El Blog de Otramotro

Hay que hacer el esfuerzo de hallar tiempo

HAY QUE HACER EL ESFUERZO DE HALLAR TIEMPO

Dilecta Pilar:

No, querida amiga (espero que no te moleste leer que disiento abiertamente de tu parecer, por la sencilla razón de que pensar —alguna vez, lo reconozco, me he mostrado también conformista, como tú, en el comentario al que me refiero— así, nos lleva directos a perecer), no nos tenemos que conformar con lo que hay (me consta que tú tampoco lo haces), el actual estado de cosas y casos, manifiestamente mejorable, o que la situación desastrosa continúe. Si no nos ponemos manos a la obra, a resolver los problemas que nos acucian cuanto antes con todos los medios que hallemos a nuestro alcance, no habrá remedio (ni para ellos ni para nosotros).

Me parece bien. Muchos domingos de mi vida oí dos misas.

Hay que hacer el esfuerzo de hallar tiempo para disfrutar a tope de la vida, que son dos días, que pasa en un pispás o santiamén. Si es leyendo versos que, al tiempo que nos emocionan, nos inspiran, miel sobre hojuelas.

Ciertamente, así es. Si, de manera previa, no nos ponemos de acuerdo en el significado de las palabras que vamos a usar o sobre las materias que vamos a disertar o debatir, mejor es que no comencemos ese diálogo, pues puede devenir en uno de besugos, y finar en una discusión bizantina.

Celebro que así sea.

Te mando el artículo sobre Josep Borrell abajo (no sé si me ha salido bordado, pero, de la guisa que lo vas a leer ha quedado coronado). Lo publicaré mañana en mi bitácora.

Ayer subí al Hospital “Reina Sofía” (HRS) y mi tocaya, la doctora, especialista en Cardiología, se llama Ángela, me comentó lo que este menda deseaba y esperaba escuchar, que el holter que me pusieron no registró otro episodio de fibrilación. ¡Buena (me quedo corto, magnífica u óptima) nueva! El próximo mes seré citado de nuevo por ella.

Como hoy, después de hacerme la cama y desayunar, he aprovechado para hacerme unas lentejas de primero y freír los filetes de carne que había previsto que fueran mi segundo plato, cuando he llegado a “El Cole” ya no había heraldo que llevarse a los ojos.

>> Sigue...


Sábado, 23 de marzo

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca