Parresía

Una parábola “económicamente incorrecta”

23.09.17 | 02:42. Archivado en Homilías

Contra las dádivas de los “populismos”, hoy los mejores economistas (“El capital del siglo XXI” de T. Piketty) rescatan el concepto de “meritocracia”. Pero, Mateo en la parábola, siguiendo la lógica de Pablo, subraya la gratuidad de la salvación. La salvación es don y tarea, pero siempre el primado lo tiene la gratuidad. Por eso, la verdadera, libertad culmina en “liberalidad”: amor, don, etc.

Evangelio de Mateo 20,1-16

«1Porque es semejante el Reino de los cielos a un propietario que salió al amanecer a contratar jornaleros para su viña. 2Después de ajustarse con los jornaleros en un denario por jornada, los envió a su viña.
3Y, saliendo hacia la hora tercia [9 de la mañana], vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, 4y les dijo: “Id también vosotros a la viña, y os daré lo que sea justo”. 5Ellos fueron.
Saliendo de nuevo hacia la hora sexta [mediodía]
y la nona [media tarde], e hizo lo mismo.
6Saliendo hacia la hora undécima [al caer la tarde], encontró a otros, parados, y les dice: “¿Cómo es que estáis aquí, el día entero, sin trabajo?”. 7Le dicen: “Nadie nos ha contratado”. Les dice: “Id también vosotros a la viña”.

8Llegada la noche, dice el señor de la viña a su administrador: “Llama a los jornaleros y dales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros”. 9Y viniendo los de la hora undécima, recibieron un denario.
10Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario. 11Entonces se pusieron a protestar contra el propietario: 12“Estos últimos han trabajado una hora y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno”.

13Respondiendo uno de ellos dijo: “Amigo, no soy injusto contigo. ¿No nos ajustamos en un denario? 14Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. 15¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O ves tú con malos ojos que yo sea bueno?”. 16Así, los últimos serán los primeros y los primeros, los últimos».

PARÁBOLA
del rabí R. Zera
(Talmud de Jerusalén)

¿Con qué puede compararse esto?
Con un rey que había contratado muchos obreros. Había uno que se esforzó mucho en su trabajo. ¿Qué hizo el rey? Se lo llevó a pasear cien pasos con él.
Cuando llegó la tarde, los obreros fueron a recibir su salario, y el rey le pagó también un salario completo a aquel obrero (que se había estado paseando).
Los otros se quejaron diciendo: — Nosotros hemos trabajado durante todo el día mientras que ése sólo trabajó dos horas, y él le da un salario completo como a nosotros.
El rey les dijo: — Ese trabajó en dos horas más que vosotros durante toda la jornada.


COMENTARIO

Lo que menos importa, es quién inventó la parábola: Jesús o algún rabí judío. Lo interesante es que al compararlas brilla la especificidad de la parábola de Jesús (versión de Mateo). Siguiendo a J. Jeremias (gran comentarista de las parábolas), se puede decir, que la parábola separa dos mundos: aquí el mérito, allí la gracia; aquí la ley, allí el evangelio. Esto vale también, para subrayar la diferencia ente la parábola que trae Mateo respecto de la parábola del Talmud de Jerusalén.

Una parábola “económicamente incorrecta”
En tiempos de Jesús el campesinado de Galilea había empobrecido, a causa de los impuestos de Herodes (para pagar las fuertes exigencias del Imperio romano). Muchos se endeudado y han quedado sin propiedad y sin medios de subsistencia.

La parábola es altamente subversiva: rompe los cauces de los contratos y de los compromisos bilaterales. La misericordia de Dios no se opone a la justicia humana, sino que la trasciende totalmente en el amor. Esta “liberalidad” de Dios se manifiesta en la salvación concedida a los que no tienen ningún mérito delante de él. Hay dos lógica en pugna: la ley del mercado que es la medida de la “reciprocidad” (doy y me das) versus la ley del reino cuya medida es la “sobreabundancia”.

La protesta contra el dueño de la viña recuerda la queja del Hijo Mayor en la parábola del Hijo Pródigo (Lc.15,39-30) y en la parábola de Jonás, la queja del profeta por el perdón que Dios concedió a Nínive, la ciudad pagana y opresora (Jon. 4,2).

1ª lectura, tomada de Isaías.

Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras esté cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón. Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos -oráculo del Señor-. Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes.

Exhorta a buscar al Señor, que “tendrá piedad” porque “es rico en perdón”. Tanto Mateo como Isaías afirman, que los caminos de Dios son muy distintos que los nuestros.

TEOLOGÍA y ORACIÓN:


MI DIOS ES GRATIS

No tiene precio mi Dios. Nadie puede comprarle.
Ni el dinero ni la santidad.

Mi Dios se recibe gratis,
como las plantas reciben el sol.
Nadie se lo merece.
Puedo llamarlo, puedo gritarle mi sed
y mi hambre de él;
puedo golpear a su puerta, puedo llorarle mi pena
y mi soledad.
Pero no tengo derechos
sobre mi Dios.
Mi Dios es un puro regalo.

Es el don de mi vida.
Es él quien debe amarme primero.
Sólo él puede abrirme su puerta.
Pero mi Dios no es avaro, no es tacaño.
Mi Dios se da con abundancia
como el sol y el aire.
Mi Dios brota al borde
de todas las cunetas de la vida.
Mi Dios florece a cada instante, para todos.

Pero mi Dios quiere ser recibido
como un regalo.
Mi Dios se negaría
sólo a quien quisiera ponerle un precio.
Es difícil, mi Dios gratis,
para quien sueña comprarlo todo;
que desea las cosas en propiedad;
que desprecia lo que no tiene precio;
que mide los objetos y las personas
por puñado de oro que le cuestan;
que ama más lo que es más caro.

Pero mi Dios no cambia
porque es el amor
y el amor sólo puede darse.
El amor no se vende.
Un amor que exigirá sólo
una respuesta de amor,
también gratis.

Quien se abra a este amor regalado
que llueve sobre nosotros continuamente
sentirá fecundar sus entrañas.
Sentirá germinar en él, como el fruto mejor,
ese único amor sustancial capaz
no de comprar sino de enamorar al mismo Dios:
un amor sólo amor.
Un amor que ya no puede morir
y crece siempre y es nuevo cada instante
porque lleva en sus venas
el secreto único y gozoso de lo inagotable.

(Juan Arias, El Dios en quién no creo,
extraído “libremente”, no literal)

¡Saludos cordiales!
Juan Manuel


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Juan Manuel González 25.09.17 | 00:53

    La fuente "Q", fue incorporada en las versiones de Mateo y de Lucas. No hizo más falta y se dejó de recurrir a ella ya desde el año 85 de la era cristiana.
    El Mateo hebreo no existió nunca, fue una hipótesis nunca confirmada..
    Los prolemas (autoría, autenticidad, etc) no se resuelven desde la "crítica externa" (algunos-muchos Padres dicen...), sino desde la "crítica interna". Al menos desde el siglo XVIII. La socaliación de la información en las instituciones ( = iglesia católica, incluida) es muy lenta. La gente se resiste a esutidar. ¡Paciencia!
    Saludos cordiales.
    Juan Manuel

  • Comentario por Juan Manuel González 25.09.17 | 00:45

    La fuente "Q", fue incorporada en las versiones de Mateo y de Lucas. No hizo más falta y se dejó de recurrir a ella ya desde el año 85 de la era cristiana.
    El Mateo hebreo no existió nunca, fue una hipótesis nunca confirmada..
    Los prolemas (autoría, autenticidad, etc) no se resuelven desde la "crítica externa" (algunos-muchos Padres dicen...), sino desde la "crítica interna". Al menos desde el siglo XVIII. La socaliación de la información en las instituciones ( = iglesia católica, incluida) es muy lenta. La gente se resiste a esutidar. ¡Paciencia!
    Saludos cordiales.
    Juan Manuel

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:52

    En general, los defensores de la teoría de las dos fuentes piensan que el contraste entre el magnífico orden del Evangelio de Mateo y el orden supuestamente inferior del Evangelio de Lucas es un signo de la independencia entre Mateo y Lucas; porque Lucas es un muy buen escritor, pero si hubiera conocido el Evangelio de Mateo, sería culpable de desordenar con torpeza el material de Mateo. De ahí la expresión de Fuller: “revolver el huevo con alevosía”. Esa visión me parece incorrecta. Aun negando la independencia entre Mateo y Lucas, se puede y se debe reconocer la calidad de la obra literaria de Lucas.

    ¡Saludos Cordiales!

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:45

    10. El reconocimiento de la habilidad literaria de Lucas

    “La creencia en Q ha sido un impedimento para la debida apreciación de la habilidad literaria de Lucas, porque el orden de Lucas ha sido explicado tradicionalmente con base en la suposición de que él estaba siguiendo conservadoramente un texto de Q. Pero no es en absoluto inconcebible que Lucas haya reordenado material de Mateo de forma imaginativa y creativa. Tomemos, por ejemplo, la ubicación ideal de la Oración del Señor (Lucas 11,1-4), introduciendo una sección de enseñanzas de Jesús sobre la oración; o el pasaje ‘Mirad los lirios’ (Lucas 12,22-34), tan apropiadamente puesto como continuación del rico insensato lucano (Lucas 12,13-21). Lejos de ‘revolver el huevo con alevosía’ (R. H. Fuller), la tesis del uso de Mateo por parte de Lucas nos ayuda a ver cómo Lucas evitó el enfoque más rígido y temático de su predecesor a fin de desarrollar una narración plausible y secuencial, precisamente como él nos dijo que h...

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:43

    B. H. Streeter propuso en 1924 la “hipótesis de las cuatro fuentes” (o cuatro documentos): Marcos, Q, M y L. Mateo dependería de tres fuentes escritas previas: Marcos, Q y M; mientras que Lucas dependería de otras tres: Marcos, Q y L. La navaja de Streeter no estaba muy afilada…

    La expresión “tradición doble” se refiere aquí a los pasajes compartidos por Mateo y Lucas y faltantes en Marcos. Por supuesto, además de la tradición doble Mateo-Lucas, existen también las tradiciones dobles Mateo-Marcos y Marcos-Lucas; pero estas últimas dos tradiciones dobles se explican fácilmente por la prioridad de Marcos.

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:41

    9. El legado del estudio académico de cortar-y-pegar

    “Q pertenece a otra era, una era en la cual los académicos resolvían cada problema postulando otra fuente escrita. Se consideraba a los evangelistas como hombres de ‘cortar-y-pegar’, compiladores y no compositores, que editaban juntos pedazos de varios documentos. Clásicamente, el libresco B. H. Streeter resolvió el problema sinóptico asignando una fuente escrita a cada tipo de material –la tradición triple era de Marcos; la tradición doble era de ‘Q’; lo especial de Mateo era de ‘M’ y lo especial de Lucas era de ‘L’. Desde entonces la mayoría de los estudiosos ha prescindido de las fuentes escritas ‘M’ y ‘L’. Ahora ha llegado el momento de ponerse al día y de prescindir también de Q.”

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:35

    Es revelador que este fenómeno también ocurra en el material de tradición doble (Q), y siempre en la misma dirección, a favor del uso de Mateo por parte de Lucas. Tomemos la parábola de los talentos / minas (Mateo 25,14-30 // Lucas 19,11-27). Mateo tiene tres siervos todo el tiempo. Lucas, por otra parte, tiene diez. Pero a medida que la historia progresa, oímos acerca de ‘el primero’ (19,16), ‘el segundo’ (19,18) y asombrosamente ‘el otro’ (Lucas 19,20). Por inadvertencia, Lucas ha delatado su conocimiento de Mateo mediante la deriva hacia la línea narrativa de su fuente.”

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:33

    En este punto la teoría de las dos fuentes se vuelve tan enrevesada y artificiosa que parece mejor simplemente descartarla.

    8. El fenómeno de la fatiga

    “Cuando un escritor está copiando el trabajo de otro, a veces se hacen cambios al principio de un reporte que luego no son sostenidos en todas partes –el escritor cae en la dócil reproducción de su fuente. Este fenómeno de ‘fatiga’ es un signo revelador de la dependencia de un escritor con respecto a una fuente. Mateo, por ejemplo, llama correctamente a Herodes ‘tetrarca’ en 14,1, sólo para caer en llamarlo con el menos correcto ‘rey’ en 14,9, aparentemente reproduciendo a Marcos (6,26), quien lo ha llamado ‘rey’ en todas partes. Similarmente, Lucas reubica la escena de la alimentación de los cinco mil en ‘una ciudad llamada Bethsaida’ (Lucas 9,10) sólo para caer en la fraseología marcana más tarde: ‘Estamos aquí en un lugar desierto’ (Lucas 9,12; cf. Marcos 6,35).

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:31

    7. Acuerdos menores en la narración de la Pasión

    “Si uno llegara a encontrar un acuerdo menor entre Mateo y Lucas en la narración de la Pasión…, entonces esto sería una evidencia aún más fuerte contra la existencia de Q, porque nadie piensa que Q tiene una narración de la Pasión. La buena noticia es que hay varios acuerdos menores en este material, el más notable de los cuales es éste”: Mateo 26,67-68 // Marcos 14,65 // Lucas 22,63-64.

    “Aquí… tenemos un acuerdo literal de cinco palabras entre Mateo y Lucas contra Marcos –tis estin o paisas se [dinos quién te golpeó]– un acuerdo que es tanto más notable por su uso del verbo paiw (paiõ, golpear), que ocurre sólo aquí en Mateo y sólo aquí en Lucas.”

    “La principal defensa de los teóricos de Q… propone que cada manuscrito individual de Mateo ha sido corrompido en este punto para incluir cinco palabras… que originalmente no estaban allí.”

    En mi opinión, en este punto la teoría de l...

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:29

    Entre estos acuerdos menores “hay algunos tan llamativos que Q comienza a parecer vulnerable”. Por ejemplo: Mateo 4,12-13 // Marcos 1,14.21 // Lucas 4,14.16.31.

    “Aquí hay dos puntos clave. Primero, Mateo y Lucas concuerdan contra Marcos en el orden del itinerario de Jesús. Jesús visita Nazara antes de ir a Cafarnaúm. Además, tanto Mateo como Lucas usan aquí un deletreo único –no Nazaret ni Nazareth sino Nazara. Este acuerdo menor, tan difícil de explicar si Lucas es independiente de Mateo, sólo puede ser eliminado por la sugerencia de que Nazara podría haber aparecido en Q, una solución problemática que incrementa el número de elementos narrativos en Q… y hace que Q se parezca más a Mateo (véase el punto 4 arriba).”

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:28

    6. Acuerdos menores entre Mateo y Lucas contra Marcos

    “Hay alrededor de mil acuerdos menores entre Mateo y Lucas contra Marcos. Apenas hay una perícopa en la tradición triple (Mateo-Marcos-Lucas) que no contenga ninguno.”

    Esto vuelve muy inverosímil la apelación a la “superposición Marcos-Q” para explicar los acuerdos menores entre Mateo y Lucas contra Marcos. Estadísticamente es muy improbable que existan muchos pasajes de tradición doble Mateo-Marcos, Marcos-Lucas o Mateo-Lucas (estos últimos serían en hipótesis Mateo-Lucas-Q), pero no exista ningún o casi ningún pasaje de tradición triple “pura” (Mateo-Marcos-Lucas sin Q), sino que todos o casi todos los pasajes de tradición triple sean en realidad Mateo-Marcos-Lucas-Q, y que además en ellos Mateo y Lucas sigan siempre a Q, no a Marcos, en unos mil acuerdos menores distribuidos por todas partes.

    Entre estos acuerdos menores “hay algunos tan llamativos que Q comienza a parecer vulnerable...

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:20

    ¿Entonces esto pone al escéptico sobre Q en una situación sin salida? No tanto. La hipótesis Q tiene un talón de Aquiles bien conocido, los acuerdos menores.”

    En principio, la teoría de las dos fuentes atribuye a Marcos los pasajes de tradición triple (Mateo-Marcos-Lucas). Empero, para explicar los acuerdos mayores entre Mateo y Lucas contra Marcos, es necesario modificar parcialmente la teoría, atribuyendo los pasajes que contienen esos acuerdos a una “tradición cuádruple” Mateo-Marcos-Lucas-Q y suponiendo que en esos pasajes o acuerdos Mateo y Lucas siguen a Q, en lugar de a Marcos. Éste sería el fenómeno de la “superposición Marcos-Q”.

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:18

    5. Acuerdos mayores entre Mateo y Lucas contra Marcos

    “Un ejemplo claro y famoso de acuerdo mayor entre Mateo y Lucas contra Marcos es provisto por la parábola del grano de mostaza”: Mateo 13,31-32 // Marcos 4,30-32 // Lucas 13,18-19. Las siguientes expresiones de esa parábola representan acuerdos entre Mateo y Lucas contra Marcos: “un hombre”, “se convierte en un arbusto”, “ramas”.

    “También la ubicación es importante: Mateo y Lucas, a diferencia de Marcos, emparejan esta parábola con la de la levadura (Mateo 13,33 // Lucas 13,20-21). Dado que la hipótesis Q está fundada en la independencia de Lucas con respecto a Mateo, un acuerdo como éste, un acuerdo contra Marcos tanto en la fraseología como en el orden, no debería estar presente. Pero la fuerza de tales acuerdos mayores tiende a no ser sentida debido a la apelación al fenómeno de la ‘superposición Marcos-Q’, tanto aquí como en otros lugares... ¿Entonces esto pone al escéptico sobre Q en una situaci...

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:17

    4. La navaja de Occam

    “El filósofo medieval británico Occam sugirió un hermoso principio de trabajo: que los entes no deberían ser multiplicados más allá de lo necesario. Entonces, ¿cómo Q ha escapado a la navaja de Occam? La independencia de Lucas con respecto a Mateo, la tesis que Q necesita, se considera confirmada por la aparente ignorancia de Lucas sobre Mateo en los pasajes que ambos comparten con Marcos (pasajes de tradición triple). Pero la existencia de acuerdos entre Mateo y Lucas contra Marcos en esos mismos pasajes sugiere otra cosa.”

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:16

    Si damos crédito a esta noticia y la combinamos con la hipótesis de que Mateo redactó dos versiones sucesivas de su Evangelio, identificando a la primera de ellas con Q, la teoría de las dos fuentes se transforma radicalmente, dando lugar a algo muy parecido a la hipótesis de Farrer, defendida por Goodacre. Farrer postuló la prioridad de Marcos y a Mateo como fuente de Lucas. Es decir que Mateo dependería de una sola fuente escrita (Marcos), mientras que Lucas dependería de dos fuentes (Marcos y Mateo).

    3. Secuencia narrativa en Q

    “Aparentemente Q tiene una secuencia narrativa en la cual el progreso del ministerio de Jesús está trazado de modo cuidadoso. En esquema ésta es: la aparición de Juan el Bautista en el Jordán, su predicación, el bautismo de Jesús, las tentaciones en el desierto, Nazara, un gran sermón, Cafarnaúm –donde el hijo del centurión es curado–, mensajeros de Juan el Bautista. Esta narrativa es problemática para Q de dos maneras. Primer...

