El Blog de Otramotro

Monseñor, ¡vaya bochorno!

MONSEÑOR, ¡VAYA BOCHORNO!

Pronto, a finales de mes,
El chileno Carlos Cruz
Narrará al Papa su cruz,
Al enmendar este, ves,
Su error de enero o revés.
Francisco ha sentido grima,
Pues Fernando Karadima
Abusó de un quinceañero
Y fue testigo señero
De ello quien está en la cima,
El hoy obispo de Osorno,
Juan Barros, sí, ¡qué bochorno!

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Verdad la mentira trae

VERDAD LA MENTIRA TRAE

—Gusta la literatura
A quien la mentira atrae
Porque la verdad le trae
Junto a otras artes: pintura,
Escultura, arquitectura,...
—Tomadas las de esta lista
Desde otro punto de vista,
No como a la vieja usanza,
Sino tras rauda mudanza
De mago o de mentalista.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué ha devenido indigesto?

¿QUÉ HA DEVENIDO INDIGESTO?

Un maestro empedernido,
Experto en altanería
Y en mostrar pedantería,
Por ene fue y es tenido
Quien hoy y aquí ha fenecido
Sus días, “el Vano” Ernesto,
¡Qué suceso más funesto!,
Tras una de juerga noche
Y un accidente de coche
Que ha devenido indigesto.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Todo lo cura locura?

¿TODO LO CURA LOCURA?

(¡A CUÁNTA/O LOCA/O FRECUENTA!)

Este menda, servidor,
Que no es el diablo cojuelo,
Porque no es ducho en el vuelo,
Sino tal vez tundidor
(Pues toma el pelo) o urdidor,
Si se basa o fundamenta
En cuanto nutre o alimenta
Sus locuras, que padecen
También las/os que idas/os parecen,
Deduce el quid y lo cuenta:
¡A cuánta/o loca/o frecuenta!

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Un aura de virtud irreprochable?

¿UN AURA DE VIRTUD IRREPROCHABLE?

Don Santiago Ramón y Cajal escribió en “Charlas de café” (1920) esto: “Hagamos notar que cuando un hombre de ciencia presume de muchos amigos casi siempre se trata de un cuco o de un holgazán. No se conservan varias amistades íntimas sin cultivarlas asiduamente, y este cultivo resulta incompatible con una vida de concentración intensa y de trabajo austero. En suma: o se tienen muchas ideas y pocos amigos, o muchos amigos y pocas ideas”.

Aunque sé que Ramón y Cajal no me escucha ni puede leerme ni objetarme, le diré y escribiré que disiento de él. Entre amigos, supongo, aún se permite la discrepancia. A mí quienes suelen abastecerme de ideas sin parar son mis amigos, a quienes escucho, leo y releo, ora estén vivos, ora hayan fallecido. Acaso baste con recordar el primer cuarteto del soneto de Quevedo “Retirado en la paz de estos desiertos” (trenzado desde la Torre de Juan Abad) para que se entienda adónde quiero ir a parar, para lograr explicarme: “Retirado en la paz de estos desiertos, / con pocos, pero doctos libros juntos, / vivo en conversación con los difuntos / y escucho con mis ojos a los muertos”.

Tengo para mí que en la cita de arriba mi amigo (aunque jamás tomé un café con él) Santiago acertaba en cuanto aseveraba, pues hablaba con conocimiento de causa. Ahora bien, acaso también se equivocaba, al elevar su caso particular a general, la anécdota a categoría, porque está claro, cristalino, que el susodicho “hombre de ciencia” era él, es decir, disertaba sobre su propio caso concreto.

Probemos a coronar, cambiando lo que deba ser cambiado, algo parecido a lo que culminó, de manera airosa, Ramón y Cajal basándonos en un asunto que ande de boca en boca en la actualidad. Servidor, un ciudadano libre de la República de las Letras, como el padre Feijoo, considera que Ciudadanos, formación a la que muchos insultan por ser un partido de derechas, como si eso fuera un baldón, un desdoro y hasta un delito y ser de izquierdas llevara aparejado un aura de virtud irreprochable, le ha puesto en bandeja al PP, si no la mejor salida que pudiera ofrecerle, una digna. Que Cristina Cifuentes dimita y que sea sustituida por otra/o diputada/o de la Asamblea madrileña adscrita/o a las filas del PP. Recientemente, en la Convención nacional del PP de Sevilla del pasado fin de semana, le escuché decir a Rajoy en una alocución cómo, dirigiéndose, sin mencionar de manera expresa a Ciudadanos, llamaba “inexpertos lenguaraces” a los afiliados de la formación naranja, dejando a sus dirigentes a la altura de la suela de un zapato del alcalde del pueblo más pequeño de la Sierra de Grazalema, por no haber tenido aún ninguna responsabilidad institucional. Si entramos a estudiar a fondo y valorar el ámbito hediondo, omnímodo y trasversal de la corrupción, juzgo que no haber tenido aún experiencia en dicha materia es más una ventaja que un inconveniente o rémora y, para gobernar como lo está haciendo el PP en lo concerniente a algunos temas, acaso mejor ser un pipiolo que un perito, si el ducho o experto, una de dos, o no hace nada (de nada) o hace el don Tancredo. Me parece que Rajoy y algunos mandamases del PP se están equivocando de cabo a rabo y, si no ponen cuanto antes remedio al desmán, barrunto que acabarán haciéndose el harakiri o seppuku; y el problema no estriba ni radica en que muchos no le den la importancia que tiene, sino que hacen como que ignoran que esté ocurriendo el hecho, algo obvio para el grueso de la ciudadanía.

Por si quienes deben sacarle el máximo jugo o provecho al párrafo anterior andan despistados, les recomiendo con encarecimiento que lean el libro arriba mentado, cuyo primer título fue “Chácharas de café”. Si no disponen de tiempo, les propongo que lean y relean, al menos, esta píldora del Premio Nobel de Medicina de 1906 (que compartió con Camillo Golgi): “Te quejas de las censuras de tus maestros, émulos y adversarios, cuando debieras agradecerlas: sus golpes no te hieren, te esculpen”.

>> Sigue...


¿Cataluña? ¡Dragon Khan!

¿CATALUÑA? ¡DRAGON KHAN!

—El ánimo de la gente
(Me lo ha inspirado mi musa)
Vive una montaña rusa:
De la euforia vehemente
Pasa a la depre paciente.
—Tienen los varios vaivenes,
Ene enredos o belenes
De la cuestión catalana
Entre el tedio y la jarana
A cuantas/os viajan en trenes.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Creíble fue tu relato

CREÍBLE FUE TU RELATO

(¿POR LIEBRE ME DISTE GATO?)

—Por un raro mecanismo,
Que ignoro, de tu memoria
Consideraste la historia
Que te creíste tú mismo
Propia o conforme al verismo.
—Presiento que mi intención,
Después de la detención,
No fue la de embelecarte,
Embaucarte a base de arte,
Sino mostrarte atención.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué no se puede ocultar?

¿QUÉ NO SE PUEDE OCULTAR?

(MIENTRAS GIREN LOS PLANETAS)

¿Cómo se aguanta la risa
Un augur cuando se topa
Con otro (en cueros, sin ropa)?
Catón el Censor sin prisa
Preguntó un día a la brisa.

La tos ferina y el fuego,
Como la adicción al juego
Y la risa, no se pueden
Esconder, siempre que rueden
Los astros antes y luego.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿"El rey Lear" no has leído?

¿“EL REY LEAR” NO HAS LEÍDO?

“¡He aquí la excelente estupidez del mundo; que, cuando nos hallamos a mal con la Fortuna, lo cual acontece con frecuencia por nuestra propia falta, hacemos culpables de nuestras desgracias al sol, a la luna y a las estrellas; como si fuésemos villanos por necesidad, locos por compulsión celeste; pícaros, ladrones y traidores por el predominio de las esferas; beodos, embusteros y adúlteros por la obediencia forzosa al influjo planetario, y como si siempre que somos malvados fuese por empeño de la voluntad divina! ¡Admirable subterfugio del hombre putañero, cargar a cuenta de un astro su caprina condición! Mi padre se unió con mi madre bajo la cola del Dragón y la Osa Mayor presidió mi nacimiento; de lo que se sigue que yo sea taimado y lujurioso. ¡Bah! Hubiera sido lo que soy, aunque la estrella más virginal hubiese parpadeado en el firmamento cuando me bastardearon”.

William Shakespeare, en “El rey Lear”.

En pleno siglo XXI
La gente (pienso) delira
Cuando su horóscopo mira
En el diario. ¿Es que ninguno
De Shakespeare, escritor tuno,
El rey Lear” ha leído?
¿Quién puede haberse creído
Que los planetas influyen
En sus ene acciones? ¿No huyen
Como del que se ha peído?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué canta o tiembla el misterio?

¿QUÉ CANTA O TIEMBLA EL MISTERIO?

—No es la sobreprotección
Que ejercen algunos padres
Y determinadas madres
Sobre sus hijas/os lección
Que merezca mi elección.
—Abundo en ese criterio
Porque exuda magisterio:
Una espina de experiencia
Acarrea tanta ciencia
Que canta o tiembla el misterio.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Cada vez lo hacemos menos

CADA VEZ LO HACEMOS MENOS

—A veces me paso el día
Buscando dónde he dejado,
Dónde, diablos, he olvidado
Mis gafas. ¿Fue una osadía
Preguntarte, Rosalía?
—No; ayer sufrí la tortura
De las de verde montura
Andar buscando, que olvido
Cuando tengo la libido
Lo opuesto a clara, sí; oscura.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿La independencia es demencia?

¿LA INDEPENDENCIA ES DEMENCIA?

—¿Es o no es de un nazi puro
Lo que le escuché a un “indepe”
Soltar de manera “repe”,
Que “de Putin y Maduro
Ser un buen fan yo procuro”?
—Para mí no es comprensible
Que largue que irreversible
Es lo que yo veo abyecto;
Y que no hay otro proyecto.
¿No es delirante y risible?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Sábado, 21 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30