El Blog de Otramotro

Que los hados me sean favorables

QUE LOS HADOS ME SEAN FAVORABLES

Dilecta Pilar:

Celebro que no hayas objetado nada de la última epístola que te he remitido.

Según mi reloj de pulsera, son las cinco y cuarto pasadas de la tarde. Así que lamento comentarte que no has acertado. Es zumba. Lo tuyo era una frase hecha, un latiguillo.

Me dispongo a transcribir las seis décimas que he escrito entre ayer y esta mañana.

Alberto, el dueño del “Praga”, ha quitado la única computadora que tenía a disposición de los clientes. Ahora solo me queda esta varilla del abanico en uso: bajar a la biblioteca y utilizar uno de sus ordenadores. Me sentiré optimista. Confío, deseo y espero que las circunstancias se hayan juntado para ayudarme, para que los hados me sean favorables: bajar y subir de la biblioteca le vendrá estupendamente a mi corazón.

He leído esta mañana tu artículo/columna, “Alianzas”, en el Heraldo. Creo haber desentrañado la tesis que derramaste en el folio para probar su pertinencia y solidez, inobjetables. Como la política puede deparar extraños compañeros de cama, conviene elegir bien, porque una mala alianza, si es hija de una mala reflexión o elección de sastre, puede llevar aparejada el mayor de los desastres; una salvadora boya puede devenir, por una extraña conjunción planetaria, argolla; un mal gesto llegar a ser indigesto. El marrón dependerá de si te sientes hembra o varón. Un mal esposo, amén de soso, puede dejarte un pernicioso poso. Una mala esposa puede metamorfosearse en su plural, esposas.

Hay diversas maneras de ver el asunto o caso (hasta hay quienes no ven en él su ocaso). No te voy a hablar del perspectivismo de José Ortega y Gasset, pues lo conoces tan bien o aún mejor que yo. Hay quienes sostienen que seguimos metidos de lleno en la crisis, pues nunca la dejamos atrás del todo, es decir, que jamás la remontamos o superamos. Hay quienes barruntan que ya estamos con un pie y medio dentro de ella. Hay quienes sostienen que, si no lo estamos, más pronto que tarde, lo estaremos. Si damos tiempo al tiempo, tal vez seamos capaces de desentrañar quiénes tenían razón.

¿Qué va a decir el autor de las décimas, quien las urde? Que a las/os demás unas gustan más que otras. Ahora bien, a mí, su hacedor, me agradan todas. Por las benjaminas, las últimas, lo reconozco sin ambages, acostumbro a tener un cariño especial. Te mando (abajo) las que publicaré mañana, pasado y al otro, esto es, sábado, domingo y lunes próximos, en mi blog.

¿Suspicaz? Con los representantes políticos que tenemos, sí, mucho. Si ellos (hembras y varones) fueran de una pieza, coherentes, consecuentes, congruentes, sabríamos a qué atenernos. Como son unas/os veletas, inconstantes, cambiantes, mudables, proteicos, es lo menos que podemos ser, suspicaces. Al que usas esta vez prefiero otro adjetivo que sueles adjudicarme, que coincide o mantiene en común con el nuevo seis de sus nueve letras, perspicaz.

Puede que los socialistas (aduciendo la misma razón que formuló hace muchos años este menda, mediante una supresión interna, una síncopa, se coman la sílaba “cia”, que, con tilde, como sabes, significa compañía, y se queden, solteros, con y en “solistas”), en esta oportunidad, no vayan de farol e intenten gobernar en solitario y sacarle todo el jugo o zumo a la geometría variable, o sea, a aprobar unas leyes con unos partidos y otras con otros.

Harás lo apropiado, correcto y pertinente, si le regalas tu presencia a la autora de tus días. Recibirá de buena gana cuanto le obsequies tú y tus hermanos o sus nietos. Yo haré lo propio con mi hermana, tu tocaya, y mis cuñadas.

Buen finde.

Otro (de tu amigo Otramotro).

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 18 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Junio 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930