El Blog de Otramotro

Retazos de la moción de censura

RETAZOS DE LA MOCIÓN DE CENSURA

Ayer, por la mañana, estuve atento a las imágenes que recogía la pantalla del televisor y al sonido que de ella manaba (hasta que me llamó mi dilecto amigo Manuel Olmeda, desde Valencia por teléfono —ruego que de mis palabras no colija o deduzca el lector, sea ella o él, un reproche velado al proceder de Manolo, porque, como él sabe a ciencia cierta, no lo hay, ya que disfruto un montón con él, ora hablando de lo humano, ora de lo divino; además, siempre (y cuando escribo siempre siempre es) que le llamo tiene el dadivoso o generoso hábito de no descolgar y llamarme él, para que yo, que recibo una pensión más magra, no gaste—) con ocasión del debate parlamentario sobre la moción de censura. Acababa de comprobar que Mariano Rajoy seguía haciendo ejercicio y aun derroche de sus excelentes facultades oratorias, esto es, fungiendo de lo que, sin ninguna duda, es, un buen parlamentario, de lo mejor que hay en el panorama patrio. Sus primeras intervenciones, tras haber tomado la palabra el diputado socialista que presentó la moción, José Luis Ábalos, me parecieron, mutatis mutandis, sendos episodios a los que he asistido como espectador o he visto varias veces a lo largo de mi vida, en vivo y en directo, estando servidor in situ, en un coso taurino, o viéndolos por y en televisión. Me refiero al joven (ha habido más casos masculinos que femeninos) arriscado que sale a la suelta de toros (tras el preceptivo y previo encierro o no) o vaquillas, emboladas o no, en el redondel de la plaza de toros y, tras ser pillado y volteado por el astado de turno, termina con numerosos moratones y sin pantalones y hasta sin ropa interior (ha habido un caso, que no olvidaré nunca, siempre que el alzhéimer, aunque me husmee, decida pasar en mi beneficio de largo, en el que, después de un minuto interminable de volteos por el suelo y en el aire, entre las astas, como si fuera una campana, el sujeto solo llevaba puesto el pañuelico de las fiestas del lugar), desnudo. Esa es una imagen bastante aproximada, si cambiamos lo que debe ser cambiado, repetida, de lo que dejaron en mis retinas las citadas intervenciones de Ábalos y Rajoy. No diré quién me pareció el joven atrevido y quién el cornúpeta o la vaquilla sabihonda, porque al espectador (ella o él) que contempló y escuchó lo mismo que yo guipé y oí el dato le sobra.

Ayer, por la tarde, Aitor Esteban, portavoz del PNV (siglas que Rubén Amón ha dado de lleno en el blanco o centro de la diana al rebautizar —he imaginado que, mientras ideaba la ocurrencia, la iba asperjando con unas cuantas gotas de ironía— como Partido Oportunista Vasco), desde la tribuna del Congreso de los Diputados, dirigiéndose a Pedro Sánchez, le dijo “no le arriendo la ganancia”. Quería dar a entender que el marrón que se le venía encima al inminente (si Mariano Rajoy no hace lo que muchos aún esperan que haga, que considere la posibilidad de renunciar y se decante u opte, como mal menor para su partido, por ella, que dimita, como atinada y reiteradamente le pidió, por cierto, Sánchez varias veces en sus diversas intervenciones), presidente del Gobierno de España no era moco de pavo, sino morrocotudo. No sé (espero que el atento y desocupado lector de estos renglones torcidos, sea hembra o varón, no ponga pegas ni tenga inconveniente en que este menda haga uso del mismo hisopo sarcástico que suele utilizar Amón) por qué le dio a servidor por pensar que ese mismo mensaje podría servirle también a él, porque, si le encajaba, ciertamente, a Sánchez, que no lo va a tener nada fácil, si prospera (y todo parece indicar que va a ser posible, que va a triunfar por primera vez en la democracia española) la moción de censura, a él, al portavoz del PNV, le venía como alianza a su dedo anular, quiero dar a entender o decir que acaso en el Senado el PP, que tiene mayoría absoluta, enrabietado, aligere, si no toda, buena parte de la tajada que la formación de Aitor Esteban le sacó al PP.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 24 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Mayo 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031