El Blog de Otramotro

Nadal, el fénix del tenis

NADAL, EL FÉNIX DEL TENIS

Rafael Nadal Parera
Ha vuelto a hacerlo otra vez;
Mano ha echado a su ativez
U orgullo de la manera
Que él sabe y a Zverev fuera
De combate le ha dejado,
Después de haber remontado
El marcador al teutón,
Un colosal mocetón,
Cuyo juego me ha encantado.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CCXCIV)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CCXCIV)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Has barruntado, conjeturado e inferido lo que convenía o venía a cuento: hoy, martes, quince de marzo de dos mil dieciséis, es el cumpleaños del menor de mis sobrinos, Íñigo. Te doy las gracias en su nombre por tus exclamativas felicidades.

Parece ser que es un buen deportista: hay quien advierte esas facultades en un niño de corta edad. Yo no. Así que lo que has leído, más que una constatación del hecho en sí es un deseo de su tío el que las tenga.

Ayer, por la tarde, después de dar cumplida respuesta el menda al último de los escolios que le hiciste (tú, desde el tuyo) en uno de los ordenadores de la biblioteca pública de Tudela, saqué una copia de la décima que hoy has apostillado (un día más, gracias, de corazón, por implicarte), de camino a mi casa, me detuve en la de mi hermano, “el Chichas”, lo saludé y besé, hice lo propio con mi cuñada Elena y mis sobrinos Jorge e Íñigo, le recité al último el poema (que para él había escrito) y, junto con la citada copia, le di un billete de veinte euros, la propina acostumbrada en mí.

Si por “volar” entiendes “imaginar”, “fantasear”, que es lo que yo he colegido, y lee alguno de los relatos o poemas fingidos que ha escrito su tío, le enseñaré, sin duda, a volar.

>> Sigue...


Te deseo hoy dicha, "Chichas"

TE DESEO HOY DICHA, “CHICHAS”

A quien de Elena es esposo
Y de Jorge e Íñigo padre
(No hallo que lo iguale encuadre),
Aunque ande él medio griposo,
Que le deje el mejor poso
Su cumpleaños anhelo
Y que nunca haga el canelo,
Como el menda al mus jugando
Suele hacer de vez en cuando,
Dejando tomarse el pelo.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


A Nazi Paikidze, altruista

A NAZI PAIKIDZE, ALTRUISTA

Nunca pensé que mi apoyo
Y aliento un día osaría
Darle a una Nazi, María.
Me explicaré, porque un pollo
Montar puedo (odio el mal rollo):
Nazi, de USA ajedrecista,
La primera de la lista
Allí, esto es, la campeona,
De los derechos peona
Femeninos es, altruista.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Adrián, ¡feliz cumpleaños!

ADRIÁN, ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

A mi dilecto sobrino Adrián por esta razón de peso, porque hoy, viernes, catorce de octubre de dos mil dieciséis, cumple años; así pues, con cariño a espuertas le mando esta décima y mis ¡muchas felicidades!

A quien le gusta el deporte
Y en hacerlo bien se esfuerza
Le ruego que no se tuerza
Y siga ese mismo norte
Si es que de mangas un corte
Que le hagan él no desea,
Ni vivir una odisea
De veinte años, como Ulises,
Ni a caras jugarse o a lises,
Al azar la vida, o sea.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Ibrahim Hamato, ¡qué arte!

IBRAHIM HAMATO, ¡QUÉ ARTE!

“Espero que esto muestre a la gente que nada es imposible, siempre y cuando uno trabaje duro”.

Ibrahim Hamato

Aunque perdió los dos brazos
En un de tren accidente,
En Ibrahim veo un ente
Que a gogó merece abrazos
Y a espuertas espaldarazos,
Pues juega al tenis de mesa,
¡Vaya agradable sorpresa!,
Con su pie diestro y su boca,
Que en quien lo capta provoca
Asombro impar, pues no cesa.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Naufragó el que se arrugó

NAUFRAGÓ EL QUE SE ARRUGÓ

—Hay que cre(a-e)r aunque sea
En la cresta de la duda.
—¿Eso aconsejó un tal Buda?
—Lo ignoro, mas la presea
Obtuvo tras la odisea
Quien audaz se la jugó
Y luego ledo enjugó
Su sudor muy satisfecho
Al ver que estaba derecho,
En pie, quien no se arrugó.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Nerea es el trasunto, sí, de Estela

NEREA ES EL TRASUNTO, SÍ, DE ESTELA

(DE ESTELA NAVASCUÉS COPIA ES NEREA)

Anda dándome vueltas una idea
Que no sé si dará para un soneto,
Madrigal, serventesio, oda, cuarteto,
Octava o redondilla a quien jadea

Y gasta nombre clásico, Nerea.
Corredora de fondo, afronta el reto
De emular a Filípides, concreto
Autor del maratón, y se codea

Con el soriano Antón, que es quien la entrena
Para que, si el bajón llega, la trena,
Salir pueda del feo, más que Picio,

Y cubrir los cuarenta y dos mil metros
Largos de la carrera con oficio
Y digna ser de récords y de cetros.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CCLVII)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CCLVII)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Aunque hoy no me has apostillado nada (no ha mediado comentario tuyo) en mi blog, casi, casi me siento obligado a hacerte este escolio.

