El Blog de Otramotro

¿Qué porta aviesas/excelsas noticias?

¿QUÉ PORTA AVIESAS/EXCELSAS NOTICIAS?

—El amor que siente un mozo
Por una moza apetito
Se llama o deseo, “Tito”.
Cuando ambos llegan al gozo
Dan muestras de su alborozo.
—Sus rostros dicen “¡albricias!”
Tras intercambiar caricias
Y culminar el orgasmo
Con el proverbial espasmo,
Que porta aviesas/excelsas noticias.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Te has vuelto a colar, "Musa", Paz Olvido

TE HAS VUELTO A COLAR, “MUSA”, PAZ OLVIDO

Esa impresión indócil, refractaria,
De que habías gustado, visto, olido,
Oído, acariciado, esto es, sentido,
Todo en crisis ha entrado, secretaria.

Te has vuelto a enamorar, sexagenaria,
Viuda y con nueve nietos, Paz Olvido,
De quien en tu existencia se ha metido
Y ha hecho que ya no sea rutinaria.

Cuando pensabas, “Musa”, que ya nada
Podría sorprenderte en esta vida,
Que a ser no volverías atrevida,

Has comprobado lo obvio, que alterada
Ha sido la opinión preconcebida
Que tenías; que estás enamorada.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Eres, Natalia, admirable

ERES, NATALIA, ADMIRABLE

Aunque me llames pesado,
Te d(a-i)ré mi parecer
Y evitaré perecer:
Celebro haberte besado
Y ser presente a pasado.
Eres única, de veras.
Compites con las esferas
En redondez admirable.
Eres un ente entrañable
Cuando menos te lo esperas.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Vuela a Palma a ver a Elicio

VUELA A PALMA A VER A ELICIO

(QUE ES SU IMPAR NOVIO VIRTUAL)

MI PRIMA ELVIRA PASCUAL

(QUE NO SEA MÁS QUE PICIO)

Ojalá tu anhelo encaje
Con tu ardiente voluntad
Y a tu fe y felicidad
Contribuya el equipaje
Que has aviado para el viaje.
Que te haga un tiempo propicio;
No te ocurra un estropicio;
Y, además del paisanaje,
Sea tu aliado el paisaje;
Y tan feo o más que Picio
No sea tu novio Elicio.

Edurne Gotor, “Metonimia”

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Categoría "non sibi"

CATEGORÍA “NON SIBI”

Dos Luises formarán parte
De esa impar categoría
Que funde la teoría
Con la práctica. ¡Cuánto arte
Demuestra quien lo comparte,
Quien no peca de egoísmo,
Al no guardar para él mismo
Los saberes que ha alcanzado,
Sino que los ha legado
Y ha irradiado así su altruismo!

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¡Qué omnímodo sinsentido!

¡QUÉ OMNÍMODO SINSENTIDO!

En medio del sufrimiento,
Con más o menos redaños,
Les contamos nuestros daños
A cuantas/os escuchan (¿miento?)
Para ver si a ese tormento,
Que es real, no fementido,
Le hallan ellas/os el sentido
Que nosotros, en rigor,
No hallamos a ese en vigor
Y omnímodo sinsentido.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Léame y se leerá

LÉAME Y SE LEERÁ

Escribamos en prosa o en verso, o no escribamos nada de nada, todos los seres humanos, todos, sin excepción, sin importarnos ni importunarnos un solo ápice o pizca cuál sea nuestro sexo, somos (podemos pasar por o aparentar ser) libros, libres libros que nos hacen, precisa y preciosamente, libres.

Así las cosas, como nada de lo humano le (y me) es ajeno, si usted, recientemente, verbigracia, ha perdido por las razones (o sinrazones) que sean a una/o de sus allegadas/os; si ha recibido el enésimo revés sentimental (le han vuelto a dejar por otra/o y a sentirse lo acostumbrado, una mera piltrafa), le recomiendo con especial encarecimiento que siga leyéndome; si lo hace, tal vez deduzca lo que conviene o viene a cuento, que se lee a sí misma/o y logre interpretarse correctamente y, como lógica consecuencia, alcance la extraña bendición (o la rara maldición), que es llegar a la cima, conocerse, entenderse.

Quien lee (lo trenza para usted —y para sí mismo— el lector empedernido que es servidor) suele encontrar en lo que está leyendo en ese concreto momento, tras haber naufragado el bote o buque que, por los motivos que fueran, dejó de mantenerse a flote, una tabla de salvación, que a mí me gusta llamar el abecé de todo fracaso, porque depara, a la vez, el triángulo o la solución amable: alivio, bálsamo y consuelo.

Acaso no sea siempre la panacea, el remedio para cualesquiera males habidos o por haber, pero sí es en numerosos casos el libro que una/o anda leyendo un botiquín de primeros auxilios para el lacerado espíritu.

Horacio acertó de lleno en el centro de la diana cuando escribió en latín los versos 343 y 344 de su celebérrima “Epístola a los Pisones” (obra conocida también por otro título, “Arte poética”): “omne tulit punctum qui miscuit utile dulci, / lectorem delectando pariterque monendo” (“todo el galardón se lo llevó quien mezcló lo útil con lo dulce, al lector deleitando y al mismo tiempo amonestándolo”).

>> Sigue...


Deja, Consuelo, que intuya

DEJA, CONSUELO, QUE INTUYA

Deja que este menda intuya
Y de tus virtudes sepa
Sin soportar giba o chepa,
Que tu presencia me influya
Y que eres un sol concluya.
Te amo, dilecta Consuelo,
Por consolarme en el duelo,
Por permitirme a las nubes
Subir cuando tú no subes,
Pues tus pies huellan el suelo.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Nadie se engaña a sus solas

NADIE SE ENGAÑA A SUS SOLAS

(¿REPUTACIÓN O CONCIENCIA?)

“Nos las arreglamos mejor con nuestra mala conciencia que con nuestra mala reputación”.

Friedrich Nietzsche

El mundo de la apariencia
Es el que imana y persuade,
El que repele y disuade;
Empero, el de conciencia
Es la misma quintaesencia.

Lo que Nietzsche (que a un mal bicho
Hay quien ve en él) dejó dicho
Es cierto. Y que nos llevamos
Mejor con la luz que damos
Que con la que apago y ficho.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


A la empresa llega el yoga

A LA EMPRESA LLEGA EL YOGA

—El yoga y su bienestar
En tu creatividad
Y en tu productividad
Influye, al estrés restar,
Fuente de tu malestar.
—Al controlar tu existencia,
Es decir, tomar conciencia
De tu respiración propia,
Dejas de estar en la inopia.
—Practicarlo es hoy tendencia.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


No merece ser creído

NO MERECE SER CREÍDO

—Quien delante esto profiere
Y detrás dice lo opuesto
No me parece un honesto
Presentador, porque hiere
A quien a otros lo prefiere.
—Por lo que he visto y oído
No merece ser creído
Quien a la cámara dice
Lo que sea y se desdice
Fuera de ella; ¡qué roído!

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Duele lo de Venezuela

DUELE LO DE VENEZUELA

—A ver si me dices dónde
La única nevera llena
Es la de la morgue, Elena.
—Ese hecho, cierto, Luis Conde,
Nadie ni nada lo esconde.
El país donde eso ocurre,
Donde en la calle discurre
La oposición a Maduro,
Es Venezuela. Qué duro
Reconocerlo es. Me aburre.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Sin tacto, con ambiciones

SIN TACTO, CON AMBICIONES

Como aquí acontecimientos
Ya no hay, sí interpretaciones,
Encapsulo anotaciones,
Eslóganes, fundamentos,
Que convertiré en cimientos
De mi imperio de emociones,
En lemas de insurrecciones
Electorales, de impacto,
Tal vez ayunas de tacto,
Pero ahítas de ambiciones.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Santallana? ¡Un bululú!

¿SANTALLANA? ¡UN BULULÚ!

Dilecto amigo y heterónimo/seudónimo, Otramotro:

Como sé que te encantan los cuentos, me dispongo a narrarte (a ver si lo hago con arte y, así, logra agradarte) uno que se lo escuché relatar a un bululú que acaso ignoraba que lo fuera, y, además, excelente.

Como te consta, me encuentro, desde el pasado jueves, 20 de los corrientes mes y año, disfrutando de mis merecidas vacaciones estivales en la mayor de las islas canarias, Tenerife. Ayer, quinto (y, si hacemos caso al dicho, no lo hay malo) de mis afortunados días de asueto, me desperté sin haber puesto la alarma del móvil (ergo, sin que la mentada sonara) a las siete y media de la mañana, hora canaria, como es hábito arraigado en mí, mientras discurren, por lo general, las dos semanas placenteras que, desde hace más de tres lustros, suelen durar mis veraniegas estancias anuales en la isla donde se yergue imponente el Teide.

Recordé, nada más abrir los ojos, fielmente, el último sueño que había tenido (desconozco si, mientras dormía, tuve alguno/s más). Había escuchado, embobado, el relato preciso y precioso que había coronado uno de mis excompañeros de Navarrete, Álvaro Santallana Risueño (que, desgraciadamente, murió hace algún tiempo, tras sufrir un infarto de miocardio): después de haber padecido un compañero suyo (ahora no me cabía la menor hesitación de que se estaba refiriendo a mí) un luctuoso accidente de tráfico, no dudó en buscar y hallar apropiado compañero de viaje en un colega de ambos, Carlos Jesús Rojo Manzano, desplazarse desde Zaragoza a Tudela y acudir al hospital para hacerme un visita y darme ánimos.

>> Sigue...


¿La nada abunda en la meta?

¿LA NADA ABUNDA EN LA META?

“No esperes al día en que pares de sufrir, porque cuando llegues sabrás que estás muerto”.

Thomas Lanier Williams III, más conocido en el ámbito literario como Tennessee Williams.

Que no llegue la jornada
En la que de sufrir dejes.
El día que no te quejes,
Que nada te duela, nada,
Tal vez descubras la nada
Más absoluta y completa,
Al constatar qué repleta
Está de nada la gloria,
Que una vez que una/o es historia
Solo nada halla en la meta.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Comodón, mas peleón?

¿COMODÓN, MAS PELEÓN?

Un circo es hoy la política.
No falta el funambulista,
El payaso, el trapecista,
El domador de la mítica
Manada impar, paralítica.
Si en la boca de un león
Mete su testa un peón
Y a quien le lanzan cuchillos
Aguanta sin soltar chillos,
¿Urge o no ser peleón?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Cara y lene es Carolina

CARA Y LENE ES CAROLINA

(DE CABELLO Y OJOS BELLOS)

Cuidemos los pensamientos
Porque devienen en voces;
Y estas, goces con sus roces
O no, en acontecimientos,
Obras de arte, alumbramientos;
Como los diez versos, diez,
Octosílabos, ¡rediez!,
Que forman esta espinela
Que a Carolina en Tudela
Hoy le dedico, ¡pardiez!

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Verdades vomita el ebrio/Ebro?

¿VERDADES VOMITA EL EBRIO/EBRO?

“Yo nunca quise estar entre los grandes, nunca quise envidia, nunca quise fama. Solo los borrachos y los niños dicen la verdad, y yo soy el borracho medio niño que te jode con su clap”.

Javier Ibarra Ramos, más conocido en el ámbito artístico, entre otros seudónimos, por Kase.O.

“El éxito puede ser
Nulo, parcial o completo”
Dijo, de vino repleto,
Tras esas voces coser,
A quien le dio por toser,
Bascas tener, vomitar,
Sin que saliera evitar
El exceso cometido,
Por lo de más ingerido,
Y empezar a tiritar.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Ojos caros para el raro

OJOS CAROS PARA EL RARO

—Reconozco que los ojos
Serenos de Carolina
Son la mejor medicina:
Para cualesquiera enojos
Es panacea y/o abrojos.
—Coincido. Sus ojos claros
Son los espléndidos faros
Que guían al navegante
Que los de ella por delante
De otras pone, por preclaros.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿La diligencia aquí impera?

¿LA DILIGENCIA AQUÍ IMPERA?

Aquí impera la pereza.
Lo que vende es ser famosos:
Altos, fornidos y hermosos;
Y dar muestras de altiveza
Siendo tontos de una pieza,
Si hablamos de ellos. Si de ellas,
Ser tratadas como estrellas
Por haber participado
Donde la gente ha guipado
Con y sin sus ropas bellas.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Cómo resolverás enigmas, cara/o

CÓMO RESOLVERÁS ENIGMAS, CARA/O

Si, según dicen que dijo Winston Churchill, “Rusia es un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma”, el precio del Fortasec en España es para este menda lo que Rusia para el Premio Nobel de Literatura de 1953.

Quienes me leen con asiduidad saben que he pasado mis vacaciones estivales en la mayor de las islas Canarias, Tenerife, donde se yergue, imponente, majestuoso, el Teide, en concreto, en la patria chica del fabulista Tomás de Iriarte (a él está dedicada, precisamente, su biblioteca pública, cerrada —durante buena parte de mi estancia en la susodicha villa— por cuestiones de inventario —según leí en la nota que aclaraba el hecho y hallé colocada en la puerta de su entrada principal—, razón por la que me vi en la tesitura de tener que buscar y encontrar dónde darle a las teclas de un ordenador —aunque muchas/os no me creen, insisto en airear una vez más lo incontrovertible, que no tengo computadora ni acceso a internet en casa ni en el móvil— en el locutorio “Ciber Espacio”, donde me atendieron diligentemente Wilmer y “Yuri”), el Puerto de la Cruz.

Ignoro, atento y desocupado lector (sea usted hembra o varón), si recuerda cuánto pagó en la farmacia por la última caja de Fortasec (de 20 cápsulas duras de 2 mg de hidrocloruro de loperamida de los laboratorios Esteve) que compró. Servidor, que sí rememora tal hecho, apoquinó 7, 95 euros por dicho envase.

Si usted es de las/os que piensa que en todas las boticas de España el mismo producto debe costar lo mismo, le abriré los ojos: está equivocada/o. Pues la realidad viene a demostrar bien, a las claras, que no es así.

Puede creerme a pies juntillas, porque guardo (tengo a la vista) las dos facturas simplificadas de sendas compras de Fortasec que hice allí. El día 23 de julio, en la Farmacia Plaza del Charco, a las 11: 09, por una caja pagué 6, 68 euros. Tres días después, el 26, en la Farmacia María García Batista, por idéntico envase apoquiné 7, 64 euros.

>> Sigue...


Errare humanum est

ERRARE HUMANUM EST

El ser humano es un animal de costumbres. Un día sí y otro también, el hombre (hembra o varón) viene demostrando bien, a las claras, lo que es habitual en él, que, por muchos e ímprobos que sean sus esfuerzos por no errar, quiero decir, aunque ande con todos sus sentidos atentos y vigilantes, en estado de máxima alerta, a fin de que el hecho no ocurra, lo cierto es que marra, que se equivoca. Así, por ejemplo, en el refranero español hallamos diversas paremias (machistas) que dan cuenta de lo dicho: el que tiene boca, se equivoca; el mejor escribano echa un borrón. Entiendo que lo lógico y normal en quien yerra es que siga a rajatabla esta lección de Confucio: “El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro mayor”.

Ahora bien, como errare humanum est, o sea, como errar es (propio de) humano, nada impide que, tras decantarse el director (o directora) del medio o el redactor de cierre o quien sea, por la mejor opción, reconocer el yerro, a quien le haya sido encomendada la labor o haya asumido, motu proprio, la tarea de redactar las palabras de disculpa, insisto, nada impide que no vuelva a incurrir en algún error nuevo.

¿Que tal cosa es difícil que se produzca? Sí, ciertamente, pero no imposible. Y así, verbigracia, hoy, jueves, 10 de agosto de 2017, en la página 14 de Diario de Navarra, en concreto, en el pequeño recuadro inferior derecho de la sección “Cartas de los lectores”, se lee, bajo el rótulo de ACLARACIONES (aunque solo contenga una), lo que se reconoce, un error (de localización) de este modo: “En la última página de la edición de ayer de este periódico figuraba por error en un mapa el nombre de Argentina sobre territorio chileno y viceversa. Lamentamos este equivoco (sic, sin la preceptiva tilde: equívoco)”.

Servidor, que suele leer y releer los textos que compone hasta tres veces, antes de darlos por buenos, por publicables, es consciente de que eso no basta ni obsta para que, tras hacer una nueva lectura, no se dé inopinadamente de bruces con uno o más yerros.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Lelo o loco de remate

LELO O LOCO DE REMATE

Con cariño y gratitud, a Wilmer y a su esposa “Yuri”, dueños del locutorio “Ciber Espacio”, establecimiento donde contraté dos bonos de ocho horas de uso, pude contestar varios correos y trencé más de media docena de textos, de los que saqué las preceptivas copias, durante mi reciente estancia en el Puerto de la Cruz.

Debe estar Maduro lelo
O loco, mas de remate,
Por finar el disparate,
Parlamento paralelo,
Al que le ha quitado el velo.
Un golpe de Estado ha dado
Nicolás, el desnortado
Dirigente del chavismo,
Que a Venezuela en el mismo
Infierno, sí, ha transformado.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¡Cuánta/o presa/o hay del progreso!

¡CUÁNTA/O PRESA/O HAY DEL PROGRESO!

Quizá no exista quimera
Más perversa y destructiva,
Menos válida e instructiva,
Que el mito/timo de la cimera
Progresía, la primera.

Fui a Tenerife. Al regreso
Me di cuenta de que preso
Del progreso andaba el menda.
Acaso usted me comprenda,
Pues venció un par retroceso.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Mi opinión sobre el "Trianflor"

MI OPINIÓN SOBRE EL “TRIANFLOR”

No disertaré aquí sobre la ley Campoamor (llamada de tal guisa porque recuerda la cuarteta que todo quisque sabe de dicho poeta asturiano), pero acaso vendría a cuento hacerlo. Siento que me veo (estoy) obligado a dar mi opinión sobre el hotel “Trianflor”, del Puerto de la Cruz, donde he estado hospedado durante dos escasas (así se me han hecho), dos, semanas (desde el 20 de julio al 3 de agosto).

La primera impresión de la habitación no fue la mejor (el mobiliario era antiguo), pero luego le tomé (el roce ya se sabe lo que hace) cariño. La camarera de la habitación, Pilar, una vez le puse en antecedentes de mi problema, satisfizo de modo diligente y solícito mi petición. Las/os camareras/os de comedor y bares (Carolina, Macarena, Marimar, Juan, Juan Manuel, Aurelio, Sergio, Álvaro, Ángel y Machado) me atendieron amablemente. Pude departir con ellas/os de manera amigable cuando su trabajo lo propiciaba, quiero decir, mientras este escaseaba. Lo propio hice con la socorrista, Amelia, y el polivalente o versátil Andrés. Tres cuartos de lo mismo acaeció con la animadora, Raquel.

Mi criterio al respecto es que la calidad humana de las/os trabajadoras/es del hotel suple con creces alguna carencia (verbigracia, no hay cocina en vivo, pero sí hay variedad de bebidas y viandas) advertida.

Si he de poner nota, daré al hotel un 8. Ahora bien, como no soy un autoritario o intransigente, acepto que otras/os puntúen de otra manera.

Seguramente, el año que viene volveré a pasar mis vacaciones estivales en el “Trianflor”.

>> Sigue...


¿Qué me brinda a mí prestancia?

¿QUÉ ME BRINDA A MÍ PRESTANCIA?

—La décima es la distancia
Literaria que me viene
Mejor, la que me conviene
Tomar por mi circunstancia,
La que me brinda prestancia.
—La espinela, antes o luego,
Es de palabras un juego
Y de rimas consonantes
Que las hacen elegantes
O mero pasto del fuego.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Calló y no volvió a burlarse

CALLÓ Y NO VOLVIÓ A BURLARSE

—Escribamos o no, todos
Convertimos nuestra vida
En una historia atrevida
O precavida. Los modos
Son como los ene apodos.
—Quien solía guasearse
De todo y todas/os, mofarse,
Asimismo, de sí mismo,
Cayó un día en un abismo,
Calló y no volvió a burlarse.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


¿Qué es el de búho saber?

¿QUÉ ES EL DE BÚHO SABER?

(EL SABER PLENO, COMPLETO)

(DE SABOR PLUSCUAMPERFECTO)

—Poco importa que una/o sepa
Muchas cosas si no sabe
Enseñarlas, si no cabe
Que ese bagaje, esa chepa,
Les sea útil a otras/os, Pepa.
—Abundo. Amén de saber,
Es necesario saber
Cómo pasarle, Otramotro,
Ese tesoro a otra u otro,
Que eso es de búho el saber.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


La rueda de la d(e-o)cencia

LA RUEDA DE LA D(E-O)CENCIA

Mediada nuestra existencia,
Nos queda la sensación,
Que nos llena de emoción,
De que tenemos querencia
Por cuantas/os en la d(e-o)cencia
Modelos a remedar
Fueron, dignos de admirar,
Por ser los grandes fautores
De que seamos autores
Que otras/os vayan a imitar.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Mala suerte da su chepa

MALA SUERTE DA SU CHEPA

Al que juró hasta que nadie
En él, perjuro, confía;
Pide, mas nadie le fía,
Por mucho que insista y radie
Por doquier que es probo o irradie,
Le aconsejo que se vaya
A la montaña o la playa,
Donde de él nadie esto sepa,
Que mala suerte su chepa
Da a quien se la toca, vaya.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Va de un líder desfasado

VA DE UN LÍDER DESFASADO

“A veces, el que va en cabeza está desfasado”.

Emilio González, “Metomentodo”

—Puede estar justificada
La cólera ciudadana,
Empero persona vana
Reputo a quien no hace nada
Salvo guiar la manada.
—Abundo. Seré pesado,
Pero no olvido el pasado:
A veces, quien va en cabeza
No es un hombre de una pieza,
Sino un líder desfasado.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com


Segunda carta apócrifa a Jesús, un amigo de Otramotro

SEGUNDA CARTA APÓCRIFA A JESÚS, UN AMIGO DE OTRAMOTRO

Dilecto Jesús, amigo de este bululú y/o decimero:

Has hecho más que bien, lo correcto y oportuno, al mandarme tu escrito a mi correo personal y no subirlo como un escolio a la urdidura que he publicado hoy en mi bitácora, porque la tunda (figurada) que me dispongo a darte va a ser de las de aúpa.

Quien es cotilla (de cuando en vez o de vez en cuando), quien suele estar tras la escotilla (figurada), no está libre de recibir algún golpe (figurado, siempre figurado) que le rompa alguna costilla (figurada).

Al parecer, querías hacerme algunas consideraciones o comentar algunas cosas, pero “¿comentarme algunas consideraciones?”. ¡Por favor! Sí, sí, al menos, no has escrito que querías comentarme algunos comentarios, que podrías. Comienza a reírte ahora, porque luego, te lo aviso, lo harás aún más, a mandíbula batiente. El texto que he hilvanado y cosido iba muy en serio, sin duda. Lo que te parezca, te parece (esto sí que es propio de Rajoy, sí, según mi criterio, que puede que no coincida con el tuyo, claro).

Yo, de verdad, lo que echo de menos o en falta es cómo puedes escribir “hecho en falta” y quedarte tan ancho o tan pancho. La apostilla es desopilante, risible hasta no poder más, ¿verdad? Pues lo siento, pero ha ido a parar o caído ahí, sí, al saco roto. Por cierto, ¿te has dado cuenta de que echar en falta y echar en saco roto se escriben sin hache? Espero y deseo que, a partir de hoy, esto no lo olvides jamás de los jamases, no lo pases por alto nunca.

>> Sigue...


Miércoles, 18 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos