El Blog de Otramotro

Hazme caso y no te pases

HAZME CASO Y NO TE PASES

“—Mi mujer es mucho más joven que yo… Nos llevamos treinta años… No hay que casarse nunca con una mujer mucho más joven que uno… Nunca…

(…)

—Nunca funciona… No hay ni un ejemplo de que funcione… Que no se le olvide, amigo…”.

Patrick Modiano, en el capítulo VII de su novela “Rue des boutiques obscures” (“Calle de las tiendas oscuras”).

Si tienes más de cincuenta,
Hazme caso y no te pases,
Quiero decir, no te cases
Con Dido. Esto ten en cuenta
Y no habrá escena sangrienta.

Aunque le obsequies diamantes,
Por doquier verás amantes,
O sea, que te la pega;
Que no son falsos, de pega,
Tus cuernos, ya después, ya antes.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


A "Rita", que echo de menos

A “RITA”, QUE ECHO DE MENOS

“Es inútil volver sobre lo que ha sido y no es ya”.

Frédéric Chopin

“Los senos de la mujer son la única persistencia del hombre; los coge al nacer y ya no los suelta hasta morir de viejo”.

Enrique Jardiel Poncela

Hoy, viernes, de ella me acuerdo;
Y acaso jamás olvide
Lo que a mí no me divide;
Me multiplica el recuerdo
De quien volvió loco a un cuerdo.

Llegó puntual a la cita
La mujer que aún me excita
Cuando sus desnudos senos
Traigo a la mente. De menos
Echo a Margarita, “Rita”.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Lo de Blasa? ¡Arana o guasa!

¿LO DE BLASA? ¡ARANA O GUASA!

Mi esposa, Sol, esta noche
No ha dormido en nuestra cama
Y a mí esa excepción me escama.
Se ha excusado con que anoche
No pudo arrancar el coche
Y a dormir se quedó en casa
De una compañera, Blasa.
He llamado a su trabajo
Y me han mandado al carajo
Dos: “¡Hasta el gorro!” y “¡Qué brasa!”.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Medio hecha está la venganza

MEDIO HECHA ESTÁ LA VENGANZA

Otramotro no ha dormido
Con Sol, su esposa, en el lecho,
Que ha estado mirando al techo,
Sin el sueño haber cogido.
La razón que le ha aducido,
Que trabaja como un burro
Y tenía mucho curro,
A ella no le ha satisfecho.
El desquite está medio hecho
Por su faz, si bien discurro.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CII)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CII)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Entiendo tu criterio (un torpedo lanzado a la línea de flotación de cierto buque o similar), al que no le falta razón. Empero, coincido con François de La Rochefoucauld en su parecer de que, “ningún disfraz podrá ocultar durante mucho tiempo el amor donde esté; ni fingirlo donde no exista”. Estoy completamente convencido de que si mudo “amor” por “talento” la cita o frase del escritor francés mantiene toda su verdad y vigor.

Recuerdo un cuento sobre dos halcones (uno que volaba y otro que no). Nadie supo dar razones al rey, a quien se los habían regalado, de por qué uno de ellos no volaba. Hasta que llegó a palacio un hombre sensato (sabio), le cortó la rama donde este se hallaba asido y entonces, al parecer, el halcón que no volaba se dio cuenta que de tenía alas y que podía volar.

Comprendo que la llames santa, sin serlo sensu stricto. Porque, por ahora, para la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, Madre Teresa de Calcuta solo es beata, pero va camino (o está en proceso) de ser (más pronto que tarde) santa.

Ciertamente, hay que creer en que todo lo posible puede suceder, pero no basta con querer que los hechos ocurran. Para favorecer que los acontecimientos tengan lugar conviene no poner obstáculos (muros, tapias o vallas) que dificulten que los mismos acaezcan.

Al menos, una vez he leído y varias veces escuchado el imborrable y postrero versículo, el 31, del capítulo 12, y los inmarcesibles y primeros ocho del capítulo 13 de la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios:

>> Sigue...


Te decepcionará; tarde o temprano

TE DECEPCIONARÁ; TARDE O TEMPRANO

—De lo que ayer hablamos, esta infiere
Que andas mal del oído y de la vista.
Acude al otorrino, al oculista.
¿Sigues cuanto tu ex, Tito, te refiere?
—¿Te crees las chorradas que profiere
El sandio que encabeza vuestra lista?
Aún eres, Belén, la periodista
Que, sin hesitación, este prefiere.
—Lo que hoy has publicado en tu diario
No ha sido una columna literaria,
Sino una puñalada, dada en vano.
—Otro politicastro es ordinario,
En pos de un tanatorio o funeraria.
Te decepcionará; tarde o temprano.

Belén y Tito, excompañeros de facultad, piso, mancheta (me he llevado una sorpresa morrocotuda al comprobar que este vocablo todavía no tiene entrada en el DRAE), chalé y lecho.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


No existe/hallarás sociedad libre

NO EXISTE/HALLARÁS SOCIEDAD LIBRE

(FORMADA POR GENTE INCULTA)

Una persona sin sueños
Que a buen término llevar
No puede sobrellevar
Esos rostros pedigüeños
Que actos claman halagüeños.

Sé que el menda a ti te insulta
Cuando la verdad te oculta;
Y más si es de gran calibre:
No existe/hallarás sociedad libre
Formada por gente inculta.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (XCI)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (XCI)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

A veces, considerando o teniendo en cuenta las muchas lecturas complejas y completas que haces de mis urdiduras o “urdiblandas”, colijo que entre nosotros (lector y autor, y viceversa) existe la misma relación, o parecida, a la que advierto y mantengo con mi señera y señora madre, Iluminada. Porque lo cierto es que tres cuartos de lo que me acaece contigo, me pasa, asimismo, con ella. Intuyo con claridad meridiana cómo mi progenitora va a comportarse, en esta, en esa o en aquella situación, o sea, sospecho hasta tal punto por dónde (me) va a salir, que con frecuencia le comento que la conozco tanto que parece que soy yo quien la parió, y no al revés.

Para que no se marchite, una/o tiene que regar todos los días la flor del amor. Hay que amar a la amada (al amado) como si hoy fuera la primera vez, como si mañana ya no fuera a salir más el sol

Como sé que ahora sí te fijas en la información que suministro sobre mis textos en la parte superior de la página de nuestro blog, en donde doy breve noticia de dónde los archivo, no me extraña que hayas colegido lo oportuno, que nunca tuve a ninguna profesora con ese nombre. Ahora bien, sí que tuve profesoras que llevaban incorporadas a sí mismas sus respectivos chelos, o sea, unos esculturales cuerpos.

Con el nombre femenino (mutatis mutandis, me ocurrió algo parecido antes con la gracia de Belén, que elegí para aunar a todas las mujeres que he amado, amo y amaré a lo largo de mi vida) de Consuelo (o su hipocorístico, “Chelo”) pretendía agrupar a todas las personas (masculinas y femeninas) que han significado, significan y van a significar algo para mí, de las que he aprendido, aprendo y aprenderé algo que no olvidaré (salvo que medie el alzhéimer) mientras viva.

>> Sigue...


A mí me ocurrió lo propio

21.07.14 | 14:00. Archivado en Ficciones, Política, Poemas, Educación, Justicia, Amistad, Metamorfosis

A MÍ ME OCURRIÓ LO PROPIO

—Ayer, cuando desperté,
Abrí, como es mi costumbre,
Los ojos y vi la lumbre,
El astro Sol; y acerté
Cuando del tal deserté.
—Te diré con claridad,
Sin pizca de vanidad,
Que a mí me ocurrió lo propio:
Soñé que yo era un cronopio
Y estrella él de Navidad.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué opináis de la mentira?

¿QUÉ OPINÁIS DE LA MENTIRA?

—¿Qué opináis de la mentira?
—La literatura lo es;
Oculta aquello que ves
Si la bruma se retira,
La verdad, que sí te tira.
—La mentira, si es piadosa,
O sea, beneficiosa,
Pues nadie sale dañado
Por ella, ni aun arañado,
No me resulta a mí odiosa.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿No es el papá el que veo ahora enfrente?

¿NO ES EL PAPÁ EL QUE VEO AHORA ENFRENTE?

Un urólogo dos nefrostomías
Le hizo ayer a mi madre, Iluminada.
Habrá a quien le parezca el hecho nada,
Que sueños son o fantasías mías.

Ignoro si a tal hora tú dormías
En cama de hospital, alucinada,
O en una calle oscura, dominada
Por un miedo cerval, te consumías.

Anduvo, por la fiebre, delirando;
En la pared de enfrente, nebuloso,
A su esposo, mi padre, contemplando.

La pregunta que me hizo ella al respecto
Inquieto me dejó, “supernervioso”,
Pero ella me vio calmo y circunspecto.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Ve con la que está desnuda

VE CON LA QUE ESTÁ DESNUDA

La confianza necesita
De tiempo y dedicación,
De sincera explicación,
Para crecer, mas no evita
El fiasco si no se edita,
En tiempo y forma, la duda,
Que ha dejado sordomuda,
Devanándose los sesos,
A quien salaces los besos
Ve con la que está desnuda.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Martes, 27 de enero

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Hemeroteca

Sindicación