anteayer no más, anda rodando por los teletipos: «Bridgetown, 16 ene (PL) Cerca de 100 representantes de organizaciones panafricanistas y de las fuerzas populares socialistas caribeñas proclamaron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, persona no grata en la región, refirió la barbadense Caribbean Media Corporation (CMC)» (http://www.sierramaestra.cu/index.php/mundo/17891-declaran-a-trump-persona-no-grata-en-el-caribe).

Lo dicho: otra vez dando la nota…


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Fátima 20.01.18 | 12:46

    Perdón el comentario se ha cargado dos veces.
    Lo siento.

  • Comentario por Fátima 20.01.18 | 12:44

    Interesante y hermoso articulo sobre la semana de la unidad de oración.
    No me parecía dejar de agradecer al padre Pedro, este articulo del cual he aprendido cosas e historias ignoradas por mi.
    Leer sus artículos ,es siempre avanzar en sabiduria .
    Mil gracias y bendiciones .
    Buen fin de semana.

  • Comentario por Fátima 20.01.18 | 12:25

    Interesante y hermoso articulo sobre la semana de la unidad de oración.
    No me parecía dejar de agradecer al padre Pedro, este articulo del cual he aprendido cosas e historias ignoradas por mi.
    Leer sus artículos ,es siempre avanzar en sabiduria .
    Mil gracias y bendiciones .
    Buen fin de semana.

  • Comentario por AntonioBF 19.01.18 | 09:04

    Yo creo que la división de los cristianos existe sobre todo por razones históricas. Hace siglos podría haber razones para romper la Iglesia. Hoy día no habría ocurrido eso porque las circunstancias han cambiado.
    Pero la división sigue. Creo que una de las principales razones es que con el tiempo las creencias de las distintas Iglesias, incluso los dogmas, se han separado mucho.
    Por eso creo, por lo menos a medio plazo, no todas las iglesias se van a unir. Habría que concentrarse en aquellas, como la ortodoxia, con menos problemas para la unión. Y mantener relaciones de buenos hermanos con las otras iglesias que por ahora no pueden o no quieren unirse.

Viernes, 16 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930