Blog del Padre Fortea

No hay nada como el trabajo en equipo.

04.08.15 | 23:46. Archivado en Con clave

El mejor aire acondicionado es el invierno. Propósito de hoy, volver al dracma. Propósito secundario, no volver a comer de una sola sentada una pizza mediana aunque hoy sea el Martes Loco de Telepizza.
He estado hoy algo preocupado revolviendo documentos para ver el valor autoritativo de los pronunciamientos de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Me queda claro el valor del magisterio pontificio aunque no sea solemne, pero no tengo tan claro el valor de un pronunciamiento sobre una cuestión moral por parte de la Congregación. Y eso que he releído muchas veces Ad tuendam fidem. Seguiré con mi personal búsqueda.

Acerca del asentimiento que uno debe prestar me dijeron que era algo clarísimo hace años cuando lo pregunté. Pero no debía estar tan resuelto en el plano teórico cuando en 1988 Ad tuendam fidem parece afirmar que el asunto no estaba tan claro como parecía. Por más que leo y releo textos y artículos sobre el tema, creo que hay allí un asunto teológicamente complejo. 

Pero no será éste el post en el que aborde un tema realmente complicado. Hoy me conformo con que observemos el astuto mundo de los gatos y lo cándidos que pueden llegar a ser lo perros.


Nunca he visto una cara de tanta ambición en un gato

03.08.15 | 23:48. Archivado en Con clave


Las pizzas de la casa de ayer estuvieron muy buenas. Sobre la mesa di pruebas fehacientes de que me complacían. Ahora bien, me dieron ganas de contar lo que había oído por internet: Trabajas menos que la abuela de la Casa Tarradellas, que sólo tiene un nieto y cuando le visita, le hace una pizza congelada. Mientras cenábamos vimos la película El milagro de P. Tinto. ¡Qué hartón de reír!
Del hartón de reír, he pasado hoy a resolver algunas dudas de la persona que está traduciendo Summa Daemoniaca en un país de los Balcanes. Ahora mismo se está traduciendo al francés. El año pasado un largo resumen se publicó en finlandés. Y una última persona está luchando en la traducción al rumano. Summa D., la verdad, es que es un libro que tiene vida propia, un libro que sigue su propia andadura independiente del autor.
A la traductora con la que he hablado hoy, le he tenido que explicar que Dios no odia nada de lo que existe, absolutamente nada. Todo lo que existe cuenta con su permiso expreso para existir. Todo tiene su función, su razón de ser. Eso no evitará que sobre unos recaiga la bendición, el gozo, la alegría, una felicidad sin fin. Y sobre otros recaerá la permisión de una existencia sin esperanza, una existencia en la que sólo se tendrán a sí mismos. Una existencia sin salida de uno mismo.


Cena de domingo

02.08.15 | 15:37. Archivado en Con clave


Hoy voy a ver una película en casa de una familia de una de mis antiguas parroquias. Veremos El milagro de P. Tinto comiendo pizza y palomitas.Les he dicho que encarguen las pizzas de los ingredientes que quieran. Pero que jamás, ¡jamás!, encarguen la hawaiana. Cada vez que veo una pizza con piña, me imagino al inventor siciliano de la pizza revolviéndose en su tumba.
Les he dicho que el bacon me gusta mucho. Pero que como tengo colesterol, pues que no puedo comerlo. El resto del cerdo, sí. Pero el bacon, no.También me gusta el atún. Pero mi madre me ha saturado tanto con ese pescado que ya se me sale por las orejas. Cada vez que se va mi madre de mi casa después de una visita, tengo que repartir latas de atún por varios conventos.
Le he dicho a la familia que siento especial afición por la pizza de peperoni, pimiento morrón y aceitunas negras. Pero he acabado con un angelical: Pero que de ningún modo esto os determine a la hora de pedir las pizzas. Pedid lo que queráis.

Es entonces cuando la hija me ha dicho por mail que las pizzas eran congeladas!!!


