El Blog de Otramotro

Durarán (no lo dudes/o) lo que duren

DURARÁN (NO LO DUDES/O) LO QUE DUREN

Dilecta Pilar:

Coincido contigo en que las nuevas gafas (te) durarán; ahora bien, como no somos augures (vocablo que prefiero, porque no soy fiero, ni “el Fiero” —si lees el soneto que publicaré hoy en mi bitácora, entenderás la referencia—, a adivinos o videntes, porque que no lo somos es un hecho evidente —aunque haya dicho y redicho varias veces que la buena literatura goza de una virtud extraña, pues tiene carácter profético—), acertaremos si agregamos a continuación que durarán lo que duren (sin aventurar o especificar cuánto tiempo).

Coincido en tu parecer sobre Camus, aunque no fuera plenamente consciente de todos los absurdos que salieron por su mui o péndola (el autor, todo autor, incluido Camus, no suele ser consciente siempre de los —muchos o pocos— que se le escapan, de manera incontrolada, porque parece lo que es, que tienen vida propia). Pondré un par de ejemplos: “No creo en Dios, me aburre” (¿se daba cuenta de que venía a reconocer, de manera implícita, la existencia de Dios?). “Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres al fútbol se lo debo” (puede que contenga un inconcuso sarcasmo que hasta ahora, que acabo de dejarlo por escrito, no había advertido).

Esta mañana he podido leer tu artículo en el Heraldo, “Ángeles con sexo”. Tu tesis es coincidente con una de las que aduje en mi artículo de ayer, “Progreso y retroceso no se excluyen”. Los seres humanos somos capaces de lo mejor y de lo peor. Yo no mencionaba, entre paréntesis, más que a Oxfam, pero tú has acopiado la información más reciente sobre otros desmanes cometidos por representantes de otras oenegés.

Parece ser que al montón de trabajo que tenías pendiente le vas dando, poco a poco, salida. Yo también esta semana he trabajado mucho y estoy contento por ello.

>> Sigue...


Domingo, 21 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos