El Blog de Otramotro

Vivo en un mar de dudas (es sarcasmo)

VIVO EN UN MAR DE DUDAS (ES SARCASMO)

Esta mañana he recibido correo de mi dilecto amigo y heterónimo Emilio González, “Metomentodo” (a usted, atento y desocupado lector, sea ella o él, si es habitual de mi bitácora, le consta que solo sufro trastorno de identidad disociativo o síndrome de personalidad múltiple cuando piso el terreno de la literatura, ficción; si no lo es, acaba de enterarse). Como juzgo que hoy (no todos los días me escribe ni, cuando se digna, lo hace de manera tan prolija y zumbona) ha estado sembrado, he decidido culminar sin procrastinar dos acciones: subir su texto a mi blog para alumbrarlo mañana y mandarlo a los medios habituales, por si alguno estima oportuno publicarlo. Su escrito dice así:

Dilecto relector de Unamuno, apreciado Otramotro:

Hoy te digo públicamente (siempre que consideres que es pertinente y relevante que dentro de unas horas vean la luz estas líneas que te mando en tu bitácora) lo que he proferido otras muchas veces en privado, que jamás pertenecí a ningún partido político y nunca perteneceré. No podría compartir ideario (salvo que alguien me echara en la bebida o inoculara en un descuido alguna droga que anulara mi voluntad —pues, en ese caso, dejaría de ser quien soy—) con quien hubiera mostrado o demostrado bien, a las claras, que él no era digno de representarme a mí (en el supuesto de que él fuera mi jefe) ni yo de representarlo a él (en el caso opuesto, viceversa).

Reconozco que anteayer no salía de mi asombro, pues a mí no me pasaba (sin embargo, sí me pesaba y sí me pisaba) lo que al grueso de los miembros de la ejecutiva (sobre todo, a las féminas) de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que seguían sin decidirse, pues dudaban entre decantarse por si Lluís Salvadó, secretario general adjunto de dicho partido, debía dimitir de todos los cargos que ostentaba dentro de la formación o continuar en ellos.

Sergi Sabrià, el portavoz de los republicanos, en rueda de prensa, no cerró ninguna puerta ni ventana del edificio donde tuvieron a bien concentrarse todas las posibilidades habidas y por haber, ora hubieran optado estas por vestir el disfraz de bienes semovientes, ora el de alados. Ignoro si Sabrià ha leído “Huis Clos” (“A puerta cerrada”), pero le ha llegado, por el canal que sea, la píldora donde se concentra una idea feliz, que ha hecho fortuna, de la citada obra de teatro existencialista de Jean-Paul Sartre, que “el infierno son los otros”, ya que, durante la reunión de la ejecutiva, esta identificó sin hesitación a Mefistófeles, el malo de la película, pues anunció que el partido había resuelto actuar legalmente contra el demoníaco programa “Espejo Público”, de Antena 3, por haber tenido este la desgracia, la desfachatez, la cobardía y el mal gusto de difundir la cinta donde el ínclito Lluís Salvadó, en amistosa conversación con Josep Caparrós, alcalde de Sant Carles de la Ràpita, habiéndole manifestado el último los obstáculos o trabas que se le habían presentado en su arduo quehacer de encontrar una buena candidata para el cargo de nueva consellera de Ensenyament, el ilustre, tras estrujarse los sesos, le adujo: “Mira, coges a la que tenga las tetas más grandes y ya está; se la das y te quedas tan ancho”. Abreviando, todo un botón de feminismo fetén, y aun óptimo. A Sabriá le subió el arrebol a los mofletes, se sacó los colores a sí mismo, al conseguir coronar en apenas tres párrafos parecida defensa a la que Aristocles, Platón, hizo de su maestro, Sócrates, una apología en toda la regla del afamado exsecretario de Hacienda de la Generalitat (el mismo del que El Confidencial el 21 de septiembre de 2017 decía que la Guardia Civil tenía grabaciones en las que el susodicho explicaba que tenía “30.000 millones de euros asegurados para iniciar la independencia”), del que dijo: “Lleva treinta años de servicios al partido, pero por encima de todo al país; una trayectoria impecable y en buena medida vinculada a la lucha antifascista”. Habrá quien lo resuma de esta otra guisa: treinta años succionando de la mamandurria o ganga permanente, viviendo del embeleco de la lucha antifranquista.

>> Sigue...


Martes, 19 de marzo

BUSCAR

Editado por