Opinión

Escaño cero - Robles dixit

21.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

La dirección de Podemos anda mosqueada con Margarita Robles. Su afirmación de que si hoy Mariano Rajoy es presidente de Gobierno se debe a una decisión de Pablo Iglesias, ha sentado a los podemitas como una patada en las espinillas.
Pero vayamos por partes. Margarita Robles, como no podía ser menos, está imprimiendo su propio sello personal a la portavocía del PSOE del Congreso.
Y es que Margarita Robles tiene demasiada consistencia intelectual, política y personal como para convertirse en una simple transmisora de lo que decidan en Ferraz.
Es decir, además de mantener una línea de lealtad a Sánchez y a la dirección socialista no por eso renuncia a su propio criterio. Pero además es transparente, a veces se le nota un leve gesto de contrariedad cuando no está de acuerdo en algo, y otras no se corta en decir lo que quiere decir aunque eso suponga salirse de los límites oficiales.
El otro día, después de la reunión entre Sánchez y parte de su equipo, Robles entre otros, e Iglesias con el suyo, flaqueado por Irene Montero, socialistas y podemitas hicieron una puesta en escena ambas partes para anunciar que de ahora en adelante se van a coordinar para llevar a cabo conjuntamente determinadas políticas. Y creo que fue en esa rueda de prensa posterior cuando Irene Montero quién se lamento de que el PSOE no pareciera tener prisa en presentar una moción de censura para descabalgar a Mariano Rajoy.
Inmediatamente Margarita Robles recordó lo que tanto le escuece a los "podemitas": si hoy Rajoy es Presidente es porque así lo decidió Pablo Iglesias y su dirección. Lo que como recordaba al principio de este artículo ha provocado escozor entre los "podemitas".
Lo cierto es que Margarita Robles acierta en lo que se refiere a Podemos. Es la única del equipo de Sánchez que no parece ni acomplejada ni subyugada por Podemos. De ahí que más allá de que pueda creer conveniente que ambas formaciones coincidan en llevar adelante políticas que tengan repercusión social, sin embargo es capaz de que el PSOE no parezca que va al arrastre de Podemos.
Además, Margarita Robles siempre procura mantener un tono institucional en todas y cada una de sus intervenciones, calibrando sus palabras y huyendo de esparcir sal gruesa por doquier.
O sea que sigue siendo ella misma.


Escaño Cero - ¡Cuidado!

20.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

No sé si ustedes, amables lectores, se habrán llevado el mismo susto que yo al enterarse de que la Comisaria de Empleo de la Unión acaba de sentenciar que España necesita otra reforma laboral. Marianne Thyssen crítica la desigualdad social que se padece en nuestro país además del alto índice de desempleo (18,7 por ciento), el crecimiento del trabajo a tiempo parcial, etc. Y sin duda tiene razón en sus críticas pero... siempre hay un pero... la señora Thyssen debería de saber que si en España las cifras resultan tan escandalosas en lo que a desempleo y desigualdad se refiere tiene mucho que ver con la reforma laboral del Gobierno Rajoy inspirada desde Bruxelas.
Sí señora Comisaria, en nuestro país ha crecido el empleo a tiempo parcial lo que supone que los trabajadores cobren sueldos de miseria. Y debería de saber que en estos años de crisis miles de trabajadores que rondaban los cincuenta años fueron despedidos y que la esperanza de que vuelvan a encontrar trabajo se asemeja a la de encontrar una aguja en un pajar.
También debería de saber señora Comisaría de Empleo de la Unión Europea, que muchas empresas prescinden de trabajadores veteranos y con experiencia porque les sale más barato contratar a jóvenes con salarios exiguos.
En fin, que la reforma laboral del Gobierno Rajoy inspirada desde la Unión Europea ha supuesto un auténtico desastre para muchos trabajadores.
Por eso escucharla a usted recomendar "otra" reforma laboral a muchos nos pone los pelos de punta.
Esperemos que el Gobierno de Mariano Rajoy no se tome al pie de la letra su recomendación originando un nuevo desastre.


Escaño cero - Una Constitución para todos

19.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Estados difícil saber adonde va el PSOE y que piensa realmente Pedro Sánchez. Si hace unos días se reunía con su amigo Miquel Iceta y la ejecutiva del PSC anunciando que iban a poner en marcha iniciativas encaminadas a reformar cuanto antes la Constitución, ahora después de una reunión celebrada a bombo y platillo con Podemos, los socialistas rebajan las expectativas generadas apenas dos días atrás remarcando, que no van a avalar de ninguna de las maneras la celebración de un referéndum en Cataluña. Esa posición aparentemente firme es si duda loable si no fuera porque al mismo tiempo Pedro Sánchez viene diciendo que hay que mover ficha ya y las fichas que propone mover no las puede mover solo como es la reforma exprés de la Constitución.
En fin, los políticos deberían resolver problemas en vez de crearlos. Un político serio no puede pretender reformar la Constitución si no es con un amplio consenso de manera que plantearse esa reforma sin el PP y Ciudadanos sería un error imperdonable. Una Constitución solo puede ser fruto del acuerdo y por tanto tiene que ser un texto con el que se sientan cómodos la inmensa mayoría de los ciudadanos.
Pretender iniciar la reforma de aquí al 1 de octubre es lisa y llanamente una insensatez. Y sobre todo un brindis al sol. Vaya por delante que creo que nuestra Carta Magna necesita una puesta a punto pero para eso es necesario sosiego y sobre todo consenso.
No diré que me sorprende, pero sí que me preocupa ver como Sánchez en su carrera por convertir en Presidente esta siendo capaz de alimentar el victimismo de los independentistas.
Prometer un Consejo General del Poder Judicial exclusivo para Cataluña me parece que es una aberración. Como es inquietante su desprecio a las resoluciones del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña. Para Sánchez enmendar la plana al Constitucional no parece ser un inconveniente.
Verán yo creo que hacer política es saber negociar y que hay que buscar el modo de romper la dinámica enloquecida de los independentistas.
También creo que hay que reformar el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas, pero de todas, no solo de Cataluña. Pero lo que Sánchez no debería de hacer es poner una vela a Dios y otra al Diablo. No puede decir que no apoya el referéndum y a continuación ofrecer soluciones que no están en su mano sacar adelante y que además suponen alimentar el discurso del victimismo independentista.
En cualquier caso Pedro Sánchez no debería insistir en una reforma de la Constitución sin contar con el resto de los partidos políticos. La Constitución debe de ser de todos y para todos no de una a mitad contra otra mitad. Eso ya se había superado en el 78.
Cada día que pasa es más evidente que el PSOE de Sánchez es eso el PSOE de SANCHEZ.


Escaño cero - Sin complejos

18.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Me ha parecido muy interesante la afirmación de Iñigo Errejón en una entrevista en El País donde reivindica un patriotismo sin complejos. Y no solo eso sino que además pone en valor mucho de lo bueno de nuestro país como es la sanidad o la educación pública. Errejón parece esquivar los mantras que no cejan de repetirse desde su partido cuestionando la Transición. El no pronuncia la palabra Transición ni tampoco la reivindica abiertamente pero al menos reconoce que en nuestro país hay cosas que merecen la pena aunque la crisis haya provocado un retroceso precisamente en el sector público.
La verdad es que a veces parece que la idea de la izquierda de Iñigo Errejón no es exactamente la misma que defiende Pablo Iglesias lo que no quita que no puedan representar dos caras distintas de la misma moneda.
En cualquier caso, Errejón parece tener un a idea más templada sobre el papel de la izquierda y lo que dice recuerda en alguna medida a melodías de antaño del PSOE.
Supongo que la principal diferencia entre Iglesias y Errejón no es otra que la del primero pasa por "asaltar los cielos", mientras que el segundo parece tener los pies más firmemente asentados en la realidad. Pero volviendo al principio, a la reivindicaciones de Errejón de un patriotismo sin complejos, la verdad es que la izquierda durante estas últimas décadas ha huido de ese concepto como de la peste frente a los partidos nacionalistas que han inventado un relato sobre su propia historia para luego envolverse en la bandera del patriotismo.
A la izquierda le ha faltado y le sigue faltando ser capaz de defender sin complejos una idea de España por miedo a que les tachen de fachas.
Desafortunadamente la izquierda sigue sin saber encontrar un discurso con el que sentirse a gusto y desde el que defender la unidad de España frente a quienes, desde su propio patriotismo como es el caso de los independentistas catalanes, intentan poner en marcha un proceso hacia la independencia sin contar con la opinión del resto de los españoles.
Sí, a la izquierda, o mejor dicho al que ha sido en las últimas décadas el partido hegemónico de la izquierda, o sea el PSOE, le falta ese discurso y le sobran complejos. Por eso resulta tan interesante la reflexión de Errejón.


Escaño Cero - El estigma

14.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

Pedro Sánchez y Miquel Iceta han pactado una serie de iniciativas políticas y parlamentarias para intentar dar respuesta al desafío independentista de la Generalitat.
Al margen del acierto o desacierto del contenido de estas medidas la pregunta que hay que hacer a ambos es si de verdad creen que por presentarlas van a conseguir que Puigdemont y los suyos den marcha atrás y por tanto desconvoquen el referéndum fechado para el 1 de octubre.
Sánchez e Iceta deberían de contarnos si estas medidas las han venido negociando o al menos hablando con los partidos independentistas y si éstos se muestran dispuestos a dar marcha atrás. Si no es así todo quedará en un brindis al sol. De manera que seguiremos teniendo un problema y es que en octubre los dirigentes del independentismo catalán con la Generalitat en cabeza desafiarán al Estado. Y es a esa situación a la que Sánchez debe de responder y decirnos exactamente lo que cree que hay que hacer más allá de gastar palabras diciendo que hay que hablar. Digo yo que además de hablar el Gobierno tiene la obligación de impedir que se quiebre la legalidad. Y es ahí donde el PSOE tiene la obligación de definirse.
Por eso no logro comprender que Sánchez y su ejecutiva hayan decidido estigmatizar el artículo 155 de la Constitución cuyo significado último no es otro que hacer cumplir precisamente la Constitución.
En realidad es difícil de comprender porque no han dado ninguna explicación. Hay quienes aseguran que la posición de Pedro Sánchez se debe a que Felipe González ha manifestado que el 155 es una de las opciones válidas para poner freno al desafío independentista. Cuesta creer que Sánchez sea tan débil como para no ser capaz de hacer suya una propuesta política porque venga de González.
Lo cierto es que antes de González, Alfonso Guerra también se declaró partidario de echar mano del artículo 155 de la Constitución en caso necesario. Entonces ya escribí que me parecía más que acertada la opinión de Alfonso Guerra y no puedo más que reiterar que me ha parecido igualmente acertada la opinión de Felipe González.
En cualquier caso, el artículo 155 es una opción más, ni mejor ni peor que otras. El caso es que desde el PSOE se dice que están en contra de que en Cataluña se célebre un referéndum ilegal pero al mismo tiempo estigmatizan que se pueda impedir aplicando un artículo de la propia Constitución.
Eso sí, aseguran que si Mariano Rajoy no es capaz de solucionar el problema ellos tomarán la iniciativa para hacerlo y de hecho son las medidas pactadas entre Sánchez e Iceta, entre ellas una reforma de la Constitución avanzando esa peregrina idea de definir España como Estado plurinacional que a mi se me asemeja como echar un filete todo de ternera a un tigre para ver si se le pasa el hambre.
Por no hablar del desparpajo con el que Critina Narbona nos ha dejado dicho que un modelo a imitar es el de Bélgica, país que desde su constitución no deja de cuestionarse a sí mismo. A la señora Narbona se le olvida que España es uno de los países más antiguos de Europa.
Pero vuelvo al artículo 155 de la Constitución. Este artículo es una herramienta para frenar la ilegalidad que pretenden el presidente Puigdemont y sus socios. Puede que haya otros artículos de la Carta Magna mejor o iguales a éste, pero lo que no deberían los socialistas es, insisto, es decidir que hay artículos de la Constitución buenos y malos, porque eso es dar alas precisamente a quien se niegan a acatarla.
Si los representantes políticos e institucionales de una a Comunidad Autónoma deciden saltarse la ley, si además continúan desobedeciendo reiteradamente al Tribunal Constitucional, es evidente que algo habrá que hacer. Y en este asunto no caben demagogias ni mucho menos políticas partidistas cortoplacistas.
En un Estado de Derecho, y el nuestro lo es, todos, todos, todos, tenemos que cumplir la ley. Y más si cabe los representantes públicos. Vamos digo yo.


Escaño Cero - El embarazo de Colau

13.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Ada Colau apoya el referéndum independentista porque dice tomárselo como una mera consulta habida cuenta de que no se va a celebrar, si es que se celebra, con todas las garantías de la ley.
De manera que Colau apoya solapadamente la celebración del referéndum pero tampoco quiere mojarse en exceso.
Pablo Iglesias ha dado un paso al frente alineándose con la decisión de la alcaldesa, y diciendo más o menos lo que ella, que se trata de una consulta popular pero que no es exactamente un referéndum.
O sea que ambos admiten que el referéndum no convocado por la Generalitat no será un referéndum porque no tiene ninguna garantía legal pero que ellos no se pueden oponer a que la gente pueda participar en una consulta. O sea que pretenden la cuadratura del círculo.
Pero vuelvo a la alcaldesa de Barcelona. Y es que la señora Colau sabe que puede tener un gran porvenir político si no se equivocan en este tema, de ahí que intente nadar y aguardar la ropa.
En realidad la señora Colau pretende estar un "poquito" embarazada pero no embarazada entera como si eso fuera posible porque un patinazo en este asunto le puede pasar factura en el futuro.
Pero la cuestión de fondo es qué van a hacer los seguidores de la alcaldesa de Barcelona, porque claro a la hora de votar o votan o no votan, pero no caben medios embarazos porque en eso consiste decir que apoya el referéndum pero que no le da carta de legal y por tanto vale pero no vale.
Lo menos que se puede exigir a un político es que tenga el coraje de tomar una posición y defenderla pero no hacer ese alarde táctico cortoplacista.
En realidad para Ada Colau el proyecto político de futuro para Cataluña tiene que ver con su propio futuro, por eso ha optado por declararse un poco embarazada pero no embarazada del todo a ver si cuela.
Supongo que colará porque últimamente en Cataluña los políticos independentistas han obnubilado de tal manera a sus conciudadanos que les cuelan de todo. Incluso medios embarazos.


Escaño cero - ¡Qué vergüenza!

12.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Hay acontecimientos que no se asemejan a ningún otro aunque aparentemente tengan similitudes. El asesinato de Miguel Angel Blanco es uno de ellos. Creo que muchas personas podemos recordar exactamente donde estábamos y que estábamos haciendo el día y la hora en que, en mi caso a través de la radio, se anunció que se acababa de encontrar el cuerpo sin vida de Miguel Angel Blanco, concejal del PP en Ermua. Nunca como hasta ese instante la sociedad vasca fue capaz de de salir a la calle para decir basta. Hasta ese momento no eran muchos los valientes que se atrevían a plantar cara manifestándose contra ETA, pero el asesinato del joven Blanco conmocionó las entrañas de toda la sociedad.
Sí, hace veinte años que la inmensa mayoría de los ciudadanos conteníamos la respiración esperando que los siniestros asesinos no fueran capaces de consumar la infamia de ese asesinato.
Veinte años después me parece de justicia rendir un homenaje a Miguel Angel Blanco y me escandaliza tanto como me repugna que el Ayuntamiento de Madrid se haya negado a colocar un cartel en su recuerdo. Alegar que ha habido muchas víctimas es el argumento más torticero y nauseabundo de cuantos Carmena y su equipo podían esgrimir.
Siento una enorme extrañeza porque Manuela Carmen haya dado o haya permitido dar esta respuesta. Pero igualmente me repugna la decisión de concejales socialistas que junto a los de Podemos han impedido el homenaje a Miguel Angel Blanco en otros ayuntamientos de España. Me pregunto qué clase de personas son y como pueden hacer alarde de tanta dureza de corazón, de falta de sensibilidad y también, sí, de escrúpulos.
Sí, todos los muertos son iguales, pero hay muertos que por sus circunstancias adquieren una dimensión que supone un antes y un después en el devenir de la sociedad. El asesinato de Miguel Angel Blanco supuso el principio del fin de ETA. Fue un punto de inflexión para la sociedad vasca.
En aquellos días hubo algunas personas dentro y fuera de España que intentaron establecer contacto con la banda criminal para evitar el asesinato de Miguel Angel Blanco. Desgraciadamente toas las gestiones fracasaron porque la banda de asesinos, que no otra cosa ha sido ETA, tenía decidido desde el minuto uno matar al concejal del PP de Ermua. Un joven valiente, porque en esos años de plomo había que ser muy valiente para militar en el PP y además asumir ser concejal o cargo público de este partido en el País Vasco.
Y no sólo del PP, porque el PSOE también pagó un tributo de sangre defendiendo la libertad y el Estado de Derecho ante los asesinos de ETA.
Por eso me extraña y me resulta incomprensible la decisión del PSOE de mirar hacia otro lado en vez de unirse a ese homenaje público en recuerdo de Miguel Angel Blanco.
La dirección del PSOE debería de hacer rectificar a sus concejales y en todo caso, los concejales socialistas que se han abstenido cuando se ha planteado estos homenajes, se lo deberían de hacer mirar porque realmente la suya es una actitud poco digna. Hay asuntos en los que la equidistancia resulta inmoral y mucho mas inmoral aún el partidismo.
De los concejales de Podemos no digo nada porque me temo que todos dábamos por descontado que no querrían participar del homenaje a Miguel Angel Blanco.
Como vecina de Madrid siento vergüenza por la decisión de mi ayuntamiento.


Escaño Cero - Los problemas de Eerdogan

11.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 10 (OTR/PRESS )

El Parlamento Europeo ha instado a los gobernantes de la UNION Europea a que frene la pretensión de Turquía de formar parte de la Unión. Por si fuera poco Angela Merkel, que tiene muchas posibilidades de ganar las próximas elecciones según auguran las encuestas, en su programa electoral se compromete a no dar paso a Turquía como miembro de la Unión Europea.
Merkel viene ganando el pulso que desde hace meses le esta echando el presidente Erdogan. El presidente turco pretende poder dar mítines en Alemania ya que allí viven miles de turcos. La canciller se niega en redondo a esta pretensión de Erdogan.
Pero más allá de estas diferencias lo cierto es que Turquía no cumple los requisitos mínimos para formar parte de la Unión Europea. En Turquía no se respetan los derechos humanos, se encarcela a los opositores de Erdogan y no hay libertad de prensa. Además el extraño intento de golpe contra Erdogan le ha servido a este para encarcelar desde funcionarios, a militares, jueces, periodistas, estudiantes... Por otra parte, la islamización del país es un hecho que aleja a Turquía de la herencia de Kemal Atatürk que concibió un estado laico en su afán de acercarlo a Europa.
Pero los problemas de Erdogan no vienen solo de Alemania o de la Unión Europea. Por primera vez se vislumbra en Turquía un líder de la oposición capaz de hacer frente a Recep Tayyip Erdogan.
Kemal Kilicdaroglu, es el líder de CHP, el partido socialdemócrata turco, el hombre que ha organizado La Marcha por la Justicia desde Ankara a Estambul para denunciar la situación que vive su país. Miles de personas les han secundado alineándose junto a él para denunciar el régimen personalista de Erdogan donde no hay libertad de prensa, se encarcela a los opositores, y donde el miedo se ha instalado en la sociedad.
Sin duda Turquía es un país clave para el difícil equilibrio de la zona, pero Erdogan no es ni mucho menos un socio fiable a pesar de formar parte de la OTAN. Más bien Turquía se está convirtiendo en un dolor de cabeza para las cancillerías europeas.
Un país que quiere formar parte de la UE tiene que cumplir con las más elementales reglas de la democracia y desafortunadamente el gobierno de Erdogan es el responsable de que Turquía no cumpla esos requisitos imprescindibles.
La Marcha por la Justicia sin duda va a marcar un antes y un después. En definitiva lo que está en juego es un a Turquía plenamente democrática o la Turquía de Erdogan.


Escaño Cero - El drama venezolano

07.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 6 (OTR/PRESS)

Me pregunto qué más tiene que suceder en Venezuela para que la OEA (Organización de Estados Americanos) alce la voz y condene el régimen chavista. Que el régimen chavista hace tiempo que no cumple con los cánones de los países democráticos es una evidencia que nadie puede negar. El comportamiento de Maduro y sus huestes es claramente matonista.
Luisa Ortega, Fiscal General, está sufriendo los envites del presidente Maduro y del régimen que hasta ahora venía apoyando. Pero lo que está sucediendo en Venezuela donde la única ley es la de Maduro es demasiado tanto como para que Luisa Ortega como Fiscal General haya tenido que plantarse y decir alto y claro que el régimen esta quebrando cualquier atisbo de legalidad.
Así que Luisa Ortega se ha colocado en el punto de mira del presidente Maduro.
De la misma manera que se acaba de saber que Maduro ha mandado detener a más de un centenar de miembros de las Fuerzas Armadas. Es innegable que hay una parte de los venezolanos que apoya al presidente Maduro heredero de Hugo Chávez pero igual de innegable es que otra parte de la sociedad venezolana abomina del régimen chavista precisamente por su violación continua de los más elementales derechos humanos. En Venezuela se persigue y se encarcela a los opositores, los medios de comunicación están maniatados, no hay garantías jurídicas para nada ni nadie, y por si fuera poco, la política populista de Chaves-Maduro ha conducido al país a la ruina más absoluta. Y la gente valiente que sale a la calle a protestar se juega literalmente la vida ya que las fuerzas de seguridad chavistas actúan con impunidad.
Ante todo esto los mandatarios de los países del entorno, salvo alguna excepción como Colombia, miran hacia otro lado. Mientras tanto va aumentando el número de venezolanos que salen del país hacia el exilio.
Por eso repito la pregunta:¿Qué más tiene que pasar para que desde la OEA se condene al régimen chavista? Y ¿Qué más tiene que pasar para que quienes han venido callando ante los desmanes del chavista se atrevan a alzar la voz?.


Escaño Cero - La respuesta es la ley

06.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

La pregunta que se hacen muchos ciudadanos es que respuesta van a dar desde el Gobierno y las instituciones democráticas al camino emprendido por el presidente de la Generalitat convocando un referéndum para desconectar de España el próximo 1 de octubre. Puigdemont cuenta con el apoyo de Esquerra, de Junts pel Sí, de la CUP y de otras organizaciones independentistas.
Y solo hay una respuesta posible: El gobierno y las instituciones democráticas tienen que aplicar la ley. Ni más ni menos. Es decir todas las respuestas están en la Constitución de la que emana nuestro ordenamiento jurídico.
Y hay que recordar a los pusilánimes, que al parecer abundan, que no debemos de olvidar que quienes han creado este problema y están desafiando al Estado son los partidos independentistas. Es decir en este asunto tan grave no caben equidistancias.
Mariano Rajoy podrá estar más o menos acertado en su política respecto a Cataluña pero en cualquier caso sus errores nunca pueden justificar que un grupo de políticos catalanes decida saltarse la legalidad desobedeciendo a los tribunales de Justicia incluido el Tribunal al Constitucional.
Lo que está haciendo Puigdemont y el resto de los políticos independentistas catalanes sería inconcebible en ningún país europeo. Eso sí, el señor Puigdemont debería decidirse a acudir a las Cortes y explicar y debatir su proyecto político y eso sí, si de verdad es demócrata, aceptar el resultado de lo que voten los diputados que representa la soberanía nacional.
En cualquier caso la situación que han creado el señor Puigdemont y sus socios ha llegado a un punto en el que sólo caben dos soluciones, o bien deciden volver a la senda de la legalidad o bien el Gobierno y las instituciones del Estado les obliga a hacerlo.
Si alguien se salta la ley la única respuesta posible en un Estado de Derecho, y el nuestro lo es, es hacer cumplir la ley.


Escaño cero - Les entra en el sueldo

05.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se van a reunir y lo menos que se puede decir es que ya era hora de que lo hicieran. Es más, a ambos les entra en el sueldo hacerlo.
El jefe del gobierno y el líder del principal partido de la oposición deben de mantener una comunicación fluida más allá de las lógicas diferencias sobre todo en un momento en el que el principal problema de nuestro país es el desafío secesionista de la Generalitat y los partidos independentistas catalanes. En este asunto Rajoy y Sánchez tienen la obligación de ponerse de acuerdo para dar una respuesta a ese desafío. Sería imperdonable que no lo hicieran. De manera que es de suponer que la cuestión principal sobre la que girará la conversación que mantendrán el jueves será precisamente el problema catalán.
Pedro Sánchez viene manifestando una aversión profunda por Mariano Rajoy, tanto que no ha dudado en insultarle. Lo hizo durante la pasada campaña electoral en el debate que mantuvieron en televisión y lo ha seguido haciendo desde entonces.
Esa animadversión me recuerda a la que mutuamente sentían Felipe González y José Maria Aznar, ambos incapaces de disimularlo. Nadie espera, ni tampoco es necesario, que Mariano Rajoy y Pedro Sánchez sean amigos, ni siquiera que se caigan bien, pero si que sean capaces de anteponer los intereses generales a sus simpatías o antipatías.
Simplemente les entra en el sueldo. Esperaremos al jueves.


Escaño Cero - Contrapesos

04.07.17 | 08:42. Archivado en Julia Navarro


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Miquel Iceta ha dejado dicho en una entrevista con El Mundo que se equivocan quienes den por acabada políticamente a Susana Díaz. Tiene razón. El mejor ejemplo es Pedro Sánchez. No sólo no estaba acabado sino que contra la mayoría de los pronósticos resultó reelegido secretario general del PSOE.
El caso es que Susana Díaz tiene casi todas las posibilidades de volver a ser reelegida como secretaria general de los socialistas andaluces de la misma manera que Ximo Puig parece que también volverá a hacerse con el santo y seña de los socialistas valencianos. Resulta interesante que tanto Díaz que se enfrentó a Sánchez por el liderazgo del PSOE, como Ximo Puig que la apoyó en ese envite, sin embargo no tengan rivales con peso suficiente para desbancarles en sus respectivas comunidades por más que desde Ferraz se haya alentado el cambio.
Está por ver lo que suceda en otras Comunidades Autónomas gobernadas por dirigentes socialistas que estuvieron en contra de Pedro Sánchez.
En principio yo diría que es una buena noticia que todo el poder del PSOE no se concentre en unas solas manos, en este caso las de Pedro Sánchez. Gobernar o gestionar una organización sin contrapesos da lugar a que el líder se termine creyendo un semidios.
Bien es verdad que tampoco hay que olvidar que, si bien Pedro Sánchez ha ganado la secretaría general, lo ha hecho con poco más de la mitad de los votos de los militantes socialistas, pero que la otra mitad no le votó y prefirió la opción de Susana Díaz o la de Patxi López.
En realidad en política nada está escrito para siempre y el futuro de Sánchez dependerá de sus aciertos y errores. Es decir, acertar sería ganar las próximas elecciones generales y errar perderlas. De manera que su futuro político dependerá de lo que digan las urnas salvo que prefiera no tentar a la suerte y terminar aliándose con Podemos y los partidos independentistas para desalojar a Mariano Rajoy de la Moncloa. Una operación sin duda con excesivos riesgos.
En cualquier caso va a ser interesante observar como en los próximos meses se va a ir reajustando el PSOE. Por lo pronto Miquel Iceta tiene razón: se equivocan quienes dan por amortizada a Susana Díaz. Y yo añadiría al resto de los opositores de Pedro Sánchez.


Viernes, 21 de julio

BUSCAR

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31