Otro mundo es posible

Meditaciones 3

21.04.17 | 08:51. Archivado en Espiritualidad, Autoayuda

La presencia que nos habita, sostiene e impulsa
es como un hogar acogedor en el que vivimos,
como la brisa que invita al profundo respiro,
como un ambiente agradable que nos rodea
y en el que nos sentimos afortunados.

***

Y el alfarero consiguió que emergiera de la arcilla
la luminosidad que latía en su interior,
transformándola en una hermosa lámpara
dispuesta para ser luz.

***

Después de hacer tuyo su temblor
te abrazará la ternura
con sus lágrimas de rocío.

***

Los gestos de generosidad,
solidaridad y cuidado,
permiten que resurja
la ilusión por la vida.

***

La esperanza nos urge, nos moviliza
a buscar siempre una salida,
a intentar una solución a cada problema.

***

La mirada atenta, compasiva,
la mano abierta, tendida,
la vida como don
que conmueve y fascina.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Oliva 21.04.17 | 21:32

    Y amar, cualquier límpido amor, es la forma más descarnada y luminosa de orar.

    Es encomiable el trabajo de Mesa Bouzas por enlazar estas ideas en su blog. Tiene mi sincera gratitud por su perseverancia y por su generosidad al escribir sobre lo que es tan escurridizo y algo inefable; tiene mi deseo de que continúe en esa línea y tiene mi sencillo abrazo.

  • Comentario por Oliva 21.04.17 | 21:28

    Lo había dicho una vez: la vida es una oración que palpita. Orar es conducirse a través del mundo con una mirada despojada y una escucha desnuda, descentrando lo uno, lo propio, y cayendo inmerso y diluido en la realidad envolvente: en la calle, en el metro, en el templo, en el cine, en la cocina, en un beso y en un rechazo, ante la cama de una abuela moribunda o en el primer abrazo a un hijo recién nacido. Un grito desolado y descarnado y la huida precipitada de un vacío a otro más vasto y desconocido. Y encontrarlo, sin buscarlo, colmado y rebosante. El silencio no es previo a la oración, sino que es la oración la que lo posibilita. Orar no nos sustrae del mundo; no nos encapsula ni nos aquieta. La oración es revulsiva y subversiva contra toda opresión, contra cualquier agresión a la vida, y nos sitúa en el mundo, nos encarna en nuestra tierra, con una mirada nueva y liberadora. La oración muda en amor. O, quizás, sea más justo afirmar que orar es amar.

Lunes, 24 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930