Blog del Padre Fortea

El mejor momento de una conferencia es el que dice el gato

26.03.17 | 22:37. Archivado en Con clave


Al día siguiente, llegué a León invitado por varios neocatecumentales. Cuando acabé la conferencia (que trató de las siete copas de la ira del Apocalipsis) y di paso a las preguntas, una señora a la que no se le pasó el micrófono, comenzó a gritar enfadada: Esta conferencia se podría haber dado en la Edad Media. Ha sido una conferencia medieval. Todo el rato repetía eso. 
No me conocía, porque a un filomedievalista como yo tales comentarios no me ofendían para nada, más bien al revés. Después, esa señora comenzó a decir que dónde estaba el Dios Amor del Evangelio y lugares comunes de ese tipo. Dejé que se desfogara.

Pero al cabo de un rato, le dije: Muy bien, ya ha manifestado su opinión. Ahora déjeme contestarle. Y eso que no había hecho ninguna pregunta, salvo que el enfado cuente como una pregunta. Al cabo de unos instantes más, me di cuenta de que esa señora estaba fuera de sí y que iba a estar interrumpiendo todo el rato. Así que le dije: Señora, si no me deja responderle, voy a pedir que le saquen fuera de la sala. 
La señora siguió gritando sin ninguna intención de parar. Así que sin alterarme lo más mínimo, con frialdad, le indiqué al organizador que la sacaran fuera. Fue uno de esos momentos en que sentí un placer especial. Por un momento supe qué sentía Al Capone cuando ordenaba: Sacadlo de aquí, chicos. Ah, y manifestadle mi agradecimiento personal por haber venido.


Ya he vuelto de mis conferencias en Valladolid y León

25.03.17 | 22:10. Archivado en Con clave


Esta tarde he vuelto de dar una conferencia en Valladolid y otra en León; la foto es de León. A la primera ciudad fui invitado por el Club de Opinión Santiago Alba. El lugar fue el antiguo casino, un edificio con esa antigua nobleza de los casinos del siglo XIX tan maravillosamente reflejada por La Regenta. Si al edificio unimos los miembros del club que fueron encantadores conmigo, el resultado es que fue una estancia muy agradable.
A eso hay que añadir que en esa ciudad me reencontré con una amiga a la que conozco desde hace muchos años y que tuvo la gentileza de acompañarme horas y horas en mis inacabables paseos por esa ciudad. Puede parecer que tiene poco mérito el acompañarme horas, pero estar unas cuatro horas a dos grados de temperatura bajo intermitentes nevadas tiene algo de mérito.
También me reencontré allí con un sacerdote al que estimo mucho. Y lo estimo no porque haya tenido mucho trato con él, sino porque desde la primera vez vi en su rostro, en sus palabras y en todo él un ejemplo del sacerdote edificante, entregado a su trabajo y que cada día dedica abundante tiempo a la oración personal.
La catedral de Valladolid me gusta, pero con reservas. Tiene aspecto de catedral pesada. Una edificación que no se eleva, sino que parece encarnar la idea de la solidez de la fe. Es algo fría. Después de casi medio milenio sigue manteniendo ese aspecto de estar inacabada incluso no estándolo. Es una catedral que no entusiasma.
Las catedrales antiguas parecen ser algo más que piedra. Ésta parece ser sólo piedra. Para que entusiasmara sólo se me ocurre hacer un estudio muy cuidadoso acerca de su iluminación en el interior. Con poca luz y velas, por ejemplo un gran tenebrario siempre encendido en el centro, se podría lograr crear otro ambiente. Se requeriría también cambiar totalmente su presbiterio, ese monumento a la impericia. También se requeriría vaciar el interior de todo elemento que no pegue con la estética del templo. Dicho de otro modo, si algo es feo, sáquese.
Si esa catedral sufre una gran conversión, podría salvarse. Pero veo poco propósito de la enmienda. También los templos, a veces, se empeñan en seguir un camino errado, también ellas tienen vicios. Mañana seguiré contando mi viaje.

Post Data: Toda catedral antigua se puede arrepentir. A diferencia de la mayoría de las parroquias de barrio en ladrillo moderno, cuya estética contumaz no admite posibilidad de conversión alguna.


