El Blog de Otramotro

Que no te coja el toro de improviso

QUE NO TE COJA EL TORO DE IMPROVISO

En el supuesto de que a España se le siga comparando con una plaza de toros, el ruedo ibérico de Valle-Inclán, o con el espacio donde uno acostumbra a dar a otro, velis nolis, una conferencia, charla u homilía, ora a tiempo, ora a deshora, o, viceversa, el otro se la da a uno, del debate de ayer, lunes, en TVE, entre los candidatos del PSOE, PP, C’s, y Unidas Podemos a los comicios generales que se celebrarán el próximo domingo, 28-A, lo que más me llamó la atención, por encontrarlo fuera de lugar, fue que, una vez llegó este a su happy end, feliz final, cual espontáneo fuera de plaza y de plazo, José Luis Ábalos, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, saltó a la arena o coso o, en su defecto, acudió a la entrada/salida de la iglesia, una vez había acabado la misa, para entonar a voz en cuello el “alabaré, alabaré, alabaré, alabaré, alabaré a mi Señor”.

Ignoro (bueno, me desdigo al instante, nada más escribir dicho verbo, conozco) por qué esta noche mi pesquis ha elaborado un sueño del que, por una extraña razón de peso que aún no le logrado desentrañar del todo, recuerdo con fidelidad lo precipuo o principal, el siguiente diálogo improbable (seguramente), que habían mantenido, escasas horas antes del debate de TVE, Pedro Sánchez y José Luis Ábalos:

S. —¿Qué es esto?
Á. —Es el discurso que hemos preparado para que lo largues cuando haya acabado el debate, cuando te toque comentar, ante los mass media acreditados, cómo había discurrido, según tu parecer, el mismo.
S. —Lo siento, pero no voy a echarle ni siquiera un ojo a ese peñazo.
Á. —¿Estás en tus cabales?
S. —Perdona mi franqueza, pero eres tú el que parece que anda atolondrado o tarumba. Si te apetece, puedes soltarlo tú. Yo paso.
Á. —No me tientes, que ya me conoces y no me arredro por nada. Es más, te aviso lo que acabo de decidir, que lo voy a hacer, soltarlo. Que no te coja el toro de improviso.

Confío, deseo y espero que el susodicho episodio no se vuelva a repetir hoy, tras el debate de Atresmedia.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Tesoros son, versátiles abrigos

TESOROS SON, VERSÁTILES ABRIGOS

Uno es rico si tiene tres amigos
De los de carne y hueso: Luis, Juan, Tales.
Pero los de papel son inmortales.
Pregunte y hallará mil y un testigos.

Los clásicos resultan enemigos
Y tóxicas sus páginas, letales,
Para quien no los/as lee, pues vitales
Tesoros son, versátiles abrigos.

Quien a los vates prácticos frecuenta
Y lee atentamente se da cuenta
De que a entender la vida contribuyen.

Cuantas/os regalan libros distribuyen
Amigos verdaderos y leales
Que son, amén de amables, ideales.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Jueves, 23 de mayo

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca