El Blog de Otramotro

De bien nacido es ser agradecido

DE BIEN NACIDO ES SER AGRADECIDO

Dilecta Pilar:

Esta gélida o siberiana (cuando me he acercado al Centro Cívico “Lourdes”, desde donde te urdo estos renglones torcidos, el panel de la esquina marcaba seis grados bajo cero) mañana de viernes, cuarto día del mes enero, no había ejemplar del Heraldo de Aragón en el anaquel acostumbrado, pero sí en el expositor del exterior del local habitual, la Librería/Papelería “El Cole”; así que le he pedido permiso al dueño, Miguel Ángel, “Fangio”, para leer tu columna, titulada “Gracias, sus Majestades”, en la página 24, bajo el marbete de La Tribuna.

El arranque de la misma me ha hecho recordar la carta escueta que les escribí y me premiaron hace casi dos años, que llevaba el rótulo de “Misiva a los Reyes Magos”, que escogí como colofón idóneo de un texto que titulé “¿Creaciones de mentes fantasiosas?”, que vio la luz en mi bitácora, El blog de Otramotro, el 9 de febrero de 2017, y que decía así:

“Mis dilectos Reyes Magos:

“Este año seré breve. No os pido nada para mí. Sí os ruego con encarecimiento que un porcentaje muy alto (a ver si ronda el noventa por ciento; porque, si sobrepasa ese límite, conseguiréis superar el récord y que esa plusmarca sea considerada la caraba) de las biopsias que se hagan durante el año 2017, que acaba de echar a andar, tengan pronóstico favorable. Desgraciadamente, la que me hicieron a mí el año pasado no lo tuvo, pero el doble tratamiento de quimioterapia y radioterapia que he seguido me ha permitido conocer a varios grupos de personas que frecuentan el ámbito sanitario (doctoras/es, enfermeras/os, conductoras/es, auxiliares, celadoras/es, limpiadoras/es, enfermas/os y deudos y amigas/os de estas/os últimas/os) que han propiciado que mejorara la opinión que tenía sobre la especie humana.

“Insiste e itera su ruego

“Ángela Carballino”.

No te extrañará que eligiera a la narradora de esa nivola unamuniana tan querida por mí, “San Manuel Bueno, mártir”, para firmar la mentada epístola.

Gracias, junto con perdón, es una palabra que deberíamos de usar más veces, más a menudo. De bien nacido/s es ser agradecido/s. Cervantes, por boca de don Quijote, dice en el capítulo XXII de la Primera parte de su inmortal obra: “—De gente bien nacida es agradecer los beneficios que reciben, y uno de los pecados que más a Dios ofende es la ingratitud”.

Cuando he leído el comienzo del segundo párrafo, “A su debido tiempo, me contaron el cuento de que no existíais. ¡Qué ilusos los adultos! Yo seguí confiando” he vuelto a sentir, si no las mismas, parecidas sensaciones a las que me dejó o produjo releer, siendo adulto, “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry.

>> Sigue...


Jueves, 23 de mayo

BUSCAR

Editado por