El Blog de Otramotro

Cada día hay que aprender

CADA DÍA HAY QUE APRENDER

—Conviene que nos paremos
O que en el camino un alto
Hagamos para que un salto
Demos luego. ¿Así lo haremos?
El tiempo dirá. Veremos.
—Cada día hay que aprender
Pautas nuevas, emprender
Acciones para alcanzar
Metas nuevas, avanzar,
Perdonar y/o comprender.

Ángel Sáez García
angesaez.otramotro@gmail.com


Carta abierta a Ariana Grande, autora de "Dangerous Woman" ("Mujer Peligrosa")

CARTA ABIERTA A ARIANA GRANDE,

AUTORA DE “DANGEROUS WOMAN” (“MUJER PELIGROSA”)

Dilecta diva/estrella del pop (permíteme que te tutee —ya sé que es poco probable que leas esta epístola en español, pero nada impide que pueda llegarte convenientemente traducida al inglés por un alma caritativa, dadivosa—, porque podría ser tu padre) Ariana Grande:

Ha transcendido a los mass media que estás “rota” (fuentes próximas a tu persona han agregado, otrosí, un adjetivo calificativo sobre cómo te ven tus más allegados o cercanos, “histérica”). Y que has decidido cancelar tu tercera macrogira mundial, suceso insólito en tu carrera precoz, relampagueante.

Evidentemente, puedes hacer con tu vida cuanto te pete, que para eso es tuya, pero, si no adviertes en la recomendación que me dispongo a hacerte una injerencia, te ruego encarecidamente que inviertas unos minutos, al menos, en considerarla. Cuando te recuperes emocionalmente de la reciente masacre de Mánchester, vuelve a ponerte las orejas de conejita de Playboy, a subirte al escenario a cantar y bailar como sabes y te gusta hacerlo, provocativamente, y a hacer felices a tus seguidores, púberes y progenitores. Lo mejor que cabe hacer tras padecer directamente (o, de modo indirecto, compadecerse con las víctimas de) un atentado es volver a la vida normal, a la rutina diaria.

Está claro, como la más cristalina de las aguas, que quien pronostica (aun siendo buen conocedor del pasado, de los muchos entresijos que es posible hallar entre los numerosos pliegues de la historia, que es, precisamente, lo que permite atisbar o avistar el futuro) puede equivocarse. Y aun de un modo morrocotudo. Yo intuyo y, por eso, auguro que vas a volver, más pronto que tarde, por donde te mueves a gusto, por los escenarios.

El grueso o una buena parte de los textos que he trenzado y constituyen mi producción literaria (y lo propio, por cierto, aseveraré —sin correr el mínimo riesgo de errar o marrar— de los que escriba) han surgido de las lecturas atentas que he hecho de otros escritos (fueran estos artículos, cuentos, dramas, ensayos, novelas, poemas,...) ideados y coronados por otros autores (fueran estos amigos o conocidos míos o escritores desconocidos por servidor).

>> Sigue...


Como estrella sin destello

COMO ESTRELLA SIN DESTELLO

No comieron, no, perdices.
Finó mal lo sucedido,
Porque Eneas dejó a Dido
Con un palmo de narices,
Palmo que tú no bendices.
Esto resultó de aquello
(En feo acabó lo bello)
Y el efecto dominó
De mal modo terminó,
Como estrella sin destello.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


O cose o va a gangrenarse

O COSE O VA A GANGRENARSE

Pedro Sánchez ha ganado
Del PSOE las primarias.
No hay solo un porqué; son varias
Las razones. Lo ha logrado
Quien fue otrora derro(c-t)ado.
Ahora bien, puede darse
Por vencido, sí, o llevarse
Las manos a la cabeza
Si no demuestra agudeza:
O cose o va a gangrenarse.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Serendipia

SERENDIPIA

(HALLAZGO VALIOSO QUE SE PRODUJO DE MANERA FORTUITA)

“No estamos en este mundo para cumplir las expectativas de otras personas; ni las otras personas están para cumplir nuestras expectativas. Nuestra misión en este mundo es hacer lo bueno; sea esto o no la expectativa de quienes nos rodean”.

Don Jesús Ortega Romera, el profesor de Lengua y Literatura, nos había puesto un solo, pero arduo, deber para aquel largo puente de cinco días, fin de semana incluido, hallarle título al adagio judío que, según él, había sido extraído de una bolsa, en la que se habían insaculado varios cientos, por la mano inocente de un alumno suyo de la otra clase, Primero B, al azar.

Había leído no menos de cien veces el proverbio y sabía qué quería decir, pero no había logrado escribir una sola palabra, nada.

Ayer, sábado, por la tarde, como me empezaba a doler la cabeza, abrí la puerta y salí al balcón de mi habitación a tomar, al menos, un soplo de aire fresco; me apoyé en la barandilla y fijé mi vista en la fuente del jardín, donde por la boca del pez, un besugo marmóreo, no dejaba de surtir agua y un par de gorriones andaban abrevando en su redonda pila. Antes de que empezara a anochecer, dirigí mi mirada al cielo, como buscando inspiración y/o protección, pidiéndole a Dios que me echara una mano, y entonces me pareció atisbar o su anagrama, avistar, a Fújur, el dragón blanco de la suerte, cómo lo surcaba entre las nubes que no paraban de salirle al paso (tal vez, para darle la bienvenida, para saludarlo). Cuando pensaba, de veras, que pasaría otro día sin hallarle rótulo adecuado, apropiado, a la mentada sentencia, que ya empezaba a agobiarme, guipé cómo Fújur, con un simple guiño, me aconsejó (si colegí o interpreté lo correcto, que parece que sí) que tuviera esperanza y paciencia, y deseó, de todo corazón, que los hados me fueran propicios, como fueron, pues, al volver a sentarme en el sillón, el libro que estaba leyendo, “Recuerdos de otra persona” (1996), de Soledad Puértolas, fue empujado, sin querer queriendo, como solía decir el Chavo del Ocho, por mi codo y cayó al suelo. Quedó abierto por la página que me brindó inopinadamente el primer acto de la clave: “Porque se diga lo que se diga, los libros dan respuestas. Aunque no sean soluciones, aunque no sean definitivas. Respuestas instantáneas, luces que relampaguean en la oscuridad. Una hermosa frase, un pasaje de una novela, un verso: allí está, de pronto, la verdad. Y todo el sinsentido, y todo el desorden, se convierten, repentinamente, en belleza”. Estas palabras me llevaron, sin apenas esfuerzo, a otras, que recordé al instante, pues las había leído varias veces en “La historia interminable” (1979), de Michael Ende, que el mundo de Fantasía no tiene límites, así como el breve diálogo que le sigue, clarificador, entre Gmork, enorme lobo de ojos verdes, feroz y despiadado, que representa el mal, y Atreyu, a quien la Emperatriz encomienda el reto de hallar la panacea que cure la enfermedad que ella (y su imperio) padece:

>> Sigue...


Una vida feliz, justa

UNA VIDA FELIZ, JUSTA

“¿Cómo lograremos llevar una vida mejor y más justa? Absteniéndonos de hacer lo que censuramos en otros”.

Tales de Mileto

—¿Cómo llevar lograremos
Una vida feliz, justa?
¿Haciendo lo que nos gusta
Y repitiendo que haremos
Lo que antes no hicimos, memos?
—La dicha coronaremos
Si a Tales caso le hacemos:
No cometemos el yerro
Que otro can cometió o perro
O aprender de él prometemos.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué a muchas/os han defraudado?

¿QUÉ A MUCHAS/OS HAN DEFRAUDADO?

En poco más de dos años
Las/os del partido morado,
Que habían diagnosticado
Los males de España (amaños
A gogó, sin cuento engaños,...)
Y habían ilusionado
A quien andaba indignado,
Han caído en los errores
Que otras/os cayeron, terrores
Que a muchas/os han defraudado.

Ángel Sáez García
angesaez.otramotro@gmail.com


¿Sabes qué has de proteger?

¿SABES QUÉ HAS DE PROTEGER?

“Nuestra administración favorece a la mayoría y no a la minoría: es por ello que la llamamos democracia. Nuestras leyes ofrecen una justicia equitativa a todos los hombres por igual... pero esto no significa que pasemos por alto los derechos del mérito. Cuando un ciudadano se distingue por su valía, entonces se escoge, porque se prefiere, entre otros, para las tareas públicas, no a manera de un privilegio, sino de un reconocimiento de sus virtudes; y en ningún caso constituye obstáculo la pobreza... La libertad de que gozamos abarca también la vida corriente... pero esa libertad no significa que quedemos al margen de las leyes. A todos nos han enseñado a respetar a los magistrados y a las leyes y a no olvidar que debemos proteger a los más débiles. Y también se nos enseña a observar aquellas leyes no escritas cuya sanción solo reside en el sentimiento universal de lo que es justo...”.

Oración Fúnebre de Pericles, citada por K. R. Popper en “La sociedad abierta y sus enemigos”.

No sé el porqué de su aprecio.
Ignoro cuál es el mérito
Que lo hizo al tal benemérito.
Te consta que solo el necio
Confunde valor y precio.

Sé que debo proteger
A los débiles, tejer,
Componer y colocar
Con orden, sin alocar
Y, así, el bien podrá emerger.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CCCXI)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CCCXI)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Pues discrepo o disiento, querido amigo, porque no hubiera sido ningún baldón ni pesada carga portar tal nombre. Como sabes, al primogénito del rey francés y, por ende, heredero del trono del Hexágono, lo llaman de esa guisa, Delfín. Incluso hay una expresión latina, ad usum Delphini, para referirse a la obra clásica grecolatina expurgada del pasaje escabroso que iba a leer el joven Delfín. Ahora bien, entiendo que la opción materna de la fusión de los nombres de los dos abuelos se impusiera e imperara la cordura, la pura y dura sensatez.

Mi cuñada María José, esposa de mi hermano Eusebio, verbigracia, sin ir más lejos, se apellida León. Tampoco es zumba, sino dato constatable, suministrado por la realidad. Hace poco, acaso ayer, este lector, a quien hay quien le llama león (por leedor empedernido —cuando él acude a tomar café al tudelano bar “La esquina” suele coger a este menda leyendo el ejemplar diario del Diario de Navarra—, impenitente), leyó en una columna que hubo quien se llamó León de nombre y León León fueron sus dos primeros apellidos.

Cuánta razón tuvo el comediógrafo Tito Maccio Plauto al colocar en su obra “Asinaria” (que va de la venta de unos asnos, bestias de carga, animales irracionales, que llevaron a cabo unos burros, varones estúpidos o imbéciles, animales supuestamente racionales, pues solo sirvió la susodicha venta para coronar una procacidad) la frase en latín que recoges y que, traducida, viene a decir: “Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando ignora quién es el otro”.

Pues (con retraso —ayer hubo actuación musical en el cíber-café “Praga”, donde ahora, desde uno de sus dos ordenadores, te contesto; vine por la mañana, antes de las doce, pero Alberto, su dueño, ya estaba preparando el escenario para la tarde—) ahí va mi más sentida y sincera enhorabuena para tu primo Josean, su esposa y sus respectivas parentelas.

>> Sigue...


Bufón "sin querer queriendo"

BUFÓN “SIN QUERER QUERIENDO”

(SE ESTÁ DE SÍ MISMO RIENDO)

—Cuentan de Raúl del Pozo
Que de su pozo o baúl
Suele sacar un chaúl
Que reporta excelso gozo
A quien le quita el rebozo.
—Abundo. Cuando desbarra,
Porque hasta el maestro marra,
Inventa voces con gracia,
“Yambófragos”, verbigracia,
Como hoy el bufón nos narra.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué me objetó el ave fénix?

¿QUÉ ME OBJETÓ EL AVE FÉNIX?

—Leer es una manera
De enriquecer el acervo
Lingüístico. No me enervo
Si no entiendo a la primera
Lo que hace la primavera.
—Yo leo por el placer
Que me reporta. Yacer
Con mi marido también
Me procura sumo bien.
—¿Tanto como renacer?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Carta abierta al alcalde de Tudela

CARTA ABIERTA AL ALCALDE DE TUDELA

Muy señor mío:

Hoy, miércoles, 17 de mayo de 2017, acabo de leer en la página 70 de Diario de Navarra (Edición de Tudela) que la muy noble y muy leal ciudad que a usted (presumo o supongo) le debe honrar regir, ha celebrado el Día de Internet bajo el lema de “El empoderamiento ciudadano en la sociedad digital”. A tal fin, en la céntrica plaza de los Fueros, desde las 10 hasta las 18 horas, quien haya querido ha podido hacer uso de los equipos informáticos instalados por la fundación Dédalo allí, bajo una carpa de Protección Civil, quiero decir, ha podido acceder, de manera libre, gratis et amore, a la red de redes.

No le haré ninguna objeción al respecto, pues la experiencia, similar a la que se ha llevado a cabo en años anteriores, me parece, amén de encomiable, oportuna. Ahora bien, dilecto alcalde, Eneko Larrarte Huguet, puede explicarme, por favor, cómo se compadece o concilia dicho evento con este otro, que, desde el pasado lunes, 15, de los corrientes mes y año, servidor (que pagó a primeros de enero las tasas correspondientes al PROGRAMA A para poder usar los ordenadores del Centro Cívico “Lourdes”), quien queda a su entera disposición (siempre que lo dispuesto sea legal, o sea, no contravenga ninguna ley vigente), no puede hacer el uso acostumbrado de los susodichos porque, según le han comentado los responsables (a quienes, por cierto, les estoy muy agradecido por ponerse en contacto telefónico conmigo para decirme que el problema sigue sin ser solucionado) del citado Centro Cívico, aún no se han solventado las circunstancias que impiden el acceso a los mentados, acaso debidas al último “ciberataque” mundial.

Deseando y esperando que ponga todos los medios necesarios que se hallen u obren a su alcance para que cuanto antes las aguas regresen a su cauce, esto es, se restablezca la normalidad, y el abajo firmante, que ni tiene ordenador ni acceso a Internet en su domicilio, vuelva a disponer de uno y otro en el mencionado centro, le agradece de antemano la mediación en la gestión y la pronta solución del problema quien aprovecha la ocasión para saludarle e itera su completa disposición,

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Sábado, 27 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca