El Blog de Otramotro

Calló y no volvió a burlarse

CALLÓ Y NO VOLVIÓ A BURLARSE

—Escribamos o no, todos
Convertimos nuestra vida
En una historia atrevida
O precavida. Los modos
Son como los ene apodos.
—Quien solía guasearse
De todo y todas/os, mofarse,
Asimismo, de sí mismo,
Cayó un día en un abismo,
Calló y no volvió a burlarse.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué es el de búho saber?

¿QUÉ ES EL DE BÚHO SABER?

(EL SABER PLENO, COMPLETO)

(DE SABOR PLUSCUAMPERFECTO)

—Poco importa que una/o sepa
Muchas cosas si no sabe
Enseñarlas, si no cabe
Que ese bagaje, esa chepa,
Les sea útil a otras/os, Pepa.
—Abundo. Amén de saber,
Es necesario saber
Cómo pasarle, Otramotro,
Ese tesoro a otra u otro,
Que eso es de búho el saber.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


La rueda de la d(e-o)cencia

LA RUEDA DE LA D(E-O)CENCIA

Mediada nuestra existencia,
Nos queda la sensación,
Que nos llena de emoción,
De que tenemos querencia
Por cuantas/os en la d(e-o)cencia
Modelos a remedar
Fueron, dignos de admirar,
Por ser los grandes fautores
De que seamos autores
Que otras/os vayan a imitar.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Mala suerte da su chepa

MALA SUERTE DA SU CHEPA

Al que juró hasta que nadie
En él, perjuro, confía;
Pide, mas nadie le fía,
Por mucho que insista y radie
Por doquier que es probo o irradie,
Le aconsejo que se vaya
A la montaña o la playa,
Donde de él nadie esto sepa,
Que mala suerte su chepa
Da a quien se la toca, vaya.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Va de un líder desfasado

VA DE UN LÍDER DESFASADO

“A veces, el que va en cabeza está desfasado”.

Emilio González, “Metomentodo”

—Puede estar justificada
La cólera ciudadana,
Empero persona vana
Reputo a quien no hace nada
Salvo guiar la manada.
—Abundo. Seré pesado,
Pero no olvido el pasado:
A veces, quien va en cabeza
No es un hombre de una pieza,
Sino un líder desfasado.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Segunda carta apócrifa a Jesús, un amigo de Otramotro

SEGUNDA CARTA APÓCRIFA A JESÚS, UN AMIGO DE OTRAMOTRO

Dilecto Jesús, amigo de este bululú y/o decimero:

Has hecho más que bien, lo correcto y oportuno, al mandarme tu escrito a mi correo personal y no subirlo como un escolio a la urdidura que he publicado hoy en mi bitácora, porque la tunda (figurada) que me dispongo a darte va a ser de las de aúpa.

Quien es cotilla (de cuando en vez o de vez en cuando), quien suele estar tras la escotilla (figurada), no está libre de recibir algún golpe (figurado, siempre figurado) que le rompa alguna costilla (figurada).

Al parecer, querías hacerme algunas consideraciones o comentar algunas cosas, pero “¿comentarme algunas consideraciones?”. ¡Por favor! Sí, sí, al menos, no has escrito que querías comentarme algunos comentarios, que podrías. Comienza a reírte ahora, porque luego, te lo aviso, lo harás aún más, a mandíbula batiente. El texto que he hilvanado y cosido iba muy en serio, sin duda. Lo que te parezca, te parece (esto sí que es propio de Rajoy, sí, según mi criterio, que puede que no coincida con el tuyo, claro).

Yo, de verdad, lo que echo de menos o en falta es cómo puedes escribir “hecho en falta” y quedarte tan ancho o tan pancho. La apostilla es desopilante, risible hasta no poder más, ¿verdad? Pues lo siento, pero ha ido a parar o caído ahí, sí, al saco roto. Por cierto, ¿te has dado cuenta de que echar en falta y echar en saco roto se escriben sin hache? Espero y deseo que, a partir de hoy, esto no lo olvides jamás de los jamases, no lo pases por alto nunca.

>> Sigue...


De propuestas y ocurrencias

DE PROPUESTAS Y OCURRENCIAS

Cuando se hace una propuesta
Sobre este, ese o aquel tema,
Siempre hay alguien, por sistema,
Que la objeta o que protesta
De forma decente, honesta.
Asimismo, con frecuencia,
Si es la tal una ocurrencia,
El rechazo es general,
Común, corriente, habitual.
¿Advierte/s la diferencia?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Ante el arte, me persigno

ANTE EL ARTE, ME PERSIGNO

Atinó, esto es, dio de lleno
En el centro de la diana,
Quien urdió, de buena gana,
Que la sonrisa un ameno
Gesto es, ya propio, ya ajeno.
En el Puerto de la Cruz
El mismo rayo de luz
Vi que antes en otra parte.
Ante cualquier obra de arte
Yo hago el signo de la cruz.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Su belleza es inmortal

SU BELLEZA ES INMORTAL

“Una sonrisa es un rayo de luz en la cara”.

William Makepeace Thackeray

En mis cincuenta y cinco años
De existencia terrenal,
Mujer tan fenomenal,
Tan venusta, ¡qué redaños!,
No vi nunca, amigos maños.
¡Qué placer para los ojos
(Los deja llorosos, flojos)
Es contemplar su impar talle!
Yo sé por qué la del dalle
Siente envidia de ella, enojos.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Dame imaginación y sudor, dame

DAME IMAGINACIÓN Y SUDOR, DAME

(¡CUÁNTO BIEN ME REPORTA PASAR PÁGINA!)

“En los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Albert Einstein

La existencia, nuestra vida, no es ni un valle de lágrimas con el que da grima rimar (si el vocablo elegido para hacer la rima es la herramienta que suele portar y usar la muerte, el dalle) ni un jardín de rosas olorosas que procura tanto placer como yacer con quien cada quien pasee y fantasee. La vida tiene momentos en los que parece uno e instantes en los que semeja otro. Depende de nosotros, depende de qué pensemos en esos precisos (despreciables o preciosos) lapsos de tiempo. Si somos optimistas, veremos la parte positiva del asunto o tema que tenemos entre manos. Si somos pesimistas veremos la parte contraria u opuesta a la anterior, que tememos. El ejemplo de la visión del vaso medio lleno o medio vacío puede ser clarificadora, si no para todas/os, para el grueso, la mayor parte.

A lo largo de la vida, una persona añosa (aunque no se haya dedicado a torear morlacos en cosos taurinos) ha tenido que lidiar con miles y miles de astados cinqueños, si damos en llamar metafóricamente toro a una situación de difícil solución por ser compleja, a un casus belli, a un brete (del que una/o no logra escaparse, no, con facilidad ni en un periquete).

Sé de quien, aleccionado por la experiencia, apenas confía en las nuevas personas que conoce. Se ha sentido, un día sí y otro también, sin defecto, tan defraudado con cuantas/os le ha tocado en suerte tratar, que ya no se hace ilusiones, para no verse de nuevo frustrado. Ha dicho (si no lo ha proferido, al menos, lo ha pensado) tantas veces “Tierra, trágame” (al ser humillado por una deslealtad o una infidelidad), que ha devenido en un carámbano o témpano emocional, pues pasa de ser nuevamente hollado.

Tras recibir el último y más reciente varapalo, escribió un relato sobre lo que le acaeció, que tituló “Estrellado en un bar de cuatro estrellas”:

Me sentía moderadamente orgulloso de ser el encargado o responsable de uno de los nuevos locales que se iban a abrir en breve en la zona de ocio y restauración del boyante Centro Comercial “El orbe del Ebro”. Deseaba y, a la par, esperaba que la misma persona que me había escogido a mí para llevar las riendas del negocio hubiera seleccionado también al resto del personal, a las compañeras que me iban a ayudar en las diversas tareas del “Stars bar”, del bar de las estrellas, que, según mi criterio, además de serlo las grandes fotos de los actores y las actrices de cine de los paneles, debían serlo nuestras/os clientes y, mientras estuviéramos trabajando allí, no tendríamos que aspirar a serlo también nosotros (mis compañeras y yo) para nuestras/os clientes (habituales o esporádicas/os), porque, de esta guisa, evitaríamos las posibles fricciones o luchas de egos que pudieran brotar o surgir entre ambos.

>> Sigue...


La deuda ha sido saldada

LA DEUDA HA SIDO SALDADA

Estando callejeando
Por el Puerto de la Cruz,
Hallé un sol (fulgía luz),
Que me acabó preguntando
Y yo el quid argumentando.
De la canaria sagrada,
Una nínfula salada,
Quedé prendado y prendido.
Si es deuda lo prometido,
La dicha ha sido saldada.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿De quién tú tanto te ufanas?

¿DE QUIÉN TÚ TANTO TE UFANAS?

—Santa Ana, en Tudela, es cera;
Por la madre de María
Y lo que esta alumbraría,
Que en una cruz de madera
Murió, es fervor de primera.
—No hay persona tudelana
Que en el día de Santa Ana,
Aunque se encuentre en la playa,
No homenajee a su Yaya,
De la que tanto se ufana.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Viernes, 18 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031