Opinión

Carmen Tomás - La reforma laboral vuelve a escena

19.11.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

Ya tenemos otra polémica encima de la mesa y , por distintas razones, une a los empresarios y a los socialistas por paradójico que pueda parecer. Verán, el Ministerio de Empleo ha presentado a los agentes sociales un documento en el que, en su afán por acabar con la dualidad del mercado laboral, por reducir la temporalidad, ha puesto encima de la mesa la posibilidad de encarecer el despido de los contratos temporales. Además, el Ministerio se propone echar marcha atrás, matizar algunas de las cuestiones que contiene la reforma laboral vigente y que tienen que ver con el papel de los sindicatos y los convenios sectoriales.
Se trataría al parecer de encarecer el despido de los contratos temporales, una indemnización creciente, que como decía, no ha gustado a los empresarios. Creen que esto va a suponer un freno a la creación de empleo, no va a acabar con la dualidad y muy al contrario será una traba más para la competitividad, ya que encarece los costes laborales. Y tienen razón. Se puede frenar la creación de empleo, cuando la temporalidad se está reduciendo y ya es bastante menor de lo que lo era en los años de bonanza.
Por su parte, a los socialistas no les gusta lo de un contrato con indemnización creciente inspirado en el modelo de Ciudadanos. Algo parecido piensan los sindicatos que, por supuesto, lo que más desean es que su papel en la negociación salarial vuelva a ser relevante. En definitiva, volver a la casilla de salida en este asunto y que las élites del sindicato y de las distintas secciones vuelvan a meter cuchara en la negociación sectorial. Conviene recordar que introducir mayor flexibilidad en las relaciones laborales, más empresa es precisamente lo que en la crisis evitó el cierre de muchas empresas y lo que ahora mantiene engrasadas las relaciones laborales. Una traba que Bañez supo eliminar valientemente y que ahora no se entiende muy bien que se quiera revertir, precisamente cuando la fuerza de los sindicatos es manifiestamente mejorable.
Veremos si unos sindicatos en baja son capaces de revertir una de las pocas reformas que han funcionado a la perfección. Todavía casi 4 millones de trabajadores están en paro y precisamente lo que hay que seguir es avanzando en la reforma puesto que es obvio que ha dado frutos excelentes. Es más habría que seguir profundizando porque, algo que se olvida, las empresas son las que crean empleo y el mercado debería ser aún más claro, transparente y directo. No al contrario como era antes de la reforma y como si no se remedia puede retroceder.


Carmen Tomás - La regla de gasto

15.11.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 14 (OTR/PRESS)

Los reiterados incumplimientos por parte del Ayuntamiento de Madrid de la regla de gasto que contiene la Ley de estabilidad Presupuestaria ha abierto la caja de los truenos. Después de los numerosos avisos por parte del Ministerio de Hacienda, los responsables de la alcaldía no han tenido más remedio que acatar el cumplimiento de la ley, no sin amenazar con demandar al ministerio. Es de suponer que lo tienen perdido y que a Carmena no le quedará más remedio que ponerse al día. Cierto que han hablado de la creación de una comisión transversal, eso sí, con la presencia en ella del que dirige las cuentas, Sánchez Mato, por lo que es de suponer que la comisión será una pérdida de tiempo y que más bien se trata de intentar alargar los plazos y hacer creer que tienen razón y que cumplirán tarde y mal. Lo curioso es que tras los incumplimientos y los portazos dados a Montoro por parte de Carmena y Sánchez Mato, otros ayuntamientos gobernados también por Podemos o por coaliciones de izquierda se han unido en su deseo de que se tumbe la Ley de Estabilidad Presupuestaria que desde que fue aprobada ha logrado que la mayoría de los 8.100 consistorios y muchas comunidades autónomas hayan logrado cerrar sus cuentas con superávit o por lo menos con menos déficit del que presentaban antes de la norma.
El Ministerio ya ha advertido que ni Madrid, ni ningún otro ayuntamiento, son especiales ni distintos ni tienen ningún privilegio para no acatar la norma y que deberán cumplir con la famosa regla de gasto. Una norma elemental que supone no gastar más de lo que se ingresa y cumplir con los objetivos de déficit o directamente cerrar las cuentas en positivo. Parece evidente que los responsables de Madrid, Valencia o Zaragoza están dispuestos a dar la matraca, tanto como desde el Ministerio de Hacienda se insiste en que hay que cumplir. En todo caso, se ha abierto el debate y no se sabe cómo ni cuándo se cerrará. España tiene unos objetivos europeos que cumplir y no es el momento ahora de volver al déficit excesivo, mecanismo del que estamos a punto de salir. Se abre además este debate cuando está pendiente también abrir otro melón como es de la financiación autonómica. El gobierno, según ha dicho la vicepresidenta, ha ofrecido a Pedro Sánchez sentarse para empezar a discutir sobre este asunto capital. Veremos si empieza y cómo se desarrolla en este momento en el que la situación de Cataluña es otra incógnita.


Carmen Tomás - La economía catalana se encoge

12.11.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

La Unión Europea acaba de hacer sus previsiones económicas y para España estima un crecimiento este año del 3,1 por ciento y el año próximo uno del 2,5 por ciento. En su presentación, se advirtió de que estos datos no han tenido en cuenta la situación que está provocando el secesionismo, huelgas salvajes y deterioro del turismo y comercio que desde hace unos meses vive Cataluña. Las cifras están ahí y son incontestables. La peor, la relativa a al empleo que ya se pusieron sobre la mesa el pasado mes de octubre. Esta semana se ha sabido que se ha podido perder la sede de la Agencia Europea del Medicamento. Más de 3.000 trabajadores con un poder adquisitivo alto y numerosas empresas del sector que pensaban instalarse al calor de la agencia europea. También hemos visto cómo los responsables del Mobile World Congress se estarían pensando cambiar Barcelona por otra sede donde reine la tranquilidad y la seguridad. Los organizadores han declarado que no se van ya, porque no da tiempo a cambiar el próximo evento por razones de calendario. En este caso son decenas de miles de visitantes que llenan hoteles, restaurantes, transportes y que en 2016 se dejaron en la ciudad casi 500 millones de euros.
No parece que al secesionismo recalcitrante le importe demasiado lo que está ocurriendo y van a insistir en su intento de paralizar la ciudad y secuestrar a miles de catalanes en carreteras y estaciones. Actuaciones intimidatorias y violentas como las que hemos visto estos días y que distan mucho de la imagen de pacifistas que diere dar el independentismo. Veremos si otros más sensatos empiezan a darse cuenta del daño que se está haciendo a la imagen en el exterior de una comunidad que lidera el turismo y que es el 20 por ciento del PIB de España. Y no tengan dudas, la economía se va a resentir y muchos van a perder su puesto de trabajo. ¿Van a reaccionar cuando sea demasiado tarde?


Carmen Tomás - Más empleo y libertad económica

08.11.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 7 (OTR/PRESS)

El Partido Socialista ha propuesto una reforma fiscal con el objetivo último de subir los impuestos. Los socialistas hablan nada más y nada menos que de pegar un hachazo impositivo de 30.000 millones y situar la presión fiscal en el 41 por ciento del PIB. La excusa es que España tiene un problema de ingresos y el caramelo es que de ningún modo la subida de impuestos afectaría directa o indirectamente a las clases medias y trabajadoras de España. Y aquí están como siempre las trampas.
España tiene un problema de ingresos o sigue gastando como si no tuviera un problema de ingresos que se agravó con la crisis, con la caída de la recaudación por partidas como el desempleo, los intereses de la deuda, y por el descenso brutal del consumo y el parón del sector inmobiliario. ¿Qué tal si solucionamos esta brecha recortando gastos en subvenciones, en estructuras paralelas y otras partidas que nadie se ha puesto a revisar? ¿Por qué no un presupuesto base cero? Cada año partimos de cero y revisamos partida a partida y se excluyen o suben lo justo y no se suben un tanto por ciento sin más como ocurre ahora.
Claro que este gobierno ha subido impuestos y ha recortado gasto, pero sigue sin hincarle el diente a numerosas partidas que se repiten año tras año y a las que nadie les sigue la pista. Ahora viene el PSOE con la cantinela de siempre, vamos a subir impuestos a la clase alta. No se lo crean. Las subidas de impuestos acaban afectando a todos. ¿Quién y dónde se pone el listón de la clase media? ¿Se van a quedar los ricos aquí esperando a ver cómo los esquilman o se llevarán legalmente su dinero a otros países o lo invertirán en instrumentos más rentables y menos agresivos tributariamente? Se ha vuelto a demostrar que lo mejor para aumentar los ingresos no es subir los impuestos sino crear empleo, facilitar la vida a los autónomos y empresas, aumentar la libertad económica. El PSOE demuestra una vez más que sigue parámetros trasnochados y podemitas.
Para ello, apuesta con una subida "de modo también selectivo a la convergencia de tratamiento entre rentas de capital y trabajo en el IRPF, al Impuesto de Sociedades, a la fiscalidad verde, aunque aminorada en sus efectos regresivos para las menores rentas, y a los impuestos de Patrimonio y Sucesiones -aunque estos últimos no son abordados en este documento-.
Además, según el plan presupuestario, el PSOE contempla que "más de la mitad de estos ingresos extras a ser recaudados a lo largo de los próximos años habrán de ser canalizados (mediante un reparto adecuado de impuestos, vía transferencias o mediante el fondo de nivelación) a las Comunidades Autónomas de modo que estas vayan resolviendo el problema crónico de insuficiencia financiera que tienen en la actualidad para hacer frente a la provisión de los servicios públicos en virtud de las competencias que tienen transferidas".
En total, el PSOE asegura que "los ingresos extraordinarios que proponemos en este documento, que ascienden a 12.500 millones de euros, servirían para emprender nuevas políticas complementando las partidas que consideramos prioritarias tanto en el gasto social como respecto al gasto en modernización del tejido productivo, de acuerdo con los tres elementos básicos de nuestro modelo económico alternativo".


Carmen Tomás - Cataluña ya se desangra

05.11.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

La crisis institucional ocasionada por el exgobierno de Cataluña, ahora en la cárcel o en busca y captura, ha ocasionada graves daños a la economía catalana y lo hará en los próximos meses en la española. Ya empiezan a conocerse datos de cómo la inseguridad jurídica y las ilegalidades cometidas por Puigdemont, sus consejeros y la Mesa del Parlamento han impactado en las principales variables económicas. La más grave, el desempleo. El viernes se conocieron los datos de paro en el mes de octubre y Cataluña acusa un aumento de los parados y una menor creación de empleo. Cierto que octubre es un mal mes para el empleo por el fin de la temporada turística. Sin embargo, si se desestacionalizan los datos, el desempleo desciende. Y, además, hacía muchos años que en ese mes no se registraban tantas afiliaciones a la Seguridad Social. En este sentido, bastar observar cómo mientras Madrid o Valencia suman casi 40.000 afiliados más en octubre, Cataluña apenas registra 1.700, cuando normalmente los datos de Madrid y Cataluña son bastante similares.
Es la primera consecuencia de un mes en el que han descendido las ventas de automóviles. En este caso también Madrid y Cataluña suelen registrar números similares. Pues bien, mientras en la Comunidad de Madrid, las ventas aumentaron casi un 25 por ciento, en Cataluña apenas lo hicieron en un 4,5 por ciento. Pero es que también han descendido las compraventas de viviendas, las ventas en los comercios, el consumo en bares y restaurantes, la facturación de los taxis o la reserva de hoteles. Hasta los viajes del IMSERSO o la llegada de cruceros o la celebración de congresos han descendido drásticamente. Miles de personas y de euros que se han ido a otras comunidades autónomas o sencillamente se han esfumado.
Cierto que la salida de empresas se han ralentizado en estos últimos días. Según las cifras diarias que ofrecen los Registradores de la Propiedad, estos días la salida ha sido de unas 60 diarias, cuando la media estaba siendo superior a las 120. Incluso un día se acercaron a las 250. En total, más de 2.000 empresas han salido de Cataluña. También es cierto que tanto la Bolsa como la prima de riesgo han mejorado desde que se puso en marcha el artículo 155 de la Constitución. Sin embargo, el Banco de España, la AIREF, el BBVA, FUNCAS y otros ya corrigen sus previsiones de crecimiento del PIB de España para este año y el que viene contagiadas por Cataluña. Y el daño será mayor cuanto más dure la incertidumbre y esta duda sólo se despejará, en un primer momento, cuando se conozca la situación de los encarcelados, las alianzas electorales, el ambiente en la calle y, finalmente y sobre todo, el resultado de las elecciones del 21-D.


Carmen Tomás - El PIB sigue como un tiro

01.11.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 31 (OTR/PRESS)

El INE ha confirmado que la economía española creció en el tercer trimestre un 0,8 por ciento, lo que significa que el ritmo de crecimiento sigue en los mismos niveles. De hecho, en tasa interanual, el PIB ha aumentado un 3,1 por ciento. Estas cifras obviamente se corresponden con las que hace unos días nos ofrecía la EPA de ese mismo trimestre. El ritmo de creación de empleo es prácticamente idéntico al de la economía. Una señal de que vamos por el buen camino. También se suceden otras estadísticas como la llegada de turistas, las exportaciones, el movimiento de puertos y aeropuertos, la compraventa de viviendas y otras que corroboran que, al menos de momento, la crisis catalana aún no ha hecho mella.
Sin embargo, ya nos advertía el ministro de Economía que desgraciadamente el pésimo comportamiento de muchas variables como consumo, venta de coches, reservas de hotel, bares y restaurantes, etc, sí que van a acabar impactando en las cuentas de Cataluña y en las de España y que muy probablemente lo veremos ya en este último trimestre del año. Y no sólo en crecimiento económico sino también como es lógico en puestos de trabajo. Es cierto que en los mercados parece que empieza a cundir la idea de que el estado de derecho funciona a la perfección en España y que la aplicación de la Constitución y la celebración de elecciones el 21 de diciembre van a devolver la normalidad a Cataluña. Lo estamos viendo en la bolsa, aunque es cierto que venía ya muy retrasada con relación a las otras de Europa, pero también la prima de riesgo y los intereses de la deuda.
Vamos a ver si realmente este último trimestre puede acabar mejor de lo esperado ante la rápida actuación de los partidos constitucionalistas con el gobierno a la cabeza y las peores proyecciones no se cumplen en su totalidad. Veremos si vuelve la tranquilidad, una vez que la normalidad democrática y la seguridad jurídica han vuelto a Cataluña, y los inversores vuelven a confiar en la economía española. Y, sobre todo, no se trunca la salida de la crisis después de tantos años de esfuerzo y sacrificio.


Carmen Tomás - El empleo sigue con pulso firme

29.10.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

Los acontecimientos vividos en las últimas semanas a cuenta del golpe a la democracia dado por el secesionismo en Cataluña ha eclipsado por completo noticias que en otros momentos hubieran sido portada de periódicos y telediarios. Lo ocurrido el jueves y viernes pasado pasará a la historia de nuestra democracia. 48 horas de infarto, en las que el independentismo se atrevió a consumar un golpe de estado, al proclamar en votación secreta en el Parlamento la república catalana. El esperpento duró poco. La maquinaria democrática se puso en marcha y el estado de derecho funcionó. El Senado aprobaba en base al artículo 155 de la Constitución las medidas que el gobierno después aprobaría en consejo de ministros y que Rajoy anunciaría. El golpe fue aprobado y vitoreado en la calle sí, pero la alegría duraría poco. Apenas cinco horas después de la votación en el Parlamento catalán, el presidente del Gobierno anunciaba el cese de todo el gobierno catalán, la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones autonómicas el 21 de diciembre. El consejo de ministros tomó muchas más medidas para restaurar el orden constitucional y el control de consejerías, seguridad y todas las instituciones que formaban la estructura paralela montada por el independentismo.
Horas de infarto que lógicamente eclipsaron noticias tan relevantes para todos como fue la publicación por el INE de la EPA del tercer trimestre. Unos datos de paro que sitúan la tasa de desempleo en la mejor desde el tercer trimestre de 2009. Más de 19 millones de ocupados en total, de los que casi 236.000 se incorporaron entre julio y septiembre. Además, sube el empleo indefinido, bajan los hogares con todos sus miembros en paro, cae el paro entre los jóvenes, aumenta la población activa y disminución del desempleo en todos los sectores especialmente en los servicios. En definitiva, la tasa de paro se sitúa por debajo del 17 por ciento y si las cosas no se tuercen demasiado, podríamos verla en el 15 por ciento a final de año.
Como en trimestres anteriores, el crecimiento de la economía se está trasladando en su totalidad a aumento del empleo. casi 600.000 personas han dejado de estar en el paro en los últimos doce meses y son ya más de dos millones desde el peor momento de la crisis. Ahora, sólo cabe esperar que la normalidad vuelva cuanto antes a Cataluña y no se arruine lo que ha costado años de dolor. La inestabilidad ha afectado ya al consumo y a la inversión. Esperemos que la respuesta de la democracia y las urnas devuelvan la seguridad que los negocios y las familias necesitan para tomar decisiones.


Carmen Tomás - Luz y petróleo rascan nuestros bolsillos

25.10.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

La subida del precio del petróleo y de la electricidad van a marcar un alza importante que afectará a los bolsillos de millones de españoles. Llevamos tanto tiempo hablando de Cataluña, de la fuga de empresas, la caída del consumo y la inversión que habíamos dedicado poco tiempo a observar cómo variaban los precios del crudo en el mercado internacional y cómo la falta de lluvia y viento iba a repercutir en el coste de la electricidad.
El precio del barril de crudo que el gobierno había previsto, y así lo reflejó en sus cuentas presentadas el mes de julio, rondaba los 45 dólares. Ahora, por distintas razones de consumo y geopolíticas, el precio se ha ido al entorno de los 57, así que nada menos que un 25 por ciento más caro sobre las previsiones iniciales del gobierno. Su repercusión en el IPC está siendo ya importante y más lo será en los presupuestos de las familias, empresas y también de los autónomos. Muy probablemente, si las cosas no varían o lo hacen de una forma débil -y es difícil que lo hagan- la inflación acabará el año cerca del 2 por ciento o alguna décima más. Ya sabemos la rapidez con la que se trasladan a los carburantes las subidas del petróleo.
En cuanto a la subida de la luz, la falta de agua y viento, llevó el precio de la luz a marcar un récord anual el pasado lunes. Así que los aproximadamente 12 millones de clientes de la tarifa de precio voluntario, es decir que pagan por facturación horaria mediante contadores inteligentes, van a pagar bastante más luz. Quizá no llegue, ya veremos, a los máximos de enero pasado. Pero desde luego si sigue sin llover y de forma contundente y el viento se resiste, entrarán en el mix que componen la cesta de energías, otras más caras y el recibo se disparará. Ya explicamos en su momento que sube el coste de la energía y a la vez suben los impuestos que la gravan. El cóctel es mortífero y la subida del recibo brutal. Más tranquilidad en este sentido tienen los más de 13 millones de consumidores que tienen una tarifa fija que no depende de la energía disponible ni al precio.


Carmen Tomás - Los números rojos del intento de secesión

22.10.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

El inaceptable intento de secesión, como llamó el Rey de España a lo que están perpetrando los independentistas catalanes, ya tiene una ristra de números rojos en la economía de la región y un impacto muy negativo que se puede valorar en la economía de otras regiones y por supuesto de la española. Ya no hablamos únicamente del número de empresas que han decidido cambiar su domicilio social o fiscal, ni de su tamaño, las hay grandes, medianas y pequeñas ni del impacto que eso tendrá a la hora de valorar el PIB de Cataluña. Cierto que ya a esta hora son bastantes más de 1.300 y que lo hacen al insoportable ritmo de 16 por hora y que el jueves pasado se batió el récord con la salida de 268. Ahora ya estamos hablando de caídas importantes de la inversión, del consumo en grandes superficies, en las pequeñas tiendas, reservas de hoteles, venta de coches, compra venta de viviendas, consumo de energía y un largo etcétera que están poniendo en riesgo el crecimiento previsto para Cataluña, pero también para España y que es nada menos de 8 décimas, cinco de ellas atribuibles a la inestabilidad en Cataluña.
La situación es tan insoportable y la incertidumbre enorme que la patronal de las pequeñas y medianas empresas de Cataluña explicaba el viernes en un comunicado que de este tipo de empresas con hasta 250 trabajadores han salido de Cataluña el 1 por ciento, unas 1.300, y que más del doble se lo están pensando si la situación se prolonga. Además, el 11 por ciento ha abierto cuentas bancarias fuera de la comunidad autónoma y un 13 por ciento más lo piensa hacer.
La preocupación es máxima por el daño que todos estos movimientos y caídas de la demanda y la producción puedan causar y causan en el empleo. De hecho, en las nuevas previsiones enviadas por el gobierno a Bruselas se prevé que se pueden llegar a perder unos 75.000 puestos de trabajo. Hay que esperar que tras la aplicación del 155 se restablezca la legalidad en Cataluña y no tengamos que ver un retroceso en los logros económicos conseguidos tras años de dura crisis.


Carmen Tomás - Cambio de previsiones económicas

18.10.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

El pulso independentista no amaina y las consecuencias en la economía ya están aquí. El gobierno ha prorrogado los Presupuestos Generales del Estado y ha modificado a la baja las previsiones tanto de crecimiento, déficit público, como de empleo para 2018. El plan presupuestario enviado a la Comisión Europea, el gobierno prevé que el PIB crecerá un 2,3 por ciento, tres décimas menos de lo previsto inicialmente como consecuencia de una menor inversión y un retraimiento del consumo. De hecho, la demanda nacional pasa de aportar al crecimiento un 1,8 por ciento en lugar del 2,2 por ciento que estaba previsto. Lógicamente, el paro descenderá a menor ritmo, poco, pero se crearán 78.000 puestos de trabajo menos. El ejecutivo justifica este peor escenario por el impacto negativo que ya está teniendo la actual situación política en Cataluña.
Hace ya mucho tiempo que el gobierno de la Generalidad no gestiona, no toma ninguna medida para favorecer a los ciudadanos. Hace meses, por no decir años, que el gobierno catalán y sus socios están a la ruptura de España. Cierto que en las últimas semanas es cuando se ha recrudecido su desafío. De hecho, a primeros de septiembre, cuando absolutamente al margen de todas las leyes y el propio Estatuto, dieron un golpe a la democracia en el Parlamento. A partir de ahí, la incertidumbre ha ido a más y no sólo decenas de empresas han decidido sacar sus sedes de Cataluña (las penúltimas Pastas Gallo o Cordoniu) sino que bancos extranjeros, analistas y agencias de calificación han emitido informes plasmando su preocupación por el impacto que esta situación puede tener en la economía catalana, pero sobre todo española. Impacto que ya se ha visto en la inversión, las ventas del comercio, las reservas turísticas en Cataluña y que como acabamos de comentar va a tener en el crecimiento y el empleo a nivel nacional.
Estamos a pocas horas de que termine el último plazo dado por el gobierno a Puigdemont para que vuelva a la legalidad. Desgraciadamente en ningún caso va a volver pronto la normalidad, pero sí sería bueno que al menos la incertidumbre termine con una contundente respuesta del gobierno de la nación aplicando la ley.


Carmen Tomás - Madrid ya supera a Cataluña

15.10.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, (OTR/PRESS)

La incertidumbre política creada en Cataluña tras los últimos pasos dados por el Gobierno autónomo empieza ya a tener su reflejo en la economía catalana y española. Ya no son suposiciones ni elucubraciones. Lo que está pasando y lo que podría pasar si Puigdemont y los suyos finalmente declaran la independencia ya tiene datos y todos negativos. En el último mes, ha caído la inversión, el consumo, el turismo e incluso las primeras estimaciones hablan ya de que la Comunidad de Madrid habría superado en PIB a Cataluña. La salida de empresas, su cambio de sede social y en algunos casos también la sede fiscal, ante la inseguridad jurídica, política y social y creada, ha generado ya una pérdida de riqueza en Cataluña que le pasará factura. Además, ya no son sólo grandes empresas las que han tomado la decisión de marcharse. En los últimos quince días y según datos de los registradores y notarios, al menos 60 empresas al día han cambiado su domicilio, más de 500. Y otras muchas están esperando a que se despeje o no la incertidumbre para tomar la decisión.
En pocas horas, el lunes a las 10 de la mañana, como mucho en segunda ronda, el jueves a las 10 de la mañana, se despejará la incógnita. Si Puigdemont insiste en proclamar la República catalana, el Gobierno con el apoyo mayoritario del Congreso activará el artículo 155 de la Constitución. No sabemos muy bien qué medidas tomará Rajoy. La vicepresidenta no quiso adelantar absolutamente nada el pasado viernes. Pero, es obvio que el Gobierno no se va a quedar de brazos cruzados. Ahora bien, si después de todos los plazos, el Gobierno catalán diera marcha atrás, muchas voces hablan de que la única salida para Puigdemont sería convocar elecciones, ya que perdería el apoyo de la CUP. Cierto que toma cuerpo la idea de que los de Pablo Iglesias tomarían el relevo de los radicales y apoyarían a ERC y los antiguos convergentes para que sigan gobernando.
La solución a este puzzle puede que lo conozcamos pronto, pero las consecuencias sí y son graves. Cualquier escenario que no sea volver a la legalidad y a la calma será malo para la economía. De hecho, el gobierno ya ha anunciado una revisión a la baja del crecimiento de España para el año próximo. Incluso el Ministerio de Hacienda ya da por prorrogados los Presupuestos ante la falta de apoyos, básicamente del PNV.


Carmen Tomás - Pánico empresarial y laboral

11.10.17 | 08:42. Archivado en Carmen Tomás


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

La inseguridad creada por el independentismo y la preocupación de los empresarios e inversores tanto en Cataluña como en el resto de España ya empieza a tener cifras. El lunes, la patronal catalana hizo público un comunicado en el que asegurara que las reservas turísticas han caído un 50 por ciento respecto a las cifras habituales y muchos clientes están cambiando cuentas e inversiones a entidades situadas fuera de Cataluña. Foment asegura además que sectores importantes de la industria están suspendiendo inversiones y ya centenares de empresas notan caídas en los pedidos.
Para los empresarios catalanes lo que está ocurriendo es muy grave y preocupante y la causa de que muchas empresas relevantes de Cataluña hayan decidido en estos días cambiar su sede social e incluso fiscal a otras zonas de España. Hay que decir que en los últimos cinco años se han marchado casi 5.000 empresas y que el goteo ahora es incesante y de mucho calado económico y de imagen. Tras el Banco Sabadell que fue el primero de esta etapa en dar el paso, le han seguido otras sociedades emblemáticas como La Caíxa, Gas Natural o Agbar y muchas más se lo están pensando. En las últimas horas, el goteo ha sido incesante, Abertis, RMW, Cellnex, Colonial, San Miguel, Torrespapel, Adeslas y muchas más que se podrán contar por miles, si las cosas llegan muy lejos. En definitiva, empresas con un valor en la bolsa superior a los 75.000 millones de euros. De hecho, Cataluña ha dejado de ser la comunidad autónoma líder en PIB.
La preocupación además empieza a extenderse a los trabajadores. Contaba hace unos días el presidente de Empresarios de Cataluña, Josep Bou, que el independentismo podría llevar a Cataluña a una crisis económica y social sin precedentes y que los trabajadores están muy preocupados. Empieza a cundir el pánico a que puedan perder sus puestos de trabajo.


Martes, 24 de abril

BUSCAR

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30