El Blog de Otramotro

Carta abierta a Ariana Grande, autora de "Dangerous Woman" ("Mujer Peligrosa")

CARTA ABIERTA A ARIANA GRANDE,

AUTORA DE “DANGEROUS WOMAN” (“MUJER PELIGROSA”)

Dilecta diva/estrella del pop (permíteme que te tutee —ya sé que es poco probable que leas esta epístola en español, pero nada impide que pueda llegarte convenientemente traducida al inglés por un alma caritativa, dadivosa—, porque podría ser tu padre) Ariana Grande:

Ha transcendido a los mass media que estás “rota” (fuentes próximas a tu persona han agregado, otrosí, un adjetivo calificativo sobre cómo te ven tus más allegados o cercanos, “histérica”). Y que has decidido cancelar tu tercera macrogira mundial, suceso insólito en tu carrera precoz, relampagueante.

Evidentemente, puedes hacer con tu vida cuanto te pete, que para eso es tuya, pero, si no adviertes en la recomendación que me dispongo a hacerte una injerencia, te ruego encarecidamente que inviertas unos minutos, al menos, en considerarla. Cuando te recuperes emocionalmente de la reciente masacre de Mánchester, vuelve a ponerte las orejas de conejita de Playboy, a subirte al escenario a cantar y bailar como sabes y te gusta hacerlo, provocativamente, y a hacer felices a tus seguidores, púberes y progenitores. Lo mejor que cabe hacer tras padecer directamente (o, de modo indirecto, compadecerse con las víctimas de) un atentado es volver a la vida normal, a la rutina diaria.

Está claro, como la más cristalina de las aguas, que quien pronostica (aun siendo buen conocedor del pasado, de los muchos entresijos que es posible hallar entre los numerosos pliegues de la historia, que es, precisamente, lo que permite atisbar o avistar el futuro) puede equivocarse. Y aun de un modo morrocotudo. Yo intuyo y, por eso, auguro que vas a volver, más pronto que tarde, por donde te mueves a gusto, por los escenarios.

El grueso o una buena parte de los textos que he trenzado y constituyen mi producción literaria (y lo propio, por cierto, aseveraré —sin correr el mínimo riesgo de errar o marrar— de los que escriba) han surgido de las lecturas atentas que he hecho de otros escritos (fueran estos artículos, cuentos, dramas, ensayos, novelas, poemas,...) ideados y coronados por otros autores (fueran estos amigos o conocidos míos o escritores desconocidos por servidor).

>> Sigue...


Una vida feliz, justa

UNA VIDA FELIZ, JUSTA

“¿Cómo lograremos llevar una vida mejor y más justa? Absteniéndonos de hacer lo que censuramos en otros”.

Tales de Mileto

—¿Cómo llevar lograremos
Una vida feliz, justa?
¿Haciendo lo que nos gusta
Y repitiendo que haremos
Lo que antes no hicimos, memos?
—La dicha coronaremos
Si a Tales caso le hacemos:
No cometemos el yerro
Que otro can cometió o perro
O aprender de él prometemos.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué a muchas/os han defraudado?

¿QUÉ A MUCHAS/OS HAN DEFRAUDADO?

En poco más de dos años
Las/os del partido morado,
Que habían diagnosticado
Los males de España (amaños
A gogó, sin cuento engaños,...)
Y habían ilusionado
A quien andaba indignado,
Han caído en los errores
Que otras/os cayeron, terrores
Que a muchas/os han defraudado.

Ángel Sáez García
angesaez.otramotro@gmail.com


¿Sabes qué has de proteger?

¿SABES QUÉ HAS DE PROTEGER?

“Nuestra administración favorece a la mayoría y no a la minoría: es por ello que la llamamos democracia. Nuestras leyes ofrecen una justicia equitativa a todos los hombres por igual... pero esto no significa que pasemos por alto los derechos del mérito. Cuando un ciudadano se distingue por su valía, entonces se escoge, porque se prefiere, entre otros, para las tareas públicas, no a manera de un privilegio, sino de un reconocimiento de sus virtudes; y en ningún caso constituye obstáculo la pobreza... La libertad de que gozamos abarca también la vida corriente... pero esa libertad no significa que quedemos al margen de las leyes. A todos nos han enseñado a respetar a los magistrados y a las leyes y a no olvidar que debemos proteger a los más débiles. Y también se nos enseña a observar aquellas leyes no escritas cuya sanción solo reside en el sentimiento universal de lo que es justo...”.

Oración Fúnebre de Pericles, citada por K. R. Popper en “La sociedad abierta y sus enemigos”.

No sé el porqué de su aprecio.
Ignoro cuál es el mérito
Que lo hizo al tal benemérito.
Te consta que solo el necio
Confunde valor y precio.

Sé que debo proteger
A los débiles, tejer,
Componer y colocar
Con orden, sin alocar
Y, así, el bien podrá emerger.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Bufón "sin querer queriendo"

BUFÓN “SIN QUERER QUERIENDO”

(SE ESTÁ DE SÍ MISMO RIENDO)

—Cuentan de Raúl del Pozo
Que de su pozo o baúl
Suele sacar un chaúl
Que reporta excelso gozo
A quien le quita el rebozo.
—Abundo. Cuando desbarra,
Porque hasta el maestro marra,
Inventa voces con gracia,
“Yambófragos”, verbigracia,
Como hoy el bufón nos narra.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Carta abierta al alcalde de Tudela

CARTA ABIERTA AL ALCALDE DE TUDELA

Muy señor mío:

Hoy, miércoles, 17 de mayo de 2017, acabo de leer en la página 70 de Diario de Navarra (Edición de Tudela) que la muy noble y muy leal ciudad que a usted (presumo o supongo) le debe honrar regir, ha celebrado el Día de Internet bajo el lema de “El empoderamiento ciudadano en la sociedad digital”. A tal fin, en la céntrica plaza de los Fueros, desde las 10 hasta las 18 horas, quien haya querido ha podido hacer uso de los equipos informáticos instalados por la fundación Dédalo allí, bajo una carpa de Protección Civil, quiero decir, ha podido acceder, de manera libre, gratis et amore, a la red de redes.

No le haré ninguna objeción al respecto, pues la experiencia, similar a la que se ha llevado a cabo en años anteriores, me parece, amén de encomiable, oportuna. Ahora bien, dilecto alcalde, Eneko Larrarte Huguet, puede explicarme, por favor, cómo se compadece o concilia dicho evento con este otro, que, desde el pasado lunes, 15, de los corrientes mes y año, servidor (que pagó a primeros de enero las tasas correspondientes al PROGRAMA A para poder usar los ordenadores del Centro Cívico “Lourdes”), quien queda a su entera disposición (siempre que lo dispuesto sea legal, o sea, no contravenga ninguna ley vigente), no puede hacer el uso acostumbrado de los susodichos porque, según le han comentado los responsables (a quienes, por cierto, les estoy muy agradecido por ponerse en contacto telefónico conmigo para decirme que el problema sigue sin ser solucionado) del citado Centro Cívico, aún no se han solventado las circunstancias que impiden el acceso a los mentados, acaso debidas al último “ciberataque” mundial.

Deseando y esperando que ponga todos los medios necesarios que se hallen u obren a su alcance para que cuanto antes las aguas regresen a su cauce, esto es, se restablezca la normalidad, y el abajo firmante, que ni tiene ordenador ni acceso a Internet en su domicilio, vuelva a disponer de uno y otro en el mencionado centro, le agradece de antemano la mediación en la gestión y la pronta solución del problema quien aprovecha la ocasión para saludarle e itera su completa disposición,

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Dónde quien ruega consigue?

¿DÓNDE QUIEN RUEGA CONSIGUE?

¿Quién finge que no ambiciona?
Quien pasa por coherente
Persona, sí, y competente;
Quien, si cambia, evoluciona,
Dice el tal; y así emociona
A la claque que le sigue
Por doquier y hasta persigue,
Como si fuera un ejemplo
De ene virtudes y un templo
Donde quien ruega consigue.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Contando bolas soy sola

CONTANDO BOLAS SOY SOLA

(¿FIRMA MARTA FERRUSOLA?)

Si no tenim ni cinc!” (“¡Si no tenemos ni cinco!”), declaró en la Comisión sobre el caso Pujol, el 23 de febrero de 2015.

Marta Ferrusola, “la madre superiora de la congregación” (según una nota manuscrita redactada en catalán, firmada por la susodicha el 14 de diciembre de 1995).

De qué sirve que ella vaya
A misa todos los días
Si actúa como Herodías;
Si se pasa de la raya
Engañando o haciendo vaya,
Quiero decir, burla o mofa,
Tomando por necia o gofa
A la gente más corriente,
Que se niega a hincar el diente
A más bolas de la fofa.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


En medio de tanta/o loba/o

EN MEDIO DE TANTA/O LOBA/O

Hay quien maneja el volante
Con la derecha y la izquierda
La usa para el móvil, pierda
Puntos varios y contante
Pasta, no poca, bastante
Por hacer lo prohibido.
A pocas/os les ha inhibido
La de pasta o puntos resta.
¿Qué hace una persona honesta?
¿Qué logra un ser cohibido?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Los hechos son los que son

LOS HECHOS SON LOS QUE SON

Uno de los mejores maestros o profesores que tuve in illo tempore, en BUP, al final de mi adolescencia (que coincidió con el comienzo de mi juventud), solía acudir, apoyarse, aducir e iterar dos coletillas, sobre todo: “y esto no tiene vuelta de hoja” y “aquí no hay trampa ni cartón”. Grosso modo, pretendía decirnos a sus alumnos atentos que los hechos, sagrados o no, fueron los que fueron; y las opiniones, respetables o no, son las que son.

