El Blog de Otramotro

Al instante, por el roce

AL INSTANTE, POR EL ROCE

“(...) Quien tiene un trato frecuente con los libros reconoce sus estados de ánimo. Los libros quieren ser leídos, esperan con ansia la mano que los toque, los dedos que pasen las páginas. Si no los usas durante mucho tiempo, primero se ponen tristes y después se enfadan. Eso les sucede a las novelas y los libros de poesía, pero sobre todo a los diccionarios (de no ser usados, las palabras se rebelan en ellos)”.

Cees Nooteboom, en “533 días

Quien tiene un trato frecuente
Con los libros reconoce
En un pispás, por el roce,
Si el que ahora está silente,
De buen grado, en elocuente
Mudaría en un momento
Su estado, y un monumento
Le erigiría a él, lector,
Pues le da aire, ¡qué elector!,
Quid de su renacimiento.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Lunes, 23 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca