Blog del Padre Fortea

Cuestiones raciales

04.09.17 | 21:18. Archivado en Con clave

Racialmente eran los hebreos muy distintos a los pueblos de la península arábiga o a los bereberes del norte de África. Yo siempre he imaginado a los judíos puros (los de antes del exilio babilónico) con los rostros que todavía mantienen algunas etnias de los afganos. Sólo allí se han mantenido sin mezcla algunos de los pueblos de tipo indoeuropeo que un día ocuparon las tierras desde Afganistán hasta el Oriente Medio en tiempos de Abraham. Es un tipo racial caucásico distinto de los nórdicos y de los pueblos más mezclados en Irak e Irán. Algo así debió ser la raza de Abraham.
En la época de Jesús, ese sustrato se mantenía, más o menos, a pesar de que ya había habido muchas mezclas. Después de la diáspora romana, los judíos se mezclarían con todas las razas. Los judíos de África eran negros, los judíos de Alemania eran parecidos a los alemanes, los de Persia eran como los persas, los de los reinos España eran como el resto de los españoles.

Jesús no tenía un rostro nórdico, pero tampoco es más histórico dibujarlo con un rostro árabe. Yo, lo repito, lo dibujo en mi mente con las facciones de algunas tribus afganas incomunicadas. Las fotos que he puesto hoy son todas de afganos de esa etnia de la que he hablado.


Viernes, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

  • Padre Fortea Padre Fortea

Síguenos

Categorías

Hemeroteca