El Blog de Otramotro

No hay sal que como ella sale

NO HAY SAL QUE COMO ELLA SALE

—Esperar la pena vale,
Si, al final, das en la diana
Y tu alma gemela, Diana,
De su blanco o centro sale.
—No hay sal que como ella sale.
—Quienes de su amor primero
Hablan es porque el postrero
Aún no lo han conocido.
—Se lo aprendió, agradecido,
Pío, amigo zuritero.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Domingo, 16 de junio

BUSCAR

Editado por