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 20:15

    La fuente Q no existe
    1. Nadie ha visto jamás a Q

    “La literatura actual sobre Q abunda en ediciones de Q, investigaciones de sus estratos, estudios de las comunidades que estaban detrás de él y análisis de su teología.” Sin embargo, “no existe ningún manuscrito de Q. Nadie ha encontrado aún siquiera un fragmento de Q”.

    2. Nadie había oído jamás de Q

    “Ningún autor antiguo parece haber sido consciente de la existencia de Q. Uno buscará en vano una sola referencia a él en la literatura antigua. Durante un tiempo se pensó que ‘los logia’ a los que se refirió Papías podrían ser Q. En verdad, éste fue uno de los puntos de apoyo sobre los cuales descansó la hipótesis Q en el siglo XIX. Pero ningún académico prestigioso cree esto ahora.”

    Papías (siglo II) sostuvo que el Apóstol Mateo escribió en hebreo los logia (dichos) de Jesús. Si damos crédito a esta noticia y la combinamos con la hipótesis de que Mateo redactó dos ve...

  • Comentario por Juan Manuel González 24.09.17 | 05:31

    Estimado Milton:
    Ustdes destaca, muy bien, dos elementos que yo no señalé:
    1) el valor del "estribillo" los primero-los últimos (Frase que vien de la fuente "Q").
    2) La distinción habreos y apertura a los paganos (tema clave en el evangelio de Mateo: Mt. 28,16-20).
    ¡Dios lo bendiga!
    Juan Manuel

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 02:23

    Por otra parte, resalta que lo importante es responder positivamente a la llamada divina sin importar el momento en que se produzca. Serán verdaderos discípulos los que conozcan esa bondad divina y la manifiesten con obras: «Muchas veces te preguntas por qué almas, que han tenido la dicha de conocer al verdadero Jesús desde niños, vacilan tanto en corresponder con lo mejor que poseen: su vida, su familia, sus ilusiones. Mira: tú, precisamente porque has recibido “todo” de golpe, estás obligado a mostrarte muy agradecido al Señor; como reaccionaría un ciego que recobrara la vista de repente, mientras a los demás ni siquiera se les ocurre que han de dar gracias porque ven. Pero... no es suficiente. A diario, has de ayudar a los que te rodean, para que se comporten con gratitud por su condición de hijos de Dios. Si no, no me digas que eres agradecido» (S. Josemaría Escrivá, Surco, n. 4).

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 02:21

    La parábola enseña la bondad y la misericordia de Dios, superior a los criterios de justicia humanos. Todos somos deudores de la libre disposición de la bondad divina que nos ha llamado a trabajar en su viña. Ni Dios es injusto ni nosotros debemos juzgarle. Nuestra actitud natural debe ser el agradecimiento: «Todo lo que tenemos en el alma y en el cuerpo y cuantas cosas poseemos en lo interior o en lo exterior, en lo natural y en lo espiritual, son beneficios tuyos y te engrandecen como bienhechor. (...) Y aunque uno reciba más y otro menos, todo es tuyo, y sin Ti no se puede alcanzar la menor cosa. El que recibió más no se puede gloriar de su merecimiento ni estimarse sobre los demás. (...) Pero el que recibió menos no se debe entristecer ni indignarse, ni envidiar al que tiene más. (...) Tú sabes lo que conviene dar a cada uno» (Tomás de Kempis, De imitatione Christi 3,22,2-3).

  • Comentario por Milton 24.09.17 | 02:05

    La parábola viene a explicar la frase anterior (19,30) y parece que está referida al pueblo hebreo: Dios lo llamó a primera hora aunque al final se ha dirigido también a los gentiles. La parábola enseña la bondad y la misericordia de Dios, superior a los criterios de justicia humanos. Por otra parte resalta que lo importante es responder positivamente a la llamada divina sin importar el momento en que se produzca. Los hombres no debemos juzgar a Dios, sino agradecerle que haya querido contar con nosotros en su plan salvífico.

Viernes, 17 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930