El Blog de Otramotro

Esta quedará en monja entre barrotes

ESTA QUEDARÁ EN MONJA ENTRE BARROTES

Dilecta Pilar:

Hoy he venido al Centro Cívico “Lourdes” una hora y media más tarde lo habitual, porque he estado en la sede de la Junta de Aguas. Ya he solucionado el problema, el cambio de titularidad. Ulises, por fin, ha conseguido regresar sano y salvo a Ítaca, tras vivir un rosario de peripecias, la odisea.

Tudelanas y tudelanos, dices bien y escribes bien. Sigue así de segura, que no marras. Cristalino, como el agua clara (a pesar de la malsonancia, sí: ¡tú del ano! —así anima la afición en el campo “Ciudad de Tudela” al equipo de fútbol de casa o local—). Tenemos los de la ribera navarra, tudelanos o no, sorna para regalar y vender y vendar (quienes venden heridas, claro, anhelando atenuar la gravedad de las mismas o mitigar el dolor de las tales). La ironía es característica de una especial inteligencia (además de un rasgo innegable de sentido del humor).

Celebro que te haya agradado cómo ha quedado la epístola que publicaré, Deo volente, el 19 de junio. Al autor de la susodicha, servidor, también le petó un montón.

Pues, a continuar dándole a ese álbum digital. Sigue, que vas por buen camino. Si sospecha, que sospeche. No sueltes prenda, que se malogrará la sorpresa; y esta quedará en eso, en fiasco, en monja entre barrotes o rejas. Nada, nada, a seguir dándole (no queda otra) a la tarea (que es salud, si no marea) que tienes entre manos hasta que la culmines. Sí, tú eres la que estás haciendo la labor, pero, como dice el dicho, sarna con gusto no pica. Puedes estar segura de que a tu pareja le hará mucha ilusión y luego te lo recompensará con creces: besos y caricias sin cuento, tiempo al tiempo.

¿Que ¡qué cosas tengo!? Las que se me pasan por la cabeza y tamiza mi cacumen, amiga.

>> Sigue...


Martes, 18 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca