Blog del Padre Fortea

El Coloso

27.05.15 | 21:43. Archivado en Con clave


Me pregunta Bernardo Luís Munuera (autor de la web de literatura La manía de leer) qué libro me hubiera gustado escribir. Bien, ésa es una pregunta deliciosa que a todo escritor nos gustaría que nos hiciesen alguna vez.
En la vida de un escritor hay preguntas pesadas, aburridas, repetidas e insulsas. Y hay otras preguntas que tienen el don del encanto. Ésta es del segundo tipo.
Antes de decir un título, yo diría que me hubiera gustado escribir un libro largo, muy largo, de unas ochocientas páginas, que lo hubiera estado revisando toda mi vida. Un único libro que fuera la obra de toda la vida de un escritor. Un libro profundo, filosófico, de trama muy compleja, medieval.

Pero el libro que me gustaría haber escrito es Ficciones de Borges. Cambio toda la gloria de Umberto Eco, de Yourcenar, de Calvino, por ese libro delgadito, humilde del bonaerense. Un libro humilde procedente de un hombre humilde. Pero ese libro humilde es la literatura es su estado más puro y más excelso. 


La Fundación

26.05.15 | 14:58. Archivado en Con clave


Los cuatro o cinco mayores líderes del mundo deberían ponerse de acuerdo en crear una fundacion independiente que se encargase de buscar las mejores mentes del mundo y ponerlas a trabajar en organizar un plan para acabar con la pobreza del planeta.
La fundación organizará el modo de recoger las mejores ideas que surgieran de todos los países. Después orquestaría el modo de discriminar cuáles son las mejores. Y en última instancia se organizarían para formar un plan óptimo, objetivo y realista que respondiera a una pregunta: ¿cuál es el mejor modo de acabar con la pobreza en el mundo?
Hasta ahora todo este asunto ha estado en manos de políticos. La única institución válida que se puso manos a la obra fue Naciones Unidas. Pero cuando esta institución todavía estaba llena de entusiasmo, sus decisiones estaban lastradas por la división entre bloques. La más interesada en no acabar con la pobreza del mundo era la Unión Soviética: cuanto peor fueran las cosas, mejor para sus planes estratégicos.
Pero ahora es necesario que se determine qué es lo mejor que se puede hacer para acabar con la pobreza. Determinar qué es lo mejor no significa que mañana se pongan manos a la obra. Pero, al menos, todo el mundo tendrá claro qué es lo que hay que hacer.
Hay que dejar claro que el mayor obstáculo hoy día para luchar contra la pobreza son los gobiernos de esos países pobres. Eso es algo que no sólo hay que tener en cuenta, sino que ése es el gran problema. Si esa fundación se crease, no sólo habría que ir por fases, sino que incluso quizá habría que comenzar las cosas por sectores por países concretos. Concentrar la ayuda en naciones concretas, para que otras poblaciones presionen a sus gobiernos para que acepten planes de saneamiento que vayan a la raíz de los problemas.

En fin, cualquier cosa será mejor que seguir de espectadores ante tanto sufrimiento. Hay que hacer algo, hay que ponerse en marcha. No basta con lamentarse, hay que organizar una cruzada contra la pobreza mundial. 


Del que surge el Tiempo

25.05.15 | 14:10. Archivado en Con clave


(Sigue de ayer.) Esa sensación se hizo mucho más intensa al cumplir los 40 años. Ése fue mi particular Rubicón. De niño pensaba que los viajeros al atravesar la línea del Ecuador veían una línea o algo así. No sé qué pasará a bordo de un barco, pero el ecuador de la vida sí que lo sentí. Era una línea casi palpable.
Desde entonces el tiempo lo consideré un regalo, un arca cuyo tesoro contenido era precisamente el tiempo. Desde entonces, vi el tiempo como algo tan limitado, tan precioso, tan irrecuperable. Esta visión de la vida como tiempo no es triste, al revés, todo lo contrario.
Pero es cierto que en la niñez y la juventud se ve la muerte como algo ajeno, es un concepto. La muerte es lo que les pasa a otros. El tiempo es algo indefinido. Mientras que, a partir de los 40, has llegado a la cumbre del monte de la vida, y de pronto se ve allá abajo el monte de la muerte, cada vez más claro, cada vez más nítido. Las distancias son tan evidentes, tan cuantificables, que no cabe posibilidad de error en la apreciación.

Por supuesto que la visión cristiana del Tiempo es lo único que me da paz. La existencia de un Ser Infinito del que surge el Tiempo me da tranquilidad. 


Se va acercando el descanso del escritor

24.05.15 | 15:37. Archivado en Con clave


Hoy me ha escrito una persona que me decía que mis dos últimos artículos le han embargado de pena y dolor, tanta que me ha hecho llorar. Estimada amiga, tranquila, gracias a Dios, no tengo ninguna enfermedad fuera de los muchos pequeños achaques que ya he comentado amplísimamente en este blog. Mi intuición es que llegaré a la ancianidad. Todo depende de Dios, pero así lo siento: que me haré viejo.
Ahora bien, a los 37 años de edad, por primera vez en mi vida, comprendí de pronto que la vida ya estaba pasando, que no era un joven, que el final iba estando más cerca. Me acuerdo muy bien, fue exactamente a los 37 años. Hasta entonces consideraba que la vida se hallaba en estado de comienzo. Hasta entonces me preguntaba qué será de mi vida, qué será de mí. A esa edad, me hice consciente de golpe que la vida era ya eso, que el futuro ya se había hecho presente, que la vida era el presente.


Subir y bajar por las escaleras de las líneas

23.05.15 | 14:01. Archivado en Con clave


Al final, mi vida  ha sido una vida dedicada a la literatura. Dedicada a bucear en los abismos, paseando por el Apocalipsis, construyendo grandiosas liturgias sobre el papel, imaginando historias y más historias que se superponen y combinan. Todo ello en medio de una nube abundante de consejos de espiritualidad.
Sí, permitidme estas palabras casi de despedida de la existencia. Aunque en realidad, desde los 40 años, todas mis palabras han sido una larga despedida de la vida.
Casi como si estuviera en mi lecho de muerte, me animo a deciros que mi vida ha sido maravillosa, irrepetible como la de todo ser humano. También la tuya. La mía estuvo consagrada a levantar esos mundos literarios: ha valido la pena. Esos rostros de los lectores mexicanos que saludé, sus palabras, su emoción, sus manos que estrechaban las mías eran la prueba. Manos amables que estrechaban mis manos, las manos de las que han salido esos mundos.

Cuando muera, el que quiera recorrer todas las estancias del edificio de mis escritos tendrá muchos pisos por los que subir y bajar. Subir y bajar. Una y otra vez, hasta que la última línea sea escrita.


El tormento y el éxtasis en versión no de pintura sino de literatura

22.05.15 | 22:16. Archivado en Con clave


He vuelto hoy de un agradable viaje a México, concretamente a San Luís Potosí. Ha sido un viaje muy rápido, sólo he estado dos días en México. Pocos días pero valía la pena, porque era para predicar a los doscientos sacerdotes de toda una diócesis. Y eso siempre vale la pena. Detrás de cada sacerdote hay miles de almas. Sea dicho de paso, el centro de la ciudad es muy bonito, colonial, tranquilo y humano. Y más bonita todavía es la catedral.
En este viaje ha vuelto a comprobar que tras toda una vida escribiendo, el país que más ha leído mis libros el primero es España y después México. Pero eso es si me refiero al número de copias impresas. El número no siempre lo es todo, porque he sentido que los lectores mexicanos siempre han sido los que más me han querido. En número de descargas de libros digitales, España sigue estando la primera, pero de nuevo compruebo que los mexicanos son los lectores que más me animan a seguir escribiendo.
Tengo 46 años, ya va siendo hora de ir cerrando capítulos, de ir produciendo lo último que tenga que ir escribiendo. El Tiempo está contado.


La tristeza de los escritores II

21.05.15 | 13:30. Archivado en Con clave

Escribir es un trabajo. Un trabajo de ocho horas al día durante un año o más. Si al final las ediciones son pequeñas, si al final el libro se queda gratis en Internet, no me extraña que los grandes se desmoralicen. Se paga al pintor, al escultor, al cineasta, al músico, sólo el escritor se queda abandonado. Y más abandonado en un mundo que sólo busca escritos muy cortos, breves, superficiales. 
Nunca los escritores se han visto más abandonados de las masas, todos los escritores. Salvo unas cuantas estrellas productos del marketing. Si al menos esas estrellas fueran los mejores. Pero parece que la industria se esfuerza por elevar a la cima a autores muy sencillos, comprensibles para la gran mayoría. En ese firmamento de la mediocridad brillan Dan Brown, Ken Follet, la autora de Harry Potter y similares.


La tristeza de los escritores

20.05.15 | 03:30. Archivado en Con clave

He publicado en papel La decadencia de las columnas jónicas con la editorial Sekotia, para aquellos a los que os guste el papel.
En los últimos meses he publicado ese libro, el de los ángeles en España, otra reedición de Summa D. en España, en Colombia el de los diáconos (La luz de la diaconía), el Finlandia otro y me están traduciendo dos más al croata.
Sin embargo, todas mis ilusiones se centran en el libro que estoy escribiendo desde hace un año sobre San Pablo. El hundimiento del mundo editorial no sabéis lo desmoralizante que ha resultado para nosotros los escritores, para todos.


A quien le damos la llave de la caja

19.05.15 | 15:00. Archivado en Con clave

Las políticas económicas de una nación llevadas a cabo con seriedad durante el largo plazo suponen prosperidad, empleo, bonanza. La ausencia de moral en el manejo de esas políticas implica una ingente cantidad de tragedias.
Es curioso como la falta de moral personal se refleja en políticas erráticas o corruptas o insensatas. Qué repercusión tan grande suele tener la falta de moral en el gobierno de una nación. No digo que siempre sea así, pero las más de las veces.
La población de un país suele pensar que una nación entera no puede quebrar. Piensan que siempre se puede hacer algo. Piensan que siempre hay algún remedio, algún colchón debajo esperando.

Los países que se han hundido en la miseria después de largo tiempo de prosperidad podrían ser citados aquí. Unos tenían materias primas y el grifo no se cortó del todo. En otros países, el grifo de entrada de divisas se cerró del todo. En ese caso, la pobreza supuso un duro despertar.


La democracia debería haber sido el gobierno de los mejores

18.05.15 | 15:00. Archivado en Con clave

Como ya dije hace tiempo, he seguido con el mayor interés la gran partida griega de ajedrez. Una partida jugada con millones de seres humanos y millones de euros sobre el tablero. Qué inmensa tristeza. Ver cómo el tiempo se va agotando y cada vez hay menor capacidad para mover fichas sobre el tablero.
De momento, movimientos de fichas que son una completa pérdida de tiempo sin ninguna otra estrategia que pedir lo imposible.A estas alturas resulta difícil imaginar la situación de emergencia nacional que van a vivir, después de marear las piezas sin lograr nada. Perder el tiempo, en este caso, ha significado perder miles de millones de euros por no tomar las medidas que finalmente tendrán que ser tomadas con un coste mucho mayor.
La tristeza de ese país la siento cercana, punzante. Pero los que toman las decisiones son otros.


Y pensar que haya gente que crie mala sangre por estos temas

17.05.15 | 18:45. Archivado en Con clave


RESUMEN DE LA POLÍTICA: Ustedes lo están haciendo muy mal.
CONTESTACIÓN: ¡No, son ustedes los que lo están haciendo mal!
RÉPLICA: No, no, son ustedes los que lo hacen mal.
RÉPLICA DE LA RÉPLICA: De ninguna manera, ustedes, ustedes, son los culpables.

En estas dos líneas se resumen la política de todos los países. Por eso, este año, si me dejan, este año volveré a votar por Gandalf para la presidencia de la nación.


Ante la proximidad de las elecciones

16.05.15 | 17:00. Archivado en Con clave

Ante la proximidad de las elecciones y el inicio de la campaña electoral, me gustaría dar algunos consejos. No odiéis al contrario. Los que no piensan como vosotros, creen estar en lo correcto. No os enfadéis, por tanto. En principio, la gente sostiene una idea de buena fe. No penséis que son malos que quieren el mal. Los que no piensan como vosotros, creen estar defendiendo lo correcto. No faltéis al respeto. Tratadles como os gustaría que os tratasen. Y por favor no estéis todo el tiempo hablando de política.
De todas maneras, no hace falta estar todos los días viendo programas de debates y cosas similares. Ved mejor documentales que os enseñen cosas nuevas. Ver muchas horas cada semana de puro enfrentamiento agresivo no hace bien a nadie.


Jueves, 28 de mayo

BUSCAR

Editado por

  • Padre Fortea Padre Fortea

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Mayo 2015
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Sindicación