El Blog de Otramotro

Mera cuestión de chiripa

MERA CUESTIÓN DE CHIRIPA

Como sabes, desocupado lector (seas él o ella), fue Andy Warhol quien adujo y/o dejó escrito en letras de molde que “en el futuro todo el mundo será famoso durante quince minutos. Todo el mundo debería tener derecho a quince minutos de gloria”. A veces, solo raras veces, se combinan o juntan de tal manera una serie de circunstancias que acaban conformando una casualidad favorable, que eso es, precisamente, lo que significa, según el DRAE, el vocablo “chiripa”. A veces, solo señeras veces, sobra con estar en el lugar adecuado y en el momento preciso para hacerte, inesperadamente, célebre. Eso es, poco más o menos, lo que le sucedió ayer a mi querido hermano Eusebio, mientras en el estadio “Ciudad de Tudela” presenciaba el partido de fútbol de Segunda B entre el Tudelano y el RM Castilla.

En el minuto 59 del encuentro se lesionó el árbitro asistente Joaquín García Hernández en el gemelo derecho (he visto en una foto cómo el susodicho parece comentarle y señalarle al doctor “Nacho” González la zona donde sentía el dolor). Bueno, pues, por megafonía, se solicitó la presencia de un árbitro, en el supuesto de que hubiera alguno presenciando el choque. Como en la grada contraria a los banquillos se hallaba mi hermano Eusebio, saltó al terreno de juego y se acercó para ver en qué podía ayudar. En un pispás, se puso el traje y salió al campo. De esta guisa, se pudo reanudar y coronar, sin mayor inconveniente, el partido. Al parecer, los fueras de juego que señaló lo fueron.

>> Sigue...


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CIX)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CIX)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Considero que la idea que sostienes aquí y las razones que aduces para reforzarla no son propias de un soberbio, en absoluto, sino, más bien, de un ciudadano libre de la República o Monarquía Parlamentaria de las Letras (en la línea o el estilo de fray Benito Jerónimo Feijoo y Montenegro, figura señera de la Ilustración española).

Conforme leía tu criterio, me iban viniendo a la mente “los cuatro principios a tener en cuenta” de don Antonio Machado: “Lo contrario también es frecuente. No basta mover para renovar. No basta renovar para mejorar. No hay nada que sea absolutamente empeorable”. Tras leer tus líneas, con unos (el primero y el último), parece que discrepo y, con otros (los centrales), que abundo.

Veo en ti lo mismo que advertí en mí cuando fui vencido y convencido (totalmente persuadido), por primera vez, por Karl Popper, a otro seguidor del tal. Desde entonces, como él, opino que la verdad es provisional; dura mientras no es contradicha o refutada por otra, que viene a ocupar su lugar. Me explicaré. No es frecuente que se mantenga lo opuesto a lo que aquí sostienes (yo, al menos no lo he escuchado ni leído) ni, en ese caso, esto sólo lo sospecho e/o intuyo, que se defienda con argumentos tan irrefutables, como juzgo que son los tuyos. Si mover es solo cambiar de sitio o puesto de trabajo a quienes están y no cambiar de personas, evidentemente, así no se renueva la realidad. Y si sólo se cambia de personas y no de modelos de conducta, la situación, el estado de cosas, no mejora (acaso baste con recordar al respecto el final de “El Buscón” de Quevedo: “Y fueme peor, como V. Md. verá en la segunda parte, pues nunca mejora su estado quien muda solamente de lugar y no de vida y costumbres”) en nada. Todo es susceptible de poder mejorar, todo, absolutamente todo. Pero, aceptando el primer principio machadiano, todo, asimismo, puede empeorar, todo”.

>> Sigue...


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CVIII)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CVIII)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Lo que espero, en el caso que nos ocupa, es lo mismo que deseo, que el proceso sea limpio y que se imparta justicia. Y, si el juez o los magistrados (sean ellas o ellos) hallan en los fundamentos de hecho y de derecho de su sentencia a los imputados culpables, que cumplan la pena que se les imponga.

Ciertamente, visto el panorama desde fuera, los claroscuros (los puntos —y aun agujeros— negros —sin ánimo de parecer segregador ni racista, beneficien o perjudiquen a los encausados— superan en cantidad y calidad a los blancos) que se ciernen sobre el procedimiento, que no miento, son muchos, una legión.

Asimismo, lo que también espero y deseo es que, cuando tus progenitores (salúdalos en mi nombre y en el de mi madre) vuelvan a Cornago, tras haberos visitado, lo hagan orgullosos de vosotros, eternamente agradecidos por lo bien que tu sol, vuestro retoño y tú los habéis tratado.

Mientras escribías tu otro comentario (lo enviaste a las 21, 50 horas), aún no se había producido la catástrofe, el descalabro, la manita o el varapalo. Si hubieras demorado una hora la urdidura del mismo, hubieras podido acudir a la sonrojante y urente realidad del 1-5 para entender la profecía (¿acaso el poeta —en el caso que nos ocupa, mero aprendiz de ruiseñor— no es un profeta?) que encerraba o incluía, sin duda ni objeción, mi espinosa espinela. Esta es la parte en la que cabe hallar la broma.

>> Sigue...


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (XCV)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (XCV)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Ya sabes (no insistiré en ello) que un autor (o autora) elige entre las diversas opciones que advierte o se le muestran, entre las diferentes o varias varillas del abanico. Elegí el vocablo “estomagante” (el DRAE da de la susodicha voz el siguiente significado: “que resulta desagradable o antipático”) porque, entre la gente elegante (o “gente guapa”; traducción más correcta de la expresión inglesa “beautiful people”), hay de todo, “como en botica”; así dice, al menos, aún la locución verbal y coloquial al uso. Algunas actitudes o comportamientos de las personas que he agrupado bajo el citado marbete me parecen o resultan estomagantes.

Ya sabes qué opino de don Rafael Nadal. No sé si se merece más doctorados que muchas/os otras/os. Lo que sí sé es que lo que hace, jugar a tenis, lo hace estupenda o magníficamente. Hasta a la hora de perder (él, que está habituado a ganar) se comporta como un señor, de los pies a la cabeza. Es un ejemplo inmejorable y un espejo modélico (al estilo del quevedesco “Buscón”, llamado don Pablos) para nuestras/os niñas/os y jóvenes, pero al contrario, en bueno o positivo, claro.

Ignoro las razones que adujo entonces y las que ha alegado hoy Nadal, pero, seguramente, estas han resultado apropiadas y correctas a quienes las han escuchado.

Ya sabes qué opino sobre mi tan traído como llevado DES (acrónimo de dedicación, esfuerzo y sacrificio), base o fundamento de la medra o progreso personal y hasta del éxito.

Quien tenía un Miró en el váter, si no marro, anda aún por la trena. Hay quien piensa que el susodicho tenía el rostro tan duro como una roca. Supongo que el mentado pretendía esta extravagancia u otra parecida: miró cómo unir dos apellidos Roca con el apellido Miró y le salió lo que, al ser vox pópuli, todos conocemos.

>> Sigue...


Voló al cielo "La Saeta"

VOLÓ AL CIELO “LA SAETA”

Yo no vi jugar a Alfredo
En directo. “La Saeta
Rubia” del quid fue un poeta.
Sí oí orar por él un credo
A quien nunca dejó fredo.

De tantos metió un montón
(Alguno con el mentón)
Quien es digno de un altar,
Porque hizo a muchos saltar
De suma dicha, “el Santón”.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Ha acertado la Real

HA ACERTADO LA REAL

Ha acertado la Real
Al contratar a Lumbreras
Como segundo, de veras.
En él no hallará un peal;
Tendrá Arrasate un leal.

Le vendrá bien a Jagoba
Quien no anda a la sopa boba.
Le aportará su trabajo,
Si es perentorio, a destajo.
No espere que le dé coba.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


De risa te desternillas

24.04.13 | 14:00. Archivado en Eutrapelias, Poemas, Deportes, Salud, Educación, Justicia, Denuncias, Humor, Ironía

DE RISA TE DESTERNILLAS

De risa te desternillas
Cuando escuchas las razones
Que a otra/o causan desazones:
—“No hay José que a Íker Casillas
Lo saque de sus casillas”.
—“El problema de Mourinho
Es la falta de cariño.
Según mi psiquiatra, Alejo,
Padece o sufre un complejo
De inferioridad el niño”.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Causó el deceso un exceso

29.03.13 | 14:00. Archivado en Poemas, Deportes, Salud, Educación, Denuncias

CAUSÓ EL DECESO UN EXCESO

No moverse fue un exceso.
Creó un círculo vicioso:
Al sedentario hasta ocioso
No le preocupó el peso
Y acabó siendo un obeso.

Te/Os parecerá curioso,
Pero un círculo virtuoso
Promueve la actividad
Física o movilidad,
Panacea del furioso.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Izquierda, voz negativa?

¿IZQUIERDA, VOZ NEGATIVA?

—Fidel, tienes mano izquierda,
Pues cómo controlar sabes
Las situaciones más graves.
—No me envíes a la mierda;
No vaya a ser que me pierda.
—La voz, que no es negativa,
Una pinta positiva
Tiene en la expresión mentada.
La hallaste documentada
En clase, en hora lectiva.

Emilio González, “Metomentodo”, y Eladio Golosinas, “Metaplasmo” (amén de otros muchos alias, verbigracia, “Fidel”).

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Las buenas intenciones en pie siguen

LAS BUENAS INTENCIONES EN PIE SIGUEN

Las buenas intenciones en pie siguen.
Dejemos de fumar, porque es más sano
No tener ese mal hábito, vano,
Que tenerlo. Como otros/as lo consiguen

Vencer, perseveremos. Si persiguen
Lograr ese propósito, sí, humano,
Y alcanzan el intento por la mano,
Subsigamos a cuantos/as lo consiguen.

Dios quiera que aceptemos (no te asombres)
Ser, según, defensores u objetores,
Personas precavidas o atrevidas;

Que admitamos la dicha de ser hombres
Con el ansia fetén, que es ser mejores
Personas mientras duren nuestras vidas.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Será la vida el cuento de un idiota?

¿SERÁ LA VIDA EL CUENTO DE UN IDIOTA?

Yo soy el hombre más feliz del mundo
Escribiendo mi décima diaria
Y mi soneto hodierno. Solidaria,
Al menos, la primera hoy y el segundo

Empático. Yo no soy Segismundo,
Persona que parió la imaginaria
Mente de Calderón, la luminaria
Que me hace pasear meditabundo.

¿Será la vida el cuento de un idiota,
Juntando lo español, de Calderón,
Con lo de William Shakespeare, el inglés?

Para algunos la vida es la pelota
Que dispara a gol Messi o el balón
Que Cristiano golpea con los pies.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


"Tuve con él un acto de bondad"

TUVE CON ÉL UN ACTO DE BONDAD

Ayer, Jesús, soñé que yo mandaba
Un de fusilamiento pelotón
Y el reo me soltó “¿‘Melocotón’?”,
El nombre de la fruta que me daba,

Porque era la que a mí más me gustaba
Y mote que a mí púsome él, “Catón”,
Con quien disfruté tanto en el frontón
Cuando con los Camilos estudiaba.

Llamaba el menda así entonces al padre
Pedro María Piérola, decente
Donde los haya y óptimo docente.

Como él era incapaz de una maldad,
Lo abracé y dijo: “Dile esto a Dios Padre:
‘Tuve con él un acto de bondad’”.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Miércoles, 28 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Hemeroteca

Sindicación