Lo que los ingleses llaman "quatrefoil"

24.03.17 | 18:00. Archivado en Con clave


Este precioso quadrilóbulo representa a un erizo en el umbral de Nínive y un pájaro habitando en otra parte de la ciudad. Otro pájaro más pequeño se ve en una jaula rota. Se basa esta representación en unos versículos de Sofonías (2, 13-14):
Y extenderá su mano sobre el aquilón, y destruirá al Assur, y pondrá a Nínive en asolamiento, y en secadal como un desierto 
Y rebaños de ganado harán en ella majada, todas las bestias de los gentiles; el onocrótalo también y el erizo dormirán en sus umbrales; su voz cantará en las ventanas; y asolación será en las puertas, porque su enmaderamiento de cedro será descubierto.

La representación me parece en su sencillez de una belleza totalmente moderna. Los medievales, como siempre, poniendo en espacios mínimos profundos versículos. Los arquitectos actuales tratando a los fieles como si fueran niños que no entenderán nada salvo la belleza de una pared de vulgar ladrillo a cara vista.


Magistral fachada de la iglesia de las bienaventuranzas en Israel

23.03.17 | 18:00. Archivado en Con clave


En las últimas semanas he visto durante mis comidas y cenas la película Sicario, muy buena, realmente, muy buena. El séptimo sello, es la tercera vez que la veo, un clásico. Imprescindible, aunque no se trate de una obra maestra. Varias veces roza lo magistral, pero se queda por detrás del sobresaliente. Vi, por fin, Rebeca, de Alfred Hitchcock: prescindible.
Como sé que os gustan las bandas sonoras, os pongo la aquí el link a la banda sonora de Una serie de desafortunadas desdichas. Una película que no ha tenido el reconocimiento que merece. La música es una delicia:
https://www.youtube.com/watch?v=nejpvzsXONg&list=PLAAE569307748A429&index=4

También he visto por tercera vez Yo confieso. Está muy bien. Derramé alguna lágrima al final. Pero eso se debe a que cuando te acercas a los 50 años, se te escapa algún lloro por cualquier tontería. Eso lo había visto en los ancianos, y ahora lo veo en mí.


Qué fachada

22.03.17 | 18:00. Archivado en Con clave


Qué preciosa es la fachada de la Iglesia Memorial de Stanford, en mitad del campus de la universidad del mismo nombre. En mi vida, el concepto de templo ha tenido una importancia crucial. Y es que he comprobado lo mucho que me movían a la oración ciertos lugares sagrados. Perdón, no ciertos lugares, sino ciertos edificios.
Los templos, y no la naturaleza, ha sido lo que más me ha llevado a la adoración. Reconozco que nunca me ha movido a devoción ningún santuario, por más que crea que allí hubo tal o cual aparición. Sin embargo, las catedrales sí.
Nada en este mundo me ha causado más devoción, admiración y adoración que las catedrales. Sobre todo las de la época en que el Evangelio fue la Ley de todo un mundo: la época de la cristiandad.

Época en la que jamás he deseado vivir. Pero que me gusta admirar de lejos.


Hoy es un post visual

22.03.17 | 00:08. Archivado en Con clave

Esta pintura me fascina. Podéis pinchar en ella para verla más grande con todos sus detalles. Es una pintura grandiosa, inusual, de un dominio de la técnica como pocas veces, con una temática totalmente inusual.

Esta foto me gusta mucho, como todas las que hay de este Papa y este patriarca. De verdad, qué buen rollo había entre ellos.  Cómo me gustaría que las cosas fueran así entre Kiril de Moscú y nuestro Papa.

Esta foto es de un pastor de Huesca (pastor de ovejas) que se hizo sacerdote. Me parece un excelente presbítero cuyo historial es óptimo para ser después pastor de hijos de Dios. Es neocatecumenal. Un excelente servidor de la comunidad.


Un cuadro

20.03.17 | 23:10. Archivado en Con clave


Este cuadro lo traigo al blog porque me parece bellísimo: los colores, la composición, la serenidad que transmite. De hecho, ni siquiera sé a qué país pertenecen estos oficiales.
El vídeo del profesor cuya entrevista en la BBC es interrumpida por sus hijos ha tenido una cantidad increíble de parodias. Desde una en la que van apareciendo todos los miembros que viven en la casa, hasta su madre que trata de llevársele un cuadro. Hasta otra en la que Dart Vader está en videoconferencia con el Emperador y por detrás aparecen R2D2 y otro androide (el que es como una esfera) y viene la princesa Leia a recogerlos.
Las parodias de Trump ya son un género, como el cine negro o los musicales. Deben aparecer al día unas cien parodias de Donald en Youtube.
https://www.youtube.com/watch?v=cqmcmH4uydU


Si alguno de mis lectores es platero que se ponga en contacto conmigo. Qué cáliz.

19.03.17 | 22:35. Archivado en Con clave

A ver, ya os lo he dicho: no me interesan historias de conjuras en el cónclave que eligió al Papa Francisco si no intervienen los reptilianos y los illuminati.
¿Por qué conformarse con menos, cuando puedes tener más? ¿Por qué conformarse con una conjura más de andar por casa, cuando puedes tener una conjura más épica?
Me encantan los vídeos que asustan a amas de casa y jubilados advirtiendo con angustia que el Anticristo ya está aquí, o que la CNN ha descubierto que se ha manifestado, o que ya hay celebraciones por su advenimiento en tal o cual lugar de la tierra.
Si a este guiso añadimos unos pocos ingredientes más (Trump, Kin-Jon Un y, por ejemplo, un Putin), pues el guión se escribe sólo. Coppola con mucho menos escribió El Padrino.
No hace falta decir que el sereno y racional mundo de Borges, de Bach y de las matemáticas es totalmente distinto de ese mundo farneticante, delirante en italiano. Pero reconozco que el mundo sería mucho más aburrido e insulso sin todo este croar de ranas irracionales.  

Lo malo es que, de vez en cuando, a algunas de estas ranas le da por prender fuego a la suegra pensando que el demonio le ha entrado dentro. Y piensa que el fuego hará salir al demonio de dentro de ese cuerpo. Lo cual es totalmente falso, ¡falso!, porque están acostumbrados al fuego. Es mucho mejor usar el agua si se puede elegir.
Post Data: Antes de cometer cualquier locura, aconsejo llamar al párroco para pedir una segunda opinión. A la hora de la siesta, suelen estar libres.


Ave, César

19.03.17 | 00:29. Archivado en Con clave


De verdad, os lo aseguro, que hago esfuerzos por no comentar la inmensa cantidad de tonterías que cierto presidente del mundo está haciendo. Lo habréis adivinado, se trata de uno cuyo apellido acaba en P. 
Pero es que este hombre parece empeñado en batir algún tipo de plusmarca. Al menos, su presidencia ha iniciado una edad de oro de los memes. Su presidencia ha iniciado la época en la que la parodia es la que ocupa la cúspide de la pirámide del Poder. No es que se parodie a la cúspide, es la cúspide la que ya en sí misma es una parodia.
El anterior presidente, por supuesto, no ha dicho ni una palabra. Ni la va a decir. ¿Por qué? Porqué el día que decida intervenir va a clavar el puñal hasta la empuñadura. Está callado, claro que sí, eligiendo el momento, el lugar y las circunstancias.

Cada día enciendo la televisión para ver las noticias con la misma pregunta en mi mente: ¿qué habrá hecho hoy? Mientras tanto, su larga andadura hacia el impeachment se va pareciendo a la película Una serie de catastróficas desdichas(A Series of Unfortunate Events). 


Otro

17.03.17 | 20:13. Archivado en Con clave


Una pequeña inflamación apareció en mi encía. Esa inflamación podía deberse a algún impacto, por usar la jerga técnica de los dentistas. No le di ninguna importancia, pensando que pocos días después sanaría por sí sola.
Al cabo de una semana, esa inflamación (realmente pequeña) seguía allí, así que decidí ver un médico del hospital, odontólogo. La miró con su linterna y no le dio ninguna importancia. Me aconsejó un gel antiséptico.
Esperé 24 horas. Por la noche me miré en el espejo a ver cómo iba. No me lo podía creer. Me dio la sensación de que el pequeño trocito triangular de encía que había en un intersticio se había necrosado. A la mañana siguiente, es decir, hoy, fui al dentista.
Efectivamente, se había necrosado. Parece ser que había entrado un poco de comida bajo una prótesis y se había producido una infección que yo no había notado.
Ha habido que hacer una limpieza cuyos detalles omito. Bastante tengo con describir los tormentos del infierno (en el más allá), como para describir (en mi estado de viador) paso a paso las operaciones de mi dentista con sus ganchos puntiagudos, curvos, acerados y acabados en un sadismo frío, sin compasión. Los dentistas no albergan compasión.

Dejo para otro día cualquier consideración sobre el número pi o los bellos logaritmos.


Ojalá yo tuviera un alma así

16.03.17 | 22:10. Archivado en Con clave


El post de ayer lo escribí sin pensarlo mucho. Hoy tenía miedo al leer los comentarios. Miedo de que algunos pudieran entender mi post (nada premeditado, escrito a vuelapluma) como una especie de escrito soberbio, por pretender saber de matemáticas.
Debo dejar claro que no sé matemáticas. Pero que vi en la televisión con grandísimo placer, grandísimo, todos los capítulos de la Universidad a Distancia acerca de la Historia de las Matemáticas: horas y horas de matemáticas. Apasionante serie que explicaba las matemáticas en su desarrollo desde los albores. Un modo agradabilísimo de tener una idea de conjunto de todas las matemáticas hasta nuestros días.
Aquello me dejó con hambre de saber más. Y como mis conocimientos sobre las matemáticas eran limitados, muy limitados, me dediqué a ver en youtube vídeos acerca de operaciones matemáticas con el infinito. Quedé fascinado al ir viendo cuántas operaciones se pueden hacer con ese número o concepto.
El post de ayer fue un desahogo de admiración: ¡Qué grandiosas son las matemáticas! ¡Qué sorpresas de belleza, de orden, de simetría se encuentra uno en el mar de números!
Y la gran cuestión: ¿cómo es eso posible si son increadas? Y, desde luego, las matemáticas son increadas
Mi libro Summa Daemoniaca e Historia del mundo angélico, los dos extremos de mi creación teológica sobre el demonio, son deudores de este afán de orden lógico, de este afán por desplegar las posibilidades lógicas de conjunto de conceptos llevados al infinito. Summa D. e Historia MA. son libros en los que la teología se hibrida con la lógica al modo matemático.
Summ D. forma una unidad con Exorcística. E Historia MA. forma una unidad con Las corrientes que riegan los cielos. Los dos primeros libros se centran en el aspecto de oscuridad demoniaco, los dos últimos se centran en el reverso luminoso. Los dos primeros son como reflexiones acerca del infierno. Los dos últimos lo son del cielo, aunque hable del infierno.

Sin yo pretenderlo, en mi obra, se ha formado un ciclo cerrado. El pináculo que corone este círculo lo tengo pensado, será un libro corto, muy concentrado, una especie de síntesis. 


Me encanta este disfraz

16.03.17 | 00:36. Archivado en Con clave


Uno de los trabajos que siempre me ha inspirado una grandísima admiración es el de matemático. Las matemáticas tienen una belleza inherente que me resulta cautivadora. Es como trabajar con pensamiento en estado puro. Es como hacer operaciones con la lógica, una y otra vez, cada vez más difíciles.
Algo que no acabo de comprender es que si las matemáticas son algo increado, meras operaciones lógicas que sólo pueden ser conocidas, pero no creadas, entonces ¿por qué aparecen fenómenos tan bellos en ese mar de números? Fenómenos tan numéricos tan hermosos que parecen imposible que estén allí por azar. Me estoy refiriendo a algunos algoritmos que son sencillamente increíbles y que, desde siempre, llamaron la atención a los matemáticos.
Y después hay fenómenos tan misteriosos como el número Pi o el número Fi o el e. Cuando se comprenden estas cosas (explicarlas va más allá de un post), uno, desde la teología, no sabe qué decir. ¿Cómo es posible algo como la Identidad de Euler? Ciertamente no tengo una respuesta para ello desde la Teología.

¿Cómo es posible que en un mar de números aparezcan fenómenos tan impresionantemente bellos que parecen exceder cualquier posibilidad de que estén allí por azar? Nadie los ha creado, están allí por azar, pero su existencia parece ser imposible por azar. Un misterio. No sé, no tengo respuesta.
Post Data: Parece ser que Trump tampoco tiene la respuesta. Pero como es pro vida, me cae bien.


Martes, 28 de marzo

BUSCAR

Editado por

  • Padre Fortea Padre Fortea

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031