El Blog de Otramotro

Mi opinión sobre el 1-O en cinco párrafos

MI OPINIÓN SOBRE EL 1-O EN CINCO PÁRRAFOS

“Algunos eran modestos y no se creían infalibles. Pero hasta el más modesto se sentía seguro. Eso era lo que me crispaba, Bruno, que se sintieran seguros. Seguros de qué, dime un poco, cuando yo, un pobre diablo con más pestes que el demonio debajo de la piel, tenía bastante conciencia para sentir que todo era como una jalea, que todo temblaba alrededor, que no había más que fijarse un poco, sentirse un poco, callarse un poco, para descubrir los agujeros. En la puerta, en la cama: agujeros. En la mano, en el diario, en el tiempo, en el aire: todo lleno de agujeros, todo esponja, todo como un colador colándose a sí mismo”.

Julio Cortázar, “El perseguidor” (1959).

Ciertamente, una realidad tan compleja como la que nos atañe (con sus orígenes, causas o antecedentes y sus consecuencias) podría ocupar muchísimos (puede que no desentone —ni moleste leer al lector, sea ella o él— que el autor use en esta digresión el adjetivo que sigue, infinitos) parágrafos, sin duda, pero conviene hacer una discriminación previa (dedicarse a guardar el grano y a excluir la paja) y elegir los que vengan a contar la verdad de lo precipuo, aunque lo importante pueda ser tan variopinto como el número de las personas que se atrevan a juzgar o valorar con equidad los hechos acaecidos.

Dejando a un lado que los comportamientos desleales de cuantas personas ocupan cargos institucionales son inaceptables, intolerables (no tienen un pase) y, si damos tiempo al tiempo, antes o después deberán responder de ellos ante los tribunales de justicia; de cuanto ha ocurrido en Cataluña con ocasión del 1-O un juez imparcial ha de concluir lo obvio: que dicha fecha puede tomarse como el resultado del enfrentamiento habido en dicho territorio, catalán y español, entre el Govern y el Gobierno de la nación, 1-0; a favor de los catalanes, claro. La susodicha efeméride puede tomarse, asimismo, como otro encuentro, este disputado entre los Mossos d´Esquadra de una parte, y los miembros de la Benemérita y de la Policía Nacional de otra, desigual, por incomparecencia del primero de los contendientes.

En lo tocante a estrategia, los consejeros del Govern han dado sopas con honda a los del Gobierno de Rajoy. Es innegable que los primeros diseñaron un plan para conseguir su propósito. Y han echado mano de los peones necesarios para lograr su objetivo. ¿Que cuál era dicho fin? Dejar con el culo al aire al Ejecutivo rajoyano. Y los hechos y las imágenes (vídeos y fotografías) que los pormenorizan así lo corroboran. Ergo, hay que reconocer que quien ha movido mejor las piezas sobre el tablero de ajedrez ha sido un maestro, el Govern, que ha dado jaque mate a su oponente, el Gobierno de Rajoy, en las jugadas previstas.

>> Sigue...


Miércoles, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca