El Blog de Otramotro

¿Con qué sueñan los migrantes?

¿CON QUÉ SUEÑAN LOS MIGRANTES?

Con una oportunidad
Miles de migrantes sueñan.
De sus cerebros se adueñan
Ilusiones. Dignidad
Piden y fraternidad.
Para que exista empatía
Por su ausencia la apatía
Ha de brillar en el orbe,
Y a la humanidad no estorbe
Su fiel fautora, atutía.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Perdona la digresión

PERDONA LA DIGRESIÓN

Todos nos equivocamos.
No hay una sola excepción
A esta regla. Decepción
Produce a los que encontramos
“Carecias” y no enseñamos.
Quien escribe “disgresión”
Ignora que una agresión
Es contra la ortografía,
Como bien sabes, Sofía.
Perdona la digresión.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Elegía a la herejía

ELEGÍA A LA HEREJÍA

—Ligas menos que un Ribera
Del Duero con Coca-Cola.
—Te vas a quedar muy sola.
Sé que no eres la primera
Y no serás la postrera
En decir una herejía.
Si te lavas con lejía
La mui, los dientes, la boca,
Proclamarás lo que toca:
Ya se ha urdido la elegía.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Al luso Ricardo Robles

AL LUSO RICARDO ROBLES

Al luso Ricardo Robles,
Edil del Bloco de Esquerda,
Lo han mandado allí a la mierda.
Si sus ideas son nobles,
No lo son, porque son dobles,
Los raseros que maneja,
Uno para gente aneja
Y otro para gente ajena,
Que es una manera amena
De ser cínico, “Coneja”.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Para existir a tope, duerme/o ocho horas

PARA EXISTIR A TOPE, DUERME/O OCHO HORAS

Cumple la nuez gris dos funciones claras:
Despiertos mantenernos, vigilantes,
Y barrer las toxinas inquietantes
Que han deslucido sus mitades, taras

Que borra el hacendoso Hipnos en raras
Sesiones de limpieza, no sin guantes
Haberse colocado sendos antes
De meterse en camisa (de once/justa en) varas.

De reparador sueño de siete/nueve horas
Nadie se debería privar, nadie,
Y, así, existir a tope, salvo y sano.

Si insomne estás, a ver si rememoras
La virtud de la tila, y que a otro irradie
La que portea paz, que queda a mano.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Me suele dejar de piedra

ME SUELE DEJAR DE PIEDRA

Me suele dejar helado
Quien no deja de joder,
Pues de parte del poder
Siempre se pone, del lado
De quien jamás ha velado
El cuerpo inerte de un quinto
Que música a su requinto
Sacaba en días de fiesta
Mientras hacían la siesta
Otros con arma en el cinto.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Al manco, en Aragón, le llaman curro

AL MANCO, EN ARAGÓN, LE LLAMAN CURRO

Dilecta Pilar:

Acabo de bajar de comprar en el supermercado habitual de Dia y de colocar cada cosa en su sitio (que no tiene nada que ver con la pieza musical “Los sitios de Zaragoza”, que tanto me gusta y tan habitual era en los cafés concierto de otrora).

¡Qué programas más educativos hacía Félix Rodríguez de la Fuente antaño, sí, en la tele! Yo cada vez echo más de menos a esa especie, la del político independentista sensato, sí, también.

Pensaba que curro/a se le llamaba a la persona que le faltaba una mano, como a nuestro querido Cervantes, “el Manco de Lepanto”, pero el DLE no recoge dicha acepción. De ahí, claro, tu pegunta. Acaso a la persona que le llamaban “el Curro” y jugaba estupendamente a las cartas con la mano izquierda, in illo témpore, cuando yo era un “muete” (decimos en Tudela), mocete o crío, le llamaban de esa guisa porque Francisco era su nombre de pila. Buscando, indagando, me he enterado de que, por algunas Comunidades Autónomas por donde discurre el Ebro (verbigracia, La Rioja, Navarra y Aragón), amén de en catalán, valenciano y balear, al manco se le llama también curro.

Pues, a pesar de las diferencias que adviertes entre nosotros, ya sabes que somos quintos. Ambos nacimos en el 62.

Esta mañana no he podido pasar mi vista por tu escrito en el Heraldo. Acabo de leer en un pispás tu artículo “Ofrezco empleo” en tu bitácora. Me ha gustado (tú, siempre reivindicativa). Yo hubiera colocado la preposición para en “para la paralímpica Paz Monserrat”.

Ya que un día decidiste embarcarte en esa tarea, exígete lo mejor de ti y corónala de tal manera que te sientas satisfecha con lo hecho.

Ser autodidacta no es ningún desdoro; al contrario, lo considero causa o motivo de orgullo (del bueno).

>> Sigue...


Si en algo servidor puede ayudarte,...

SI EN ALGO SERVIDOR PUEDE AYUDARTE,...

