Blog del Padre Fortea

Youtube: sonrisas y lágrimas

13.12.17 | 17:18. Archivado en Con clave


Ayer vi el vídeo que más me ha estremecido en todo el año. El vídeo que me ha dejado con el corazón en un puño durante un buen rato. En la cinta se ve cómo el escalador Wu Yongning, especializado en trepar por edificios solo con sus manos, cae al vacío.
Lo que me impresiona es que, antes de ver el vídeo, ya he leído el titular en el periódico y sé lo que va a pasar. Y resulta, para mí, tan angustioso ver cómo el joven hace ejercicios de calentamiento relajado, sin ninguna preocupación, sin saber que la superficie en la que está no le ofrece la más mínima rugosidad, saliente o ángulo para trepar, de nuevo, hacia arriba.
En el vídeo se advierte que hay un momento justo en el que se da cuenta de que en esa pared no puede ya subir hacia arriba ni soportarse para ir descendiendo.
El minuto y el segundo exacto en que llega a esa conclusión está clarísimo: entonces ya sólo quiere volver a subir, ¡pero no puede!
Un instante antes de colgarse de esa cornisa podía haber dado marcha atrás: y no habría pasado nada, hubiera podido tener cincuenta o sesenta años por delante. Un instante después: ya no hay nada que hacer; se esfuerce lo que se esfuerce, le quedan unos segundos de existencia. Un segundo antes? un segundo después?
En fin, aquí está este vídeo. Al verlo, rezad alguna oración, para que antes de morir la gracia tocara su alma con el amor de Dios:
https://www.youtube.com/watch?v=FFribMhSoh4


Provisionalmente, mi peluquero me ofrece esta solución

12.12.17 | 15:50. Archivado en Con clave


Reconozco que Trump ha hecho muchas cosas favorables para la religión. Justo es agradecérselo. También le agradezco que, de momento, no haya invadido ningún país. También eso hay que agradecérselo. También agradezco al mando militar de ese país que, de forma unánime, hayan decidido darle un código nuclear deliberadamente equivocado. 
Pero lo de Trump y su proyecto de volver a enviar un hombre a la luna es una de las acciones más inmorales que he escuchado nunca en un presidente de una democracia. Sólo el resucitar un programa como el Apolo ya se había calculado en unos100.000 millones de dólares. Gastar ese dinero en una empresa con nulo interés científico, cuando en ese país hay gente que muere sin ningún tipo de asistencia médica por no tener seguro, cuando hay más de medio millón de homeless, etc.
No me hubiera opuesto a ese proyecto en la época Kennedy. Pero, una vez que se logró, no tenía ningún sentido repetir aquello. Así lo entendieron todos, tanto los presidentes como la misma NASA.
Ahora, cuando la concentración de riqueza en Estados Unidos es más desigual que nunca, cuando el capitalismo más brutal se extiende en el modo de organizar y contratar los puestos de trabajo, nuestro querido Trump ha sacado este proyecto de la chistera. En realidad, lo cual es todavía más peregrino, dice que quiere poner allí una base permanente. Lo cual elevaría los costes de un modo impresionante.
¿Y todo este impresionante gasto para qué? ¿Con qué propósito, con qué beneficio? Es algo profundamente inmoral.
Lamento hablar tan claro, pero solo un millonario totalmente ajeno al sufrimiento de sus hermanos humanos puede decidir esa orgia presupuestaria con destino a la nada. Si tuviera que elegir entre ese proyecto o el construir una estatua de mármol de Mickey Mouse de 400 metros de altura, votaría a favor de la estatua. Al menos, los gastos de mantenimiento de ese sinsentido marmóreo serían mínimos en comparación a lo otro.

Menos mal que todo esto se va a quedar en meras palabras, como lo del muro. Pero lo de la estatua de Mickey Mouse sí que habría que considerarlo, en Nuevo México. Estoy pensando en un mármol tono crema-marfil. 


Dos fotos

12.12.17 | 00:37. Archivado en Con clave

Le he pedido a mi peluquero este peinado. Todavía está estudiando cómo afrontar la cuestión.

Pobrecito. Pero se lo tenía merecido.


Los pájaros de Hitchcock

10.12.17 | 14:21. Archivado en Con clave

Más bien el título sería El pájaro. Es la demostración de que la cantidad no siempre es relevante. Aquí con gran economía de medios (un solo pájaro) se logra un pánico superior al de los protagonistas de la famosa película, bastante aburrida por otra parte.
Como no me gusta cansaros con posts densos, necesitáis descansar, hoy he puesto un post cortito que os alegre y otro post serio para los que tengan ganas y tiempo, es el de abajo.

Una cosa más. En la película Los pájaros, yo, al final, hubiera hecho intervenir al ejército, matando pájaros a diestro y siniestro. Hubiera sido un final apoteósico, además de producir una muy conveniente catarsis en el público.


Niño asustado por otro traductor

10.12.17 | 14:16. Archivado en Con clave


Hoy voy a dedicar el último post al padrenuestro. Como muy bien me ha hecho notar una lectora, hace tiempo dediqué seis sermones al padrenuestro. Ya no lo recordaba.
Dado que esta oración rezáis todos los días os gustará saber algunas particularidades. Por ejemplo, el texto canónico de las dos versiones dice: Padre nuestro que estás en los cielos. Es decir, en plural.
Lucas dice: Perdona nuestros pecados. Mateo dice: Perdona nuestras deudas. Está claro que, en caso de divergencia de versiones, la crítica textual va a preferir, con toda razón, la más precisa. Y si creemos en que Dios veló para que no se añadiera nada al texto, entonces la versión más limitada fue la original, y no la más amplia. De lo contrario, la versión de Mateo añadiría algo al texto de Jesús. Eso ya lo entendieron en el primer siglo del cristianismo, y tradujeron al latín ese texto como: Dimitte nobis debita (deudas)nostra.
Si queréis más explicaciones acerca de la palabra ?de cada día? del versículo danos hoy nuestro pan de cada día, podéis escuchar el sermón 1.156. Porque hay mucha tela que cortar al respecto.
Seis sermones sobre el padrenuestro.........................................................................................................................................................
Archivo 1151Sermón sobre el Padrenuestro Ihttp://www.ivoox.com/sermon-1151-sermon-sobre-padrenuestro-i-audios-mp3_rf_12385914_1.html
Archivo 1152Sermón sobre el Padrenuestro IIhttp://www.ivoox.com/sermon-1152-sermon-sobre-padrenuestro-ii-audios-mp3_rf_12385939_1.html
Archivo 1153Sermón sobre el Padrenuestro IIIhttp://www.ivoox.com/sermon-1153-sermon-sobre-padrenuestro-iii-audios-mp3_rf_12386038_1.html
Archivo 1154Sermón sobre el Padrenuestro IVhttp://www.ivoox.com/sermon-1154-sermon-sobre-padrenuestro-iv-audios-mp3_rf_12386047_1.html
Archivo 1155Sermón sobre el Padrenuestro Vhttp://www.ivoox.com/sermon-1155-sermon-sobre-padrenuestro-v-audios-mp3_rf_12386060_1.html
Archivo 1156Sermón sobre el Padrenuestro VI
http://www.ivoox.com/sermon-1156-sermon-sobre-padrenuestro-vi-audios-mp3_rf_12386080_1.html


Niños asustados ante los "traductores"

09.12.17 | 14:58. Archivado en Con clave


Primero: El tenor del texto del padrenuestro en los dos textos de Mateo y Lucas es el de una oración vocal. Jesús sabía que estaba enseñando una oración memorizable para su repetición. Y, por supuesto, dijo lo que quiso que se incluyera.
Segundo: Así lo entendieron los primeros cristianos. Que repitieron esas palabras griegas como oración vocal.
Tercero: Cuando la oración se tradujo al latín, el versículo en cuestión se vertió con toda fidelidad sin cambiar nada.
Las dificultades de nuestro tiempo para su comprensión, ya existían entonces. Pero, tanto en el segundo paso como en el tercero, primó la voluntad de Cristo.
¿Por qué nuestro Maestro dijo eso? Está claro que Dios no tienta. Ahora bien, al respecto hay textos en un sentido y en otro sentido en la Biblia. ¿Por qué? El Tentador por excelencia es el demonio. Pero si Dios permite que el demonio tiente, entonces es cierto que lo hace directamente el demonio, pero porque se lo permite Dios. Es cierto que Hitler construye los campos de concentración. Pero hay una voluntad de Dios de no detenerle. Dios podía y no quiso.
De manera que, estrictamente hablando, Dios no tienta. Pero sí que quiere permitir la tentación. Aquí se pueden traer a colación las palabras de Jesús: Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido cribaros como si fuerais trigo (Lc 22, 31).
Sí, Dios no tienta, pero es Dios quien permite la medida, duración e intensidad de la tentación. De manera que el padrenuestro refleja esa verdad tan misteriosa de un modo tan simple como es una línea en el padrenuestro.
Es como el maravilloso versículo, teológicamente tan profundo: Yo endureceré el corazón del faraón. No tendría la misma fuerza, reflejar ese hecho de un modo más ?benigno? para con Dios. No tenemos que esconder la verdad. Dios mismo no se parapeta detrás de una excusa. Al revés, nos muestra la realidad de unos planes que van más allá de lo que pensamos. Aquí está el gran misterio del que habla san Pablo en la Carta a los Romanos acerca de las vasijas.
 Le podemos dar mil vueltas, pero, al final, nos encontramos con el misterio de su voluntad que quiere y permite. Santo Tomás le dará una vuelta de tuerca más, magistralmente, al decir con toda verdad que el acto de voluntad divina es único y simple. Todo lo que quiere y permite está contenido en un solo acto procedente de su Ser. Impresionante. ¡Y es verdad!
Las palabras de Jesús en ese ne nos inducas in tentationem están en perfecta continuidad con infinidad de textos del Antiguo Testamento (amé a Jacob, odié a Esaú), con la doctrina de Romanos, con el gran misterio que se despliega en las páginas de la Biblia acerca del misterio de la voluntad de ?El que es?.

Es lo que hablaba hace algún tiempo: En las iglesias románicas, el proyecto iconográfico es, a veces, de una inteligencia apabullante. A veces, un solo capitel requiere una larga explicación de diez minutos para ser entendido. Porque entender la escena conlleva conocer un determinado pasaje bíblico y por qué fue escogido por el cantero precisamente; por ejemplo, el traslado de Habacuc. Esto es todo lo contrario que las letras recortadas y pegadas con celo sobre la pared de hoy en día. La conclusión que uno saca es que los fieles de hoy día están atontolinados. 


Goebbels revisando la última traducción francesa del padrenuestro

08.12.17 | 14:40. Archivado en Con clave

Continúa de ayer. El padrenuestro aparece dos veces en los Evangelios. En Mt 6, 3, el texto canónico dice así: y no nos conduzcas a la tentación. Una traducción todavía más literal sería ?dentro de la tentación?.
El texto griego me eisenenkes no deja lugar a otras traducciones. El verbo ?eisferó? significa ?llevar a, traer a?. De eis (hacia dentro) y feró (llevar, traer, conducir).
¿Qué dice Lc 11, 4? Exactamente lo mismo, palabra por palabra. No cambia ni si quiera el orden. Incluso la palabra peirasmon, ?tentación? es la misma.
Hay argumentos internos, textuales, que indican que los dos padrenuestros se escribieron en comunidades distintas y que, cuando tuvieron la otra versión delante, no quisieron variar ni una palabra de la versión que habían conservado. Hubiera sido facilísimo ponerse de acuerdo en algunas divergencias sin importancia. ¡Pero no quisieron hacerlo! Eran las palabras del Señor.
Luego no hay ninguna duda de que Jesús dijo: No nos lleves a la tentación. De ahí las traducciones en lenguas como la inglesa o la italiana: And lead us not into temptation o e non ci indurre in tentazione.
Yo creía que habíamos aprendido la lección con el episodio del pro multis, pero parece ser que las conferencias episcopales muestran una cierta tendencia a tropezar dos veces en la misma piedra.
Mañana seguiré reflexionando sobre este tema textual en el que está en juego si debe prevalecer lo que piensa una conferencia episcopal o lo que dijo Jesús. Lo que dijo Cristo al enseñar una oración que bien sabía que iba a ser repetida por todos sus seguidores hasta el final de los tiempos. Pues hay una clara voluntad en Jesús de enseñar una oración vocal al enseñar el padrenuestro. El tenor del texto es patente. Y así lo entendieron, desde el principio, los cristianos. Pero da la sensación, según algunos, de que ellos pueden mejorar las cosas.
Post Data: Goebbels estaba totalmente a favor de las traducciones creativas: kreative Übersetzung. ¡Ojo!, se empieza traduciendo mal y se acaba enviando los panzers hacia Holanda.


No entiendo cómo estos niños no se envenenaban cada vez que daban un beso a su "tío"

07.12.17 | 23:11. Archivado en Con clave


Las redes se han hecho eco de que los obispos franceses han cambiado una línea del padrenuestro. 1.400 sermones en audio son los que hay en mi sermonario. Pero, si no me falla la memoria, no tengo ninguno sobre el padrenuestro. ¿Por qué he evitado predicar sobre este asunto? Pues porque su texto canónico bicéfalo (hay dos versiones) alberga dificultades exegéticas que requerirían no poco tiempo por mi parte para resolver las mismas dudas que yo no he logrado resolver.
Hago aquí propósito de tocar el tema mañana y quizá pasado mañana, sin extenderme más allá de unos cuatro o cinco párrafos. También hago propósito de no criticar a nadie y centrarme en la cuestión exegética. El tema de la desnudez de Noé es un tema muy meditado en mi vida y no descarto que sea que el que más mérito me va proporcionar en la Jerusalén Celeste.

Me acuesto ahora, imaginando a los obispos franceses traduciendo (libremente) la letra de la canción Thunder. Con un poquito de buena voluntad, algunos versos hubieran sonado a san Ireneo de Lyon.
https://www.youtube.com/watch?v=wFhs7WVvuXk


Precioso cuadro titulado THE LEGACY de RON DICIANNI

06.12.17 | 21:38. Archivado en Con clave


Aciprensa tuvo la amabilidad de publicar un artículo sobre mis consejos para predicar. Un lector, uno solo, se manifestaba disconforme con tres puntos míos. No me importa explicarme un poco más.
Evitar hablar del pecado, del castigo, del mal.Hay que esforzarse por ofrecer una visión de la religión que sea lo más evangélica posible. Jesús hablaba con bellas parábolas, curaba, fortalecía al débil y consolaba al triste. Cierto que aparece el Mal, el pecado, el infierno es sus palabras. Pero si uno escucha a Jesús, observa que el Evangelio es, ante todo, una buena nueva, una grata noticia: la existencia de un Dios comprensivo, paternal y pronto al perdón. La otra dimensión existe. Pero, repito, ante todo, es un anuncio de salvación.
Predicar poco de temas morales. No predicar nunca de temas políticos u opinables. Evitar historias personales. Lo que hay que hacer es centrarse en la Palabra de Dios.Si en los sacerdotes ?progresistas? de los años 70 había un exceso de predicación acerca de temas sociales, en los sacerdotes ortodoxos que hacen oración, se observa una cierta tendencia a predicar acerca de temas morales. Es natural esa reacción, porque hay una gran ofensiva en la cultura dominante acerca de esos temas.
Pero no podemos dedicar la mitad de los sermones a los temas morales. La Palabra de Dios va más allá de las cuestiones morales. ¿Por qué estar predicando siempre acerca de los divorciados y la homosexualidad, cuándo se puede predicar más acerca del impresionante y bellísimo misterio de Dios?
Las historias personales del propio predicador pueden ser provechosas como excepción. Pero si se convierte en una costumbre, existe el riesgo de que el predicador se convierta en el centro de la predicación. Ya en el seminario nos advertían del riesgo de contar historias personales edificantes bajo el velo del anonimato, porque, sin darse cuenta, puede uno elogiarse amparado bajo ese velo.
Tratar de no levantar la voz ni exaltarse. Jamás reñir en un sermón.Sí, ya sé que existió san Juan Bautista y el profeta Natán y Jeremías. Pero prefiero intentar imitar a san Juan Evangelista, dando su miel a los hijos. En los enfados y el tono de profeta enfadado con la diestra en alto, no deja de existir un cierto peligro de autoexaltación. El pasaje de los mercaderes del Templo no es el único en el que Jesús se enfadó, hay varios. Pero Jesús nos muestra la dulzura de Dios. Lo otro fueron excepciones.
Cuando un predicador es siempre dulce, comprensivo, bondadoso, benigno y paternal, si alguna vez se enfada con razón, entonces ese sermón tiene un impacto impresionante en todos sus feligreses. Mientras que el que siempre se enfada da una impresión de mera retórica.
Conclusión: El lector que me criticaba ha afirmado que esos puntos parecían dictados por el mismo Satanás. ¿Es ese lector un cantamañanas? Probablemente, sí. Un cantamañanas que no tiene mejor cosa que hacer con su tiempo que acosar a pobres predicadores como yo. Pero le perdono, porque sin duda sus palabras han sido fruto de su mucha ignorancia.


Mi querido pastor

05.12.17 | 22:26. Archivado en Con clave


Hace años tuve una larga (y amable) discusión con un pastor evangélico sobre el versículo del salmo que dice:
Hasta el gorrión ha encontrado una casa;la golondrina, un nidodonde colocar sus polluelos:tus altares, Señor de los ejércitos 
(Salmo 84, 3).
Yo sostenía que (era una hipótesis de mi cosecha) que el altar de bronce del Templo no podía de ninguna manera acoger todas las ofrendas que se hacían en las fechas señaladas de peregrinación: fiesta de los tabernáculos y pascua. Así que era de la opinión de que en el atrio había altares laterales.
Era una teoría. Pero el salmo afirma claramente ?altares?, cuando, en realidad, sólo se menciona en la Biblia uno en el exterior, el altar de bronce; y uno en el interior, el altar del incienso. El texto hebreo dice que es en los altares, no cerca de los altares.
Tras varios años, nos hemos vuelto a encontrar y ha admitido esta posibilidad. Lo cual me ha hecho muy feliz, porque es un hombre que, primero, conoce la Biblia mucho mejor que yo; y, segundo, porque bien sé que jamás da su brazo a torcer. 

Es tan bueno como terco. Y debe ser muy bueno, porque es muy terco.


Los rostros reales y concretos de la responsabilidad por 60 millones de muertos

05.12.17 | 01:37. Archivado en Con clave


Se ha estrenado, hace ya varias semanas, Asesinato en el Orient Express. El tráiler me pareció excelente. Tan bueno que he decidido hacer una excepción e ir al cine. Pero antes, durante los próximos días, quiero volver a ver la versión de 1974.
Hoy, durante el almuerzo, la he comenzado a ver. Los primeros 20 minutos. La había visto con tanto placer, por primera vez, en el seminario. En esa época, me gustaba todo lo que me pusieran en movimiento en una pantalla. Pero ahora me está defraudando un poco, al menos el comienzo. Insisto, al menos el comienzo: hay escenas enteramente teatrales, el color de la fotografía es desvaído, hay paja. Como ejemplo de esta paja, toda la parte en que Poirot se traslada a Estambul no aporta absolutamente nada a la historia.
Iré viendo la película a base de desayuno, almuerzo y cena. En un par de días, Dios mediante, la habré acabado. Hoy, por la noche, no he podido ver nada. Me ha invitado mi primo a cenar. Allí estábamos los tres primos Fortea alrededor de la mesa de su casa. Tengo el orgullo de decir que mi tío fue uno de los fundadores de Sacyr. En esa época, era una aventura entre diez ingenieros.

La foto que he puesto hoy es de Goebbels. Ya os dije que estoy leyendo con gran placer la extensísima biografía de Reuth. Es una foto que me parece muy interesante, porque refleja no el servilismo, sino la auténtica idolatría de este hombre por otro hombre. Realmente, no valía más Hitler en sus capacidades que Goebbels. Sólo su pertinacia y su egolatría colocaron a Adolfo por encima del adorador. A veces es una serie de causas causales las que hacen que uno esté en la cúspide de la pirámide de un partido en vez de otra persona.


Ni él se resistió a hacerse un selfie

03.12.17 | 23:22. Archivado en Con clave


No es lo normal, pero un dictador podría ser un hombre cultivado, amante de la literatura, de la música clásica y del teatro. Un déspota podría ser una persona refinada, culta y sensible. Pero hay que reconocer que, prácticamente siempre, las dictaduras promueven la estulticia, la corrupción y la irracionalidad. Difícilmente una gran persona aceptará mantenerse en un puesto que oprima a sus semejantes. Sólo los hombres mediocres se sentirán seducidos por obtener y mantener una posición así. Y los hombres mediocres tienden a escoger hombres todavía más mediocres como colaboradores. Las dictaduras, de esta manera, se convierten en grandes plantaciones de tarugos.
¿Aparecerán en el futuro dictaduras cualitativamente distintas a todo lo que hayamos visto hasta ahora? ¿Dictaduras más científicas en manos de grandes conglomerados empresariales que puedan prescindir de una cabeza visible? ¿Dictaduras trasnacionales que traten a los países con la soberbia de un coloso? Sí, sin duda, aparecerán cosas nuevas bajo el sol. El mundo todavía no ha acabado de producir nuevos tipos de bestias. Aunque, al final, con el correr del tiempo, toda dictadura acaba convirtiéndose en una tiranía al estilo de la vieja escuela.
.................................
Aquí, entre el producto patrio tenemos a Pablo Iglesias. Todos han visto en él madera de dictador. ¿Es una exageración? Basta escucharle cinco minutos para comprender que su discurso es el del odio. Así de claro lo digo. Él habla claro, así que yo también puedo hacerlo.
.................................
Aquí está el link de la apertura del parlamento ingles del año 2016. No tiene nada que ver este tema con el del post, salvo quizá el asunto de que también el Poder tiene sus propias ceremonias.

https://www.youtube.com/watch?v=ZLJ68StusmA&t=4969s


Jueves, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

  • Padre Fortea Padre Fortea

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031