El blog de Patricio Peñalver

Gran final: Llegó el momento de la sensación verdadera

28.08.06 | 13:51. Archivado en Flamenco

Después de las exitosas galas flamencas de los artistas, ya nos llegaron los concursantes dispuestos a echarle la salsa y a poner toda carne en el asador en tan sólo diez o quince minutos, que es lo que dura la interpretación de los dos o tres cantes que interpretan. Ya llegó pues la auténtica esencia del Festival: su concurso de cante, del que saldrá un solo afortunado que se alzará con el codiciado “Melón de Oro”, máximo galardón, en la larga madrugada de hoy. Atentos, pues al parche.
Todo se lo juegan a una carta en un corto tiempo que no tiene vuelta atrás. Los nervios suelen jugar malas pasadas, y, aunque cada uno mitiga la espera como puede acompañado de sus compañeras o sus hijos, todo dependerá de la suerte al llegar el momento de la sensación verdadera, que se producirá al mentar su nombre el locutor y llamarle al escenario. A partir de ese momento ya no hay más escenografías que la desnudez de la voz ante la guitarra de acompañamiento, y frente a ellos el público, y a un lado, el jurado.
En la primera semifinal del pasado jueves, por orden después del sorteo, intervenían Raúl Alcántara, de Córdoba, cantando malagueñas, alegrías, soleá y ferreña. Raquel Cantero, de Cáceres, con soleá caracoles y granaína y media. Marcelino García, de Guadalajara, con siguiriya, tientos.tangos, petenera y ferreña. Rosa María Morales, de Córdoba, con soleá, granaína y media, bulerías y ferreña. Angel Moreno, de Valencia, con siguiriya, bulerías por soleá y fandangos. Y Anabel Castillo, de Córdoba, con toná, levantica y bulerías por soleá. Acompañados por los guitarristas oficiales Antonio Carrión y Antonio Fernández “El Torero”.De entre estos seis semifinalistas del jueves y los de ayer viernes, saldrá la lista de los que seis que pasaran a la gran final de esta noche. Y estos seis tendrá ya un premio garantizado. No es fácil llegar a una final, después de las reñidas pruebas selectivas, ya que a estos premios que son muy golosos por su prestigio y por su dotación económica se suelen presentar lo mejorcito de los cantaores aficionados que aspiran a dar el gran paso a la profesionalidad exclusiva. Por lo tanto, el nivel suele ser más que aceptable. No esperen que salgan figuras cada día, este arte es muy difícil, el mercado anda escaso y no hay más que cera que la que arde.
No es nada fácil llegar a ser figura del cante, y si no que se lo pregunten al maestro Juanito Valderrama al que el jueves le tributaba un homenaje el Festival a título póstumo, que recogía su viuda Dolores Abril, de manos del alcalde de Torre Pacheco Daniel García Madrid en un acto muy emotivo. Más de tres horas estuvo Dolores Abril, siguiendo muy atenta las actuaciones de los concursantes, esperando que llegara ese momento. Y cuando llegó, apenas lo pudo soportar. El homenaje comenzó con la proyección de un video en la que se intercalaban momentos de las actuaciones de Valderrama, en las que también aparecía una bella Dolores. Y la Abril no lo resistió se fue hacia los camerinos, se metió al aseo y lloró. Sin embargo, como esa gran mujer, bella y sencilla, que siempre fue y lo será, como una gran señora se recompuso y volvió a salir, no si antes comentar en privado: “Ay, es que oír su voz puedo, pero verlo todavía no”. Y la proyección del video continúo, junto al escenario, con la presencia y el baile de la joven bailaora de 12 años Cynthia Cano, que con garbo y mucho salero paseaba por el escenario su cuerpo grácil bailando al son de los cantes del maestro Valderrama, con las imágenes de su baile superpuestas en la proyección del video. Un gran trabajo.
Dolores Abril, que pasó más de 50 años al lado del maestro, después de recoger la “Medalla de Oro” , dijo: “He llorado mucho y ya no tengo lágrimas. Mi hijo me ha dicho que no viniera vestido de negro y que no llorara, y he intentado hacerle caso”. Dolores Abril, radiante y con esa belleza sutil que solo da la sencillez, vestía un vestido rojo.
También durante el acto, que se presentó la mar de bien el director del Festival Francisco Aparicio, se entregaron los premios a los radioaficionados, que la sección comarcal URE Mar Menor y el Radio Club Torre-Pacheco había organizado en torno a completar la frase que anuncia la presente edición del Festival, que entregó el consejero de Industria y Medio ambiente, Benito Mercader, pachequero y también radioaficonado.
Muy atenta y disfrutando estaba la alcaldesa y pedánea de Roldán Toñi Ros. Así como la estupenda cantante de copla Rosa María Luján, de Lorca.Así como la rapsoda Paz Martínez, con sus bellas y elegantes hijas Laura Schibler y Elsa. Que abogaban porque el Festival siguiera manteniendo la esencia de la pureza de los cantes.
Y terminamos por el principio, antes de comenzar se guardó un minuto de silencio por la muerte de la gran cantaora Fernanda de Utrera, que cantaba como los ángeles por soleares: Vaya para ella el hermoso poema “La Soleá” de Federico García Lorca: “Vestida con mantos negros/ piensa que el mundo es chiquito/ y el corazón es inmenso./ Vestida con mantos negros./ Piensa que el suspiro tierno/ y el grito, desaparecen/ en la corriente del viento./ Vestidas con mantos negros./ Se dejó el balcón abierto/ y al alba por el balcón/ desembocó todo el cielo./ ¡Ay yayayayay/ que vestida con mantos negros”.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 30 de marzo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Marzo 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031