El Blog de Otramotro

La Enciclopedia Espasa, puesta al día

LA ENCICLOPEDIA ESPASA, PUESTA AL DÍA

“No sabía cuando me nombraron portavoz que tenía que ser la Enciclopedia Británica ”.

Íñigo Méndez de Vigo

Es tarea difícil ser ministro;
Mas serlo portavoz más todavía.
Consciente es el que aún no lo sabía
E ignoraba, además, tocar el sistro.

Méndez de Vigo, no otro, es el ministro.
Colijo que en su testa no cabía
Tomar la mala vía de Pavía
Ni usar, por vez primera, la voz “fistro”,

Que Chiquito ideó de la Calzada.
Cuando dijo que sí a tan alto cargo,
El tal desconocía, sin embargo,

Que tuviera que ser la reputada
Enciclopedia Espasa, puesta al día,
Que siempre lo libró que se perdía.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Perdónala; no sabe lo que dice

PERDÓNALA; NO SABE LO QUE DICE

Aunque antes de que fuera pública y notoria su enfermedad neurológica Emilia se alegraba cada vez que me veía en la calle, desde que ha ido avanzado paulatinamente la misma, se llame esta como se llame, alzhéimer, demencia senil o de cualquier otra guisa, y falta mi madre, ahora, cuando, yendo del brazo de algún allegado, me guipa, porque sigue teniendo una vista, ora de águila, ora de lince, tengo la impresión refractaria de que se le ilumina un poco más el rostro, si cabe, que sí, que cabe, o de que me sonríe aún más; deduzco, intuyo o supongo que eso ocurre así porque en mi cara ve la de mi ausente madre, su inseparable amiga del alma, Mariluz. Indefectiblemente, tras saludarme con un “hola, querida” y llamarme por mi nombre, Ana, me pregunta por mi progenitora; y yo suelo contestarle lo acostumbrado, que bien, que está en el cielo. Si el deudo que la lleva del brazo es hija o nuera suya, suele espetarle, “pero, por Dios, madre”, y entonces parece recuperar de repente la lucidez, caer en la cuenta de la realidad y hacer gestos con los que (eso infiero, al menos) pretende pedirme perdón por su nuevo despiste.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Isabel? ¡Panacea es de mis males!

¿ISABEL? ¡PANACEA ES DE MIS MALES!

Hoy no voy a pedirte que me dejes
Besarte, acariciarte, versearte,
Quiero decir, mirarte y admirarte;
Tampoco que te vayas, que te alejes.

Isabel, eres uno de los ejes
Fijos de mi existencia con el arte,
Con la necesidad crucial de amarte
Sin infames, amor, tejemanejes.

Eres la panacea de mis males,
El ser que me atempera y tranquiliza
Y anima para entrar de nuevo en liza

Contra ogros fieros, sí, y descomunales.
Como Lesbia sentido dio a Catulo,
Tú me lo das a mí; no es bola o bulo.

Nota bene

Este soneto lo recitó públicamente su autor, el abajo firmante, su seguro servidor de usted, atento y desocupado lector (ya sea ella o él), sobre las tablas del escenario del salón de actos del Centro cultural Castel-Ruiz, de Tudela, porque a juicio de los miembros del tribunal que resolvió el XIII Concurso de Poesía y Microrrelatos, organizado por la Asociación de Mujeres El Tazón-Santa Ana con motivo del Día Internacional de la Mujer, celebrado el pasado miércoles, 8 de marzo de 2017, mereció una mención honorífica.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Cuánto es cierto de verdad

CUÁNTO ES CIERTO DE VERDAD

En la era de las noticias
Falsas urge proteger
A quien ayuda a emerger
Verdades, sean sevicias
O sus opuestas, caricias,
El medio de calidad,
Que con brío y humildad
Cumple con su impar deber,
Comprobarlo todo, ver
Qué hay de cierto, de verdad.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Rectificar es de sabios

RECTIFICAR ES DE SABIOS

Todos hemos escuchado
Decir y hemos proferido,
Tras haber a alguien herido
Por haberse/habernos comportado
Mal y haberlo maltratado,
“Rectificar es de sabios”
A Luises, Juanes y Fabios,
O a quien con ellos compite
En yerros e ídem repite
Con su sin hueso y sus labios.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


De acuerdos y discrepancias

DE ACUERDOS Y DISCREPANCIAS

Qué fácil vive en el mundo
Quien sigue sus argumentos,
Que toma por fundamentos
Irreprochables. Yo abundo
Con los de mi amigo Edmundo
Unas veces, mas disiento
Otras, porque esto consiento,
Que puede haber discrepancias
Más recientes y más rancias
Entre amigos. No te miento.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¡Qué artículo más tronchante!

¡QUÉ ARTÍCULO MÁS TRONCHANTE!

(COMPUSO AYER ÀNGEL CASAS)

Ayer, viernes, diez de marzo,
Le eché un ojo a La Vanguardia,
Diario que anda a la vanguardia.
Leí lo mismo que Zarzo
Sin tener el iris garzo,
Y luego lo que él urdió
Cuando su nave surdió:
“A Àngel Casas he leído
Y hasta llorar me he reído”.
¡Risas mil nos concedió!

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


A chaparro, el salmantino

A CHAPARRO, EL SALMANTINO

Ya está dando la tabarra,
Mil y una voces con tino,
Josemari, el salmantino,
Fiel fontanero con garra
Que está afincado en Navarra,
Que tuve por compañero
En el recinto señero
Del Hospital de Navarra,
Como esta espinela narra
Con verso acaso mañero.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Todos somos muy ignorantes

TODOS SOMOS MUY IGNORANTES

“Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”.

Albert Einstein

Reconozco que no vi el domingo pasado por la noche la última entrega de “Chester in Love” (dediqué el tiempo que duró la emisión de ese espacio televisivo a coronar otro u otros menesteres), programa de entrevistas que conduce Risto Mejide, en el que José Miguel Mulet Salort, doctor en Bioquímica y Biología Molecular, profesor de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia, a quien conozco por los artículos científicos que publica y leo en El País Semanal, refutó con razones de peso la apologética y elogiosa opinión que sobre el libro “La enzima prodigiosa”, de Hiromi Shinya, sostenía (desconozco si todavía sostiene) Mercedes Milá.

Tras la exposición razonada del mentado profesor, Mercedes, ante la falta de argumentos con los que objetarle, reaccionó de manera extemporánea y disparatada, es decir, salió por peteneras, pues solo acertó (sensu stricto, hizo lo opuesto) a espetarle esto: “Lo primero que te digo es que adelgaces, porque estás gordo”, una clara salida de pata o pie de banco. Ergo, lo lógico y normal en un ser humano, marró morrocotudamente. Desde que lo adujeron y escribieron los romanos, somos legión las personas que venimos iterando el latinajo que proclama que “errare humanum est” (que, tras la perceptiva coma, suele completarse con “sed perseverare diabolicum”), o sea, que errar es humano, pero perseverar en (claro está, el yerro) diabólico”.

En las redes sociales (que, a veces —aunque no faltará quien refiera las razones que le lleven a pensar que siempre—, parecen peores que mil y una jaurías juntas) a Mercedes Milá, que se equivocó, según mi parecer (no me cabe la menor duda), le han zurrado la badana. Le han dado hasta en el carné de identidad, hasta en el cielo de la boca.

No sé si lo de Mercedes fue una muestra de engreimiento, de presunción, de soberbia, de vanidad. Eso solo lo sabe ella, si es que ha hecho el preceptivo examen de conciencia. Pero, pregunto al atento y desocupado lector (sea ella o él) de estos renglones torcidos, ¿quién no ha cometido alguna vez en su vida un “pecado” de envanecimiento? ¿Quién? El abajo firmante, seguro servidor de usted, confiesa hoy públicamente, sin ambages, que ha incurrido (y más de una vez) en él.

Así que, a cuantas/os hemos lapidado alguna vez a quien fuera, antes de disponernos a hacer otra vez tal cosa con quien sea, he decidido imitar a Jesús de Nazaret y rememorar y decirme y deciros o decirles a las/os pocas/os lectoras/es de este texto lo que él, según narra el “Evangelio de Juan”, 8: 7, arguyó a quienes le llevaron una mujer sorprendida en adulterio y que, tomando en consideración la ley de Moisés, debían apedrear: “—Aquel de ustedes que esté libre de pecado que tire la primera piedra”.

>> Sigue...


De bien nacido es ser agradecido

DE BIEN NACIDO ES SER AGRADECIDO

Como, según asevera la paremia o el proverbio patrio, “de bien nacido es ser agradecido” (por cierto, un endecasílabo cabal) y el abajo firmante, seguro servidor de usted, atento y desocupado lector (ya sea ella, ya él), el pasado 21 de febrero fue intervenido quirúrgicamente de una reconstrucción de ileostomía en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) por las cirujanas Irene Esquíroz Lizaur y Fabiola Oteiza Martínez, ejerciendo de anestesista la doctora Aránzazu Pavón Benito, con los renglones torcidos que me dispongo a juntar en este escrito pretendo dar las gracias, de corazón, a las susodichas galenas, a las/os doctoras/es que pasaron visita (algunas/os repitieron) durante los días que estuve ingresado en la habitación 306 del Hospital de Navarra (Sánchez, Esquíroz, de Miguel, González, Ciga, a quien le di la enhorabuena por haberse hecho digno acreedor del alto cargo que ostenta —me llevé una sorpresa morrocotuda al comprobar que el jefe de Cirugía del CHN sigue haciendo trabajo de campo—, Oteiza y Balén, que firmó el informe clínico de mi alta y a quien vi cómo auscultaba y se interesaba y preocupaba por Mariano, mi segundo compañero de habitación, y, si mi nariz no me juega una mala pasada, que no me falló en el caso del citado Ciga, ocupará pronto una responsabilidad médica mayor), a las/os enfermeras/os (Gema, Rosa, Oihane, Javier, Iñaqui, etc.), a las auxiliares (Anabel, Asun, Laura, etc.), a las/os limpiadoras/es (Luis, etc.), a las/os celadoras/es, a mis compañeros Josemari y Mariano y a sus respectivos deudos y amigas/os, a mis hermanos, familiares y allegados, a mis amigos Miguel, Prepedigna y Luis Quirico y, de manera especial, a mi dilecta prima Justina Muro Recalde, por contribuir a que mi estancia en el CHN fuera la mejor posible.

Lamento sobremanera haber olvidado algunos nombres y, por tanto, no haberlos expresado aquí; ahora bien, mi agradecimiento es absoluto, completo, general, para todas/os las/os que estuvieron a mi lado o se interesaron por cómo iba mi posoperatorio por teléfono, sin excepción.

Mientras estuve ingresado, las muchas horas de insomnio que padecí las ocupé en varios menesteres, a saber: leer y urdir mentalmente, al principio, luego pasándolas a papel, más de media docena de décimas, entre ellas, la siguiente:

A LOS DOCTORES FO Y AGUA

Siempre estaré agradecido
A los herreros Fo y Agua.
Desde que acudí a su fragua,
Soy un tenor renacido
Cual fénix, reverdecido,
Ya que por las duchas manos
De esos nones cirujanos,
Don Héctor Ortiz Hurtado
Y Fabiola Oteiza, alado
Querubín/Serafín me siento, hermanos.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


A con galones un ángel

A CON GALONES UN ÁNGEL

—Como un ciclón ha irrumpido
En la habitación un ángel
Con galones, rubio arcángel
Que me ha dejado aterido.
—¿No habrá sido que Cupido
Ha alcanzado con su flecha
En el día de la fecha,
Que es Miércoles de Ceniza,
Tu corazón, que ameniza
Tu alma y deja satisfecha?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Elvira? ¡Qué interesada!

¿ELVIRA? ¡QUÉ INTERESADA!

Se llama Elvira García
Y es senadora alavesa
Por Podemos; ¡chúpate esa!
Del piso en el que vivía,
Que no le correspondía,
Ella ha sido desahuciada
Por ser una espabilada,
Ya que, no obstante cobraba
Miles de euros, no pagaba
Doscientos; ¡qué interesada!

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Miércoles, 29 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca