Parresía

La parábola más difícil de Mateo

13.10.17 | 06:11. Archivado en Homilías

Para comprender la parábola de leeremos en la liturgia dominical (versión de Mateo) debe compararse con la versión de Lucas. Sin embargo, Mateo agrega un final in-sospechado que suele desconcertar al lector. Nuestra propuesta tiene dos momentos: 1) interpretación de la versión lucana; 2) Aclaración del final sorpresivo de Mateo.

BANQUETE
según LUCAS (14, 15-24)

15 Habiendo oído esto, uno de los comensales le dijo: «¡Dichoso el que pueda comer en el Reino de Dios!»
16 El le respondió: «Un HOMBRE dio una gran cena y convidó a muchos; 17 a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los invitados: "Venid, que ya está todo preparado."
18 Pero todos a una empezaron a excusarse.
El primero le dijo: "He comprado un campo y tengo que ir a verlo; te ruego me dispenses."
19 Y otro dijo: "He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas; te ruego me dispenses."
20 Otro dijo: "Me he casado, y por eso no puedo ir."
21 «Regresó el siervo y se lo contó a su señor.
Entonces, airado el dueño de la casa, dijo a su siervo: "Sal en seguida a las plazas y calles de la ciudad, y haz entrar aquí a los pobres y lisiados, y ciegos y cojos."
22 Dijo el siervo: "Señor, se ha hecho lo que mandaste, y todavía hay sitio." 23 Dijo el señor al siervo: "Sal a los caminos y cercas, y obliga a entrar hasta que se llene mi casa." 24 Porque os digo que ninguno de aquellos invitados probará mi cena.»

La invitación a un banquete se hacía con cierta anticipación y, llegado el momento, se convocaba a los previamente invitados. En el tiempo que mediaba, el anfitrión hacía los preparativos, y los invitados se enteraban de la naturaleza del convite y de quién lo realizaba, quiénes eran los demás invitados y quiénes pensaban asistir. De lo que se trataba era de saber los beneficios (en honor, prestigio, etc.) y las contrapartidas que suponía el aceptar la invitación.
En la parábola de 14,15-24 se trata de un anfitrión poderoso, pues ofrece una gran cena (v. 16). Quienes han sido previamente invitados son convocados cuando llega el momento del banquete.
Pero todos se excusan. Las disculpas son propias de gente de situación elevada. Pero lo que sorprende es la falta de consistencia de estas excusas. Asalta una sospecha: ¿no estarán estas excusas encubriendo la verdadera razón de fondo, que no se quiere decir, de por qué no aceptan la invitación?; ¿no será que hay algo en ese banquete o en ese anfitrión que no les gusta y que lleva a todos los invitados a rehusar la asistencia?.
En Lucas, se llama «a los pobres y lisiados, y a los ciegos y a los cojos» (Lc 14,21; cf. v. 13); es decir, a los pobres y a los impuros. Y la llamada se realiza en los barrios de la ciudad donde vive la gente pobre.
Rompiendo todos los esquemas, el anfitrión de la parábola hace entrar en el banquete a los sectores más marginados. Ahora comprendemos por qué no aceptaron su invitación los que fueron primeramente llamados. Este señor no ofrece garantías: es capaz de invitar a gentes de las más diversas procedencias, con lo que corre uno el peligro de verse en la mesa con la compañía más indeseada y vergonzosa.


BANQUETE
según MATEO (21, 1-14)

1 Tomando Jesús de nuevo la palabra les habló en parábolas, diciendo:
2 «El Reino de los Cielos es semejante a un REY que celebró el banquete de bodas de su hijo. 3 Envió sus siervos a llamar a los invitados a la boda, pero no quisieron venir. 4 Envió todavía otros siervos, con este encargo: Decid a los invitados: "Mirad, mi banquete está preparado, se han matado ya mis novillos y animales cebados, y todo está a punto; venid a la boda."
5 Pero ellos, sin hacer caso, se fueron el uno a su campo, el otro a su negocio; 6 y los demás agarraron a los siervos, los escarnecieron y los mataron. 7 Se airó el rey y, enviando sus tropas, dio muerte a aquellos homicidas y prendió fuego a su ciudad.
8 Entonces dice a sus siervos: "La boda está preparada, pero los invitados no eran dignos. 9 Id, pues, a los cruces de los caminos y, a cuantos encontréis, invitadlos a la boda." 10 Los siervos salieron a los caminos, reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos, y la sala de bodas se llenó de comensales.

……………………………………………………………………………………………

AGREGADO de Mt.

11 «Entró el rey a ver a los comensales, y al notar que había allí uno que no tenía traje de boda, 12 le dice: "Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de boda?" El se quedó callado. 13 Entonces el rey dijo a los sirvientes: "Atadle de pies y manos, y echadle a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes." 14 Porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.»
……………………………………………………………………………………………

Lo primero que hay que notar que en Lucas el organizador del banquete es un PODEROSO, en cambio en Mateo es un REY. Esto cambio todo, y explica todo.
La primera parte de la versión de Mateo no la comentamos por es muy similar a la versión lucana.

La conocida parábola de las bodas del hijo del REY, en Mt 22, 1-14, presenta una dificultad. Se trata de su episodio final: el convidado que no lleva traje nupcial (Mt 22, 11-14). El rey convoca a los invitados. Estos se excusan, para no asistir a la fiesta. El rey hace llamar a los transeúntes de toda clase, hasta llenar la sala del banquete.

DIFICULTAD de la versión de Mateo:
El rey entra en la sala del banquete y repara en un hombre que no lleva traje de boda. Se encara con él: ¿Por qué has entrado sin traje nupcial? El pobre se queda sin palabra. Entonces el rey le hace encadenar y le echa fuera.
El comportamiento del rey resulta raro y hasta injusto. Aquellos invitados pobres y miserables, recogidos de las plazas y los caminos, han sido forzados a entrar. Es natural que su vestido no sea de etiqueta. No obstante, la mayoría ha conseguido un traje de boda, ¿de dónde lo han sacado?
El mismo guardarropa del rey se lo proporcionaba. Esta hipótesis aclara el sentido de la parábola al mostrar la generosidad del rey y el descuido o desprecio por parte del invitado indigno. Se han hallado los datos históricos: el fragmento del documento que nos interesa.

Es una carta escrita desde la corte de Hammurabi por La'um, diplomático de Mari, a su rey Zimri-Lían:
Hemos entrado en presencia de Hammurabi (...); entramos en el palacio Zimri-Addu, yo y Iarem-Addu. Los tres nos revestimos los ropajes (de ceremonia) y también (algunos de) Iamhad, que entraron con nosotros, todos ellos se tos vistieron. Así como a todos los de Iamhad se tes revistió; (por el contrario) a los servidores de mi señor, del sikkum, no se les vistió; yo en nombre de ellos protesté ante Sin-bel-aplim era estos términos: ¿Por qué nos das trato distinto, como si fuéramos personas despreciables? Nosotros, ¿de quién sonaos servidores? Y tos individuos del sikkum ¿de quién son servidores? (...) he aquí loque yo he presentado claro a Sin-bel-aplim. Yo me las he habido con él, y también los servidores de mi señor, tus individuos del sikkum se irritaron y salieron del palacio, presentaron el asunto a Hammurabi, después de lo cual les revistieron los ropajes (...).Sepa esto mi señor. ("Archives Royales de Mari", vol. ll.. París 1950, Carta número 76; páginas 142-144).

Según el relato, La'um comunica a su rey que presentándose a la corte de Hammurabi con otros dos para un convite, recibieron los tres el vestido de gala, y con ellos también los acompañantes de lamhad. Pero otros súbditos de Zimri-Lim no recibieron el vestido. La'um se sintió obligado a protestar ante el encargado de la guardarropía, Sin-bel-aplim, y de reconvenirle por la discriminación, siendo todos súbditos del mismo rey. Los postergados abandonan la sala, para apoyar la protesta de La'um, y se quejan a Hammurabi. Por lo cual estos recibieron el vestido de gala.

Hechos parecidos los hallamos en la misma Biblia. En el libro de Ester, Amán explica que, cuando el rey quiere honrar a alguien, debe revestirlo de vestidos regios, ponerle la corona en la cabeza y enviar un noble que aguante la brida de su caballo (Ester 6,8 ss).
También a Jacob regalando una túnica especial a José (Gen 37,3).
Asimismo, Naamán de Siria quiere regalar al profeta Elíseo, además de plata y oro, diez mudas de vestidos (4 Re 5,5).
Estos datos bíblicos son iluminados por la carta de Mari. En Oriente era costumbre obligada que el rey proporcionase vestidos elegantes a sus invitados, y así los honraba.

Entonces, la parábola de Mateo tiene dos partes:
En la primera se destaca el DON de la salvación: todos los son invitados: buenos y malos. Sin exclusiones. La salvación es gracia, regalo, in-merecido. Dios es gratis (J. Arias).
La segunda parte (rechazo del vestido de fiesta), destaca que la salvación apela a nuestra responsabilidad, la salvación también es “tarea humana” (no es Prometeo que le roba el fuego a los dioses, no es el “initium fidei” de Pelagio, no es el homo faustico de Goethe). La salvación es “don y tarea” (Doc. De Puebla de 1979 del Celam).
En Mateo hay gracia y libertad; evangelio y juicio; don y tarea.
Aunque siempre el rimado lo tiene el don; la tarea siempre será una respuesta, abonada por la gracia. “Todo es gracia” (Diario de un cura rural, G. Bernanos).

¡Saludos cordiales!
Juan Manuel


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 15 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031