Parresía

Gloria Dei, pauper vivens

08.10.17 | 06:16. Archivado en Homilías

Como relectura a la famosa expresión de San Ireneo de Lyón, (teólogo mayor del siglo II), Mons. Oscar Arnulfo Romero, en el siglo XX, mártir de la iglesia latinoamericana, supo decir de modo insuperable, el “quicio” del misterio de la salvación (un autor cristiano del siglo III, Tertuliano, afirma: «Caro salutis est cardo», «la carne es el quicio de la salvación» (De carnis resurrectione, 8, 3: pl 2, 806). La gloria de Dios (la plenitud de su misterio, imposible de imaginar para el ser humano), es la glorificación del oprimido…

Evangelio de Mateo 21, 33-43

33 «Escuchad otra parábola.
Era un propietario que plantó una viña, la rodeó de una cerca, cavó en ella un lagar y edificó una torre; la arrendó a unos labradores y se ausentó. 34 Cuando llegó el tiempo de los frutos, envió sus siervos a los labradores para recibir sus frutos.35 Pero los labradores agarraron a los siervos, y a uno le golpearon, a otro le mataron, a otro le apedrearon. 36 De nuevo envió otros siervos en mayor número que los primeros; pero los trataron de la misma manera. 37 Finalmente les envió a su hijo, diciendo: `A mi hijo le respetarán.' 38 Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron entre sí: `Éste es el heredero. Vamos, matémosle y quedémonos con su herencia.' 39 Y, agarrándole, le echaron fuera de la viña y le mataron.
40 Cuando venga, pues, el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?» 41 Dícenle: «A esos miserables les dará una muerte miserable y arrendará la viña a otros labradores, que le paguen los frutos a su tiempo.»
42 Y Jesús les dice: «¿No habéis leído nunca en las Escrituras: La piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido; fue el Señor quien hizo esto y es maravilloso a nuestros ojos?
43 Por eso os digo: Se os quitará el Reino de Dios para dárselo a un pueblo que rinda sus frutos.

El dogma ancestral y fundante del Pueblo de Dios es la “elección”. Desde aquí se entiende la dureza del mensaje de Mateo: se han robado los frutos y por ello la viña se entregará otra “etnia”… (cfr. v. 43 y Mt. 28,16-20).

Ya no importante la raza, la nación o los más diversos signos de “pertenencia mágica”. Acaso Dios no puede hacer hijos nuevos desde las piedras. A la teología de la “seguridad nacional” de Israel, aparece una nueva teología de la inseguridad”. A Dios nadie lo tiene domesticado (= casa), Dios no está preso por una religión, raza, credo, etc. No es un “Dios cautivo”, es un Dios libre y diferente.

Ciertamente que Mateo está polemizando con los fariseos de su época (del año 85 d.C.); pero lo más probable es que él escriba su evangelio, no para que los lean los fariseos del viejo Israel, sino para que lo entienda su comunidad y más precisamente, los dirigentes (los “fariseos cristianos”).

Por ende, el mensaje tiene una seria actualización-advertencia. Los discípulos de Jesús (y nosotros la iglesia católica de hoy), no podemos dormirnos en los laureles de cierta “teología de la seguridad”; Dios puede quitarnos la viña y entregárselo a otros…

La presencia de Dios no es “mágica”. La circuncisión, el Templo, etc. nada de eso garantiza una presencia domesticada de Dios. Su presencia es don y tarea. Su “presencia” siempre es un regalo que exige una respuesta ética (frutos).

La “trascendencia” de Dios es aceptar y respetar la “libertad” y la “gratuidad” de Dios. Nada lo compra a Dios, ni el dinero ni la santidad. El ofrece libremente y quiere ser acogido de modo no dominador o manipulador.

La iglesia, es sino y sacramento del “reino” (L.G. nº 1), eso significa que no es el Reino de Dios. Nuestra tarea es acogerlo sin manosearlo, sin desfigurarlo (desafío hermenéutico). Hemos de suscitar espacio donde la experiencia liberadora y gratuita de Dios, sea posible y pensable.

En este domingo
es muy oportuno comentar la primera lectura litúrgica,
porque la relación es estrechísima.


Lectura del libro del profeta Isaías (5,1-7)

Voy a cantar en nombre de mi amigo un canto de amor a su viña.
Mi amigo tenía una viña en fértil collado.
La ENTRECAVÓ,
la DESCANTÓ,
y PLANTÓ buenas cepas;
CONSTRUYÓ en medio una atalaya
y CAVÓ un lagar.


Y ESPERÓ
que diese uvas, pero dio agrazones.

Pues ahora, habitantes de Jerusalén, hombres de Judá, por favor, sed jueces entre mí y mi viña. ¿Qué más cabía hacer por mi viña que yo no lo haya hecho? ¿Por qué, esperando que diera uvas, dio agrazones?
Pues ahora os diré a vosotros lo que voy a hacer con mi viña: quitar su valla para que sirva de pasto, derruir su tapia para que la pisoteen. La dejaré arrasada: no la podarán ni la escardarán, crecerán zarzas y cardos; prohibiré a las nubes que lluevan sobre ella. La viña del Señor de los ejércitos es la casa de Israel; son los hombres de Judá su plantel preferido.

ESPERÓ
de ellos DERECHO,
y ahí tenéis: ASESINATOS;
ESPERÓ
JUSTICIA,
y ahí tenéis: LAMENTOS
(
no lo dice el texto, se supone de los “oprimidos”).

EL MENSAJE
es claro y contundente.

Dios (dueño de la viña) se ha dedicado intensamente a cuidar la viña, hay cinco verbos (entrecavó, descantó, plantó; construyó y cavó): el propietario lo puso todo.
Por otro lado hay tres repeticiones de la palabra “esperanza”, que indica claramente la “expectativa”, antes los frutos de la viña. Pero esta esperanza hay sido frustrada.

Podríamos citar como un buen paralelo bíblico a Jeremías 2, 21
¡Y eso que yo te había plantado con cepas escogidas,
todas de simiente genuina!
¿Cómo entonces te has vuelto una planta degenerada,
una viña bastarda?

Hay un plateo muy interesante.
Dios lo ha dado lo mejor y mayor, pero no espera que le “devuelvan” nada. Su expectativa no era reconocimiento, raciones, actos de culto (en sentido vertical, hacia arriba). Nada para Él.
Su verdadera expectativa era que se hiciera justicia (en sentido horizontal). En la religión, se devuelven a Dios los favores realizados: eso es el culto. Aquí no hay nada d eso, porque Dios no espera actos de reconocimiento a Él, sino que el pueblo favorecido, hay obrado, haciendo justicia (en sentido horizontal).

Dios nos ama, no para que lo amemos a él (narcisismo), sino para que amemos o hagamos justicia a los demás (especialmente a los oprimidos).
Dios quiere que el agradecimiento a Él se manifieste en justicia y derecho con el prójimo. Como dice la primera carta de Juan: “Si Dios nos ha amado tanto, también nosotros debemos amar a nuestros hermanos”.

Podría vincular los dos texto (Mateo e Isaías), destacando que para el Evangelio de Mateo, una de las claves es la para “hacer” (es una ética); el segundo término que más se utiliza en este evangelio es “frutos” y el término más importante es “justicia” (sale siete veces en este evangelio).
Por tanto podemos decir, que el verdadero fruto que Dios espera de nosotros es justicia (que es don vertical de Dios y urgencia horizontal para con los oprimidos).
El verdadero culto a Dios siempre es justicia social. “Gloria Dei, homo vivens” dijo San Ireneo de Lyón en el siglo II, en el siglo XXI, Mons. Oscar Arnulfo Romero, obispo asesinado del Salvado en América latina, re-formuló así: “Gloria Dei, pauper vivens”.
La justicia siempre servirá de marco de todo acto religioso, todo acto cultual.

¡Saludos cordiales!
Juan Manuel


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 24 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031