Blog del Padre Fortea

La importancia del uso de la autoridad episcopal... y papal

13.07.18 | 14:13. Archivado en Con clave

Me alegro de que mis últimos posts hayan tenido tan buena acogida. Sinceramente, más de la que me esperaba. Y me alegro porque los tres exorcismos magnos que se han celebrado hasta ahora han tenido lugar por el empeño de los laicos. No por vía de presión, que no hubiera servido de nada, al revés; sino por la vía de que un laico (en cada uno de los tres casos) se lo ha dicho a alguien que tenía contactos con un obispo. Y muchas veces en la vida se logran las cosas (tanto buenas como malas) gracias a los contactos.
Alguien se preguntará si una ceremonia como la que propongo es necesaria. La respuesta es no. Necesaria no es. Pero si se hace, tiene efectos. Por eso Jesús nos enseñó al final del Padrenuestro a pedir: Líbranos del Maligno.
Alguien me comentaba si no sería mejor poner como obligatoria la oración de san Miguel al final de la misa. La verdad es que no me gusta que se pongan obligaciones. Si algo se quiere que se torne odioso, solo hay que hacerlo obligatorio. Además, después de la misa a mí me gusta dedicarme a la acción de gracias y solo a eso. Es decir, a la adoración de la Eucaristía dentro de uno, a la conversación con Jesús. No me gusta tener que hacer oraciones vocales en ese momento de intimidad entre el alma y el Misterio de la Presencia Real.
¿Bastaría con las oraciones a san Miguel, aunque se hicieran en otro momento? Las oraciones a ese arcángel son utilísimas y llenas de beneficios. Pero eso no significa que ya sea superfluo un gran exorcismo nacional en algunos casos. Pensemos que si Jesús nos enseñó la importancia de que dos personas se reúnan para pedirle algo al Padre, cuánta más trascendencia tendrá una reunión del obispo, el clero y los fieles para pedir la protección frente a los lobos. Y cuánto más si son varios obispos los que se reúnen con ese propósito. Ya no digo nada si la reunión es del Papa con sus cardenales en la tumba de Pedro, centro de la Iglesia.
¿Esta ceremonia de un exorcismo magno es necesaria? Rotundamente, no. Pero si se hace tendrá efecto. Si no se hace, no se obtendrán esos beneficios.
Además, el Papa ha tomado el nombre de Francisco. Y san Francisco ordenó a uno de sus frailes que exorcizara a todos los demonios que se habían concentrado en la ciudad de Arezzo.
Hace cien años, la Virgen pidió la consagración del mundo. Ahora se hace necesario un exorcismo solemne y universal. Antes de un cuarto de siglo, la siguiente ceremonia será la huida de Roma. El mundo se va hundiendo en las tinieblas postcristianas. Los huevos pronto irán eclosionando y lo que ahora nos parece impensable será titular de los periódicos.


Lunes, 16 de julio

BUSCAR

Editado por

  • Padre Fortea Padre Fortea

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031