Acabo de subir de la sede de la peña “La Teba” (acrónimo de Tudelanos En Buena Armonía —otros, que acaso no vayan desencaminados, aducen la variante final de Ambiente—), en la calle Portal, sita enfrente de una de las puertas de la catedral tudelana. Ayer me llamó mi hermano Jesús María, “el Chichas”, miembro de la citada, para participar con él en el torneo de mus rápido que organizaba la susodicha. Puedes creerme o no, pero la realidad es que hemos jugado la final y la hemos perdido (en buena lid, frente a la otra pareja finalista, conformada por mi dilecto amigo “Chusmary” y su compañero, Ángel, tocayo mío, por el resultado ajustado de 4-3). Creo que mañana subirán las fotos al Facebook de “La Teba”. Nos han hecho varias instantáneas. Me lo he pasado estupendamente. Nos han dado un trofeo y tenemos derecho a una cena en la cervecería Zúrich, de Tudela. Voy a invitar a mi amigo del alma Luis, por si le apetece acompañarme.

Mañana volveré a mi rutina diaria (leer y escribir), pero hoy, tras conocer y charlar con varios Sergios, Félix, Alejandro, Chomin, Pablo, Javier, “Chuchín”, Jesús Manuel (“Fitín”), Eduardo, Alfredo, etc., me voy a casa contento de haber jugado la final del torneo y habérmelo pasado casi, casi, en la gloria.

Pues sí, ya me tocaba acariciar con las yemas de los dedos, al menos, una nube del cielo.

>> Sigue...


Lograrás lo que deseas

LOGRARÁS LO QUE DESEAS

Te hará falta valentía
Para aguantar la presión.
Te subirá la tensión,
Pero, si hallas empatía
En tu entorno y simpatía,
Lograrás lo que deseas,
Una, dos o tres preseas,
De uno, dos o tres metales,
O lo contrario a las tales,
El fiasco que obtuvo Oseas.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Quién será en quince una mina?

¿QUIÉN SERÁ EN QUINCE UNA MINA?

Va camino de ejercer
Del deporte de un peón,
Mas devendrá campeón,
Quien en sus genes vencer
Porta y triunfar, convencer.

Ignora en qué disciplina
Será un hacha quien domina
Varias e Íñigo es su nombre.
Hoy cumple años (no se asombre)
Quien será en quince una mina.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CCXIX)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CCXIX)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Si no marro (no tengo en mis manos el último ejemplar de EPS, El País Semanal, donde aseguraría que he leído lo que recojo a continuación) morrocotudamente, que puede, te extrañaría saber qué desayunaba (ignoro si lo hacía habitualmente) Silvia Pinal: chiles y alcohol. Al parecer, la ingesta moderada de picante es buena para la salud (previene el cáncer de boca).

Lamento tener que comentarte que deberías haberte ahorrado el segundo escolio (“Arremójate la tripa, que ya viene la calor” cantaba el finado José Antonio Labordeta, que, en mi modesto criterio, tal vez, con la sola excepción de don Fernando Fernán Gómez, mandaba a la mierda como nadie), el de la urgente rectificación. Ciertamente, para el DRAE el vocablo “calor” es masculino. Pero tanto en la entrada de la citada voz correspondiente a la versión de la edición digital de la vigésima segunda edición como en el avance de la vigésima tercera, a la primera acepción del término le siguen las siglas (en color —comprueba que es así— azul) U. t. c. f., que significan que se usa también como femenino.

Te confirmo (no marré) lo que antes, grosso modo, te adelanté. El primer párrafo del artículo titulado “TERREMOTO EN LA BOCA”, que lleva la firma de su autor, J. M. Mulet, y aparece publicado en la página 72 del número 2.028 de El País Semanal, del pasado domingo, 9 de julio de 2015, dice así: “Silvia Pinal, el terremoto mexicano que en pantalla y dirigida por Buñuel fue capaz de tentar a Simón del desierto para que bajara de la columna, estuvo rodando en Denia a finales de los setenta con Alfredo Landa y Verónica Forqué una película llamada “El canto de la cigarra”. Me contó hace poco el chef Benito Pastor que todos los días iba a su restaurante (el hoy desaparecido Las Nereidas) para tomarse su desayuno especial consistente en 12 chiles traídos expresamente de México y tres tequilas”.

De nada.

>> Sigue...


Miércoles, 29 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca