El Blog de Otramotro

Errare humanum est

ERRARE HUMANUM EST

El ser humano es un animal de costumbres. Un día sí y otro también, el hombre (hembra o varón) viene demostrando bien, a las claras, lo que es habitual en él, que, por muchos e ímprobos que sean sus esfuerzos por no errar, quiero decir, aunque ande con todos sus sentidos atentos y vigilantes, en estado de máxima alerta, a fin de que el hecho no ocurra, lo cierto es que marra, que se equivoca. Así, por ejemplo, en el refranero español hallamos diversas paremias (machistas) que dan cuenta de lo dicho: el que tiene boca, se equivoca; el mejor escribano echa un borrón. Entiendo que lo lógico y normal en quien yerra es que siga a rajatabla esta lección de Confucio: “El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro mayor”.

Ahora bien, como errare humanum est, o sea, como errar es (propio de) humano, nada impide que, tras decantarse el director (o directora) del medio o el redactor de cierre o quien sea, por la mejor opción, reconocer el yerro, a quien le haya sido encomendada la labor o haya asumido, motu proprio, la tarea de redactar las palabras de disculpa, insisto, nada impide que no vuelva a incurrir en algún error nuevo.

¿Que tal cosa es difícil que se produzca? Sí, ciertamente, pero no imposible. Y así, verbigracia, hoy, jueves, 10 de agosto de 2017, en la página 14 de Diario de Navarra, en concreto, en el pequeño recuadro inferior derecho de la sección “Cartas de los lectores”, se lee, bajo el rótulo de ACLARACIONES (aunque solo contenga una), lo que se reconoce, un error (de localización) de este modo: “En la última página de la edición de ayer de este periódico figuraba por error en un mapa el nombre de Argentina sobre territorio chileno y viceversa. Lamentamos este equivoco (sic, sin la preceptiva tilde: equívoco)”.

Servidor, que suele leer y releer los textos que compone hasta tres veces, antes de darlos por buenos, por publicables, es consciente de que eso no basta ni obsta para que, tras hacer una nueva lectura, no se dé inopinadamente de bruces con uno o más yerros.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Lelo o loco de remate

LELO O LOCO DE REMATE

Con cariño y gratitud, a Wilmer y a su esposa “Yuri”, dueños del locutorio “Ciber Espacio”, establecimiento donde contraté dos bonos de ocho horas de uso, pude contestar varios correos y trencé más de media docena de textos, de los que saqué las preceptivas copias, durante mi reciente estancia en el Puerto de la Cruz.

Debe estar Maduro lelo
O loco, mas de remate,
Por finar el disparate,
Parlamento paralelo,
Al que le ha quitado el velo.
Un golpe de Estado ha dado
Nicolás, el desnortado
Dirigente del chavismo,
Que a Venezuela en el mismo
Infierno, sí, ha transformado.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Domingo, 17 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos