Blog del Padre Fortea

Así es una bula de nombramiento de obispo

09.12.18 | 10:50. Archivado en Con clave


Hoy por la mañana, al regresar de la capellanía del hospital, he leído otro trozo de El general en su laberinto. (Sí, ya he acabado de leer Franco y la Iglesia.) La obra de García Márquez, ya os lo dije hace tiempo, me parece impresionante desde un punto de vista literario. Es curioso, leí este libro hace unos doce años y ahora al releerlo descubro que mi lectura ha cambiado. Ahora me doy cuenta de más detalles. Es como si vista se hubiera vuelto más aguda con el detalle pequeño. Ahora leo con más lentitud. En esa época, sin darme cuenta me dejaba llevar por la lectura sin paladear. Ahora también soy más comprensivo con los personajes. A los cincuenta años, vemos a los demás con mucha más benignidad.
No puedo dejar de hacer una reflexión con ocasión de la lectura de este libro: los Pueblos pueden elegir su destino. Si los países americanos querían mayoritariamente la independencia, había que dársela.
Ahora bien, la mayoría de la población estaba dividida al respecto. Incluso la élite que llevó a cabo la independencia no está nada claro que significase la mayoría de esa clase social. Al final, la independencia se logró no porque la élite social quisiese la liberación, sino, simplemente, porque ganó la guerra.
¿Fueron más libres una vez obtenida la independencia? Por supuesto que no. ¿Al menos pagaron menos impuestos al rey lejano? Tampoco. Hubo la misma corrupción y las mismas opresiones, la misma proporción de hombres buenos y malos, capaces e incapaces, que antes de la independencia.
Viendo las cosas racionalmente (me hago la ilusión de que, a veces, hago eso) mejor hubiera sido permanecer todos unidos. Todos nos hubiéramos beneficiado mutuamente. Por supuesto que Latinoamérica hubiera desarrollado democracias particulares y, en la práctica, el nivel de autogobierno hubiera sido el más grande posible.
Pero ni mantener la unión valía un baño de sangre, ni lograr la independencia valía una hecatombe; no de toros y ovejas, sino de seres humanos.
Dicho lo cual, todo esto vale para Cataluña y su lucha intestina. Yo hubiera preferido un referéndum al estilo de Canadá y Escocia. Pero dado que ese camino ahora está más lejos que nunca, no queda más opción que la legalidad y el orden.
Alguien puede pensar que en mí ha habido una evolución al respecto en los últimos años. No, no la ha habido. Lo que no quiero es violencia; recuérdese lo que he dicho de la independencia de Latinoamérica. Y ahora, dada la situación en España y su región Cataluña, no queda otra opción que apoyar la legalidad.
Otras opciones supondrán la perpetuación endémica de una lucha y una crispación que solo lograrán que algunas células se malignicen, vamos hacia eso. No quiero muertes ni por mantener la unidad de España ni por la independencia. Pero cuando la violencia estalle, y doy por supuesto que va a estallar en forma de lucha callejera, de kale borroka a cargo de grupos anarquistas, mi apoyo estará de un lado y solo de un lado: la legalidad vigente en el Estado Español.
Hubo una época, os lo puedo asegurar, que el problema de los territorios palestinos se pudo haber solucionado. Fue la época previa a la segunda intifada. Hice mi primera visita a Israel en esa época. Pero Arafat azuzó a la gente para quemar etapas no hacia la independencia (que ya la tenía de facto), sino para conseguir más territorios (ya había conseguido varios). Después de azuzar a la población a la lucha, ya no pudo recoger velas: se le fue de las manos.
Quim Torras, el presidente de la Generalitat, sigue jugando a un juego en el que cree que podrá tener la mano siempre en el grifo, para cerrarlo cuando quiera. Después vendrán los funerales y los discursos condenándolo todo. Ni la independencia de Cataluña vale eso, ni la independencia de toda Latinoamérica.
Morir en 1823 para que una bandera u otra ondeara en el mástil de Caracas no vale la pena. A los nacionalistas les pido que defiendan sus ideas sin crear un caldo de cultivo del odio. ¿Al gobierno español le puedo pedir que deje en la ambigüedad cuál es la instancia última de Poder? Evidentemente, no. 
En virtud de la racionalidad, no puedo quedarme en medio. No hay un punto intermedio entre el imperio de la Ley y el quebrantamiento del Estado de Derecho. Sería como afirmar que hay un punto intermedio entre el hombre honrado y el ladrón.
Eso sí, si Cataluña logra la independencia por las malas, caerá totalmente en manos de los tratados que firme con China. Será independiente de España, para convertirse en un estado vasallo de Pekín. El único que estará dispuesto a poner dinero sobre la mesa para sostener (y solo en parte) el sistema monetario y bancario de una Cataluña que se marchara por las malas será ese país.

Cataluña, Latinoamérica, Simón Bolivar, España nos roba, la segunda intifada... no aprendemos. Estamos en el siglo XXI, pero seguimos cometiendo los mismos errores.


Cuando veáis a toda la progresía aplaudir algo, malum signum

08.12.18 | 14:42. Archivado en Con clave


En fin, voy a dedicar un último post sobre la constitución española. El secretario del cardenal de Toledo, en una entrevista, declaró lo siguiente:Respecto a lo que diría D. Marcelo ante la situación actual hay que referirse a la pastoral que escribió sobre la Constitución. En ella señalaba que, admitiendo los grandes valores de la Constitución, que todos alababan, señaló cinco puntos en relación con el texto que se iba a someter a votación.
Primero: en un país de mayoría católica no aparece el nombre de Dios.Segundo: prescinde de los valores permanentes y de ley natural.Tercero: no protege debidamente la familia y facilita que venga enseguida la ley del divorcio.Cuarto: no protege de forma suficiente la vida humana y abre la puerta al aborto.Quinto: no garantiza debidamente la libertad de enseñanza, que hará depender del criterio del gobierno, que podrá ejercer un control excesivo.
En su borrador escribió un sexto punto que luego retiró del escrito definitivo. Sobre este punto decía lo siguiente: No se aclara la palabra ?nacionalidades?. Se puede entender de una manera correcta, que reconoce la unidad de España, en su diversidad; en cambio, va dar pie a que algunos (y pensaba en bastantes catalanes que él había conocido) lo van a interpretar en un sentido que quiera romper la unidad de España.  Señalaba que se debía explicar bien, antes de la votación, qué se quería decir con la palabra ?nacionalidades?, porque si se votaba con la ambigüedad que tiene la palabra, podrían venir después enfrentamientos entre españoles. Y esto ? decía D. Marcelo- hay que evitarlo. Finalmente retiró este punto sexto de la Carta Pastoral, porque pensó que se interpretaría como si él quisiera ir contra Cataluña y él siempre decía: ?No tengo nada contra Cataluña?. Pero comentó entre los que estábamos cerca: ?Veréis cómo esta palabra, tan ambigua va a traer cola y disgustos??https://www.religionenlibertad.com/personajes/61361/don-marcelo-papable-senalo-fallos-constitucion-pastor-una.html
En esa época, los católicos eran la inmensa mayoría de la población. Pero a los que se escuchó continuamente en las reuniones fue a los socialistas y a los nacionalistas.
Ahora bien, es que ni siquiera lograron articular algo completamente esencial en una constitución: la división de poderes. La rama legislativa no tiene ni ha tenido nunca, en nuestra democracia, ninguna independencia. La rama judicial sí que la ha tenido y la tiene. Para ya se encargaron los políticos de hacer mal el poco trabajo que tenían que hacer desdibujando esa independencia en aspectos como la designación de los miembros del Consejo del Poder Judicial o la designación de los miembros del Tribunal Supremo.
Dicho de otro modo, los creadores de la constitución ya se encargaron de dejar varias puertas traseras para entrar donde, en teoría, no debían entrar. El día que haya un partido que arrase en el parlamento (o dos que se pongan de acuerdo) no esperemos que haya tribunal constitucional que se les resista o Consejo del Poder Judicial con el que no puedan castigar a los jueces que no se sometan a una nueva legislación.
Vamos, que el poco trabajo que tenían que hacer Suárez y sus compañeros de cenas y puros lo hicieron mal. Algo completamente de esperar si observamos el bagaje de Derecho Constitucional que tenían todos ellos, salvo unas pocas excepciones que no voy a comentar por no alargarme. Menos mal que, como dije, copiaron. Y al copiar a los alemanes no desatinaron del todo.
No se vea en mis palabras la acritud por dejar de lado a la inmensa mayoría de católicos en todo el tiempo de Suárez. No. Aunque yo fuera totalmente ateo, me hubiera conformado con un buen texto constitucional sin puertas traseras sin chapuzas sin áreas borrosas. No se vea en mis palabras que quiero favorecer a un campo, a un partido, a unas posiciones. Mi única posición es defender la Libertad.
Con lo cual, que reciban los aplausos que quieran. Que les aplauda la progresía hasta que les duelan las manos. Nuestra querida constitución es un mal trabajo de principiantes.


Aniversario de la constitución: los documentales políticamente correctos

07.12.18 | 14:56. Archivado en Con clave


El programa sobre la constitución de Telemadrid (y que he visto hasta la mitad durante mi almuerzo) es mucho mejor que esa ?cosa? que puso Antena 3 en nuestras pantallas. Me ha gustado mucho más, pero no puedo dejar de hacer algunos comentarios evidentes. La constitución se ha presentado como un gran esfuerzo de consenso. Pero, como todos sabemos, se reunían Felipe González y Abril Martorell en un restaurante y se quedaban hasta las cuatro de la mañana. Y salían contentos, bien contentos, habiendo acordado 25 artículos de la Constitución.
La carta magna de una nación debería ser un texto confeccionado y discutido por expertos que midieran cada aspecto, por mínimo que fuera, al milímetro. Se trata de logar un mecanismo legal lo más perfecto posible. Cada error constitucional siempre tiene consecuencias. Después de la labor de los expertos, de los especialistas, los políticos sí que pueden intervenir como representantes del Pueblo.
Ahora bien, reconocer que se reunieron dos personas, y que, entre copa y copa, sacaron adelante 25 artículos, me parece que ya está todo dicho.
El resto de la constitución fue apareciendo del mismo modo, reuniéndose un grupo de políticos en torno a una mesa y quedándose hasta tardísimo y consensuando. Ahora bien, por ?consensuar? hay que entender que Suárez cedió todo lo cedible ante las izquierdas y ante el nacionalismo.
El nacimiento de la constitución se presenta en los medios de comunicación como un esfuerzo por parte de todos. No es cierto. Los socialistas y los comunistas cedieron en tres cosas archisabidas y que las han repetido hasta la saciedad en todas las entrevistas. Pero, en todo lo demás, cedió Suárez.
Fraga contaba únicamente con 16 diputados en un congreso de 350; bien pronto comprendió la situación y la aceptó. Aceptó que Suárez solo tenía ojos para González y Guerra. También trató magníficamente a Carrillo, como si tuviera que ser perdonado por algo. Pero los demás, sencillamente, no existían.
Si las cosas no salieron mal, fue porque copiaron la constitución alemana. No quiero ni pensar qué hubiera pasado si les llegan a dar una hoja en blanco.


40 años de constitución española: francamente "bien"

06.12.18 | 13:12. Archivado en Con clave


He visto hoy el programa (emitido el martes) de Antena 3 para conmemorar los cuarenta años de la aprobación de la constitución española. No cabía más infantilismo en aquellos 60 minutos de elogio conmemorativo. Yo creo en las constituciones. Siempre he estado a favor de ellas, de que vivan en libertad, se reproduzcan y tengan una vida dichosa.
Pero ese programa se ha enfocado exclusivamente en mostrar lo espantosa, lo horrible, lo triste, lo desesperanzada que era la vida de los pobres españoles a los que les hubiera tocado en desgracia vivir en esa era de tinieblas preconstitucionales. Una era que ni el peor capítulo de Juego de Tronos podría describir en su maldad y espanto.
Todo el tiempo aparecían entrevistas en las que un pobre ciudadano octogenario (y próximo a la defunción) se quejaba de que aquí cenábamos unos huevos fritos con chorizo, mientras que en Europa se desayunaban ya por la mañana con una langosta hecha al punto, y algo de caviar sobre la tostada con mantequilla.
Aquí la mujer vivía sometida al marido, mientras que en Francia la mujer ya votaba desde el siglo XVII.
A mí me metieron en la cárcel ocho años por estornudar en catalán. Y a mí me torturaron por hablar con acento gallego.
Por la calle patrullaba la Gestapo ayudada por las SS, hacía mucho frío, las noches eran más largas y se veían orcos por los pueblos.
Fin de las citas sarcásticas que me he inventado. Continúo yo. Soy un demócrata convencido y, por tanto, me gustaría que las constituciones fuesen cuidadas con esmero. La nuestra ha funcionado bien, salvo en aquellos puntos que ya, desde el principio, los expertos advirtieron que funcionaría mal.
Esto pasa cuando los que se ponen manos a la obra son políticos y no expertos. Los varios puntos de futuras averías en el motor ya fueron advertidos por los expertos desde el principio, pero Suárez dijo que no, que no pasaba nada. Primera parada en el taller: método de constitución del Consejo del Poder Judicial. En fin.
Incluso el tema de que sea el primer varón el que herede la corona, también se le advirtió al rey que era un tema que habría que pensarlo más. Pero, efectivamente, el lío dinástico que había en casa hizo que don Juan Carlos I dijera en voz baja que las cosas se dejasen como estaban en el borrador.
Eso sí, me alegro de que no se mencione a Dios ni en una sola de sus páginas. De lo contrario, hubiéramos tenido que pasar por el mal trago de sacarlo. Porque, sin duda, aquí en España, hubieran sacado esa mención.
La constitución que tenemos es francamente mejorable. Para empezar, tenemos un senado que nunca, jamás, ha constituido un poder independiente del Poder Ejecutivo. Y eso, evidentemente, no es una cuestión menor. Si una constitución no logra, ni siquiera, la independencia de los tres poderes del Estado, pues apaga y vámonos. Después vendría, como era lógico la invasión de la política en el poder judicial. Pero ya la constitución estaba mal construida en sus pilares esenciales, lo otro era una mera consecuencia.
Los que la defiendan dirán que es que fue fruto del compromiso, del pacto. Muy bien. Se podía haber llegado a un consenso, pero a un consenso con un buen texto constitucional: perfecto, sencillo, bien armado, coherente.
Una cosa es celebrar la democracia y otra felicitarnos por un texto manifiestamente mejorable.


En Zurich

05.12.18 | 12:40. Archivado en Con clave


Como los lectores de este blog son lectores magníficamente formados, de buenas costumbres y nobles por naturaleza, os coloco algunas frases del artículo del canonista Eduardo Molano titulado La mujer y el sujeto del orden sacerdotal.
En ese artículo, hay citas en las que queda claro de quién son, pero en otras citas el autor no deja claro de quién son. He leído varias veces algunas páginas del principio del artículo, y el autor olvidó precisar tal cosa, y no es posible saberlo solo con leer el texto. El corrector del canonista (si lo hubo) esa tarde dormitó. Así que pongo todas las citas por su valor en sí mismo. El color rojo es mío. Comienzan las frases que he entresacado de ese artículo:
La Carta Ordinatio sacerdotalis de 22 de mayo de 1994 es un acto del Magisterio sobre esta materia, con la finalidad de «alejar cualquier tipo de duda sobre una cuestión de gran importancia que atañe a la misma Constitución divina de la Iglesia»
La doctrina propuesta en la Ordinatio sacerdotalis pertenece al depósito de la fe y exige un asentimiento definitivo, por haber sido propuesta infaliblemente por el Magisterio Ordinario y Universal.
«La Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres».
«El ejemplo de Cristo que escogió a sus Apóstoles sólo entre varones; la práctica viviente de la Iglesia, que ha imitado a Cristo, escogiendo sólo varones; y su viviente Magisterio, que coherentemente ha establecido que la exclusión de mujeres del sacerdocio está en armonía con el plan de Dios para su Iglesia».
Desde esta intervención pontificia, los documentos del Magisterio suelen repetir lo mismo: las razones de la Iglesia para no ordenar mujeres se basan en la Sagrada Escritura, en la Tradición y en el Magisterio.
Ni Cristo ni los Apóstoles estuvieron condicionados por motivos sociales y culturales
Declaración Inter insigniores: Es la Iglesia la que, en último término, realiza «el discernimiento acerca de lo que puede cambiar y de lo que debe quedar inmutable» y, en este caso, la Iglesia considera que por tratarse de una cuestión referente al signo sacramental instituido por Cristo no tiene poder para cambiarlo.
En conclusión, la Iglesia considera que esa praxis basada en la actuación de Cristo y de los Apóstoles tiene carácter normativo y vinculante para todas las épocas y lugares. Se trata de una norma «conforme con el plan de Dios para su Iglesia».
Juan Pablo II hace su declaración formal que suena así: «Declaroque la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia».
El papa no ha expuesto una doctrina nueva respecto a lo que ya se consideraba por la Tradición y es expuesto por el Magisterio Ordinario y Universal, sino que ha expuesto «la misma doctrina».
Es decir, el papa no se ha propuesto hacer una definición dogmática sobre la doctrina expuesta, recurriendo a su magisterio solemne ex cathedra, sino que ha vuelto a reafirmar y confirmar la doctrina ya enseñada por la Tradición y el Magisteriode la Iglesia en cuanto perteneciente al depósito de la fe.
Después de estas citas que os proporciono para vuestro arsenal, lectoras mías, ya tenéis materia suficiente para discutir a las 6:00 de la tarde mientras tomáis un té atiborrándoos de pastelitos con crema.
Si vuestras amigas son progresistas, feministas, modernas y avanzadas, yo aconsejaría sacar a continuación el tema de la exhumación de los restos de Franco. Este tipo de asuntos siempre animan mucho una conversación. Procurad que no tengan objetos contundentes cerca. 
Hacer continuas dietas y ser un esqueleto andante no significa que tu amiga no tenga fuerza suficiente para hacerte un buen chichón. Después, además, alegará que lo suyo fue una reacción justa y defensiva antes un ataque histórico-patriarcal que perpetúa esquemas de opresión.


De vuelta de Suiza

04.12.18 | 15:06. Archivado en Con clave


Como mencioné ayer, acabo de regresar de Suiza. Fui dos días allí. El primero a predicar a la misión de hispanos de Lucerna. El segundo solo predique en la misa dominical. Era la segunda vez que iba a esa misión, porque el capellán es un viejo amigo de mi diócesis, fui su sucesor en la parroquia de Anchuelo. Él y todos me trataron amabilísimamente. Me llevaron a ver el primer día al santuario de Flüeli-Ranft, y el segundo la Abadía de Einsiedeln. Muchas gracias a todos los que me puedan estar leyendo desde allí y que compartimos los viajes en coche por esos valles.
El viaje fue tan agradable que si me está leyendo el capellán de hispanos de Japón o de Noruega que no dude en contactarme.
¿Qué diré de Suiza? ¿Qué decir de un país cuyas ciudades están situadas en medio de impresionantes montañas de tupidos bosques coronadas por nieve? No, el paisaje de Suiza no es un paisaje normal. Es como si Dios hubiera querido colocar en medio de Europa una verdadera joya. Hasta las casas de los labriegos y los granjeros en el campo son de una belleza que mejoran el paisaje natural.
Pero lo que mencioné ayer sobre Mick Jagger y Borges es algo a lo que le he seguido dando vueltas. Llegue a pensar que tal vez el músico se encontró después de conceder esa entrevista. El problema es que Jagger fue preguntado sobre ese supuesto encuentro cuando Borges había muerto. ¿Podía haber olvidado un encuentro así cuando el rockero afirma que le admira? ¿Pudo tener lugar el encuentro y después negarlo al enterarse de que Borges (lamentablemente) apoyó, en un primer momento, a la dictadura argentina? No, no es posible. Porque a Jagger no le importó reconocer que admiraba al escritor.
¿Pero cómo es posible que la secretaria de Borges inventara eso? No sacaba ningún beneficio. Y menos con Jagger vivo. Para mí esto es un gran misterio. He escuchado varias veces las declaraciones de Kodama y varias veces el vídeo de Jagger. No tengo ni idea de qué pasó.
Post Data: La última foto es el del párroco de la iglesia más grande de Lucerna. Amabilísimo, pero tenía las manos heladas. Lo que llevo encima de mi sotana es el manteo. No he engordado en este viaje.


Precioso retrato

03.12.18 | 23:10. Archivado en Con clave

En mi último viaje en avión, a Suiza esta vez (del viaje hablaré mañana), me he llevado la novela La playa. Solo he leído una quinta parte del libro, pero me está gustando mucho. La prosa es tan ligera. El interés se mantiene en cada página. Y, además, se nota que habla de lo que sabe.
Esa es la primera cosa que se echa de notar en una obra: si el autor sabe de lo que habla o no.
Esa es la razón por la que Diario de un cura rural de Bernanos no me convenció en ningún momento. Si su protagonista es un cura, yo soy el Capitán Garfio.
Esto me recuerda a dos novelas sobre san Pablo de dos autores que se me cayeron de las manos en las primeras páginas. Una era una mera telenovela, tenía a san Pablo como protagonista, pero hubiera sido exactamente igual si en su lugar hubiera colocado al joven Julio César o al pequeño Séneca. En realidad, en esa novela prescindible todo daba igual.
En la otra novela, a su autor, un clérigo, no le daba todo igual: sentía especial predilección por los errores históricos. En ese sentido, debo reconocer que era una novela original.
Sea dicho de paso, conté hace tiempo lo que dijo María Kodama sobre un encuentro de Borges con Jagger. Ahora bien, hoy he visto el vídeo de una entrevista en la que se le pregunta a Mick Jagger si se encontró con Borges, y él contesta que no, que tal encuentro no se dio nunca.
Conste que he escuchado el audio de Karadima contando el encuentro y el vídeo de Jagger negando tal encuentro. No sé qué pensar.


La nobleza del acto de hacer justicia

02.12.18 | 14:02. Archivado en Con clave

La foto es de un relicario. Hace unos días vi el vídeo del sacerdote acusado de abusos a una menor en el que reconocía los hechos. Ha sido arrestado en Venezuela. Me ha parecido un acto indigno de la Justicia obligar a ese ser humano a reconocer su delito mirando de frente a una cámara para ponerlo después en televisión.
A todo culpable, incluso a un asesino, hay que respetarle un cierto grado de dignidad. Una cosa es reconocer un delito ante un juez en un juicio público, y otra muy distinta es que todo esté organizado para grabarte en una comisaría de policía para que cada palabra que diga sea retransmitida en las pantallas de millones de hogares. El Gran Hermano de la Justicia venezolana.
Este tipo de espectáculos no tienen nada que ver con la para mí tan honrosa misión de hacer Justicia y sí que tiene que ver con la política. Y es que el régimen venezolano tiene cuentas pendientes con la Iglesia. En cuanto ha tenido en su poder a un sacerdote acusado de esto, le ha faltado tiempo para grabarlo y ponerlo en televisión y en la Red.
En poder de la ?Justicia? de ese país hay asesinos, ladrones, violadores, secuestradores, pero los facinerosos que ?gobiernan? ese país tenían interés precisamente en la declaración televisada de este individuo.
Para el futuro y para todo tipo de delitos, la Justicia debe imponer sentencias justas, pero no es función de los servidores de la Ley humillar a nadie, ni siquiera al más culpable: a nadie, por ningún delito.
Si yo fuera un juez y un fiscal humillase al acusado, aunque fuera un terrorista, le interrumpiría: "Señor fiscal, limítese a presentar las pruebas o sus argumentos. A usted no se le paga el sueldo para para avergonzar aquí a nadie. Limítese a hacer su trabajo".


Más vale que nos encomendemos a santa Margarita de Escocia

01.12.18 | 15:00. Archivado en Con clave


Hace unos días hubo mucho revuelo en Estados Unidos con lo de la propuesta de una comisión de laicos que investigase a los obispos. Investigar, en este caso, conllevaba un juicio ulterior. Es algo lógico, no se investiga para seguir investigando y proseguir la investigación de forma indefinida. Lo de investigar suena muy bien. Pero lo de juzgar ya no sonaba tan bien. Yo me mostré en contra de tal comisión. Solo la Santa Sede debe juzgar a los obispos y lo hace con plenitud de jurisdicción.

Si la medida propuesta de la comisión era buena, ¿por qué no crear una comisión totalmente independiente que investigue y juzgue el obrar de los cardenales? ¿Y por qué no hacer lo mismo con el papa?
¿Y por qué no crear una comisión independiente (independiente de las comisiones) que vigile, posteriormente, a las comisiones papales y cardenalicias? En ese caso, si las comisiones son independientes, se trataría tan solo de buscar una comisión que sea independiente de la independencia ya existente.
Claro que, con el pasar del tiempo, sin duda, habrá algún traspiés en esa comisión supervisora de la comisión inferior, con lo cual sería conveniente crear un nivel superior solo encargado de juzgar y emitir informes acerca de la independencia de la comisión que juzga la independencia de la comisión papal y de la comisión cardenalicia.
Claro que sería un escándalo descubrir un día que la comisión independiente última está compuesta de budistas y miembros de la Nueva Era. La intención, al principio, podría ser la de luchar contra la pederastia, la corrupción monetaria, etc. Pero, al final, los pastores de la Iglesia, todos, podrían acabar juzgados por musulmanes e hinduistas o por los mismos enemigos de la Iglesia.


Sermones desde el 1658 en adelante

30.11.18 | 14:44. Archivado en Con clave

Aquí están los sermones de los últimos días:
Sermón 1658No llevéis nada para el caminohttps://www.ivoox.com/sermon-1658-no-lleveis-nada-para-camino-audios-mp3_rf_29847059_1.html
Sermón 1659El obispo es el que reparte las porcioneshttps://www.ivoox.com/sermon-1659-el-obispo-es-reparte-audios-mp3_rf_29920597_1.html
Sermón 1660He venido a traer fuego al mundohttps://www.ivoox.com/sermon-1660-he-venido-a-traer-fuego-al-audios-mp3_rf_29920724_1.html
Sermón 1661San Judas Tadeo, I partehttps://www.ivoox.com/sermon-1661-san-judas-tadeo-i-parte-audios-mp3_rf_29920914_1.html
Sermón 1662San Judas Tadeo, II partehttps://www.ivoox.com/sermon-1662-san-judas-tadeo-ii-parte-audios-mp3_rf_29921109_1.html
Sermón 1663Distintos tipos de templo, distintos tipos de cultohttps://www.ivoox.com/sermon-1663-distintos-tipos-templo-distintos-tipos-audios-mp3_rf_30147449_1.html
Sermón 1664Los 24 ancianos coronados del Apocalipsis, I partehttps://www.ivoox.com/sermon-1664-los-24-ancianos-coronados-del-apocalipsis-audios-mp3_rf_30147574_1.html
Sermón 1665Los 24 ancianos coronados del Apocalipsis, II partehttps://www.ivoox.com/sermon-1665-los-24-ancianos-coronados-del-apocalipsis-audios-mp3_rf_30147738_1.html
Sermón 1666El mar de cristal del Apocalipsis, I partehttps://www.ivoox.com/sermon-1666-el-mar-cristal-del-apocalipsis-audios-mp3_rf_30147828_1.html
Sermón 1667El mar de cristal del Apocalipsis, II partehttps://www.ivoox.com/sermon-1667-el-mar-cristal-del-apocalipsis-audios-mp3_rf_30147911_1.html
Sermón 1668La obediencia monásticahttps://www.ivoox.com/sermon-1668-la-obediencia-monastica-audios-mp3_rf_30267821_1.html
Sermón 1669Jesús tenía los sentimientos de Maríahttps://www.ivoox.com/sermon-1669-jesus-tenia-sentimientos-maria-audios-mp3_rf_30268102_1.html
Sermón 1670Las 99 ovejas abandonadashttps://www.ivoox.com/sermon-1670-las-99-ovejas-abandonadas-audios-mp3_rf_30418579_1.html
Sermón 1671La cátedra de la Basílica de san Juan de Letrán, I partehttps://www.ivoox.com/sermon-1671-la-catedra-basilica-de-audios-mp3_rf_30419355_1.html

Sermón 1672La cátedra de la Basílica de san Juan de Letrán, II partehttps://www.ivoox.com/sermon-1672-la-catedra-basilica-de-audios-mp3_rf_30419462_1.html
Sermón 1673La cátedra de la Basílica de san Juan de Letrán, III partehttps://www.ivoox.com/sermon-1673-la-catedra-basilica-de-audios-mp3_rf_30420171_1.html
Sermón 1674La gracia, I partehttps://www.ivoox.com/sermon-1674-la-gracia-i-parte-audios-mp3_rf_30420464_1.html

Sermón 1675La gracia, II partehttps://www.ivoox.com/sermon-1675-la-gracia-ii-parte-audios-mp3_rf_30420926_1.html
Sermón 1676La gracia, III partehttps://www.ivoox.com/sermon-1676-la-gracia-iii-parte-audios-mp3_rf_30421881_1.html
Sermón 1677La gracia, IV partehttps://www.ivoox.com/sermon-1677-la-gracia-iv-parte-audios-mp3_rf_30422301_1.html


Santa Margarita de Escocia, ruega por nosotros

29.11.18 | 14:23. Archivado en Con clave

Debo añadir al post de ayer que algunas personas me han ofrecido su amistad a distancia. Pero, con afabilidad, les he respondido que una amistad por email... no es lo mismo. Y, de verdad, que lo siento, porque algunas de esas personas que me han ofrecido eso estos años pasados parecían personas con las que sí que hubiera podido llegar a cultivar una bella amistad.

Ayer recibí la llamada de un profesor de latín. Los profesores de latín siempre me caen especialmente bien.  La larga e interesante conversación me llevó a apuntar temas que él me señaló como interesantes para futuros sermones:
-el comentario de Jesús de que era suficiente la espada que le mostraron en la Última Cena los apóstoles
-así como que llevaran espada cuando fueran a predicar
-la idea de algunos judíos de que tiene que venir un mesías sufriente y otro glorioso
-la interpretación de la doncella y el Enmanuel respecto al rey al que se la hace la profecía
En fin, todos vosotros, podéis proponer temas para predicaciones en los comentarios. Si alguno lo veo muy bueno, os aseguro que lo intentaré asumir.
Ayer vi otro niño suelto en una audiencia con el papa. Evidentemente, los niños no se van diez metros hacia delante sin que los padres expresamente no quieran evitarlo. Si ahora el índice de niños irruptores ha aumentado, ha sido porque les animan los padres.
Yo si fuera papa (un papa al estilo de Julio II o algo así) no lo permitiría, porque si estoy hablando es porque quiero decir algo. Hay momentos para acariciar niños y hay momentos para enseñar, como diría el Eclesiastés.
Me encanta jugar con los niños. Los que me conocen, lo saben. Me encanta jugar con los hijos cuando me invitan a las casas. Pero si yo fuera un papa y alguien me lanza un niño irruptor, preguntaría: ?¿Esto es suyo? Pues recójalo?.
http://blogdelpadrefortea.blogspot.com/2016/11/deben-los-bebes-que-lloran-y-los-ninos.html


Qué bonitas eran las vidrieras antiguas. Las modernas son horriblemente espantosas.

28.11.18 | 15:13. Archivado en Con clave


La vidriera que he puesto es de Santa Margarita de Escocia. La última monarca de ese reino fue católica.

Dios ha puesto siempre personas a mi lado que han sido manifestación de su amor por mí. En mi primera parroquia, sobre todo puso a un matrimonio que me trataron como a un hijo. Su afecto fue imprescindible en una parroquia con problemas tremendos. Su consejo siempre fue sabio. Con ellos junto a mí, nunca me sentí solo.
En mi segunda parroquia, Dios puso a una santa que me guio por el buen camino, también puso a un grupito de parroquianos se convirtieron un apoyo necesario. Con ellos cenaba, comentaba las cuestiones, me iba con ellos al cine. Qué gratos recuerdos.
En mi tercera parroquia, la sacristana hizo de madre. Toda su familia me acogió como a uno más en casa, en las cenas de Nochevieja. Continúo esa relación diez años después de salir de esa parroquia. A esa sacristana la quiero ahora tanto como entonces.
Cuando estuve en Roma, tuve varios amigos que acompañaron mis años, mis cenas, mis paseos. No estaban allí por casualidad. Ellos fueron la materialización de ese amor de mi padre Dios. Sin ellos, mi estancia en Roma hubiera estado acompañada solo de libros.
En mi regreso a Alcalá, otra vez Dios puso en mi camino a una persona que ha cumplido esa misión de acompañarme, aconsejarme y rezar por mí.
Gracias a todos. Cada uno con su carácter, con su personalidad, con sus virtudes, pero cada uno me ayudó y me alegró la vida porque así lo quiso Dios. Cuando me hago amigo de alguien, continúo mi amistad para siempre. Pocas cosas alegran tanto mi existencia como la amistad.


Martes, 11 de diciembre

BUSCAR

Editado por

  • Padre Fortea Padre Fortea

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31