Dilecta Pilar:

Te contesto, como el rayo, a los dos correos en este. Tengo pendientes de escribir las tres décimas que he urdido durante el finde.

Como acabas de comprobar, hoy no ha hecho puente la biblioteca de Tudela. Desde uno de sus ordenadores te trenzo estas líneas.

Gracias a ti, por propiciar que mis epístolas existan. Tú, con tus comentarios o correos, eres la causa de que las componga.

De todo hay en la viña del señor. Hay a quienes les gusta lo que cuento y a quienes les peta aún más cómo lo cuento, poco más o menos, lo que dijo Cervantes por boca de uno de sus canes (Cipión a Berganza: “Y quiérote advertir de una cosa, de la cual verás la experiencia cuando te cuente los sucesos de mi vida; y es que los cuentos encierran y tienen la gracia en ellos mismos, otros en el modo de contarlos”) en su famosa novela ejemplar “El coloquio de los perros”, que viene a completar otra, “El casamiento engañoso”.

Ayer bajó mi cuñado Jesús a por mí a Tudela. Mi sobrino Adrián se confirmaba en Cascante. Luego comimos bien en el tudelano restaurante De Miguel, cuyos caldos y viandas hemos degustado otras veces.

Ya sabes. Todos nos equivocamos. Lo que tenemos que hacer, cuando tal cosa ocurra, es procurar enmendarnos cuanto antes, como viene recomendando, desde ni se sabe cuánto tiempo hace, Confucio.

Si en algo servidor puede ayudarte,...

No me extrañará, pero te extrañaré, te echaré de menos. Es, mutatis mutandis, lo de “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry: “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, empezaré a ser feliz desde las tres”. A ver si sales airosa (es mi deseo y mi esperanza) de esa contrarreloj.

>> Sigue...


¿Se jacta el que ayuda al otro?

¿SE JACTA EL QUE AYUDA AL OTRO?

En el viejo continente
Se nada y guarda la ropa
Como en la cobarde Europa,
En la década insolente
Del racista siglo XX.
¿Tu estómago no se agría
Al saber lo que en Hungría
Rige, una ley denigrante?
¿Quien ayude allí a un migrante
Quizá se jacte, se engría?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿La locura es tolerable?

¿LA LOCURA ES TOLERABLE?

Hay quien vive sojuzgada
(Según el criterio ajeno),
Pero feliz, en su ameno
Erebo. ¿Embelecada?
Sí, mas de estarlo encantada.
Sostengo que quienes quieren
A Patricia no la hieren
Por intentar de ese pozo
Sacarla. ¿Ella halla un gozo
Raro cuando la zahieren?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Breve etopeya de un tonto

BREVE ETOPEYA DE UN TONTO

Hace dos meses largos, yendo de copiloto en un coche (como soy un lego en dicha materia —ni siquiera tengo carné de conducir—, siento no poder ofrecerle a usted, atento y desocupado lector —sea ella o él—, información más exacta y exhaustiva sobre la marca y el modelo del turismo), que conducía uno de mis hermanos, una ocupante del asiento de atrás comentó que cierta persona (que, por la razón que fuera —si no la indico o señalo es por la sencilla obviedad de que la he olvidado—, había salido a relucir en la conversación) era un ignorante, un inculto, un tonto (ahora no rememoro con fidelidad si, como acabo de hacer yo aquí, ella respetó también el mismo orden con el que las tres voces, los tres adjetivos, aparecen en el DRAE) de remate. Recuerdo que, tras evocar lo que dicen que dijo un genio, Albert Einstein (“Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”), apostillé que el tiempo, ese juez imparcial y supremo que da y quita razones, y los hechos, que bien vienen a ratificar, bien vienen a rectificar, los pareceres dados a propósito de lo que fuera, abundarán y apoyarán nuestro criterio o discreparán de él e intentarán refutarlo y abatirlo.

Bueno, pues varios actos (unos tienen que ver con acciones y otros con inacciones del sujeto en cuestión), mancomunadamente, se han puesto de acuerdo para darle la razón a quien vertió su opinión negativa sobre el interfecto.

Remedaré una añagaza de Cervantes en “El Quijote” y no expresaré el nombre ni los apellidos del zo(que)te. Ahora bien, me apuesto doble contra sencillo con usted, lector/a, a que, con toda seguridad, en el supuesto de que el zopenco (por neto milagro o pura serendipia) lea esta breve etopeya sobre su persona (suceso harto improbable, porque me consta que el botarate lee poco y lo poco que lee no suele interpretarlo en su recto sentido), no se dará por aludido.

>> Sigue...


De públicos servidores

DE PÚBLICOS SERVIDORES

Es una realidad
Que otros jóvenes emprenden
Porque de niños aprenden
La responsabilidad
Y la creatividad.
En lugar de emprendedores,
Aquí el grueso opositores
Son, prestos para la baza
Non, la caza de una plaza
De públicos servidores.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Lunes, 20 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031