El Evangelio entronizado con el Espíritu Santo sobre él

01.08.15 | 22:22. Archivado en Con clave


Cuando en la década de los 90 escribí mi novela Cyclus Apocalypticus, me imaginé que el nuevo circo romano, espectáculo de crueldad y ejecuciones, sería la televisión. Qué lejos estaba yo de imaginar hasta qué limites de perversión sangrienta llegarían los videojuegos. Ahí tenemos la escuela y lugar de entrenamiento de los psicópatas del futuro.
En el futuro, estoy convencido de que habrá fiestas adonde todos los jóvenes irán completamente desnudos. Los programas de televisión seguirán su camino hacia el abismo. El suicidio, la eutanasia y el aborto no tendrán reprobación alguna. Y en esa sociedad donde cualquier vicio será aceptado como normal, la única que no tendrá cabida será la Iglesia. A ella se la perseguirá jurídicamente, se la acosará hasta derribarla.
Después veremos los problemas económicos, sociales, geopolíticos y la gente no los asociará a su degradación moral. Sólo los cristianos sabremos cuál es la verdadera raíz del problema.


Hetoimasia

31.07.15 | 14:32. Archivado en Con clave


Hoy he leído un interesante artículo sobre la hetoimasia. Esta palabra griega significa el trono vacío que simboliza la presencia de Cristo en un concilio, trono vacío sobre el que se coloca algún símbolo de Cristo: en unas representaciones aparece la Cruz junto a otros los símbolos de la Pasión, en otras representaciones sobre los cojines del trono sólo descansan los Evangelios.
Yo había visto esta iconografía en diversos mosaicos y pensaba que era un altar. Pero mirándolos con detención se ve sin ninguna duda que se trata de un trono con un cojín para sentarse y, a veces, hasta con peldaños o un escabel para reposar los pies.
Tengo entendido que en los concilios antiguos se colocaba sobre un trono el libro de los Santos Evangelios como símbolo de la presencia espiritual de Jesús en medio de ellos. Ciertamente, durante el Concilio Vaticano II, cada día se entronizó el libro de los Evangelios en medio de la asamblea.

La idea del altar como trono de Dios me parece muy bonita. Estoy pensando colocar durante la misa de diario una cajita con una barrita incienso que se gaste lentamente durante una hora a los pies de la cruz del altar. Cuanto me gustaría rodear al altar de la mayor belleza posible. El que tengo en el convento me gusta mucho, pero se me hace poco. 


La belleza del culto, la grandeza del sacerdocio

30.07.15 | 14:07. Archivado en Con clave


Aquí se ve otro tipo de tiara, diferente de las de tres coronas. También es bonita y se podría usar para ocasiones de menor solemnidad. Sigo erre que erre con que este ornamento sagrado no se puede perder, como los grandes galeros cardenalicios con borlas.


Esto sí que es cariño y adoración hechas ornamentos sagrados

30.07.15 | 14:04. Archivado en Con clave


Horarios de confesiones en el centro de Alcalá

30.07.15 | 13:59. Archivado en Con clave


Estos horarios no son los de toda la ciudad, sólo los del centro. Como se ve es una ciudad donde confesarse resulta facilísimo a cualquier hora por temprana que sea o por tarde que sea, ya que se puede incluso por la noche.
Estos horarios deben ser tomados con una cierta precaución, ya que en verano quizá pueda haber alguna hora no cubierta.
Pero los he puesto aquí, no sólo para servicio de los cristianos de Alcalá, sino también como un modo gozoso de mostrar lo bien atendida que está en este campo una ciudad de 200.000 habitantes.
Catedrala diario de 19 a 20 horaslunes, jueves y viernes de 10 a 12 horas
fin de semana antes y durante las misas
Capilla de las Santas FormasTodos los días de 21:30 a 23:00Nota: en verano, por falta de sacerdotes, me consta que los lunes sí que hay confesiones a estas horas, pero no sé el resto de los días
Parroquia de Santa MaríaDe 8-13 horasDe 18-20 horas
Hospitalillo (Calle Mayor)Mañana: de 7:30 a 12.00Tarde: de 5:30 a 9:00Nota: El sacerdote sale algunos momentos a desayunar o dar comunión a enfermos.
Oratorio de San Felipe NeriPor la mañana:De lunes a viernes: 8,15   ?  9Domingos: 11,00 ? 12        
Por la tarde:De lunes a Jueves: 5 ? 6,30Viernes:  5 ? 8 Sábado: 6 ? 7 
Domingos: 6 ? 9,30  


Recordatorio

29.07.15 | 14:12. Archivado en Con clave


De la carta Ordinatio Sacerdotalis de Juan Pablo II, en el año 1994:

Por tanto, con el fin de alejar toda duda sobre una cuestión de gran importancia, que atañe a la misma constitución divina de la Iglesia, en virtud de mi ministerio de confirmar en la fe a los hermanos (cf. Lc 22,32), declaro que la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia.


Anécdota al ir a la frutería

29.07.15 | 14:06. Archivado en Con clave

Siempre que me preguntan por qué llevo la sotana en verano, les respondo que es porque albergo una leve esperanza de que sudando mucho pueda perder algo de peso.


La vida clerical

28.07.15 | 15:03. Archivado en Con clave


¿Cuál es mi lugar en la Iglesia? ¿Cuál es mi vocación? ¿Cuál es mi trabajo? La obediencia. La respuesta a esas tres preguntas obtiene una única respuesta, obtiene la única respuesta posible: la obediencia.
Hay que dejar que Dios guie la propia vida. Hay que dejarse arrastrar. La corriente de las decisiones divinas te va llevando. La alternativa es buscar uno mismo lo que a uno le gusta, lo que a uno le atrae. Escoger destinos, elegir trabajos. Sentirse no diácono, sino sentirse como el que decide: esto sí, esto no, hasta aquí, con estas condiciones.

La vida clerical es una vida de una simplicidad sorprendente. Dar la opinión con plena sinceridad a los superiores y después aceptarlo todo como venido de la Mano de Dios. Cuando el sacerdote se entrega totalmente a la obediencia, la paz desciende sobre él plenamente. Una paz perfecta, inquebrantable, dulce. El sacerdote está en paz y da a paz a los que van a él.


Encontrarás dragones y un poco de todo

27.07.15 | 14:09. Archivado en Con clave


Sí, aquello de Encontrarás Dragones fue un batacazo monumental, sólo comparable al fracaso épico de la película sobre la Cristiada. Las dos películas partieron de un error esencial: La gente se aburrirá si les contamos los hechos puros y desnudos. Por tanto hay que contarles una telenovela de drama personal para involucrarlos en la historia. ¡Error! ¡Error total!
Mezclar la telenovela barata con un gran hecho histórico siempre es un desastre. Ahí está el caso Otto Preminger en El Cardenal o Historia de una monja que demuestran que una sucesión de hechos puros y desnudos contados con sobriedad y buen hacer son suficientes para tener a la gente quieta, atenta y en silencio en una butaca durante hora y media.
A veces desearía yo llegar a Papa para poder tomar las riendas de la producción de algo formidable semejante a Los Diez Mandamientos de nuestro tiempo, algo que fuera grandiosamente grande. Algo como la saga de la Guerra de las Galaxias, pero en tema religioso; quizá la vida de diez santos o diez películas que muestren todo un periodo de la Historia de la Iglesia.
Debo ser el único bautizado que podría llegar a desear el papado por razones cinematográficas: disponer de poder para poner en marcha una gran película. Una bonita y estrambótica razón para desear el papado, además, claro está, de las propias y más personales razones de la venganza.


Miércoles, 5 de agosto

BUSCAR

Editado por

  • Padre Fortea Padre Fortea

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Agosto 2015
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31

Sindicación