El Blog de Otramotro

A mí, impar alcachofa de Tudela

A MÍ, IMPAR ALCACHOFA DE TUDELA

—O me escribes dos liras
A mí, impar alcachofa de Tudela,
O tanto no me admiras.
—Ponle, amada, una vela
A Santa Ana; la Abuela las modela.
—Aunque no soy devota
De la Patrona (paso por atea),
Como odio la derrota,
Enciendo en la azotea
Una y Ella las dos da que portea.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Por favor, no me moleste

POR FAVOR, NO ME MOLESTE

Iuris praecepta sunt haec: honeste vivere, alterum non laedere, suum cuique tribuere” (“Los principios del derecho son estos: vivir honestamente, no molestar al otro y dar a cada uno lo suyo”).

Domicio Ulpiano

Por favor, no me moleste.
Ni insista, ni me maree.
Ni me irrite, ni cabree,
Me llame usted desde el este,
El norte, el sur o el oeste.
Si no me equivoco o tuerzo,
Me ha llamado usted, mastuerzo,
Preguntándome si ayuno
A la hora del desayuno
Y hace un rato, en el almuerzo.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué acaso me adelgace más que engorde?

¿QUÉ ACASO ME ADELGACE MÁS QUE ENGORDE?

Me confesaste un día que eras borde.
Si mucho me agradó que hipersincera
Fueras, miedo cerval me dio tu cera,
Que puede que adelgace más que engorde.

Aunque oír tu verdad me puso al borde
De un ataque de nervios, a la vera
De en un espejo ver mi calavera,
No cursó con un ritmo monocorde.

Sin duda, yo prefiero, aunque me dañe,
Que a quien amo me cuente lo ocurrido
A por otro canal lo acaecido

Conocer, a que dos veces me engañe.
Conmigo, Pilar, sé siempre una diosa
Y no seas jamás mendaz, odiosa.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Cómo he de agradecer lo recibido?

¿CÓMO HE DE AGRADECER LO RECIBIDO?

¿POR MIS CONTRADICCIONES AFLIGIDO?

No obstante fui educado y persuadido
Por un grupo de curas elogioso,
Desde el punto de vista religioso,
Me juzgo hoy un ateo convencido.

¿Algún lector habrá que haya inferido
Lo justo e irrefutable, que nervioso
Estoy tras urdir esto y siento odioso?
¿Cómo he de agradecer lo recibido?

Empero, tras dejar sentado, fijo,
Mi pensamiento actual, guipo una brasa
Reveladora: un guía se desdijo

Cuando la parca fue a buscarlo a casa.
Así que lo que a Ortega igual me pasa,
Que murió tras besar un crucifijo.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


La paja había devenido viga

LA PAJA HABÍA DEVENIDO VIGA

(MI CULPA ADMITO Y DIGO AMÉN A TODO)

Esta pasada noche he soñado que le había hecho una entrevista a Dios. Desconozco si Él había juzgado oportuno presentarse en medio de mi mundo onírico con la intención de contradecir y dejar en feo a uno de mis autores predilectos, Friedrich Nietzsche, pero eso es lo que he barruntado, que había querido refutar a quien vino a decir que la única diferencia entre Dios y él era que él existía (recuerdo que durante mi primer curso de Filología en la Universidad de Zaragoza leí en una mesa de madera de la Facultad de Filosofía y Letras dos frases que alguien había escrito allí con la ayuda de un bolígrafo negro: “Dios ha muerto; hemos matado a Dios; Dios ha muerto”, que llevaba la firma de Nietzsche; y debajo “Nietzsche ha muerto”, que portaba la de Dios).

Luego se ha abierto paso, entre mis intuiciones, esta otra. La razón de haber soñado con Dios acaso descansaba o estribara en que hace pocos días decidí empatizar, es decir, calzarme los mocasines y/o ponerme en la piel de uno de mis heterónimos, Emilio González, “Metomentodo”, y firmar un texto como a él le hubiera gustado rubricar, Dios (aunque, al final, me decanté por que viera la luz la opción opuesta, o sea, que fuera publicada la versión contraria).

El citado escrito, antes de darlo por bueno, por concluido, lo rocié con varias lágrimas de humor (y es que uno puede llorar de risa, sobre todo, cuando esta acaece a carcajada tendida o mandíbula batiente); y me cercioré de que fuera respetuoso al máximo con el Ser Supremo.

De la extensa interviú que le he hecho (esa era, al menos, la refractaria impresión que me había quedado al despertarme), solo recuerdo con fidelidad el último de sus reproches:

>> Sigue...


¿Jorge Bergoglio? ¡Un pionero!

¿JORGE BERGOGLIO? ¡UN PIONERO!

Jorge Bergoglio es pionero
En muchas cosas: un cedro
En la sede de San Pedro,
El pontífice que un cero
Puso a tanto desafuero,
Quien ha celebrado misa
En Abu Dabi y su risa
Quiere que se escuche en China
Pronto, como vaticina
Quien finge que es pitonisa.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¡Mil perdones, Dios mío, y muchas gracias!

¡MIL PERDONES, DIOS MÍO, Y MUCHAS GRACIAS!

Tantas veces nos había ponderado nuestro profesor de Filosofía, Francisco Pérez (cariñosamente conocido entre nosotras/os, sus alumnas/os, como “Paco Pera”) las excelencias de la tertulia que, salvo durante el estío, venía celebrándose a diario, desde ni se sabe, y tenía lugar, indefectiblemente, en la mesa redonda del fondo del casino “La Unión”, de nuestra población, Algaso, pasada la una del mediodía (vulgarmente conocida como el mentidero), que a mi colega Juan y a mí nos dio por acudir allí ayer, a ver si extraíamos material para nuestro trabajo final de Filosofía.

Cuando llegamos, pusimos nuestra grabadora en marcha; y esto es lo que escuchamos y ella recogió. Estaba en el uso de la palabra Emilio González, “Metomentodo”, que siguió aseverando esto:

“—Hace muchos años, leyendo a Karl Raimund Popper, llegué a la conclusión de que la verdad es provisional, pues se mantiene en pie o dura mientras no es contradicha o refutada y, como consecuencia lógica, abatida por otra que, en ese preciso instante, viene a ocupar el pedestal donde se erigía o levantaba la recién derribada por ella. La verdad, en este sentido, vista desde esa perspectiva, puede semejar un muñeco de pimpampum de feria.
“—Dando por buena, por impecable, tu reflexión, “Metomentodo”, ¿crees que lo que acabas de sostener sobre la verdad vale también para el amor? (le preguntó Otramotro)
“—Pues no había considerado o valorado, lo reconozco, antes, Otramotro, la posibilidad que concede el “mutatis mutandis”, pero, en principio (tendría que pensar más concienzudamente al respecto), de manera interina, debería decantarme por contestar que sí. Tengo para mí que, si son dos las personas responsables (o irresponsables) de decir sí a la unión de un dúo, pareja o tándem (una suele dar o poner más que otra), las que contribuyen a conformar dicho vínculo, asimismo o igualmente, son dos las que lo rompen (una pone más de su parte que otra para quebrarlo, seguramente, porque ha aparecido en su vida un nuevo amor).
“—Abundo contigo en el criterio que acabas de argumentar. He constatado que en las sociedades avanzadas, en los países del primer mundo, donde se reconoce el derecho al divorcio, la realidad viene evidenciando, un día sí y otro también, que el amor, por mil y una causas o motivos, se ha esfumado o desaparecido. Para ese resultado neto, claro, la mejor solución que hay se llama divorcio.

Tras las palabras pronunciadas por Otramotro, hubo dos segundos de silencio que fueron clausurados por mi colega Juan, que osó decir:

>> Sigue...


Una pareja perfecta

UNA PAREJA PERFECTA

En lo concerniente al asunto de las parejas que tienen previsto casarse próximamente, como en lo tocante a otros muchos temas, suelo advertir lo que hay, abiertas discrepancias; ahora bien, en el caso concreto de la boda entre Pilar y Ángel, gravita una insólita unanimidad, un consenso nunca visto ni oído. ¿Por qué? Intentaré responder aquí a dicha pregunta. A ver si averiguo la razón. Aun entre las personas cuya opinión he pulsado, que no son filólogas, la respuesta mayoritaria, coincidente, es que Pilar es el pilar que mantiene en pie a Ángel y este es el que contribuye a que Pilar sea un pilar aún más firme y más fuerte y a que ella tenga, si cabe, que sí, que cabe, más ángel.

El abajo firmante de estos renglones torcidos ha titulado esta chuchería literaria así, con el rótulo que porta, “UNA PAREJA PERFECTA”, porque, para el grueso, que conformamos las/os demás y yo, dicho tándem lo es: Pilar complementa estupendamente a Ángel y Ángel completa, de manera inmejorable, a Pilar. Los únicos que parecen disentir de ese acuerdo generalizado son, precisamente, los dos miembros de dicho dúo. Ángel tiene serias dudas de que sus agendas (me corrijo al momento, de que sus circunstancias), que un día coincidieron, vuelvan a hacerlo; y Pilar no ambiciona lo que para Ángel es crucial, la repanocha, el mayor de sus retos, matrimoniar con ella.

Está claro que esta golosina podría llevar como subtítulo este, “TEMOR A LA INCERTIDUMBRE”, que tanto Pilar como Ángel han sentido y aún sienten. Se parece a esa corteza o miga de pan que ha caído en la pechera del chaleco y se resiste a ser cepillada con la sola ayuda de las supuestas cerdas que pueda haber en el dorso de la diestra mano del comensal (ella o él).

Es mi deseo y mi esperanza que nadie se rebote, que a nadie le parezca mal que le adelante lo que va a pasar, porque sé que les voy a chafar a todos (hembras y varones) el final: Pilar y Ángel no se casarán, pero vivirán quince felices años juntos, siendo lo que las otras, las demás, intentan y, al no lograrlo, se conforman con aparentar, una pareja perfecta.

>> Sigue...


Satán devoraba aleves

SATÁN DEVORABA ALEVES

En la “Divina Comedia
Dante Alighieri sentado
Dejó que el peor pecado
Es la traición; ¡qué tragedia!
(Tuvo inicio de comedia).
En el Infierno, Satán,
Bien Saturno, bien batán,
Devoraba a los traidores;
Reservaba a los mayores
Para su alfanje o catán.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Que conste en acta: quise escribir "pata"

QUE CONSTE EN ACTA: QUISE ESCRIBIR “PATA”

Dilecta Pilar:

Hice el esfuerzo de desplazarme a Tres Cantos, porque allí estuvieron encuadernadas y recogidas en varios volúmenes en la biblioteca, archivo general de la Orden, pero alguien (acaso un amigo de lo ajeno, las sustrajo; cuando yo acudí no había rastro de ellas). Todos los religiosos Camilos y trabajadores del Centro, todos (no pude saludar a Bermejo ni a Santaolalla, que habían viajado ese día a Valladolid por cuestión de trabajo, creo), sin excepción, se portaron estupendamente conmigo. No puedo achacarles nada ni formularles queja alguna. Hasta tuvieron el detalle de acercarme a la estación de Renfe, para facilitarme el regreso; el Padre Jesús María Ruiz me invitó a comer con la comunidad religiosa (en una mesa semicircular, si no marro) y no me cobraron las pocas copias que hice.

De nada. Javier, por lo que he leído de él, sus respuestas a tus preguntas, en el supuesto de que lo hubiera conocido, me hubiera caído bien, barrunto. “Ningún hombre es una isla en sí mismo” (ya que el hombre es un ser social) dijo otrora (y sigue aduciendo hoy a quien lo lee) John Donne. Que a nadie nunca le falte una mano a la que agarrarse (para salir de un peligro o superar un bajón anímico o revés de diverso jaez). Hoy hay muchos suicidios por falta de manos fautoras (que se brinden a ayudar).

No es malo tener buen saque, si luego se queman las calorías ingeridas mediante el trabajo realizado o el deporte llevado a cabo.

Las gracias te las debo dar yo a ti, por tu generosidad. Tomo en consideración tus palabras y recordaré tu comentario laudatorio por mi acierto cuando me equivoque. Ergo, hoy no me consideraré un genio para, cuando meta la pata pronto, que la meteré, seguro, tampoco me vea como un idiota.

Que sepas que no me ha molestado tu sarcasmo (quien es adicto a elaborarlos y erogarlos entre sus congéneres debe avenirse del mejor modo a admitirlos y recibirlos, sin formular queja). Que conste en acta: quise escribir “pata”, pero lo que se leía y salió fue “peta” (que, a mí, al menos, no me peta o agrada, no, sino que tal vez me agreda; no conozco a nadie que tenga dos dedos de frente, sea hembra o varón, al que le guste errar, pero, como de todo hay en la viña del señor, acaso las/os haya y no faltará quien las/os halle; como aseveró el torero Rafael Ortega, “el Gallo”, el día que le presentaron al filósofo José Ortega y Gasset, “hay gente pa—ra— to—do—”). Quizás porque yo, como soy pato, de mote (hijo de Eusebio, “el Pato”, en Cornago, La Rioja), velis nolis, quiéralo o no, de vez en cuando, o de cuando en vez, como errare humanum est, metí, meto y meteré la pata.

>> Sigue...


De bien nacido es ser agradecido

DE BIEN NACIDO ES SER AGRADECIDO

Dilecta Pilar:

Esta gélida o siberiana (cuando me he acercado al Centro Cívico “Lourdes”, desde donde te urdo estos renglones torcidos, el panel de la esquina marcaba seis grados bajo cero) mañana de viernes, cuarto día del mes enero, no había ejemplar del Heraldo de Aragón en el anaquel acostumbrado, pero sí en el expositor del exterior del local habitual, la Librería/Papelería “El Cole”; así que le he pedido permiso al dueño, Miguel Ángel, “Fangio”, para leer tu columna, titulada “Gracias, sus Majestades”, en la página 24, bajo el marbete de La Tribuna.

El arranque de la misma me ha hecho recordar la carta escueta que les escribí y me premiaron hace casi dos años, que llevaba el rótulo de “Misiva a los Reyes Magos”, que escogí como colofón idóneo de un texto que titulé “¿Creaciones de mentes fantasiosas?”, que vio la luz en mi bitácora, El blog de Otramotro, el 9 de febrero de 2017, y que decía así:

“Mis dilectos Reyes Magos:

“Este año seré breve. No os pido nada para mí. Sí os ruego con encarecimiento que un porcentaje muy alto (a ver si ronda el noventa por ciento; porque, si sobrepasa ese límite, conseguiréis superar el récord y que esa plusmarca sea considerada la caraba) de las biopsias que se hagan durante el año 2017, que acaba de echar a andar, tengan pronóstico favorable. Desgraciadamente, la que me hicieron a mí el año pasado no lo tuvo, pero el doble tratamiento de quimioterapia y radioterapia que he seguido me ha permitido conocer a varios grupos de personas que frecuentan el ámbito sanitario (doctoras/es, enfermeras/os, conductoras/es, auxiliares, celadoras/es, limpiadoras/es, enfermas/os y deudos y amigas/os de estas/os últimas/os) que han propiciado que mejorara la opinión que tenía sobre la especie humana.

“Insiste e itera su ruego

“Ángela Carballino”.

No te extrañará que eligiera a la narradora de esa nivola unamuniana tan querida por mí, “San Manuel Bueno, mártir”, para firmar la mentada epístola.

Gracias, junto con perdón, es una palabra que deberíamos de usar más veces, más a menudo. De bien nacido/s es ser agradecido/s. Cervantes, por boca de don Quijote, dice en el capítulo XXII de la Primera parte de su inmortal obra: “—De gente bien nacida es agradecer los beneficios que reciben, y uno de los pecados que más a Dios ofende es la ingratitud”.

Cuando he leído el comienzo del segundo párrafo, “A su debido tiempo, me contaron el cuento de que no existíais. ¡Qué ilusos los adultos! Yo seguí confiando” he vuelto a sentir, si no las mismas, parecidas sensaciones a las que me dejó o produjo releer, siendo adulto, “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry.

>> Sigue...


Te felicito por urdir verdades

TE FELICITO POR URDIR VERDADES

Dilecta Pilar:

Celebro que así sea.

Casi copias (igual ese era tu propósito) a Baltasar Gracián (a quien no hay que saltar ni mucho, ni poco, ni nada —de nada— y sí soltar alguna gracia para poderlo asaltar luego sin llegar a robarle, como no sea una carcajada o una hilera o ristra de risas o sonrisas; te ruego, encarecidamente, que no tomes este comentario en serio, pues, si lo analizas, si lo psicoanalizas, te puedes dar de bruces con una broma de mal gusto): “Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y aun lo malo, si poco, no tan malo”.

Pues ya sabes lo que toca. Que no todos tenemos la suerte de ser dignos merecedores de recibir el don o la gracia divina de, verbigracia, poder disponer de un grupo de ángeles que nos hagan las labores o tareas que han quedado pendientes de llevar a cabo, como cuenta la leyenda o dice la tradición, que una agrupación de los susodichos le araba los campos a San Isidro Labrador. A mí me toca escribir hoy sobre ese adagio tan hispano que dice “hecha la ley, hecha la trampa”.

Como me ha extrañado, por eso usaba el adverbio “casi” arriba. No sé si te has dado cuenta del hecho, pero intercambiaste, sin querer (barrunto), los adjetivos breve y bueno. Me consta que sabes que en el “Oráculo manual y arte de prudencia” (1647) el belmontino lo escribió como antes lo citaba servidor, tu amigo Otramotro.

Abundo contigo en que Gracián dice una verdad como un templo con y en su dicho.

Yo no he visto (el día del Ángel, en Tudela, durante la mañana del Domingo de Pascua o Resurrección, es un niño o niña quien interpreta dicho papel con ocasión de la “Bajada del Ángel”) aún a ninguno, pero no niego que los haya. Son muchas las personas que hablan de ello. Asimismo, ignoro si a cada uno de los niños (ellas y ellos) que en el mundo han sido y son (no sé si ocurrirá lo mismo con los que serán) se le asignó su propio ángel de la guarda, pero (permíteme una zumba más, solo esta; ríete de mi incredulidad, ignorancia o escepticismo), tengo para mí que un gran desastre o desmán sucedió, porque me consta que una legión de niñas y niños se quedaron sin el suyo en el incompleto reparto.

>> Sigue...


Lunes, 25 de marzo

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Marzo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031