Blog del Padre Fortea

¿Dónde colocar la cátedra episcopal?

12.06.18 | 14:30. Archivado en Con clave

El lugar óptimo de la cátedra del obispo estaba en el centro del ábside de la basílica. Y mejor todavía cuando el plano del ábside estaba algo más elevado respecto al altar. Aunque, como ya expliqué con detención en mi libro La catedral de san Agustín los obispos no predicaban desde las cátedras, sino de pie junto al altar. Lo repito: de pie. O en una silla portátil cuando eran ancianos. Bueno, no voy a repetir el argumentario que sostiene estas afirmaciones, porque está todo en ese libro explicado. Pero lo cierto es que el lugar óptimo era ese: el centro del ábside.
Después, en tiempos posteriores, ya nunca se ha sabido dónde colocar la cátedra en el presbiterio. Nunca se ha logrado un lugar que satisficiera del todo. Al lado del altar, resta centralidad al ara. Además, visualmente, el presbiterio queda desequilibrado. Si se coloca delante del altar, es perfecto durante la liturgia de la palabra. Pero la cátedra no se puede poner y quitar como una silla cualquiera, y no se puede mantener allí durante la liturgia eucarística, porque ocultaría el altar.

Colocar la cátedra a un lado de la nave central tampoco es buena solución, ya que hay que pegar la sede a la pared. Con lo cual el obispo queda de lado respecto a los fieles.
Cuando la misa se escuchaba de pie, en las catedrales góticas se logró una buena solución: colocar la cátedra en el centro del coro. Pero era en la época en la que los coros estaban en el centro de la nave central.
La solución por la que optaron en algunos lugares, y me parece la menos mala, es colocar la cátedra detrás del altar, pero en un plano más elevado, entre el retablo y el altar. Pero todos ven ese lugar detrás del altar demasiado lejano de los fieles.
Una solución a esta complicada cuestión podría ser que el obispo presida y se siente en la cátedra detrás del altar, pero que predique de pie (o sentado en un asiento sencillo) delante del altar, como hace el papa en el presbiterio del Vaticano. Asiento que se coloca y se retira. Pero es cierto que la cátedra suele estar muy lejos de los fieles. En cualquier caso, este asunto no tiene solución fácil visualmente hablando. Yo, desde luego, no veo una solución perfecta que satisfaga a todos.


Martes, 25 de septiembre

BUSCAR

Editado por

  • Padre Fortea Padre Fortea

Síguenos

Categorías

Hemeroteca