Está claro que en nuestra cocina algo se ha quemado, porque el humo que ha salido por la puerta y la ventana de la misma eso indicaba, sin hesitación. Diré (urdiré) lo mismo con otras palabras: he constatado que en nuestro país, España, ha habido d(e-o)cenas y aun cientos de casos de corrupción, pero, no obstante ha prendido (ya es proverbial) la mecha de que aquí la justicia es lenta y se ha extendido dicha queja por cualquier rincón, el grueso de los mismos ya se ha judicializado o está en proceso de substanciarse o juzgarse. Ahora bien, aquí no pasa lo que sí ocurre en Venezuela, donde huele de continuo a demonio, a azufre, o sea, el gordo sigue estando tan orondo como siempre y son los demás los que adelgazan, porque la miseria, que circula por las calles, donde la ciudadanía protesta sin interrupción, un día sí y otro también, se siente, exhibe o deja ver una triple hambre: de dignidad, de justicia y de libertad.

Todos, en general, y cada uno, en particular, de los casos de corrupción habidos en el pasado más reciente en España me han producido un extenso enfado, una intensa indignación. Trenzaré más; aún me sigue provocando una profunda vergüenza que haya habido por estos lares tanto perverso (hembra o varón), agrupado o suelto, y tanto venal, venable o vendible (ídem), quiero decir, tantos sobornadores que han intentado y han conseguido o logrado corromper a cuantas/os se han avenido a ello a cambio de lo que fuera, malos comportamientos o conductas que han afectado a incontables miembros (ellas y ellos) de los diversos partidos políticos que han tenido responsabilidades de gobierno, municipal, autonómico o estatal, sobre todo, al PP, que es el que se lleva la palma o el triunfo de calle, por la cantidad y la calidad de los sujetos implicados en los susodichos. La Policía, la Guardia Civil, los fiscales y los jueces siguen haciendo su trabajo, limpiando de golfos las calles.

Habiendo dejado esto, que es lo precipuo o principal, claro, cristalino, por sentado, he de continuar trenzando, porque me preocupa mucho, muchísimo, lo que actualmente está acaeciendo al otro lado del charco, en el país hermano, Venezuela, donde el malo “amenazuela” con enquistarse en el poder de modo omnímodo.

>> Sigue...


...Y ninguna/o para sí

... Y NINGUNA/O PARA SÍ

“Hombres conocemos para quienes sería cosa imposible empezar un escrito cualquiera sin echarle delante, a manera de peón caminero, un epígrafe...”.

Mariano José de Larra, que echó mano de estas y no otras palabras para arrancar su artículo “Manía de citas y epígrafes”. A las susodichas he intentado cepillarles su parte más hiriente o lacerante (si lo he logrado o no, usted, atento y desocupado lector, sea ella o él, dirá, decidirá, argumentará), el cilicio que, sin duda, acarrea su evidente sarcasmo.

Como no somos nada, pero nada de nada, apenas una gota de agua perdida en medio de un chaparrón, quiero decir, como no poseemos nada, salvo el polvo de estrellas en el que han devenido nuestras antepasadas celebridades, oro molido que pisamos con más o menos indiferencia, me pondré de rodillas y besaré el suelo, esto es, remedaré el gesto que he visto hacer en la tele a varios pontífices tras haber descendido la escalera del avión papal y recordaré la declaración de principios y propósitos de “Fígaro”, uno de mis docentes más dilectos, aunque, en sentido estricto, no asistiera nunca a ninguna de sus clases y él jamás fungiera de profesor en ninguno de los colegios o facultades donde cursé estudios: “Reírnos de las ridiculeces: esta es nuestra divisa; ser leídos: este es nuestro objetivo; decir la verdad: este es nuestro medio”.

En la actualidad, época en la que impera la “posverdad”, signifique lo que signifique este término para quien lo use de manera habitual o esporádica (me niego en redondo a utilizarlo en este sentido, en ese o en aquel, y aún más, si es que cabe, que parece que sí, que cabe, a divagar sobre él, mientras no se pronuncie al respecto la RAE e incluya la susodicha dicción y el recto significado de tal vocablo en su diccionario), porque el abanico de sentidos que he advertido en los diversos autores que han echado mano de él es amplio y hasta contradictorio, algunos lectores asiduos (no uno, ni dos, ni tres) de mis textos semejan niños recién destetados. Al parecer, no obstante llevan bastante tiempo (alguno más de una década) leyéndome, necesitan de manera perentoria que haga, mutatis mutandis, puré con mis escritos para que, así, ellos los puedan tragar o comprender luego sin dificultad (se nota que no han leído a José Lezama Lima, autor y/o padre de esta frase inmarchitable: “Sólo lo difícil es estimulante”). Han sido varios los que, habiendo mediado “emilio”, correo electrónico, o llamada telefónica (porque, aunque soy un guasón, no “guasapeo”) no se han resistido a preguntarme a qué político, en concreto, llamo Pinocho.

>> Sigue...


¿Irene? ¡Hecha una gorgona!

¿IRENE? ¡HECHA UNA GORGONA!

“Nuestras propuestas cumplían todos los requisitos legales. Nos están hurtando la iniciativa legislativa con su veto sistemático. No nos dejan trabajar”.

Irene Montero

Se ha puesto Irene Montero
La urbe o el orbe por montera
Y ha sido la impar partera
De este pensamiento artero,
Que ha aireado al mundo entero:
Decir esto no lamento.
Secuestran el Parlamento
Quienes conforman el bando
De los que tienen el mando.
Son el ochenta por ciento.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Lunes, 29 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca